Un informe encargado por el anterior Gobierno

La RAE dictamina en contra de adaptar al lenguaje inclusivo la Constitución

El texto final no incluye grandes cambios respecto a la 'doctrina Bosque' establecida en el año 2012 sobre el lenguaje inclusivo, tal y como han explicado fuentes académicas

Foto: El director de la Real Academia, Santiago Muñoz Machado. (EFE)
El director de la Real Academia, Santiago Muñoz Machado. (EFE)

Los académicos lo habían advertido desde hace meses: la decisión más probable sería negativa. Ayer, el pleno de la Real Academia Española (RAE) ratificó esta advertencia con la aprobación del informe sobre el uso del lenguaje inclusivo en la Constitución española que ya ha sido enviado al Gobierno, solicitante del documento. Y como se había dejado caer, no habrá "grandes cambios y sí algunas modificaciones" para la Carta Magna.

De hecho, el texto final no incluye grandes cambios respecto a la 'doctrina Bosque' -por el académico Ignacio Bosque- establecida en el año 2012 sobre el lenguaje inclusivo, tal y como explicaron fuentes académicas, si bien estas mismas fuentes matizaron que "no se puede considerar un informe totalmente contrario". "Sí recoge algunos cambios y decir únicamente que rechaza de pleno el lenguaje inclusivo sería dinamitar el trabajo de todos estos meses", añadieron. Una de las recomendaciones podría ser la de incluir 'Reina', término que no aparece en la Carta Magna.

El informe recoge algunos cambios y entre las recomendaciones podría incluir la palabra 'Reina', que ahora no aparece


Esta ha sido la cuarta ocasión en que un pleno de la institución debate sobre este documento, toda vez que la RAE inició el trámite el pasado 12 de diciembre -la semana anterior hubo "una introducción sin mucha importancia", tal y como confirmó Santiago Muñoz Machado, director de la RAE-. El debate siguió el 19 de diciembre, sin llegar a una conclusión, y la llegada del periodo navideño paralizó todo hasta mediados de enero.

Ya el mes pasado, Muóz Machado aseguraba que "no hay que sospechar que la doctrina se vaya a cambiar ni cabe esperar que se hagan recomendaciones sobre cambios en el lenguaje. La RAE no hace políticas legislativas, sino que simplemente explica cómo hablan la mayoría de los hablantes y recoge las normas".

En total, son cerca de 30 páginas de borrador que han sido analizadas en los plenos con las intervenciones y observaciones de los académicos. Habitualmente, los informes como este se aprueban en la RAE mediante consenso, aunque se puedan votar, sin ser lo habitual.

Año y medio de debate

El informe 'El buen uso del lenguaje inclusivo en la Constitución española' fue encargado a la RAE en julio de 2018 por el anterior Gobierno. Y fue de nuevo solicitado por la actual vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, para esta legislatura. Durante todos estos meses, además de la discusión por este informe, ha habido un arduo debate en relación con el lenguaje, el desdoblamiento -españoles, españolas- y la presencia del género no marcado (es decir, el uso del masculino plural que incluye a hombres y mujeres, por ejemplo, 'mis amigos').

A este respecto algunos académicos han ido manifestando su opinión en los últimos meses. Es el caso de Pedro Álvarez de Miranda, que en diciembre de 2018, en la presentación de su libro 'El género y la lengua', ya señalaba respecto a este informe que es "muy sensato y muy razonado y que no aboga por cambios drásticos. Desde el punto de vista lingüístico está clarísimo. Hemos estudiado todos los masculinos que aparecen en la Constitución y en general los hemos justificado". Y en relación al debate suscitado con morfemas como el -e para designar el plural también abundaba que "las lenguas no cambian por decreto, cambian por evolución interna natural", señalando que "nadie se ha inventado un morfema jamás en ninguna lengua".

El académico Pedro Álvarez de Miranda ha señalado en más de una ocasión que "las lenguas no cambian por decreto sino por evolución interna natural"


Otros lingüistas como la catedrática de Lengua Española en la UNED, Victoria Marrero, también se han manifestado cercanas a esta posición, aunque matizando que "la RAE tiene una relación complicada con el lenguaje inclusivo". Como señaló en la revista 'Letras Libres',“la lengua tiene una estructura que no se puede forzar. Es más, lo que está pasando ahora es que se está generando una inseguridad en los hablantes: ¿se puede decir miembra o es miembro? Para mantener la concordancia en español las frases se hacen cognitivamente insoportables. Solo tenemos dos salidas: o violar las reglas de concordancia de nuestra lengua o encaminarnos a un procesamiento imposible. Los lingüistas no podemos estar a favor de ninguna de las dos cosas”.

El próximo lunes la RAE ha convocado una rueda de prensa para dar a conocer y explicare el contenido del informe en la que participarán el director Muñoz Machado y varios académicos. .

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios