SÁNCHEZ PREMIA A SU MANO DERECHA

Redondo amplía su poder en la Moncloa y pasa a dirigir la comunicación del Gobierno

El todopoderoso director de Gabinete ensancha su esfera de influencia. De él dependerán la Secretaría de Estado de Comunicación y una nueva Oficina de Prospectiva y Estrategia

Foto: Pedro Sánchez, seguido de su director de Gabinete, Iván Redondo, el pasado 25 de julio en el Congreso. (EFE)
Pedro Sánchez, seguido de su director de Gabinete, Iván Redondo, el pasado 25 de julio en el Congreso. (EFE)

Iván Redondo amplía su esfera de influencia en la Moncloa. Ya era la mano derecha de Pedro Sánchez. Su hombre imprescindible en la sala de máquinas. Y ahora su poder es mayor. Mucho mayor. Todo el Gabinete del presidente pasará a estar en sus manos, incluida la Secretaría de Estado de Comunicación. Ahora, la política informativa del Ejecutivo, una pieza clave, pasa a depender directamente del todopoderoso director de Gabinete del jefe del Ejecutivo.

El primer Consejo de Ministros de la coalición, que concluyó sobre las 12 horas, procedió a ratificar al joven consultor Iván Redondo (San Sebastián, 1981) como director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno de España. Con poderes reforzados. Redondo, además de seguir siendo el primer secretario de Estado —tiene ese rango— y el secretario del Consejo de Seguridad Nacional, ampliará sus funciones, según informaron fuentes gubernamentales.

Así, concentrará dentro del Gabinete, bajo su comité de dirección en la Moncloa, "además de todos los departamentos de asistencia al presidente, como asuntos nacionales, institucionales, internacionales, comunicación con los ciudadanos, la Secretaría General de Presidencia, la Oficina Económica del Presidente (Dirección General de Asuntos Económicos), el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) o las diferentes unidades de análisis". Es decir, que toda la actividad de la Moncloa pasa bajo sus manos. También la Secretaría General de la Presidencia, la unidad encargada de todo el aparato administrativo, que ya colgaba de él y que actúa como la segunda pata del complejo presidencial y que dirige y seguirá dirigiendo Félix Bolaños. Ambos, Redondo y Bolaños, conocidos en la Moncloa como 'Oliver y Benji', son colaboradores máximos y mantienen una relación engrasada.

Pero además, la Secretaría de Estado de Comunicación (SEC) y su titular (hasta ahora es Miguel Ángel Oliver) se incorporarán formalmente al Gabinete de la Presidencia del Gobierno, bajo su dirección. Desde 2018, la SEC dependía orgánicamente de la Presidencia del Gobierno y funcionalmente del ministro portavoz (ahora es María Jesús Montero). Eso no ha cambiado sobre el papel. Lo que es distinto es que ese departamento pasa a estar bajo la tutela directa de Redondo. Una modificación muy relevante, y también anómala, por cuanto supone que un secretario de Estado depende de otro secretario de Estado. El jefe del Gabinete del líder socialista siempre ha sido un apasionado de la comunicación —como Pablo Iglesias—, así que ahora será el principal factótum de la política informativa del Gabinete en un momento más complicado, en el que las dos fuerzas van a competir por el protagonismo. Redondo tiene buena relación con los morados, y en particular con Iglesias.

La Secretaría de Estado de Comunicación dependía ya del presidente. El cambio es que él asigna el departamenteo a su jefe de Gabinete


Además, el presidente ha encargado a su jefe de Gabinete "la creación de la primera Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo". "Con la Oficina de Foresight Unit, España se suma a un selecto grupo de países y organismos internacionales pioneros que ya cuentan con unidades similares, como Canadá, EEUU Francia, Finlandia, Reino Unido, la Comisión Europea o la OCDE".

"Mirada transversal"

Según explicó la Moncloa en un comunicado, la nueva Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País se encargará de "pensar estructuralmente en la España de los próximos 30 años". "Se trata de aportar una mirada transversal, con metodología y a largo plazo, que contará con un comité de expertos de la sociedad civil y que elaborará una estrategia nacional". No se ha adelantado quiénes compondrán ese comité de notables.

La nueva Oficina de Prospectiva se encargará de "pensar estructuralmente en la España de los próximos 30 años" y no pensar a corto plazo

Fuentes del Ejecutivo indican que no se trata de que este nuevo despacho "adivine el futuro", sino que sirva para analizar e identificar, con datos, y de manera empírica, los "posibles retos y oportunidades (demográficos, económicos, geopolíticos, medioambientales, sociales o educativos...) que España tendrá que afrontar en el medio y largo plazo, y de ayudar al país a prepararse ante ellos". Redondo ya era el gran estratega del presidente, pese a que había sido cuestionado dentro del partido por no pertenecer a él y por haber empujado a favor, entendían algunos dirigentes críticos con él, de una repetición electoral, la del 10-N, que no solo no reforzó a Sánchez, como esperaba, sino que le debilitó y le llevó a trenzar una coalición con Unidas Podemos de la que renegaba. Redondo siempre ha negado que él convenciera al presidente de la conveniencia de ir por segunda vez a las urnas. Enseguida, no obstante, logró difuminar el malestar interno al orquestar la firma rápida del preacuerdo con Unidas Podemos por encargo de Sánchez y en coordinación con la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra.

Iván Redondo, con Félix Bolaños, secretario general de la Presidencia del Gobierno, y María Jesús Montero, nueva portavoz del Ejecutivo, en la firma del acuerdo de coalición, el pasado 30 de diciembre en el Congreso. (EFE)
Iván Redondo, con Félix Bolaños, secretario general de la Presidencia del Gobierno, y María Jesús Montero, nueva portavoz del Ejecutivo, en la firma del acuerdo de coalición, el pasado 30 de diciembre en el Congreso. (EFE)

En la Moncloa señalan que lo que se pretende es levantar la vista y no dejarse llevar por el "cortoplacismo". Porque lo urgente, alegan, "a menudo eclipsa lo importante". Porque eso, a su juicio, genera otros problemas añadidos a medio y largo recorrido: "Falta de pensamiento estratégico, de respuesta a la demanda de la sociedad, obsolescencia legislativa, oportunidades no aprovechadas o escasa anticipación". Problemas, continúan explicando, que "están en la base de fenómenos como el cambio climático, el vaciamiento rural o la pérdida de relevancia económica para una nación".

Redondo amplía su poder en la Moncloa y pasa a dirigir la comunicación del Gobierno

Así que para combatir ese "cortoplacismo" y velar por los intereses "futuros" del país, la estructura de la Moncloa se amplía con esta Foresight Unit que comandará Redondo. Consagrado, definitivamente, como el hombre de la máxima confianza del presidente.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios