Es noticia
Menú
El 60% de los nuevos empleos generados durante la pandemia son públicos
  1. Economía
212.000 trabajadores más

El 60% de los nuevos empleos generados durante la pandemia son públicos

España cerró 2021 con 416.000 afiliados más que en el año 2019, sin embargo, el principal motor del empleo ha sido el sector público en el refuerzo de la sanidad y la educación

Foto: El refuerzo de las plantillas de sanitarios ha sido clave durante la pandemia. (EFE/Manuel Bruque)
El refuerzo de las plantillas de sanitarios ha sido clave durante la pandemia. (EFE/Manuel Bruque)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La recuperación del empleo en la pandemia del coronavirus ha sido una historia de éxito. España cerró el año 2021 con récord histórico de afiliaciones, quedándose a las puertas de los 20 millones de ocupados, una cifra que lleva más de una década resistiéndose y que previsiblemente ‘caerá’ en 2022. Este buen ritmo del empleo está azuzado por el sector público, que durante la pandemia se ha convertido en el gran soporte de la actividad.

Las distintas administraciones públicas han reforzado sus plantillas ante las dificultades que generaba la pandemia. Especialmente necesarios fueron los refuerzos en la sanidad, para atender a los contagiados, y en la educación, para mantener abiertas las aulas a pesar de las limitaciones impuestas por el virus. El resultado es que la mayor parte del empleo creado durante la pandemia ha sido del sector público.

Foto: La sanidad tiró del empleo en diciembre. (EFE/Miguel Osés)

En concreto, al cierre de diciembre había 416.000 afiliados más que en diciembre de 2019. Esta cifra incluye también a los autónomos: si se descuentan, la creación real de empleo asalariado durante la pandemia ha sido de 358.000 personas. De este número, la mayor parte le corresponde al sector público. Aún no hay datos disponibles de cierre de año de las plantillas públicas, pero sí hay cifras hasta noviembre, que son muy aproximativas. Lo que muestran es que hasta noviembre se habían creado ya 212.000 empleos públicos (en comparación con el mes de noviembre de 2019), lo que supone el 56% de toda la afiliación incorporada durante la pandemia y el 66% del empleo asalariado.

Estos datos no dejan lugar a dudas de que el sector público ha sido el gran motor del empleo, como ha ocurrido en el resto de países desarrollados. El refuerzo de las plantillas públicas ha sido fundamental para sostener los servicios públicos fundamentales en medio del colapso de la pandemia.

El número de trabajadores del sector sanitario ha aumentado en más de 131.000 personas en los dos últimos años, incluyendo tanto las actividades del sector público como las del privado. Los recortes de plantillas sanitarias realizados desde el año 2010 han obligado a las distintas comunidades autónomas a reforzar sus equipos de urgencia durante la pandemia ante el colapso de la sanidad.

En diciembre se produjo un nuevo repunte en la contratación de sanitarios como consecuencia de la nueva ola del virus. De hecho, el número de contrataciones en el sector fue uno de los motores del empleo durante el último mes del año: se incorporó a casi 30.000 personas. Como resultado, al cierre del año había casi 55.000 trabajadores del sector sanitario más que en diciembre de 2020.

La educación pública también se ha reforzado durante la pandemia con la contratación de personal interino para cubrir bajas laborales y refuerzos de plantilla. En total, se han incorporado casi 60.000 profesores en los dos últimos años, una parte de los cuales corresponde al sector público.

Por último, el resto del sector público, incluyendo los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, también se ha reforzado para cubrir diferentes servicios públicos, desde la Seguridad Social o el SEPE hasta los propios efectivos de la Policía. En total, todo este sector público ha incorporado a 66.000 trabajadores durante la pandemia, que se suman a los de la sanidad y la educación para sumar el total de 212.000 efectivos más.

Foto: Vista de la protesta de Médicos Precarios de Madrid. (EFE/Mariscal)

El 80% de los nuevos trabajadores públicos ha sido contratado por las comunidades autónomas, que son quienes tienen transferidas las competencias de la sanidad, la educación y una buena parte de los servicios sociales. Esto explica que hayan sido ellas el principal motor del empleo en este periodo, aunque todo ello se ha financiado con deuda del Tesoro Público a través de los fondos covid.

La mayor parte de los refuerzos de las plantillas públicas se incorporaron durante el año 2020, las altas en 2021 han sido muy inferiores. A falta de los datos del mes de diciembre, hasta noviembre el ritmo interanual de creación de empleo público era del 2%, que en términos absolutos supone en torno a 52.000 nuevos trabajadores. Cifra que contrasta con los casi 780.000 nuevos afiliados que se registraron a lo largo del año 2021.

Esto significa que la creación de empleo en el año 2021 fue eminentemente privada, pero sin el soporte del sector público, España no podría estar tan cerca de los 20 millones de afiliados. A medida que la pandemia remita, es previsible que el sector público vuelva a ajustar sus plantillas. Si bien todos los refuerzos contratados no se irán a la calle, ya que las comunidades autónomas están decididas a mejorar sus servicios sanitarios, es cierto que una parte de los diversos efectivos será prescindible. Esto volverá a cargar sobre el sector privado la responsabilidad de la creación de empleo de cara a los próximos años.

La recuperación del empleo en la pandemia del coronavirus ha sido una historia de éxito. España cerró el año 2021 con récord histórico de afiliaciones, quedándose a las puertas de los 20 millones de ocupados, una cifra que lleva más de una década resistiéndose y que previsiblemente ‘caerá’ en 2022. Este buen ritmo del empleo está azuzado por el sector público, que durante la pandemia se ha convertido en el gran soporte de la actividad.

Sector público Afiliación
El redactor recomienda