Es noticia
Menú
Cinco razones por las que Florentino no perdona otro descalabro en la Copa del Rey
  1. Deportes
  2. Fútbol
el presidente aprieta al equipo

Cinco razones por las que Florentino no perdona otro descalabro en la Copa del Rey

La Copa del Rey no es un título menor para Florentino. Es el trofeo en el que se ha llevado decepciones monumentales con derrotas sonadas ante equipos de Segunda B y en finales

Foto: Marco Asensio durante un partido con el Real Madrid. (REUTERS/Sergio Pérez)
Marco Asensio durante un partido con el Real Madrid. (REUTERS/Sergio Pérez)

En el Real Madrid dan un serio toque de atención a los jugadores tras la derrota contra el Getafe y en el club esperan que tenga efecto. Ancelotti asume que es el responsable de que el año haya empezado mal en la Liga y adquiere el compromiso de recuperar el pulso competitivo en el estreno de las dos competiciones del mes de enero. La Copa del Rey les enfrenta, de nuevo, contra el Alcoyano. En la Supercopa de España hay un Clásico contra el Barcelona la semana que viene. Hay que apretar los dientes y activarse desde el primer minuto para evitar cantadas como la de Militao.

La Copa del Rey no es un título menor para Florentino Pérez. Es el trofeo que le ha dado disgustos inesperados y en el que se ha llevado decepciones monumentales con derrotas sonadas ante equipos de Segunda B y en finales. En importancia se le considera como el trofeo donde el entrenador puede rotar para que jueguen los futbolistas que tienen menos minutos. A ojos del presidente, la exigencia tiene que ser igual que en los partidos de Liga y Champions. Florentino exige que hay que competir mejor y con más compromiso en la Copa del Rey. El entrenador traslada a los jugadores lo importante que es no volver a fallar contra el Alcoyano, respetarlo y entregarse al máximo.

Foto: Quique Sánchez Flores da instrucciones en un partido del Getafe. (EFE/Miguel Ángel Molina)

Para Florentino es una obligación y una ilusión poder ganar la Copa. Por lo que representa y porque se considera una fiesta de final de temporada en el fútbol español. Es, sobre todo, una advertencia para que no se produzcan más descalabros. Son demasiados en esta competición.

De las últimas diez ediciones, el Real Madrid solo ha sido capaz de ganar una Copa del Rey. La que conquistó Carlo Ancelotti en su primera etapa en el banquillo, contra el Barcelona en Mestalla el 17 de abril de 2014. El Barcelona suma seis en su palmarés en la última década y frenar la sangría de malos resultados es el objetivo que marca el presidente.

El Real Madrid lleva demasiados fiascos en los últimos años. En la temporada 14-15 perdió contra el Atlético de Madrid (octavos de final), en la 15-16 contra el Cádiz (por alineación indebida de Cheryshev), en la 16-17 contra el Celta (en cuartos), en la 17-18 contra el Leganés (en octavos), en la 18-19 contra el Barcelona (semifinales), en la 19-20 contra la Real Sociedad (cuartos) y en la 20-21 contra el Alcoyano (dieciseisavos).

Las mayores decepciones de Florentino

Entre los mayores batacazos que ha sufrido el presidente en esta competición, imposibles de olvidar y que le producen un mal recuerdo, se encuentran dos finales. La denominada como el ‘Centenariazo’ por celebrarse el día que el Real Madrid cumplió 100 años y perdió contra el Deportivo (1-2) en el Bernabéu. Fue muy duro ese 6 de marzo de 2002. La fiesta estaba preparada en el estadio y se había reservado hasta el restaurante para el festejo. Los goles de Sergio y Tristán dieron el triunfo al equipo dirigido por Irureta. Significó el primer gran batacazo del Real Madrid de los ‘galácticos’ y una humillación para un presidente que tuvo que escuchar el cántico de los 25.000 aficionados del Deportivo en el Bernabéu: “Feliz, feliz en tu día…”.

placeholder Militao tras el fallo en el gol del Getafe
Militao tras el fallo en el gol del Getafe

El segundo mal trago se lo llevó en la final de Montjuic contra el Zaragoza el 17 de marzo de 2004. Otra derrota (3-2) del Real Madrid de los ‘galácticos’ contra el equipo que entrenaba Víctor Muñoz y que ganó con un gol del argentino Luciano Martín Galleti. Florentino ha sufrido más decepciones, pero estas dos finales dejaron huella. Años más tarde, en 2011, pudo quitarse la espina y celebrar la Copa del Rey ganada por Mourinho, en 2011 al Barcelona en Mestalla, como si fuera una gran gesta. “Este título era una obsesión”, reconoció el presidente del Real Madrid en el acto de festejo con las autoridades políticas de la capital.

