LOS DATOS SON AÚN "FRÁGILES"

Sánchez anuncia que los niños podrán salir el 27-A y que la desescalada será por zonas

El presidente pedirá al Congreso la prórroga de la alarma hasta el 10 de mayo, pero contendrá este pequeño "alivio". La desescalada ya será a partir del próximo mes, y podrá ser "asimétrica"

Foto: Pedro Sánchez, durante su rueda de prensa telemática en la Moncloa este 18 de abril. (Borja Puig | Pool Moncloa)
Pedro Sánchez, durante su rueda de prensa telemática en la Moncloa este 18 de abril. (Borja Puig | Pool Moncloa)

Habrá estado de alarma, como se esperaba, hasta las 00:00 del 10 de mayo. Pero una vez que arranque la siguiente prórroga, que tendrá que autorizar el Congreso y que entrará en vigor el 26 de abril, habrá un pequeño cambio en la difícil lucha contra el coronavirus. Un pequeño "alivio" para los más pequeños. Pedro Sánchez anunció este sábado que, a partir del lunes 27, los menores podrán salir a la calle de forma limitada y controlada, de la manera más segura para evitar contagios, pues ellos son vectores importantes de transmisión. Además, el presidente también abrió la puerta, a partir del mes próximo, a una desescalada por zonas o territorios (no necesariamente por comunidades autónomas), "asimétrica". Pero será una salida del confinamiento lenta y muy cautelosa. Asimismo, adelantó que Sanidad fijará de inmediato el precio de las mascarillas para evitar precios abusivos.

El presidente del Gobierno compareció durante más de una hora en la Moncloa este sábado pasadas las ocho de la tarde —su décima alocución telemática—, para la que su equipo había guardado con absoluto celo cómo continuará el estado de alarma, aunque ya se daba por descontada su prórroga hasta el 10 de mayo. Sánchez, además, está pendiente de la entrevista por videoconferencia con el líder del PP, Pablo Casado, que tras varios desencuentros se celebrará el próximo lunes, a las 11:00. El líder socialista sostuvo que se empleará a fondo para procurar la "unidad" de fuerzas políticas, agentes sociales, comunidades autónomas y ayuntamientos. También el presidente lanzó un mensaje nítido de que su coalición con Unidas Podemos, pese a las presiones externas, no se romperá: no dejará que ni se "lo planteen".

El permiso para que los niños puedan salir a la calle estaba en los planes del Gobierno, como ya adelantó El Confidencial. También era una demanda de varias comunidades autónomas y especialistas, pero el Ejecutivo ha basado su decisión en la opinión de los expertos. Desde el inicio del estado de alarma, los menores solo pueden abandonar el hogar para ir a hacer la compra si su progenitor no tiene con quién dejarlo. A partir del 27 de abril, sin embargo, ya podrán dar pequeños paseos acompañados de uno de sus progenitores. Las condiciones específicas en que puedan hacerlo se definirán en los próximos días. Igual que se aprovisionó con mascarillas a los trabajadores que volvían a su actividad y que utilizan transporte público, y se les ha insistido en las "medidas de higiene y de defensa", "lógicamente" se hará lo mismo con los niños. Y por la "trascendencia familiar" que reviste, quiere escuchar antes el parecer de los presidentes autonómicos, con quienes se reúne telemáticamente todos los domingos.

"Se trata solo de un pequeño alivio dentro de la regla general de confinamiento que seguirá en vigor varias semanas más durante el mes de mayo". Un rato al aire libre solamente. Porque aunque no comience ni mucho menos la desescalada el 26 de abril, porque los datos epidemiológicos son aún "frágiles", el Ejecutivo sí es consciente de que los menores, en hogares pequeños, de 40 o 50 metros cuadrados, lo están pasando mal y tienen necesidad de "salir a la calle a oxigenarse". "Definiremos en la próximas semanas cuáles serán los criterios, requisitos y motivaciones para que los niños puedan salir y bajo qué criterios de seguridad", añadió.

"Definiremos en la próximas semanas cuáles serán los criterios y requisitos para que los niños puedan salir y bajo qué criterios de seguridad", asegura


El Gobierno también barajó acompañar esta medida de relajación con la posibilidad de que los adultos pudieran hacer deporte en la calle, como ocurre en otros países de nuestro entorno. Pero no será así. El Ejecutivo, que en todo este tiempo ha lanzado la imagen de que se guía por la máxima cautela, solo hará una excepción, a partir del 27 de abril, con los menores, porque los científicos que le asesoran entienden que este alivio del confinamiento para ellos "no representa un riesgo". El rango de edad no está aún definido, aunque el "punto de referencia" serán los 12 años, marcados, dijo, por la Ley de Salud Pública.

"Mayores avances"

La desescalada no comenzará antes del 10 de mayo, que será el mes clave en la "fase dos". La estrategia de salida la está diseñando desde hace semanas el equipo que preside la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. Sánchez explicó que España deberá seguir cumpliendo las seis pautas marcadas por la Organización Mundial de la Salud para lograr la "nueva normalidad". Se han dejado atrás los "momentos más extremos" y se ha contenido la embestida "brutal" de la pandemia, pero los logros son "insuficientes y sobre todo frágiles", por lo que no se pueden poner en riesgo "con decisiones precipitadas". El ritmo de contagios sigue creciendo diariamente al 3% y las muertes diarias rondan las 500. Hacen falta, pues, "mayores avances" antes de entrar en la segunda fase, en la transición. Los pasos, pues, han de ser "firmes", para evitar "recaídas y retrocesos".

Las medidas no serán definitivas, avisa, pero no será un "fracaso". "Si hay retrocesos en municipios o territorios, revisaremos y reaccionaremos"

Para preparar la salida, el Gobierno se guiará "por un sistema de marcadores" —no desgranó cuáles—, que advertirán, "en cada momento, en cada territorio", del nivel de propagación del virus y del "vigor del sistema de salud", parámetros fundamentales para saber exactamente la evolución de la pandemia, y en función de ella se irán adoptando medidas "progresivas en cada uno de esos territorios". En ese momento de la intervención inicial [aquí en PDF], Sánchez abría la puerta a una desescalada diferenciada. Algo que aclaró en el turno de preguntas de los periodistas. El presidente indicó que igual que fue "un acierto" una respuesta "homogénea" al principio de crisis, extendiendo el estado de alarma de manera uniforme en toda España, ahora no tiene por qué ser igual la desescalada. Había debate en el Gobierno sobre esta cuestión, y ministros como Margarita Robles o José Luis Ábalos se habían manifestado contrarios a una diferenciación por CCAA.

Sánchez anuncia que los niños podrán salir el 27-A y que la desescalada será por zonas

"Lo hicimos con máximos niveles de exigencia para atajar la pandemia en los territorios donde más fuerte atacaba. Otros territorios que no tenían extensión del virus tan pronunciada hoy se ven beneficiados. Ahora bien, ¿esto significa que en la desescalada tengamos que dar respuesta homogénea? Yo creo que no. Podremos darla diferente, asimétrica. No tiene por qué ser por comunidades, ni siquiera por provincias". La escala puede ser, pues, "muy distinta". De manera que puede haber un "corpus global" de medidas de salida, pero que se adaptarán sobre el terreno, porque no es igual la incidencia del virus en Teruel, Soria, Madrid o La Gomera. De hecho, fueron tanto Baleares como Canarias, muy aisladas por su insularidad y porque prácticamente se ha cerrado el espacio aéreo para ambas comunidades, las que reclamaron esa reapertura diferenciada, igual que otras regiones como Comunitat Valenciana o incluso Aragón, que demandaba otra estrategia para el mundo rural. En todo caso, insistió Sánchez, será importante la "unidad" de las administraciones, para que el proceso de salida sea ordenado.

No se cumplen todas las pautas de la OMS

Así, si se ven retrocesos, se reaccionará "en términos negativos", reforzando el confinamiento, pero también se actuará "más deprisa" si en un territorio se observa que la pandemia está controlada. Las decisiones, en consecuencia, no serán "definitivas". "Si vemos retrocesos en municipios o territorios, revisaremos y reaccionaremos", insistió. Es más, el presidente pidió hacer un "ejercicio de pedagogía". Se actuará casi como ensayo y error, dado el desconocimiento científico que se tiene del virus. Habrá decisiones eficaces, que "animen a dar dos pasos más", pero otras que no lo sean y "serán un paso atrás". "Pero eso no será un fracaso", dijo, anticipándose a hipotéticos nuevos errores, "sino que vamos aprendiendo cómo responder al virus".

¿Podremos viajar en vacaciones? "Ojalá podamos hacerlo, pero tenemos que ser humildes y saber que nos estamos enfrentando a un virus desconocido"

Sánchez rehusó dibujar el "horizonte de desescalada". Es decir, explicar cómo y por cuánto tiempo se prolongará el levantamiento progresivo de las medidas. No concretó si se recurrirá a la tecnología (a 'apps' de móviles) para ayudar al control de la epidemia. Sí adelantó que el proceso será "muy complejo" y requerirá de unidad política y del asesoramiento de los expertos. "Contemplamos un horizonte de una lenta marcha hacia esa nueva normalidad. Queremos que sea progresiva, con las máximas precauciones y con marcadores evaluables para saber el grado de la pandemia, si está controlada y ver qué pasos podemos dar", respondió. Ni siquiera el Gobierno quiere alimentar falsas esperanzas. ¿Podrán viajar los españoles en verano, de vacaciones? "Ojalá podamos hacerlo, pero tenemos que ser humildes y saber que nos estamos enfrentando a un virus desconocido", respondió.

Sánchez anuncia que los niños podrán salir el 27-A y que la desescalada será por zonas

La nueva prórroga del estado de alarma, que deberá votar el Congreso el próximo miércoles, no será como las anteriores, al haber un mínimo alivio. Pero esa será la tónica, como ya advirtió hace semanas. "Vamos a estar en distintos estados de alarma. Los progresos de estas cinco semanas nos permiten tomar decisiones y vislumbrar esas decisiones", explicó.

"La mayor caída del PIB desde la guerra"

Sánchez volvió a hacer un llamamiento a los acuerdos de reconstrucción económica y social, para lo que convoca a todas las fuerzas políticas, a CCAA y ayuntamientos, a agentes sociales. No quiso polemizar con Pablo Casado, líder del PP, que le reprochó haber dado por sentado una reunión con él por rueda de prensa de la portavoz. Tampoco explicó por qué no había cogido el teléfono para deshacer el entuerto e interpelar directamente a su principal rival político. Ambos se verán el lunes, aunque con pocas opciones de entendimiento. El jefe del Ejecutivo se limitó a insistir en que su propuesta de pacto es "de corazón", "sincera". Y es necesaria, reforzó. La propuesta que extenderá el Ejecutivo es que en la mesa de diálogo se aborden cuatro asuntos que están afectados por la emergencia del Covid-19. Cuatro parcelas que ya adelantó este diario y que buscan "facilitar el entendimiento" y dejar fuera los temas de discrepancia: uno, apuntalamiento del sistema de salud; dos, "acciones financieras, fiscales, administrativas precisas para reconstruir y relanzar el tejido empresarial" y fomentar la creación de empleo; tres, medidas de protección social, y cuatro, consensuar una posición común ante la Unión Europea.

Sánchez lanza el mensaje de solidez de su coalición con Unidas Podemos: "Nadie me lo ha planteado, pero es que no hubiera dejado que me lo planteen"

"España se prepara para la mayor caída del PIB desde la Guerra Civil. Cuando salgamos a la calle nos encontraremos ante una nueva normalidad marcada por los estragos de una guerra sin bombas que debemos afrontar desde la unidad de todas las fuerzas políticas. Dejemos los reproches y la ideología a un lado y seamos responsables y generosos", reclamó Sánchez. El presidente no quiso hacer cálculos de cómo será el coste de la crisis en términos de PIB, paro o endeudamiento.

Lo que desde luego no sacrificará el presidente será su coalición. Frente a quienes ven complicado armar unos nuevos Pactos de la Moncloa con Unidas Podemos en el Ejecutivo, respondió que su alianza es firme. "Nadie me lo ha planteado en mis conversaciones, pero es que tampoco hubiera dejado que me lo planteen". El Gobierno, sostuvo, está actuando en los 100 días que lleva en marca "con una unidad de acción y con responsabilidad, generosidad y compromiso" por parte de los dos socios. También consideró zanjada la tensión interna a cuenta del ingreso mínimo vital, la renta básica para los más vulnerables que se aprobará en mayo y que beneficiará a un mínimo de un millón de hogares. Subrayó que se trata de crear una prestación nueva en "tiempo récord" que responde al compromiso del bipartito de "no dejar a nadie atrás".

Sánchez anuncia que los niños podrán salir el 27-A y que la desescalada será por zonas

Homenaje a las víctimas del Covid-19

En ese intento por hacerse cargo de las preocupaciones ciudadanas, también lanzó un importante anuncio. Este domingo, el Ministerio de Sanidad "aprobará una orden para el control y la fijación de precios" de mascarillas "que sean asumibles por parte del conjunto de la ciudadanía". Una iniciativa en la que estaba trabajando el departamento de Consumo que lidera Alberto Garzón.

Este domingo Sanidad "aprobará una orden para el control y la fijación de precios" de mascarillas, para que sean "asumibles" para los ciudadanos

También Sánchez adelantó que el Gobierno hará "tan pronto como sea posible" un homenaje a las víctimas del coronavirus y a los "héroes que están salvando tantas vidas". Un mensaje de acercamiento al PP, que ha pedido reiteradamente que se imponga el luto nacional. "Comparto con todos la amargura y el pesar por ver a compatriotas que nos han dejado y a familias que no han podido despedirse de sus seres queridos y sin duda alguna por la angustia que tienen por ver a sus seres queridos regresar a sus casas y abandonar el hospital", señaló, buscando mostrarse empático con la sociedad.

Sánchez anuncia que los niños podrán salir el 27-A y que la desescalada será por zonas

Por último, el líder socialista también desautorizó al presidente gallego, el popular Alberto Núñez Feijóo, por lanzar por su cuenta un estudio de seroprevalencia a la población de la comunidad, utilizando los 100.000 test rápidos remitidos por el Gobierno central. Ese macrosondeo, le advirtió, lo hará el Ejecutivo central. Se hará en las próximas semanas a 62.000 personas de todo el país, "una muestra suficientemente representativa" para tener una fotografía de la pandemia, de tal manera que los dos millones de kits rápidos enviados a las CCAA se destinen para la criba en las zonas que son foco de contagio.

Aún falta poner hilo a la aguja, y que se concreten muchos extremos del desconfinamiento e incluso de la primera medida ya anunciada, la salida controlada de los niños. Pero el Gobierno quiere proyectar que, aunque sea un pequeño desahogo, es una tímida ventana a la esperanza en medio de la espesa grisura que envuelve el combate contra el Covid-19.

Aún "en la senda" de cumplir con las obligaciones de la OMS

Será todo lento porque la OMS exige esas seis pautas para proceder a la desescalada gradual, recordó el presidente durante su intervención [aquí en PDF]. Para empezar, pide que la transmisión del virus esté "controlada e identificados los afectados". "Caminamos en la dirección adecuada" para alcanzar ese punto. Pero también el organismo demanda que el sistema de salud pueda "detectar con test cada caso de infección" para que pueda ser aislado.

España ya ha realizado un millón de pruebas PCR, como dijo el ministro de Sanidad el pasado jueves en el Congreso, y ya se ha pasado de 20.000 a 40.000 diarias. Además, se han repartido a las CCAA dos millones de test rápidos para que los utilicen en las zonas de alta prevalencia, como hospitales o residencias de mayores. En tercer lugar, la OMS reclama que estén "bajo control" precisamente esos focos con mayor riesgo de contagio.

España no pasará a la fase de desescalada si no cumple con las pautas de la OMS

Advierte igualmente de que ha de tenerse un control de personas procedentes de otros países para evitar casos importados. La quinta guía es establecer "estrictas medidas preventivas en centros de trabajo y de formación", algo que el Gobierno hará "de la mano" de agentes sociales y de las CCAA. Y, por último, la organización aconseja que la población disponga de "información completa" y esté "comprometida" con las medidas de higiene y distanciamiento social, una recomendación que a su juicio cumplen los españoles por su comportamiento "ejemplar". "Hoy por hoy estamos en la senda del cumplimiento de estas obligaciones, y no es posible levantar las medidas y pasar a la fase dos de desescalada", explicó. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
122 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios