ENTREVISTA EN 'LOS DESAYUNOS DE TVE'

Carmen Calvo, tras superar el covid: "Lo he pasado muy mal, he sentido mucho miedo"

La vicepresidenta habla por primera vez tras recuperarse de la enfermedad. Confirma que el Gobierno necesitará "unas semanas más" de alarma. El Ejecutivo quiere seguir contando con ERC

Foto: Carmen Calvo, vicepresidenta primera del Gobierno, este 6 de mayo llegando al pleno del Congreso. (EFE)
Carmen Calvo, vicepresidenta primera del Gobierno, este 6 de mayo llegando al pleno del Congreso. (EFE)

"Ordenas lo que es importante y lo que no es importante. Ojalá fuera una gran lección para todos, empezando por nosotros, los políticos". Eran las primeras palabras en público de Carmen Calvo, la vicepresidenta primera del Gobierno, tras superar el coronavirus. Había pasado más de un mes fuera de los focos, desde que fue ingresada el 22 de marzo en la clínica Ruber de Madrid, para ser dada de alta hospitalaria unos días después. Su convalecencia en casa fue muy dura, intentando salir de una neumonía muy complicada, y hasta la semana pasada no retomó su trabajo presencial en la Moncloa y hasta el pleno de ayer miércoles en el Congreso no reapareció. "Yo lo he pasado muy mal, he sentido mucho miedo".

El testimonio de Calvo, este jueves en 'Los desayunos de TVE', era suficientemente elocuente. "Por eso el pleno de ayer [miércoles] fue incomprensible. No hablo del coronavirus en términos teóricos o políticos solo. Lo he tenido que mirar de frente y siento lo que está sintiendo mucha gente ahora: miedo, inseguridad, mucho dolor por los fallecidos. Yo he pasado por ahí, y creo que es el momento de arrimar el hombro todos para salir en buenas condiciones, sí que es verdad", afirmó Calvo, a la que aún se le notaba cierta fatiga en la voz y a la que se veía, desde la Moncloa, algo más delgada.

Para la vicepresidenta primera, esta crisis ha de ser una "oportunidad" para cambiar "muchas cosas", también en lo político. Hasta para darle mayor contenido a la palabra "progreso", porque el reto debe ser "rehumanizar la sociedad", tener más tiempo para cuidar de los mayores, de los pequeños, para "ser más felices". "De esta crisis deberíamos sacar conclusiones éticas y profesionales. Me resulta muy difícil que no haya un mínimo común". Si no es ahora, reflexionó, "¿cuándo será?".

"He tenido que mirar de frente al covid y siento lo que está sintiendo mucha gente ahora: miedo, inseguridad, mucho dolor por los fallecidos", dice


A continuación, Calvo entró en harina política. Aseguró que España "seguramente" necesitará "algunas semanas más" de vigencia del estado de alarma. La actual prórroga, autorizada ayer por el Congreso, vence el 24 de mayo, pero el Ejecutivo considera que el periodo excepcional debe cubrir todo el proceso de desescalada. Ya lo dijo ayer el presidente, Pedro Sánchez, y su número dos lo reiteró en TVE. Y eso que sus principales aliados en el pleno, Ciudadanos y PNV, le pidieron ir preparando la salida.

"Fíjense qué democracia tan impoluta"

La vicepresidenta apuntó que la alarma es el marco que da "más garantía para la protección de los derechos". "Con una simple ley ordinaria, sanitaria, no se le puede decir a ningún ciudadano que no puede salir de su casa, que no puede ir a ver a sus padres, a sus hijos, porque estamos protegiendo derechos fundamentales. La alarma es la manera más garantista, más democrática, la más exigente, justo para respetar derechos, no para atropellarlos. Y quien decreta la alarma no es el Gobierno, es el Congreso", a propuesta del Ejecutivo, defendió. Es el razonamiento que ha venido defendiendo el Ejecutivo: necesita la alarma para restringir la libertad de circulación y de reunión y así proteger la salud pública y la vida. "Fíjense qué democracia tan impoluta y exigente". "No hay otro atajo. Solo cabe mantener la alarma para proteger los derechos y sobre todo para salvar vidas y salir de esta, y seguramente necesitaremos más tiempo", advirtió.

Para el Gobierno, el PP se puso "de perfil" en una votación tan relevante como la prórroga de la alarma. Lo cree un "error histórico"

Ahora bien, a diferencia de la escalada, cuando todo el mundo tuvo que confinarse a la vez, ahora se puede modular la salida según el territorio porque no están igual Galicia, Canarias, Madrid o Cataluña. Calvo, que en esta semana ha mantenido contacto con varios dirigentes para conseguir los apoyos necesarios que hicieran posible que la votación de la cuarta prórroga prosperase, como el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, destacó que estos responsables comprenden que hay que mantener la "prudencia", como lo cree la ciudadanía, que siente aún miedo por la pandemia y por contagiarse.

Por eso al Gobierno le resulta "incomprensible" la actitud de Pablo Casado, que tejió un discurso muy duro en el Congreso y al final acabó votando abstención. "Tiene una responsabilidad enorme, porque es el líder de la oposición, para luego abstenerse, ponerse de perfil. La abstención es en parte la nada". Su discurso "estaba desconectado de la realidad". Cometió el miércoles, en suma, a ojos del Ejecutivo, "un error histórico, sin duda de ningún tipo".

El Ejecutivo sobrevivirá, cree Calvo

¿El pacto con Ciudadanos supone un cambio de alianzas? No lo es para la formación naranja, no lo es para el Ejecutivo: "Somos un Gobierno progresista". Le habría "gustado" que ERC, que votó en contra de la extensión de la prórroga, hubiera entendido que hay que seguir "protegiendo" la salud de todos los ciudadanos, también los que viven en Cataluña. El Gobierno, razonó, tenía "la enorme responsabilidad de encontrar los apoyos para prorrogar la alarma". "Era tan importante que si el PP hubiera estado a la altura nada de esto hubiera ocurrido".

El diálogo con Cataluña seguirá, adelanta. Achaca el no de los republicanos en el pleno a la competición con JxCAT y al clima preelectoral

Calvo recordó que, no obstante, la legislatura "no ha hecho más que empezar" y el Gobierno "va a seguir dialogando para que Cataluña tenga un futuro en nuestro encaje constitucional". Es decir, que el diálogo con el Govern continuará. Un mensaje dirigido a ERC, por tanto, a quien no da por perdida como socio de legislatura. No obstante, el no de ERC produjo "mucha incomprensión" y "perplejidad" en el Ejecutivo. Sobre todo porque estuvo haciendo múltiples gestiones y ella misma, admitió, estuvo hablando con el 'vicepresident', Pere Aragonès. La vicepresidenta achacó la posición de los republicanos al clima preelectoral y su competición por la hegemonía independentista con JxCAT. "Vieron el árbol y no vieron el bosque entero", cuando además las cifras en Cataluña de afectación de la pandemia son todavía "preocupantes", observó.

La crisis de 2008-2010 arrambló con la práctica totalidad de los gobiernos. ¿Sobrevivirá el actual Ejecutivo al covid? "Estamos seguros de que sí", respondió Calvo. "Venimos de cinco elecciones y nos quedan tres, en Euskadi, Galicia y Cataluña. Es justo ahora cuando hace falta estabilidad", avisó.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
137 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios