Es noticia
Menú
La nueva ola del virus alivia los problemas de la cadena de suministros
  1. Economía
Está lastrando la demanda

La nueva ola del virus alivia los problemas de la cadena de suministros

La mejora del tráfico mundial de mercancías en la recta final del año y la desaceleración de la demanda han permitido una gran caída del precio de los fletes

Foto: Imagen de varios barcos cargueros en Alemania. (Reuters/Fabian Bimmer)
Imagen de varios barcos cargueros en Alemania. (Reuters/Fabian Bimmer)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los problemas de las cadenas de suministro globales han sido uno de los frenos a la recuperación más importantes de la segunda mitad del año 2021. Pero no solo eso, también es uno de los grandes focos de incertidumbre para el próximo año, en especial por su efecto sobre la inflación. Las previsiones que apuntaban a una paulatina normalización en el transporte de mercancías hacia la primavera son ya papel mojado como consecuencia de la nueva ola del virus provocada por la variante ómicron.

Los expertos están rehaciendo sus cálculos en función de los efectos de esta nueva ola y, por el momento, domina el optimismo. Tanto la producción, como el tráfico global de mercancías se están manteniendo en niveles elevados a pesar de la cantidad de contagios. De hecho, la leve recaída de la demanda que se está produciendo en algunos sectores está permitiendo a las empresas acelerar su puesta al día con la cartera de pedidos.

Foto: Imagen de la Calle Preciados de Madrid justo antes de la Navidad. (EFE/JuanJo Martín)

Gracias a los avances de la vacunación, los síntomas de la nueva cepa del virus son más leves que en las olas anteriores, de modo que la producción no se ha detenido a pesar del estallido de los contagios. Y lo mismo ocurre con el comercio mundial. Uno de los mejores indicadores para analizar la situación de la cadena de suministros es el del precio de los contenedores en buques de carga.

Desde los máximos de octubre, el precio de los contenedores en el Báltico (Baltic Dry Index) se ha hundido un 60%, volviendo a precios del mes de abril. La 'fiebre por los contenedores' desarrollada durante el pasado verano y el inicio del otoño se ha aliviado en el último mes. Ahora ya no solo es posible encontrar transporte marítimo, también a un precio competitivo.

Foto: Joe Biden, presidente de Estados Unidos. (EFE/Ting Shen)

La nueva ola del virus ha afectado a la demanda, pero apenas ha lastrado la producción. Esta es la clave del alivio de las tensiones en las cadenas de suministro. "Se ha producido una modesta mejora del flujo internacional de mercancías", explica Markit en su informe global del mes de diciembre elaborado a partir de las encuestas a empresas. "Las empresas de exportación aumentaron su actividad por onceavo mes consecutivo", señala Markit.

El riesgo de la nueva variante del virus es que termine afectando a la producción o al tráfico de mercancías. Sin embargo, por el momento no se han materializado ninguno de los dos. En Alemania, uno de los países que ha impuesto más restricciones durante la actual ola del covid, la producción industrial de diciembre apenas se contrajo un 0,2%. Esto es, se mantuvo prácticamente estable respecto al mes de noviembre, con una variación tan leve que entra dentro del margen de error de la medición.

Foto: El refuerzo de las plantillas de sanitarios ha sido clave durante la pandemia. (EFE/Manuel Bruque)

Sin embargo, el nuevo virus sí ha afectado a la demanda de bienes y servicios, provocando una desaceleración del crecimiento en toda la eurozona. "A juzgar por los datos de la encuesta de diciembre, la demanda de productos y servicios en la zona euro aumentó al ritmo más lento desde marzo pasado", señala Markit en su encuesta, "los nuevos pedidos recibidos de clientes internacionales se vieron especialmente afectados por la aparición de la variante ómicron y aumentaron al ritmo más lento desde enero pasado, aunque los datos mostraron que el crecimiento se produjo exclusivamente en el sector manufacturero, ya que las empresas de servicios registraron un declive".

En España, la Encuesta de Coyuntura Industrial que elabora mensualmente el Ministerio de Industria dejó en diciembre el mejor dato en 20 años. A lo largo del mes no solo aumentó la producción, también el inventario de stocks de las empresas, lo que confirma la recuperación de las cadenas de suministro. Si bien es cierto que el nivel de stock sigue todavía muy lejos de los niveles normales, es suficiente para mantener la recuperación del sector y evitar que sea un lastre como fue en los meses anteriores.

Esta mejoría del transporte de mercancías no es definitiva en ningún caso, sino que está sujeta a grandes riesgos por la pandemia. Hasta el momento, la variante ómicron no ha generado duras restricciones a la actividad ni al tráfico de mercancías, pero el peligro sigue latente. En cualquier caso, lo que muestran los datos de las últimas semanas es que las empresas aprovechan cualquier frenazo de la demanda para poner al día su cartera de pedidos, lo que supone un alivio a los temores de inflación.

Los problemas de las cadenas de suministro globales han sido uno de los frenos a la recuperación más importantes de la segunda mitad del año 2021. Pero no solo eso, también es uno de los grandes focos de incertidumbre para el próximo año, en especial por su efecto sobre la inflación. Las previsiones que apuntaban a una paulatina normalización en el transporte de mercancías hacia la primavera son ya papel mojado como consecuencia de la nueva ola del virus provocada por la variante ómicron.

Inflación Producción industrial
El redactor recomienda