PRIMERO, POR CARTA, LUEGO EN RUEDA DE PRENSA

El PSOE se lanza a por votantes descontentos de Cs y reprocha a Rivera su cercanía con Vox

Narbona subraya que la priorización de los naranjas por alianzas con "fuerzas de extrema derecha es imposible de explicar", más viniendo de una organización que se llama "europeísta y liberal"

Foto: La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, este 25 de febrero en el hotel Westin Palace de Madrid. (EFE)
La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, este 25 de febrero en el hotel Westin Palace de Madrid. (EFE)

"Se han sucedido ofensas absolutamente intolerables al presidente del Gobierno con interpretaciones falsas de lo que ha sido y lo que es la acción de gobierno" de Pedro Sánchez. "Defendemos con contundencia la adhesión a la Constitución y quien dice lo contrario miente".

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, arrancaba así este lunes su intervención en el desayuno informativo de Nueva Economía Fórum. Y con esas palabras justificaba la carta [aquí en PDF] que ella misma ha remitido al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en la que le reprocha sus "preferencias con un entendimiento con la extrema derecha", pero en la que también mantiene su actitud de "mano tendida".

Este 28 de abril se libran muchas batallas. Una, desde luego, es la pugna de PP, Ciudadanos y Vox por el liderazgo de la derecha. Pero otra es también la disputa por el espacio del centro. El PSOE ha encontrado un filón en el veto absoluto de los naranjas a todo pacto con ellos y con Sánchez. El jefe del Ejecutivo afea en sus mítines a Rivera esa actitud, y este lunes lo hizo la dirigente del núcleo duro de la dirección que, en la práctica, está a cargo de Ferraz, y después apuntaló el secretario de Organización y ministro de Fomento, José Luis Ábalos. El PSOE quiere hacerse con los votantes de Cs desencantados y a los que no les gusta el escoramiento a la derecha que ha impuesto el jefe del partido.

En su carta a Rivera, Narbona defiende la "trayectoria intachable" del PSOE en su lucha por la democracia y la libertad en sus 140 años de vida. "Somos un partido de principios sólidos y profundas convicciones progresistas", tenaz en la defensa de la igualdad" y muñidor del Estado del bienestar. El PSOE es un partido, dice, que "ha pagado un duro peaje en la conquista de la libertad en España". "Lo hizo en los tiempos sombríos de la dictadura. Pero también en plena democracia, cuando la barbarie terrorista nos golpeó de lleno". Por esto mismo Narbona le expresa el "pesar" por sus declaraciones recientes, en las que extiende "una suerte de cordón sanitario para aislar al PSOE" de cara al 28-A.

Para los socialistas, la decisión de Cs de "priorizar los acuerdos con fuerzas de extrema derecha no solo es imposible de explicar, es imposible de entender viniendo de una organización que se dice a sí misma liberal y europeísta". Entre otras cosas, razona, porque "ningún partido liberal europeo se prestaría jamás a una estrategia" como la que Rivera defiende, y lo hace únicamente por "miedo a la fuga de votos hacia la extrema derecha" a la que Cs "abre la puerta con enorme irresponsabilidad". Ya Sánchez pidió el sábado a los socialdemócratas europeos que no llamen "liberal" a Cs justo por esa preferencia por la ultraderecha, que no tiene correspondencia, argüía, con sus homólogos en el Viejo Continente.

La dirigente recuerda que ningún partido liberal europeo pacta con la ultraderecha y si aquí lo hace es por "miedo a la fuga de votos" hacia Vox


La presidenta del PSOE recuerda a Cs que "siempre sostuvo una apuesta retórica por la regeneración política" que, sin embargo, "contradicen" sus actos. Así, le afea la "falta de impulso político" para resolver la crisis en Cataluña, pese a ser la primera fuerza en la comunidad, o los "vetos y bloqueos" en la Mesa del Congreso a iniciativas parlamentarias, que ha impedido que salgan adelante. Otras, en cambio, sí han encontrado un "alto grado de consenso" de la Cámara. Es es el "camino" que los españoles piden que se siga transitando, advierte Narbona. "El camino del entendimiento, la sensatez y la lealtad institucional". "Esa es la hoja de ruta del PSOE en esta campaña —sostiene—. Es enormemente descorazonador que Ciudadanos haya abandonado esa senda. Ni siquiera el temor a perder votos en el concurrido espacio electoral de la derecha puede justificar que usted invoque los mismos argumentos y consignas que exhiben los extremistas. Consignas contrarias al espíritu del consenso constitucional".

El "patriotismo constitucional"

La dirigente socialista remarca que la Carta Magna "no se defiende a tiempo parcial", ni solo algunos de sus artículos —como el 155, que invocan constantemente PP y Cs—, de modo que el "patriotismo constitucional" no es "banalizar" términos como "golpismo" ni se construye "vetando a actores políticos con innegables credenciales" como las que tiene el PSOE. "Señor Rivera, la desesperación nunca es buena consejera en política. Mucho menos si viene acompañada de cinismo y falsedades para justificar lo que a usted mismo le debería parecer injustificable: sus preferencias por un entendimiento con la extrema derecha".

El PSOE mantiene su mano tendida. Hoy, como ayer y siempre, al servicio de una idea de España en la que cabemos todas y todos

Los socialistas tienen la "certeza" de que muchos votantes y afiliados no comparten el último giro estratégico de Cs. "El PSOE mantiene su mano tendida. Hoy, como ayer y siempre, al servicio de una idea de España en la que cabemos todas y todos. De la España cabal, abierta, feminista, optimista y segura de sí misma para conquistar un futuro que exige más acuerdo y menos vetos". Narbona concluye que el país se merece que "no haya para las nostalgias inventadas de un pasado baldío". "Y sí para la esperanza que se cimenta en la sensatez que hoy por hoy usted parece haber abandonado por simple temor a lo que crece a su derecha".

El PSOE se lanza a por votantes descontentos de Cs y reprocha a Rivera su cercanía con Vox

Rivera contestó a la presidenta del PSOE a través de la COPE. No le merece "ningún respeto", dijo, un partido que ha sido capaz de negociar con los que quieren "romper" España, y han sido los socialistas, y no él, quienes han fracturado con el constitucionalismo, informa EFE.

El "espacio de la centralidad"

En el desayuno informativo de Nueva Economía Fórum en el hotel Westin Palace de Madrid, en el que fue presentada por el exministro Ángel Gabilondo, Narbona subrayó que es falso que el Gobierno haya transigido ante el independentismo, "no ha aceptado ni una sola" de las 21 exigencias de Quim Torra. La "prueba" de que "no se ha cedido" es que los Presupuestos del Estado de 2019 fueron tumbados en el Congreso. La dirigente pidió a Rivera que lea la carta y conteste, y le demandó "respeto", porque los ciudadanos "merecen conocer la verdad". Reclamó a Cs que "retire las acusaciones y mentiras que ha venido dirigiendo" para que en campaña los partidos compitan "de manera noble y serena". "Los españoles no necesitan que nos insultemos unos a otros, sino que cada uno diga la verdad de lo que está haciendo y de lo que propone para este país".

Narbona subraya que el Gobierno no ha aceptado "ni una sola" de las 21 exigencias de Torra y la prueba de que no hubo cesión es que no ha habido PGE

Narbona argumentó que era necesaria esta "llamada de atención" por carta al líder naranja porque en Europa el contexto es otro, el del aislamiento de la ultraderecha, y Cs "jugaría un papel importante si no se dejara llevar por el miedo". La presidenta del partido recordó que en 2016 socialistas y naranjas llegaron a firmar un acuerdo de investidura de Sánchez porque compartían "muchas propuestas para el futuro del país".

El PSOE se lanza a por votantes descontentos de Cs y reprocha a Rivera su cercanía con Vox

Lo que subyace bajo estas apelaciones a Cs es la búsqueda, por parte del PSOE, de los votantes descontentos con la línea de Rivera. En esa línea profundizó con rotundidad Ábalos desde Ferraz. "Los electores de Ciudadanos merecen un gran respeto", dijo el número tres, para quien es comprensible que se sientan "decepcionados". "El elector de Cs es una persona en un espacio urbano, con inquietudes, moderno, moderado, centrado, que quiere la higene política. Ese elector merece muchísimo respeto y lo que vamos a tratar es de que encuentren una oferta [la socialista] que se adecue a esas expectativas", frente a un Rivera cuyo destino "se reduce en caer bien a Vox". "Por nosotros, ningún problema", subrayó.

Ábalos: el elector de Cs es "urbano, moderno, moderado que quiere la higiene política". El PSOE buscará "adecuar" su oferta a esas "expectativas"

Ábalos dejó claro que el PSOE quiere pescar en el caladero centrista: "Hay un espacio de centralidad que no tiene una referencia política", y los socialistas "siempre" han sido vistos como el partido del centro izquierda. "Somos un partido de izquierda que hace políticas de centro izquierda". Enfrente, las tres derechas "hablan con el mismo tono y contenido". Al PSOE le va a tocar "asumir un espacio mayor incluso" del que le corresponde dado el escoramiento que atribuye a Rivera, una responsabilidad que la dirección asume "muy a gusto", porque se trata de dar respuesta a aquellos votantes que "siempre piensan en clave de moderación".

"¿No había otra forma de pasar el finde?"

El ministro de Fomento cargó de paso contra la "excursión" de Inés Arrimadas, número uno de Cs por Barcelona, a Waterloo. "Podía haber cantado la canción de 'Waterloo' [del grupo sueco ABBA] y habría sido el broche definitivo. ¿Qué hace reivindicando a Carles Puigdemont, aunque sea en negativo? Puigdemont debe ser historia. ¿Qué nivel de influencia ejerce para que vaya la responsable del partido que ganó las elecciones autonómicas? ¿No había otra forma de pasar el finde?". De la primera fuerza en Cataluña "se espera algo más", salvo que necesite al 'expresident' para "tirar del cuento", denunció.

El tres carga contra Arrimadas por haber ido de "excursión" a Waterloo, por haber reivindicado a Puigdemont, cuando debería ser ya "historia"

Ábalos también ironizó con el fichaje de la que hasta la semana pasada era expresidenta de las Cortes de Castilla y León y militante del PP, Silvia Clemente, quien desde este lunes es la candidata oficialista de Cs para la presidencia de la Junta regional. El número tres recordó lo que le soltó Mariano Rajoy a Albert Rivera en el Congreso: "Aprovechategui". "Pues eso. Llama la atención que no dejen ni enfriar el cuerpo".

Narbona fue preguntada en el desayuno informativo por su entrada en las listas al Congreso. Pero ella no quiso entrar pero desde luego no se descartó. "Evitemos la ansiedad. Cada momento tiene su contenido y el conocimiento de las personas que irán en las candidaturas debe anunciarse cuando el secretario general considere oportuno. Estoy muy contenta de ser la presidenta del PSOE y de contribuir en lo posible en esta etapa que me parece apasionante. Pero no voy a dar ninguna información sobre si estoy o no en una lista".

José Luis Ábalos, charlando este lunes con los periodistas en Ferraz. (Inma Mesa | PSOE)
José Luis Ábalos, charlando este lunes con los periodistas en Ferraz. (Inma Mesa | PSOE)

Esta semana se comenzará a conocer qué ministros entran en las candidaturas del 28-A. El presidente ha de despachar con ellos, "y está en ello", dijo Ábalos. Todavía está por ver qué ocurrirá con el ministro de Exteriores, Josep Borrell. El jefe de la diplomacia española medita aún si acepta la oferta de encabezar la lista del PSOE para las europeas. "Espero que las expectativas depositadas en él [en el ministro], en el momento adecuado tengan un rendimiento proporcional, pero todavía no le hemos resuelto", señaló Ábalos, dando a entender que la apuesta clara de la dirección para el 26-M es él.

El PSOE se lanza a por votantes descontentos de Cs y reprocha a Rivera su cercanía con Vox

El número tres insistió, como la semana pasada, en que el PSOE no está pensando ahora en pactos poselectorales, porque aspira a ser primera fuera en las generales y a desarrollar su proyecto "autónomo". Otra cosa es que llegue a "acuerdos" concretos sobre distintas cuestiones, con el PP incluido, o con los independentistas. Pero su única línea roja es que no se entenderá con partidos que "no respetan la Constitución" o que "no comulgan con el espíritu" de la Carta Magna. "Nosotros no somos de acuerdos sanitarios con el resto. Con todos podemos hacer acuerdos, que no significan pactos", diferenció.

El PSOE abre la puerta a que Sánchez pueda participar en debates a cinco con Vox

El PSOE aún no ha plasmado sus exigencias de cara a los debates, pero de entrada arrancará la negociación con dos premisas: está dispuesto a participar en todo tipo de careos, y sin rechazar a ningún partido. "Vamos a intentar atender todos los debates que se planteen y con quien sea, no vamos a vetar a nadie", señaló en rueda de prensa en Ferraz el secretario de Organización, José Luis Ábalos, también coordinador del comité electoral del partido. 

Eso sí, en los debates en los que se considere oportuno participará el presidente del Gobierno y en otros "miembros significativos del partido". Cuando se le preguntó directamente si Pedro Sánchez estará en ese duelo a cinco, con Santiago Abascal, el también ministro de Fomento se mostró prudente, aunque en el fondo deslizaba que la cúpula es favorable: "No lo sé aún, habrá que ver el formato... Nosotros estamos en no excluir ni vetar a nadie, y el presidente estará en los debates en los que pueda estar, él también tiene interés en participar. Habrá que ver propuestas concretas, días, quiénes, cómo. Pero no nos importa debatir con nadie. El presidente participará en los debates y en los que no pueda hacerlo irán otros". 

En la dirección socialista recordaban posteriormente que ya en 2015, cuando Podemos y Ciudadanos eran extraparlamentarios, Sánchez se prestó a debatir con ellos en televisión. De hecho, participó en un encuentro a tres organizado por 'El País' y en uno a cuatro montado por Atresmedia, en el que el PP mandó a la entonces vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Para las legislativas del 26 de junio de 2016 ya solo hubo un único debate a cuatro, y ahí sí que participó Mariano Rajoy.

¿Y habrá un cara a cara con Pablo Casado, líder del PP? "Nuestra actitud es positiva al respecto. Al presidente siempre le ha encantado participar en debates", respondió Ábalos. En las generales de 2015, Sánchez sí se enfrentó con Rajoy —pasó a la historia por haber llamado al jefe del Ejecutivo persona "no decente", expresión de la que luego se retractó—, pero ese duelo no se repitió en los siguientes comicios. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios