Es noticia
Menú
La construcción está a solo dos semanas del abismo por falta de materiales para las obras
  1. Empresas
crisis de producción

La construcción está a solo dos semanas del abismo por falta de materiales para las obras

La obra pública y la residencial se enfrentan a un parón generalizado por falta de materiales, horizonte al que bastarían dos semanas de problemas de suministro para colapsar

Foto: Dos hombres trabajan en las obras del tren de alta velocidad en la estación del Norte de San Sebastián. (EFE/Javier Etxezarreta)
Dos hombres trabajan en las obras del tren de alta velocidad en la estación del Norte de San Sebastián. (EFE/Javier Etxezarreta)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Seopan, asociación que representa a las grandes constructoras del país, ha advertido sobre el riesgo de estancamiento al que se enfrenta el sector por el desabastecimiento de materiales, amenaza que se cierne sobre sus cabezas tanto por los elevados costes de producción como por la ruptura de las cadenas de suministro.

Julián Nuñez, presidente de Seopan, estima que bastarían dos semanas de falta de materiales de construcción para que se evaporara el crecimiento del 3,9% que la asociación estima para el conjunto del sector constructor este año 2022. A partir de ahí, cada nueva semana con desabastecimiento se medirá en números negativos.

Foto: Sánchez, en su última visita a Argelia, en 2020. (EFE/Fernando Calvo)

"Estamos en una situación muy delicada", advierte también Sebastián Molinero, secretario general de Andimac, la patronal de la reforma y la rehabilitación, que ha visto cómo, desde que Rusia invadió Ucrania, el sector ha pasado de confiar en que 2022 iba a ser un buen ejercicio a temer la vuelta a un escenario solo visto tras el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008.

"Hasta ahora no ha habido desabastecimiento, pero sí hemos visto problemas para cumplir con los plazos. El problema es que si esta situación se alarga dos semanas, en abril puede empezar a haber problemas crecientes. Si esto no se alivia, corremos el riesgo de volver a 2008", añade Molinero, quien cifra en una horquilla del 15%-20% el porcentaje en que se han disparado los precios de los materiales desde el estallido de la guerra.

placeholder Obras del tren de alta velocidad.
Obras del tren de alta velocidad.

Bastaría con que una pequeña cesta de productos dejara de producirse para que este negro horizonte se cumpliera. Y solo siete materiales conforman el 50% del coste de los materiales de las obras, factura que Seopan cifra en 23.000 millones de euros al año, y que tiene en sus primeros puestos el acero y el cemento, industrias que ya han empezado a hacer paros en sus plantas.

ArcelorMittal ha anunciado este martes la decisión de suspender varias líneas por falta de suministros en Avilés, Asturias, donde trabajan 900 personas. Oficemen, la patronal de las cementeras, también ha advertido de paros en diferentes plantas, mientras que la industria del azulejo está empezando también a frenar la producción.

Plantas acereras, cementeras y azulejeras están parando la producción ahogadas por los precios de la energía y la falta de materiales

Las estimaciones de Andimac para este año, hasta que la invasión de Ucrania se llevó por delante todos los cálculos, eran de crecimientos del 200% en rehabilitación, gracias a los fondos Next Generation, y del 2,3% en las reformas, con un incremento del 3,4% en el gasto medio. "En cambio, el escenario actual es que el alza de precios desemboque en un parón del sector", advierte su secretario general.

Problemas para la industria por la escalada de precios de la energía y las materias primas

Según sus números, la reforma y la rehabilitación consumen el 75% de los materiales de construcción que se emplean en la industria residencial, frente al 25% que corresponde a la obra nueva. Esta industria, compuesta en más del 90% por pequeñas y medianas empresas, fue la que marcó el suelo de la destrucción de empleo tras el descalabro del año 2008. Ahora, a diferencia de entonces, existe una demanda real y mucho más sana, pero el problema viene del lado de la producción.

Foto: Los costes de construcción se disparan un 23,5% en 2021 y baten máximos históricos. (iStock)

El disparado precio de la energía, con el gas marcando máximos históricos y la luz llegando a situarse por encima de los 340 euros en el mercado mayorista, está abocando muchos días a las plantas a elegir entre producir a pérdidas o parar. Para corregirlo, el sector está pidiendo al Gobierno que desindexe la tarifa eléctrica del precio maximalista del gas, lo cual aliviaría mucho la situación.

En 2021, según los datos que maneja Seopan, el precio de la electricidad se multiplicó por seis respecto a diciembre de 2020, el gas se triplicó, el petróleo se encareció un 46% y el gasoil, un 26%. Aunque se esperaba que este primer trimestre se frenara la escalada, la realidad es que en lo que llevamos de año, respecto al cierre del pasado, se han producido nuevas alzas del 90%, 70%, 60% y 18%, respectivamente.

placeholder Planta de Arcelor en Francia.
Planta de Arcelor en Francia.

Se trata de un "incremento histórico sin precedentes", en palabras de Seopan, que ve el arranque de 2022 como un ejercicio de enorme incertidumbre para la obra pública y las infraestructuras. Aunque la guerra en Ucrania, el riesgo de cronificación del conflicto, las sanciones a Rusia o el miedo a un apoyo chino al régimen de Vladímir Putin son variables que superan la capacidad de actuación del Ejecutivo, el sector también defiende que el Gobierno de Pedro Sánchez tiene herramientas para aliviar la situación y evitar el colapso.

Además de desindexar el gas, las constructoras defiende incorporar a los contratos formalizados por las administraciones a partir de 2021 el alza de precios. El Gobierno ya ha aprobado un real decreto que permite la revisión de precios, pero excluye la práctica totalidad de los acuerdos sellados el pasado ejercicio, además de omitir la revisión del término de la energía, lo que amenaza con un parón de las obras, al no salir los números. El pasado año, el precio del acero corrugado se incrementó un 21%, el aluminio, un 33%, el cobre, un 22%, y la madera, el 32%.

Como dice Molinero, "la industria había digerido el alza de 2021 y esperaba tocar techo en el primer trimestre de 2022. Pero estamos sometidos a un flujo de acontecimientos (guerra en Ucrania, sanciones a Rusia, cierres en China por nuevas olas de covid) sobre los que no podemos hacer nada. En este escenario, que vamos a salir heridos, seguro, el problema es saber el alcance de la herida".

Seopan, asociación que representa a las grandes constructoras del país, ha advertido sobre el riesgo de estancamiento al que se enfrenta el sector por el desabastecimiento de materiales, amenaza que se cierne sobre sus cabezas tanto por los elevados costes de producción como por la ruptura de las cadenas de suministro.

Rehabilitación Ucrania ArcelorMittal Reformas Construcción
El redactor recomienda