LA CABEZA DE CARTEL SERÁ MERITXELL BATET

Borrell se descarta como uno por BCN para el 28-A y medita aún liderar la lista europea

El ministro sale de la carrera de generales en Cataluña porque esa opción no se considera óptima para captar más voto útil. El jefe de la diplomacia podría decidir en los próximos días

Foto: El ministro de Exteriores, Josep Borrell, este 24 de febrero en Sharm el-Sheikh, Egipto, en la cumbre UE-Liga Árabe. (Reuters)
El ministro de Exteriores, Josep Borrell, este 24 de febrero en Sharm el-Sheikh, Egipto, en la cumbre UE-Liga Árabe. (Reuters)

Alternativa cerrada. Josep Borrell no concurrirá finalmente como cabeza de lista del PSC por Barcelona en las elecciones generales del 28 de abril, por lo que se allana de manera definitiva el camino para que repita por la misma circunscripción la titular de Política Territorial, Meritxell Batet. El ministro de Asuntos Exteriores retorna por tanto al punto de partida: debe decidir, en los próximos días, si será el cartel de los socialistas para las europeas del 26 de mayo. Él sigue mostrando rotundas reticencias, pero sigue siendo la opción preferida del partido y del presidente, al ser un referente que consideran indiscutible y de peso.

Fuentes socialistas explicaban a este periódico que Borrell sí que consideró capitanear la candidura al Congreso por Barcelona, pero "no se ha visto como una buena idea desde el punto de vista electoral". Como indicaban, por otro lado, en el entorno próximo a Borrell, sí es muy "querido por la militancia de base del PSC, pero otra cosa es en otros segmentos de la sociedad catalana". El ministro se ha caracterizado, antes y después de entrar en el Gobierno de Pedro Sánchez, por su discurso durísimo contra los independentistas, sin concesiones, y precisamente por ello había quienes entendían que era el aliado perfecto del presidente, ahora que tras la ruptura de las negociaciones con el Govern y la caída de los Presupuestos, que provocó el anticipo electoral. Borrell era concebido como un rival competitivo contra la que será finalmente número uno por Barcelona de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

"Pepe es una persona admirada y querida por todos. Y obviamente sobre todo en el PSC. Porque si la candidata es Meritxell [Batet] se vota sobre Pedro. Pero si es Borrell, se vota sobre Borrell. Y ahora mismo interesa poner el foco sobre Pedro. ¿Por qué? Porque aspiramos a recoger mucho voto útil. Y para algunos de esos votantes potenciales de voto útil Pepe es un elemento distorsionador", explican desde la cúpula del PSC.

Borrell se ha convertido en una bestia negra para el soberanismo, el ministro más odiado. De ahí que en el partido se tema que colocar como uno al jefe de la diplomacia haga del 28-A un plebiscito sobre él mismo, y no sobre la gestión del Gobierno. Los socialistas quieren incidir en que representan la "moderación" y el "sentido común", la centralidad frente a las "tres derechas" de PP, Cs y Vox.

"Es una figura que en Cataluña polariza. Todo el mundo tienen una opinión fuerte sobre él. Interesa más poner el foco en Pedro", argumentan en el PSC


Con un Podemos y sus confluencias en horas bajas, el PSOE considera que puede arañar mucho voto útil si en ese mensaje de campaña no se introducen "distorsiones" como una personalidad tan fuerte y característica como la de Borrell. "Es una figura que en Cataluña polariza. Todo el mundo tienen una opinión fuerte sobre él". En el PSC subrayan que "es un error", además, trazar paralelismos entre autonómicas y generales, y ese aviso va también por Arrimadas. "Xavi Domènech, líder de los comunes, ganó las generales de 2015 y 2016 y luego quedó quinto en las autonómicas de 2017", explican. Ahora el PSC puede volver a ser primera fuerza en Cataluña en las legislativas, como ocurrió en todas las convocatorias hasta 2011.

El aval del 5% del censo en Cataluña

El ministro de Exteriores se debate ahora, en consecuencia, entre encabezar o no la lista europea... sin descartar concurrir a las generales, solo que por otra provincia, según sostienen fuentes socialistas. Dicho de otro modo, "lo único" que sí está desechado es que se integre en la candidatura por Barcelona el 28 de abril.

No está desechado por completo que pueda competir por generales, pero no tiene fácil encaje en otras provincias. Es peso pesado del Gobierno

Borrell podría competir, en primer término, por cualquiera de las otras tres provincias catalanas. Una lógica sería Lleida, su lugar de origen, pues nació hace 71 años (serán 72 en abril) en la localidad de Pobla de Segur. Pero Lleida es "una provincia difícil", de mayoría soberanista, recuerdan en su entorno. En las elecciones de 2016, de hecho, el PSC se quedó sin escaño. Tarragona o Girona tendrían menos sentido. Además, para poder encabezar cualquier lista en el PSC para las generales, los aspirantes deberán recoger el aval del 5% del censo. El 2 de marzo, los miembros del consell nacional, el máximo órgano, deberán votar de manera secreta entre los candidatos que opten y hayan reunido el número suficiente de avales.

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, el pasado 19 de diciembre en el pleno del Congreso. (EFE)
La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, el pasado 19 de diciembre en el pleno del Congreso. (EFE)

Cabría la alternativa de liderar la lista del PSOE por otra provincia española, pero él milita en el PSC, de ahí que ese camino pueda ser más complicado. La disyuntiva de más peso a la que Borrell se enfrenta, en consecuencia, es europeas sí o no. El ministro ha estado resistiéndose todo este tiempo porque sería regresar adonde ya estuvo: ya fue presidente de la Eurocámara entre 2004 y 2007. Sánchez no puede garantizarle que le promoverá para una vicepresidencia de la Comisión Europea, porque para cuando se forme el Ejecutivo comunitario quizá él no siga en la Moncloa o continúe en funciones. Borrell no se ve de nuevo como europarlamentario y quiere dedicar más tiempo a su familia en España.

También es cierto que el hoy ministro rechazó ir de tres por Barcelona en las autonómicas catalanas del 21 de diciembre de 2017, y se pensó si aceptar la oferta de Sánchez para entrar en su Gobierno. Ahora es uno de los integrantes del Gabinete de mayor peso político. El jefe del Ejecutivo quiere aprovechar que es un activo muy importante para tirar de la lista europea, en la que los socialistas parten con ventaja, según las encuestas. En estos meses, lo ha elogiado en repetidas ocasiones: es un "extraordinario ministro", ha dicho, y sería también un "extraordinario candidato" para el 26-M. Más aún, es el "candidato natural".

Opciones menos potentes

Cuanto más corre el tiempo, menos posibilidades tiene Borrell de 'escapar' de la candidatura europea. También porque el presidente no tiene demasiadas alternativas, y menos tan potentes. Ni a la ministra de Economía, Nadia Calviño, ni la jefa de la delegación española en la Eurocámara, Iratxe García, se les supone el mismo tirón electoral.

Batet se declara "dispuesta y a punto" para volver a liderar la lista por BCN, e Iceta indica que solo le consta que quien tiene "voluntad" de ser uno es ella

El descarte de Borrell facilita por completo que Meritxell Batet lidere la lista por Barcelona. Ella misma se declaró este domingo "dispuesta y a punto" para encabezar la candidatura, como hiciera en las legislativas del 26 de junio de 2016, cuando reemplazó a la número uno de las tres convocatorias anteriores, la ya fallecida Carme Chacón. A su vez, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, señaló que solo le consta "la voluntad" de la ministra de Política Territorial de capitanear la plancha por la primera provincia de Cataluña.

Borrell se descarta como uno por BCN para el 28-A y medita aún liderar la lista europea

Batet alabó a Borrell, lo calificó de "ministro y compañero excelente, un profesional que está haciendo un trabajo muy importante en el Gobierno de España y con una trayectoria brillante, una persona de muchísimo talento". La ministra ha sido la cara de la distensión con Cataluña en estos meses. Ha presidido la comisión bilateral y ha ayudado a destensar las relaciones, aunque en el último tramo la interlocución más política con el Govern recayó en la vicepresidenta, Carmen Calvo. Batet es considerada por el PSOE y el PSC como una ministra eficiente y discreta. Batet enganchó este domingo, a preguntas de los medios, con el mensaje del presidente: lo que está en juego en las convocatorias por delante, 28-A y 26-M, apuntó, es "construir ciudades, construir un país y una Europa donde todos quepamos, donde nos podemos sentir cómodos y donde se garantice la convivencia".

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios