Es noticia
Menú
Quique Sánchez Flores: "Como me decía Di Stéfano... Si inflas el pecho, te lo hunden"
  1. Deportes
  2. Fútbol
el entrenador que tumbó al real madrid

Quique Sánchez Flores: "Como me decía Di Stéfano... Si inflas el pecho, te lo hunden"

Quique Sánchez Flores es un entrenador de raza que acumula una larga experiencia en los banquillos. Pero es, sobre todo, un especialista en sacar lo máximo de un grupo de jugadores

Foto: Quique Sánchez Flores da instrucciones en un partido del Getafe. (EFE/Miguel Ángel Molina)
Quique Sánchez Flores da instrucciones en un partido del Getafe. (EFE/Miguel Ángel Molina)

El nuevo año futbolístico en España empezó con el éxito del Getafe. El triunfo contra el Real Madrid es otra de esas hazañas inesperadas en las que el equipo pequeño se come al grande por carácter. Sirve para entender que cuando se compite no son una garantía la calidad y el talento. Hay más factores que influyen en el deporte y también en la vida para conseguir igualarnos y superarnos. Una buena estrategia, estudiar a fondo al oponente, minimizar sus virtudes, trabajar y creer en lo que haces, persistir, persuadir… Todo esto lo tiene el Getafe y, aunque en esta entrevista para El Confidencial elija ser más humilde que nunca, tiene un responsable. El líder es su entrenador. Quique Sánchez Flores es el hombre milagro.

Llegó cuando el equipo estaba en posiciones de descenso y solo había sumado un punto. Con él, el Getafe ha conseguido 17 puntos de 33 posibles y acaba de ganar al Real Madrid, que iba como un avión. Quique Sánchez Flores (56 años) es un entrenador de raza que acumula una larga experiencia en los banquillos. Pero es, sobre todo, un zorro. Desactivar el plan del veterano Carlo Ancelotti confirma que en el fútbol hay entrenadores que son capaces de influir en las mentes de sus jugadores, hacerlos mejores, y que con sus métodos ganan partidos a otros con mayor potencial y talento. Quique supo cómo amargar al Real Madrid.

Foto: Jorge Cuenca agarra a Hazard en el partido entre el Getafe y el Real Madrid. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

PREGUNTA. Ha empezado el año ganando al Real Madrid. Le ha cortado una racha de 15 partidos seguidos sin perder al equipo de Ancelotti. ¿Qué supone este triunfo para usted y para el Getafe?

RESPUESTA. Cuando consigues un triunfo de este tipo, contra el Real Madrid, las siguientes horas son intensas por las felicitaciones y el reconocimiento que te hace llegar la gente. Es algo emocionante, pero yo lo que quiero es recuperar la normalidad lo antes posible. Este tipo de victorias te meten en una burbuja y yo no me siento cómodo porque el fútbol son montañas rusas. Yo tengo un perfil más regular.

P. Algo habrá disfrutado, porque no se gana al Real Madrid todos los días y parecía que era un equipo casi invencible en la Liga...

R. Estoy muy alegre porque nos permite tener normalidad y seguir con el espíritu con el que hay que entender este deporte. Pero lo que yo quiero es que ni lo bueno ni lo malo nos haga diferentes. El halago debilita muchísimo. Tengo muchos maestros que me lo enseñaron a lo largo de mi carrera y uno de los que más me lo decían era Di Stéfano cuando lo tuve de entrenador en el Valencia. Si inflas el pecho, te lo hunden. Conviene disfrutar de las alegrías, pero pasadas unas horas hay que volver pronto a la normalidad.

placeholder Sandro gana un balón a Kroos en el partido disputado en el Coliseum.
Sandro gana un balón a Kroos en el partido disputado en el Coliseum.

P. En el Coliseum, los aficionados del Getafe ya cantan “Bordalás, te quise, pero ahora quiero a Quique”. ¿Se ha metido a la afición en el bolsillo?

R. Esto sí que es bonito. Cuando consigues que la afición se emocione, es lo mejor. Cuando logras conectar al equipo y ves que a los jugadores les brillan los ojos. Me alegra que los jugadores salieran a morder y con convicción contra el Real Madrid. Me alegra ver que mi equipo es el que mejor compite, que hay compromiso, esfuerzo, resiliencia… Es maravilloso.

P. ¿Qué tipo de milagro ha hecho para hacer resurgir al Getafe?

R. Nada. Yo solo traslado mi experiencia y mi aprendizaje a los jugadores. Hemos dedicado tiempo a ejercitar la mente y transmitir fuerza en las cabezas de los jugadores. El mensaje es que se esfuercen en lo que pueden hacer ahora y no miren el pasado. No fue nada fácil comenzar, pero a este equipo lo vimos competir, conseguir cosas importantes, jugar con bravura y pensamos que podía volver a hacerlo. Les convencimos y persuadimos y ha llegado la mejoría. Pero no damos nada por hecho. Cuando te diriges al jugador, hay que abrirle los ojos con otras realidades que tuvieron en años pasados y enfocarlos en cada idea que nos haga más fuertes. No existe la perfección, pero sí la práctica perfecta. El mensaje tiene que ser claro. En cada momento hay que estar enfocado y no podemos distraernos.

Foto: Luka Modric celebra el gol de Benzema en el derbi. (REUTERS/Javier Barbancho)

P. ¿Vio un Real Madrid de vacaciones como dice Ancelotti para explicar el tropiezo de su equipo?

R. Yo no puedo hablar de cómo está su equipo, pero cuando plantea este partido hay muchos y muy buenos jugadores. Hasta en su peor partido son buenos. Nosotros ejecutamos nuestro plan, que consistió en estrangular a algunos de sus jugadores y que su dinámica de juego fuera peor. Pero no les vi especialmente de vacaciones. Para nosotros, era importante minimizar nuestros defectos y lo conseguimos.

P. ¿Fue más fácil ganarles sin Vinícius?

R. Cuando faltan jugadores hay oportunidades para otros que son muy buenos. Jugó Rodrygo, que se parece mucho a Vinícius, y luego Hazard. No puedo decir más.

P. ¿Fue penalti el agarrón de Damián a Marcelo?

R. No hablo de este tipo de cosas. Son los árbitros los que deciden y ahora con el VAR se complica todo. Ahora hay más ojos con tantas cámaras y, por lo tanto, hay más apreciaciones. Pero yo en esto no me mojo.

placeholder Los jugadores del Getafe celebran el triunfo contra el Real Madrid.
Los jugadores del Getafe celebran el triunfo contra el Real Madrid.

P. Sufrió una expulsión en el partido contra el Athletic por su fuerte carácter. ¿Es este el espíritu que les inculcó para ganar al Real Madrid?

R. Yo soy enérgico por naturaleza. Sí es cierto que llevo unos años entrenando la mente. Estos tiempos que van muy rápido y a veces se vuelven locos requieren que tengas más control. En ese momento se impuso mi espíritu combativo. Me vi envuelto en una situación en que no me reconozco. Llamé al árbitro después y le pedí disculpas. Ya está solucionado.

P. Habla mucho de ejercitar la mente. ¿Qué método está siguiendo?

R. Leo mucho, hablo con personas que han tenido experiencias, hago deporte, ejercicios de pensamiento… Me informo de lo que es el funcionamiento de nuestro organismo. Muchas veces nos dejamos llevar por multitud de situaciones y en nuestra profesión convivimos con una montaña de emociones. Es importante tener el control.

Me encanta ser el león de la jungla, pero no el que caza. A mí me gusta quedarme atrás y que cacen, en este caso, mis jugadores

P. Cogió al Getafe con un punto y ahora tiene 18. Lo ha sacado del descenso. Solo ha perdido un partido en la Liga. ¿Tiene al Getafe de dulce? ¿Qué es el éxito para usted?

R. Los números no nos pueden atontar. Una vez leí un artículo de Umbral que decía: “El éxito es la masa gloriosa. Y una vez que se va la gloria desaparece la masa”. Yo sufro mucho con los halagos, me pongo rojo, sudo mucho… En este tipo de situaciones en las que hay éxito hay que ampliar a más gente que lo hace posible, y en nuestro caso están el club y los jugadores. Me da un poco de vergüenza que los propios jugadores puedan pensar que me estoy colgando el cartel de protagonista. Me encanta ser el león de la jungla, pero no el que caza. A mí me gusta quedarme atrás y que cacen, en este caso, mis jugadores.

P. Volviendo al triunfo contra el Real Madrid y cómo lo consiguió con su estrategia. ¿Se hace daño al equipo de Ancelotti cuando enfrente tiene un equipo ordenado e intenso en defensa?

R. Nosotros pensamos en ir a por determinados jugadores para cerrarles la visión del juego. Conseguimos estrangular la visión de los centrocampistas para provocar que el juego de arriba fuera lo más incómodo. Entendimos que el mejor plan era ir al entramado donde fabrica el juego el Real Madrid porque aquí son muy buenos. Intentamos que sus virtudes disminuyeran y lo conseguimos con un gran trabajo de todos.

P. ¿Ve al Real Madrid como el favorito para ganar la Liga?

R. El Real Madrid me gusta desde el principio de la temporada. Es un equipo que está fresco, con una buena circulación de la pelota, verticalidad, que tiene centrales concentrados, con un excelso Courtois, Vinícius enchufado… Me parece el mejor equipo para ganar la Liga.

Foto: Gerard Piqué celebra un tanto. (REUTERS/Albert Gea)

P. Antes del partido le escuché decir que Florentino Pérez era el mejor presidente de la historia del Real Madrid. ¿Qué opinión tiene de él?

R. No lo voy a volver a decir. Solo digo que conozco la historia del Real Madrid, que es un club que tiene una gran plantilla y va a tener el mejor estadio del mundo. Todo esto hay que valorarlo y para conseguirlo tiene que haber muchos ingenieros.

P. Para terminar. ¿Qué aspiraciones tiene como entrenador? ¿Le gustaría volver a entrenar a un equipo grande?

R. A mi trabajo le sigo llamando pasión. Con 10 años yo ya tenía la ilusión de dirigir a mis compañeros de colegio. Son ya 40 años desde que empecé a jugar y los que llevo en el fútbol. Hago lo que me gusta y no le llamo trabajo. Es una pasión. Formo parte de una familia en la que hay una parte que son artistas y otra que pertenece al fútbol. Sabemos lo que es la dedicación, el trabajo y la pasión. Pero también dependes de lo que perciban los demás. Mientras esté en el fútbol, puedo coger todo tipo de equipos. Dejé la élite para ir a entrenar a otros países con equipos menores porque tenía inquietudes. Puedo decir que el tiempo me ha dado conocimiento.

El nuevo año futbolístico en España empezó con el éxito del Getafe. El triunfo contra el Real Madrid es otra de esas hazañas inesperadas en las que el equipo pequeño se come al grande por carácter. Sirve para entender que cuando se compite no son una garantía la calidad y el talento. Hay más factores que influyen en el deporte y también en la vida para conseguir igualarnos y superarnos. Una buena estrategia, estudiar a fondo al oponente, minimizar sus virtudes, trabajar y creer en lo que haces, persistir, persuadir… Todo esto lo tiene el Getafe y, aunque en esta entrevista para El Confidencial elija ser más humilde que nunca, tiene un responsable. El líder es su entrenador. Quique Sánchez Flores es el hombre milagro.

Ángel Torres Karim Benzema
El redactor recomienda