Es noticia
Menú
España crea 780.000 empleos en 2021, año récord, pero el ritmo se ralentiza en diciembre
  1. Economía
625.000 personas menos en ERTE

España crea 780.000 empleos en 2021, año récord, pero el ritmo se ralentiza en diciembre

El paro se redujo en 782.000 personas en 2021 hasta conseguir el cierre de año con menor desempleo desde 2007. La sanidad y la educación tiraron de la ocupación en diciembre

Foto: La sanidad tiró del empleo en diciembre. (EFE/Miguel Osés)
La sanidad tiró del empleo en diciembre. (EFE/Miguel Osés)

España despidió el año 2021 a las puertas de los 20 millones de afiliados, una cifra que el país lleva persiguiendo más de una década y todavía no ha conseguido. El segundo año de la pandemia ha sido histórico para el empleo, tanto que el país tardó muy poco en recuperar los niveles efectivos de ocupación que tenía antes del inicio del covid-19. Al cierre de 2021, el número de afiliados se situó en los 19,825 millones, superando en 416.000 personas el empleo existente en diciembre de 2019. Esta remontada ha sido posible gracias al fuerte ritmo de creación de empleo registrado desde el final del estado de alarma. Entre junio y diciembre, la afiliación aumentó a un ritmo medio de 111.000 cotizantes nuevos al mes en términos desestacionalizados. Conviene recordar que, durante el anterior ciclo expansivo, no hubo ni un solo mes en el que se consiguiera tal ritmo de creación de empleo.

A lo largo del año 2021, España creó 776.478 empleos, una cifra récord solo superada por los registros de 2005 que están inflados por la regularización de inmigrantes que se produjo ese año y que ya estaban trabajando. Además de la intensa contratación, en paralelo se produjo una rápida reincorporación de los trabajadores en ERTE. En diciembre de 2020, había casi 750.000 trabajadores en un expediente temporal, cifra que aumentó en febrero hasta los 925.000. Desde entonces, se ha producido un rápido descenso hasta el punto de que en diciembre quedaban menos de 125.000 personas, de las cuales casi la mitad están con la jornada recortada; esto es, están trabajando, pero menos horas de las habituales.

Esto significa que a lo largo del año se han reincorporado desde los ERTE más de 625.000 trabajadores que, sumados a los 776.500 empleos nuevos creados a lo largo del año, resultan en más de un millón de trabajadores adicionales que ha incorporado España en 2021. Esta recuperación tan rápida del empleo, muy superior al resto de indicadores macroeconómicos, indica que las empresas quisieron recuperar rápidamente sus plantillas a la espera de una recuperación de la demanda que todavía sigue algo atascada.

Esta intensa creación de empleo tiene su reflejo en la rápida reducción del paro registrado. Según los datos difundidos por el Ministerio de Trabajo, en 2021 han salido del paro algo más de 780.000 personas, el mejor año de toda la serie histórica. Gracias a este descenso, el número de desempleados se situó en 3,1 millones, el mejor dato en un mes de diciembre desde 2007.

Los buenos datos del año 2021 se han visto empañados por una ralentización del empleo en diciembre, provocada por la nueva ola del coronavirus y por la dificultad para mantener en el tiempo un ritmo de creación de empleo tan elevado. En concreto, a lo largo del mes se crearon 71.000 empleos (en datos desestacionalizados), lo que supone el peor dato mensual desde el final del estado de alarma. En octubre y noviembre, la creación mensual de empleo se situó por encima de los 100.000 afiliados, lo que marca una importante ralentización en este mes de diciembre y eso a pesar de que se produjo una importante contratación de sanitarios a lo largo del mes que permitió contener el frenazo de la ocupación.

Una de las claves que explica esta ralentización es el pobre desempeño de la hostelería, afectada nuevamente por el parón del turismo extranjero. A lo largo del mes, el sector perdió algo más de 12.000 empleos, una cifra que es similar a la de todos los meses de diciembre, pero que, por primera vez desde el inicio del año 2021, no es mejor. También el comercio ha sentido el impacto de la nueva ola del virus: en diciembre incorporó a 29.000 trabajadores, una cifra que no llega a los 30.000 afiliados que se incorporan habitualmente al sector para la campaña navideña.

En diciembre, fue el sector público el que tiró del carro del empleo para reforzar los servicios básicos. Destaca especialmente la contratación en la sanidad, que incorporó a más de 29.000 personas, cifra que es más del doble de la habitual en los meses de diciembre. En la educación también se incorporaron 3.000 nuevos efectivos, el doble de lo habitual en diciembre, y en el resto del sector público se contrataron a 7.800 personas más. En total, casi 40.000 nuevos trabajadores para reforzar los servicios públicos que explican la mitad de la creación de empleo del mes de diciembre.

Esta ralentización del empleo en la recta final del año podría mantenerse durante el inicio de 2022 si las autoridades imponen nuevas restricciones ante el avance del virus. En cualquier caso, será difícil que España pueda recuperar el ritmo de creación de empleo registrado entre junio y noviembre. Aunque la nueva ola del virus no haya frenado la demanda interna, la llegada de turistas extranjeros sí se ha visto afectada, lo que supone un nuevo parón para el sector de la hostelería.

España despidió el año 2021 a las puertas de los 20 millones de afiliados, una cifra que el país lleva persiguiendo más de una década y todavía no ha conseguido. El segundo año de la pandemia ha sido histórico para el empleo, tanto que el país tardó muy poco en recuperar los niveles efectivos de ocupación que tenía antes del inicio del covid-19. Al cierre de 2021, el número de afiliados se situó en los 19,825 millones, superando en 416.000 personas el empleo existente en diciembre de 2019. Esta remontada ha sido posible gracias al fuerte ritmo de creación de empleo registrado desde el final del estado de alarma. Entre junio y diciembre, la afiliación aumentó a un ritmo medio de 111.000 cotizantes nuevos al mes en términos desestacionalizados. Conviene recordar que, durante el anterior ciclo expansivo, no hubo ni un solo mes en el que se consiguiera tal ritmo de creación de empleo.

Afiliación ERTE
El redactor recomienda