Evitar otro accidente contra el Alcoyano

La experiencia de la temporada pasada tiene que servir para aprender de los errores y sobreponerse a las dificultades que plantea un equipo que es incómodo y multiplica sus esfuerzos en esta competición. El Real Madrid de Zidane sufrió un batacazo histórico contra el Alcoyano y cayó eliminado en la prórroga contra un equipo en inferioridad numérica. Es el último bochorno de Florentino en la competición copera. “La herida sigue abierta”, dice Ancelotti. Un año después vuelven a enfrentarse a partido único en el estadio de El Collao.

Caras serias en Getafe

El Real Madrid ha empezado mal el año con la derrota en Getafe y el análisis de su entrenador no es lo que más le gusta escuchar a Florentino. Ancelotti justificó que hubo un problema de actitud y que el equipo prolongó un día más las vacaciones navideñas. Faltó tensión y concentración para entrar en el partido y, después, resultó imposible la reacción contra un rival intenso que minimizó al Madrid con orden defensivo y carácter.

Este tipo de descalabros son los que ponen en alerta al presidente. Los vivió en la primera etapa de Ancelotti, cuando el equipo se desplomó tras 22 triunfos seguidos y perdió la dinámica ganadora. Florentino Pérez no entiende de relajaciones y se marchó del Coliseum en Getafe con gesto serio por el tropiezo. El Alcoy, el escenario será el mismo con un rival guerrero y un estadio pequeño y que aprieta en la grada con el apoyo de los aficionados. Están avisados el entrenador y los jugadores.

El examen a la plantilla

Lo que más sorprende en el Real Madrid es la desconexión y la falta de eficacia de algunos jugadores en el partido contra el Getafe. Marco Asensio fue uno de los cambios de Ancelotti en el descanso. De este jugador se lleva esperando hace tiempo que tenga regularidad. Contra el Alcoyano el plan era que tuvieran oportunidades los futbolistas que menos juegan. Ancelotti ahora tiene dudas.

placeholder Carlos Ancelotti con gesto de preocupación
Carlos Ancelotti con gesto de preocupación

En el club esperan que no se repitan los fallos, despistes y se vuelva a hablar de un problema de actitud. El Alcoyano es otro examen a la plantilla. Ancelotti ha rotado poco y se espera que los que tengan una oportunidad se tomen la Copa como un torneo de máxima importancia.

Otros batacazos para aprender

Entre los malos recuerdos que tiene el presidente y el madridismo están las derrotas contra equipos de Segunda B. Son los capítulos negros, fatídicos, en la historia de esta competición para el Real Madrid. De los que sirven para recordar que los rivales de menor entidad se emplean con toda sus energías. Buscan la gesta. Sucedió contra el Toledo (2-1) en la temporada 2000-01 cuando cayó eliminado en la primera ronda a partido único. Con Vicente del Bosque de entrenador y jugadores como Fernando Hierro y Morientes en el campo. Siguió con la eliminación, a doble partido, contra el Real Unión en la temporada 2008-09. Derrota (3-2) en la ida y un 4-3 en el Bernabéu que no sirvió para lograr la remontada.

Uno de los peores recuerdos de Florentino Pérez es la goleada que infligió el Alcorcón (4-0), en el partido de ida, al equipo que entrenaba Manuel Pellegrini. Un duro castigo que no tuvo remedio con la victoria (1-0) en el Bernabéu, en la 2009-10. Otro día negro es la eliminación en los despachos por la alineación indebida de Cheryshev en Cádiz en la 2015-16. El Real Madrid de Rafa Benítez ganó en el Carranza (1-3), pero fue eliminado por alinear a Cheryshev en la primera parte cuando tenía pendiente un partido de sanción de la anterior temporada con el Villarreal. Entre relajaciones, falta de actitud, despistes y fallos de entrenadores a Florentino le han amargado la Copa del Rey.

En el Real Madrid dan un serio toque de atención a los jugadores tras la derrota contra el Getafe y en el club esperan que tenga efecto. Ancelotti asume que es el responsable de que el año haya empezado mal en la Liga y adquiere el compromiso de recuperar el pulso competitivo en el estreno de las dos competiciones del mes de enero. La Copa del Rey les enfrenta, de nuevo, contra el Alcoyano. En la Supercopa de España hay un Clásico contra el Barcelona la semana que viene. Hay que apretar los dientes y activarse desde el primer minuto para evitar cantadas como la de Militao.

Real Madrid FC Barcelona Villarreal CF Cádiz
El redactor recomienda