El debut de las Montero: la portavoz que ya casi lo era y la ministra (aún) de perfil bajo
  1. España
El segundo Consejo de la coalición

El debut de las Montero: la portavoz que ya casi lo era y la ministra (aún) de perfil bajo

Estreno de María Jesús Montero como rostro del Ejecutivo, el papel que ejercía antes de modo oficioso, y de Irene Montero en Igualdad. La primera lleva la batuta en una comparecencia de sonrisas

Foto: El debut de las Montero: la portavoz que ya casi lo era y la ministra (aún) de perfil bajo
El debut de las Montero: la portavoz que ya casi lo era y la ministra (aún) de perfil bajo

Me cuesta abandonaros.

Isabel Celaá saludaba con una sonrisa a los periodistas a su llegada a la sala de prensa de la Moncloa. Ella ya no es la portavoz del Gobierno, pero el Ejecutivo sí había querido que ella, como ministra de Educación, e Irene Montero, como titular de Igualdad, comparecieran. Ambas, para reforzar el mensaje de ofensiva contra el 'pin parental' en funcionamiento en Murcia. Ambas como secundarias de María Jesús Montero, la responsable de Hacienda que debutaba este viernes, tras la segunda reunión del Gabinete de coalición, como portavoz oficial. Un cargo que ya había desempeñado en la práctica, aunque sin los galones en la solapa.

Pedro Sánchez eligió para esta nueva etapa un nuevo rostro. El de la política andaluza. Con el argumento de que el enfoque económico va a impregnar toda la legislatura. Pero también porque era consciente de que necesitaba reforzar su estrategia de comunicación. Entregándosela, puertas adentro, a su todopoderoso jefe de Gabinete, Iván Redondo, y puertas para fuera, a Montero, una dirigente resuelta y rápida, capaz de salir al paso de preguntas que se salgan de su área de competencia. Un dominio escénico que mostró en su primera rueda de prensa como portavoz en la Moncloa. Desenvuelta y, como decían fuentes muy próximas, cómoda y a gusto con los informadores.

La presencia de las dos Montero, María Jesús e Irene, además de Celaá, planteaba la duda de si en las siguientes comparecencias estará representada la coalición por sus dos socios. "En este Gobierno no hay ministros de Podemos ni ministros socialistas. Este es un Gobierno de coalición. Cada uno de los hombres y mujeres de este equipo desempeñamos una tarea, y esa tarea tiene que rendir cuentas ante el Consejo con independencia de la procedencia previa de cualquiera. La voz del Consejo me honra poder representarla, salvo que haya alguna materia que justifique una mayor profundidad en un tema", explicó la titular de Hacienda.

"En este Gobierno no hay ministros de Podemos ni ministros socialistas. Este es un Gobierno de coalición", afirma la política sevillana


Y este viernes era el caso, porque la cuestión del 'pin parental' y la respuesta "con contundencia" que promete el Ejecutivo compete a dos departamentos. A Educación, por el derecho de los niños a una enseñanza "integral", y a Igualdad, porque el veto de los padres a las actividades complementarias en horario escolar de sus hijos afecta a las libertades sexuales o al cumplimiento del pacto de Estado contra la Violencia de Género. Celaá se centró más en el requerimiento remitido al Gobierno murciano para que retire el 'pin parental' y para recordar que los menores tienen derechos fundamentales que han de ser protegidos y que no pueden ser arrebatados por los padres. Montero anunció que pedirá la comparecencia parlamentaria porque la implantación de esta medida, reclamada por Vox y aceptada por el PP, supone una "clara ruptura" de los consensos en materia de lucha contra la violencia machista. Era la primera vez que un miembro de Podemos hablaba a la prensa desde la Moncloa como miembro del Ejecutivo de España. La imagen en sí era histórica.

Foto: CDR, Fiscalía, 'embajadas', permisos... los pasos para la "normalización" de Cataluña

"Dejadnos un poquito de tiempo"

A partir de ese punto, la batuta de la rueda de prensa la llevó la portavoz. Fue respondiendo una pregunta tras otra, incluso aquellas que tocaban cuestiones que no habían sido abordadas en el Consejo de Ministros. Dolores Delgado, reunión con Quim Torra, recursos de inconstitucionalidad, Presupuestos del Estado, Poder Judicial, reapertura de 'embajadas' catalanas...

PSOE y UP remarcan que viven la cohabitación con "alegría", "ilusión" y "responsabilidad". Y pese a la guerra del pasado, ahora, "absoluta normalidad"

Montero (Irene) se quedó, por ahora, en un perfil más bajo. No quiso entrar en el informe de la Real Academia Española, que se opone a llevar el lenguaje inclusivo a la Constitución, o en los planes para llevar la igualdad a las empresas de manera obligatoria. No se trató en el Consejo, decía, o bien es demasiado pronto. La ministra de Igualdad pedía margen a los periodistas para poner en orden sus departamentos y calendarizar sus iniciativas, programación que cuando esté culminada se dará a conocer a la prensa, prometió. "Dejadnos un poquito de tiempo", reclamó, tuteando a los informadores, un tratamiento que no suele escucharse en la Moncloa, donde la atadura del usted es la norma no escrita.

María Jesús Montero aclara que "no hay ministros socialistas ni de Podemos"

En la rueda de prensa de este viernes, no hubo ruidos. Celaá e Irene Montero asentían al escuchar a la portavoz, en señal de aprobación. "Si Irene me lo permite, estamos viviendo esto con absoluta normalidad". "Esto" es la cohabitación de dos fuerzas hasta hace nada enfrentadas, incapaces de entenderse, y a las que las urnas del 10-N les forzaron (sobre todo a Sánchez) a tejer una alianza que se pretende sólida. "Estamos conviviendo con absoluta tranquilidad, dentro de los espacios que compartimos. No llevamos ni una semana. No ha dado tiempo siquiera a que se produzcan reuniones amplias. Pero sí me consta que todos los ministros lo estamos viviendo con mucha responsabilidad y mucha ilusión", añadió la portavoz. "Lo vivimos con alegría, con ilusión, con mucha responsabilidad, y para los ministros que llegamos por primera vez, doble ración, porque todo es nuevo", complementó la titular de Igualdad. Las dos Montero se regalaban sonrisas y hasta gestos de afecto y complicidad. La responsable socialista siempre se ha preciado de mantener una buena relación con los morados. Y también con los periodistas, de los que no huye nunca y a los que atiende en declaraciones públicas y en privado.

No es poca cosa. El Gobierno de Sánchez intenta reconstruir puentes con los medios consciente de que han pasado duras semanas de apagón informativo, en las que no se filtraba nada de las negociaciones ni con Unidas Podemos ni con ERC. Por eso el presidente agradeció el martes a los periodistas su "paciencia" y su "perseverancia". Y por eso también la portavoz subrayó de nuevo la "paciencia y comprensión" de los informadores. Los hombres y mujeres que componen el Consejo de Ministros, dijo, representan "distintas sensibilidades", pero cuentan con una "hoja de ruta común, clara, compartida", en la que se volcarán con "absoluta dedicación y compromiso".

Iván Redondo, en primera fila

A continuación, Montero expresó su "profunda convicción" del papel "esencial" que el periodismo tiene en una sociedad democrática. "Sin periodismo crítico y veraz no hay democracia posible. Tengan la garantía de mi plena disposición en esta sala y también fuera de ella —señaló a los informadores— para facilitarles la labor en la medida de mis posibilidades y de sus necesidades. A veces, los tiempos de la política y del periodismo no están acompasados, pero trabajaremos con la máxima eficacia, diligencia y con la mayor transparencia, rindiendo cuentas ante la ciudadanía". El Ejecutivo, remachó, está empeñado en ser "útil" para la mayoría de los españoles.

Montero subraya el papel "esencial" de los medios. "Sin periodismo crítico y veraz no hay democracia posible", señala, y promete facilitar la labor

Desde la fila vip, la más próxima a la tarima que preside la sala de prensa de la Moncloa, seguía la comparecencia una figura esencial en el equipo del presidente. Iván Redondo. Una presencia nada habitual porque el director de Gabinete se suele reservar para las comparecencias de Sánchez. Pero él ahora dirige la estrategia informativa del Ejecutivo, por encima del secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, sentado a su lado.

El secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver (i), y el jefe del Gabinete de la Presidencia, Iván Redondo, asisten a la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros celebrado este 17 de enero en la Moncloa. (EFE)
El secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver (i), y el jefe del Gabinete de la Presidencia, Iván Redondo, asisten a la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros celebrado este 17 de enero en la Moncloa. (EFE)

Montero será la voz y la cara del nuevo Gobierno de coalición. Pero ya era el rostro del Ejecutivo. El presidente la fue integrando en su círculo de confianza, proyectando su figura, y quizá sea la dirigente a la que lance cuando toque dirimir la sucesión de Susana Díaz en Andalucía. Porque no parece haber duda de que la política sevillana estará mucho más presente que Celaá. Ella era la portavoz los viernes y la ministra de Educación el resto de la semana. Más cómoda y segura en su segunda función que en la primera. Otros integrantes del Gabinete como Carmen Calvo, José Luis Ábalos o la propia titular de Hacienda la reemplazaban en el primer oficio los demás días. Sánchez ha solemnizado, pues, lo que era lógico. Aunque el momento es distinto. Este es un Gobierno bicolor, en el que Unidas Podemos no quiere seguir un papel secundario, sino sacar la cabeza. Ahora abundan las sonrisas, pero habrá momentos en los que los socios deban, quizá, apretar los dientes.

Fernando Martínez en Memoria, María Gámez en la Guardia Civil y Sara Aagesen en Energía

Este viernes, como se había anticipado, el Consejo de Ministros aprobó la segunda gran tanda de nombramientos. Básicamente, subsecretarios y secretarios de Estado

Así, el almeriense Fernando Martínez, miembro de la cúpula federal del PSOE, vuelve a hacerse cargo de sus antiguas funciones, las que ejerció en el anterior mandato en el Justicia, solo que ahora dependerá de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo. El todavía senador fue nombrado secretario de Estado de Memoria Democrática, un cargo desde el que se impulsará la reforma de la Ley de Memoria y la asunción, por parte del Estado, de la exhumación de las fosas franquistas. Calvo también mantiene a su subsecretario, Antonio Hidalgo, y al secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Antonio Montilla

El Consejo también procedió al nombramiento de la subdelegada en Málaga, María Gámez, como directora general de la Guardia Civil, la primera mujer que estará al frente del Instituto armado. 

El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, ya tenía como jefe de Gabinete al exjefe del Estado Mayor de la Defensa Julio Rodríguez. El director adjunto de su Gabinete será Santiago Jiménez, que hasta ahora era el subdirector general de la Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Exteriores. 

Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta, prescinde de su anterior secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal, que es relevado por la ingeniera química Sara Aagesen. En Medio Ambiente, Ribera mantiene a Hugo Morán, también integrante de la dirección federal socialista. 

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, rehace su cúpula. A la salida de Félix Azón como director de la Guardia Civil se suma el cese de Ana Botella como secretaria de Estado de Seguridad. Este puesto pasa a ocuparlo el magistrado Rafael Pérez Ruiz, quien hasta ahora era su jefe de Gabinete. La vacante que deja Pérez la cubre Rocío García Romero. Su directora de Comunicación, Mar Hedo, también ha sido destituida. 

Destaca, entre los nombramientos de subsecretarios, el de la abogada del Estado Andrea Gavela para el Ministerio de Cultura y Deporte, que dirige el socialista madrileño José Manuel Rodríguez Uribes. Ella ha sido, desde junio de 2018 hasta ahora, la directora adjunta del Gabinete de la Presidencia del Gobierno. O sea, la mano derecha de Iván Redondo

La primera reunión de la Comisión de Secretarios de Estado y Subsecretarios tendrá lugar el próximo lunes, 20 de enero, a las 12:00, y la presidirá la vicepresidenta primera, Carmen Calvo. El martes habrá de nuevo Consejo de Ministros. A partir de entonces, la Comisión de Secretarios de Estado y Subsecretarios pasará a citarse los jueves.  

María Jesús Montero Partido Popular (PP) Medios de comunicación Miguel Ángel Oliver RAE Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Moncloa Pactos Electorales Susana Díaz Quim Torra Iván Redondo Unidas Podemos PSOE Pedro Sánchez Consejo de Ministros Isabel Celaá Irene Montero Periodismo
El redactor recomienda