Sánchez y Casado se reunirán el próximo lunes tras varios días de desencuentros
  1. España
EN EL MARCO DE LOS PACTOS NACIONALES

Sánchez y Casado se reunirán el próximo lunes tras varios días de desencuentros

Tras jornadas de tensión entre ambas formaciones después de que el PP se enterara del inicio de la ronda de reuniones por una rueda de prensa, los equipos pactan la cita para el lunes

placeholder Foto: Pedro Sánchez y Pablo Casado, durante su último encuentro en la Moncloa, el 17 de febrero. (EFE)
Pedro Sánchez y Pablo Casado, durante su último encuentro en la Moncloa, el 17 de febrero. (EFE)

El presidente del Gobierno y el líder del PP se reunirán por fin el próximo lunes, 20 de abril, a las 11 de la mañana por videoconferencia, como viene haciendo Pedro Sánchez con los distintos líderes políticos desde este jueves. El marco del encuentro está claro: los pactos de la reconstrucción que el jefe Ejecutivo pretende impulsar para combatir los devastadores efectos de la crisis del coronavirus. El resultado, en cambio, todavía está por ver.

La formación que dirige Pablo Casado se ha desligado desde el primer momento de un gran acuerdo a nivel nacional que emule la reedición de los Pactos de la Moncloa de 1977. Los populares están dispuestos a pactos parciales, sobre todo en lo que respecta al ámbito económico, sanitario y social, pero no creen necesaria la solemnidad de "pactos de país" que el Ejecutivo se empeña en defender. De hecho, Casado siempre se ha mostrado contrario a la comparación: el PP entiende que la situación actual no es comparable a la del cambio de régimen de entonces, y que en estos momentos España debe moverse en los márgenes de la Unión Europea y apoyarse en los sistemas económico y laboral vigentes.

Foto: Gabriel Rufián, portavoz de ERC en el Congreso, el pasado 15 de abril en la Cámara Baja. (EFE)

No solo eso. Desde que Sánchez anunciara su objetivo de impulsar un gran pacto para la reconstrucción nacional el 4 de abril, el PP no ha terminado de creerse esa ambición. De hecho, Casado siempre ha cuestionado la verdadera voluntad de pacto a juzgar por la tardanza del presidente en contactar con los líderes políticos tras ese anuncio (10 días) y, especialmente, la manera en la que este martes se enteraron de que Sánchez quería iniciar la ronda de reuniones con Casado el jueves: por la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en una rueda de prensa. Sin llamadas ni mensajes previos.

Desde que Sánchez hiciera el anuncio el 4 de abril, el PP no ha terminado de creerse esa ambición. De hecho, Casado ha cuestionado la voluntad real


La indignación hizo que el PP rechazara una cita para ese día pidiendo al presidente que mostrara respeto y dejara de insultar a la segunda fuerza política en España. "Demuestra una nula voluntad de pacto", criticaban dirigentes cercanos a Casado. Al final los equipos de ambos dirigentes han acordado la cita para el próximo lunes a las 11 de la mañana.

Foto: Pedro Sánchez, durante su videoconferencia con Inés Arrimadas, este 16 de abril de 2020 en la Moncloa. (Pool Moncloa)

Menos "propaganda"

Aunque la pretensión de Sánchez sea la de un gran pacto nacional, en el PP siguen defendiendo que "lo urgente es un plan de choque sanitario y económico para evitar más víctimas, enfermos y destrucción de empleos". No ven la necesidad de debatir unos nuevos Pactos de la Moncloa como salida a la crisis del coronavirus y, menos aún, insisten, ante los comentarios continuos de medio Gobierno (en referencia a Unidas Podemos) que incluso cuestionan la Jefatura del Estado. Lo que hay que hacer, aseguran los populares, es abordar "la llegada inmediata de suficientes mascarillas, test y prestaciones por ERTE", y lo que no hace ninguna falta, dicen, es "tanta propaganda de renovación de pactos históricos, que construyeron un sistema institucional y económico plenamente en vigor para resolver cualquier crisis".

El Ejecutivo insiste en que es necesario unos Pactos de la Moncloa II, pero el PP no los ve precisos, y sí acuerdos en lo concreto y garantizar suministros

Con esa idea acudirá Casado al encuentro el lunes, abierto a acuerdos de carácter socio-económicos y de refuerzo en el ámbito sanitario. Pero poco más. En realidad, a pesar de que el Gobierno asegurara ayer haber encontrado "disposición" en los grupos para avanzar en el pacto, los líderes políticos no sostuvieron algo parecido. Inés Arrimadas, la dirigente de la oposición que más entusiasta se ha mostrado con la idea, lamentó que el presidente no hubiera concretado nada durante el encuentro.

Sánchez y Casado se reunirán el lunes para explorar un acuerdo de reconstrucción

Montero, que confirmó la cita en rueda de prensa en la Moncloa, señaló que, en efecto, el Gobierno planteará un orden del día en esa primera reunión de la mesa de reconstrucción nacional, que pretende fijar para la semana que viene, pero será "abierto y flexible", porque "todos tienen que aportar" y no se quiere "acotar el ámbito de discusión". El Ejecutivo insiste en que ofrece una actitud "humilde, abierta", "de tender la mano" a todas las fuerzas políticas. Incluida, obviamente el PP.

"Inspirar" los PGE de 2020

De hecho, el equipo de Sánchez aspira a atraerse a los conservadores, consciente de que si no unen no habrá posibilidad de hablar de pacto de Estado. "Confiamos y deseamos que el PP se sume a esta iniciativa", sostuvo la portavoz, que reconoció que el PP es una "pieza fundamental". La participación de los de Casado es "muy importante" para que se hallen "denominadores comunes" que permitan diseñar, desde esa "gran alianza", la España del presente y del futuro, sin tocar obviamente el marco jurídico de la Constitución.

"Confiamos y deseamos que el PP se sume a esta iniciativa", señala Montero, quien remarca que el PP es una "pieza fundamental" para esta tarea

El Gobierno no se cansa de repetir que persigue un acuerdo sólido y amplio que permita a España "volver a la senda de crecimiento y estabilidad" lo antes posible. Tejer consensos que, eventualmente, puedan "inspirar" esos Presupuestos de 2021 en los que aún no se ha puesto a trabajar porque su prioridad es armar esos nuevos Pactos de la Moncloa. Es necesario, dijo Montero, que los esfuerzos "no se disipen" y se vuelquen en los ciudadanos y en la reanimación económica con la que arrancó 2020.

Foto: Las ministras de Hacienda e Industria, María Jesús Montero y Reyes Maroto, este 16 de abril en la Moncloa. (Borja Puig | Moncloa)

En cuanto a la tercera fuerza del Congreso, Vox, ni siquiera atendió la llamada de Sánchez. Los independentistas catalanes (JxCAT este jueves y ERC el viernes) han puesto de manifiesto que la prioridad para sus partidos sigue siendo resolver el "conflicto político" de Cataluña y exigen, en el caso del partido de Gabriel Rufián, reactivar la mesa de diálogo. El PNV en una mesa de negociación, pero dejan claro que no aceptarán "invasiones competenciales", como también advirtieron los secesionistas catalanes. Y los anticapitalistas de la CUP también se han borrado de la ronda.

Pedro Sánchez Coronavirus PSOE Partido Popular (PP) Pablo Casado Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) María Jesús Montero Ministerio de Sanidad Salvador Illa Sanidad madrileña Sanidad pública Bildu Vox
El redactor recomienda