Es noticia
Menú
Las bravuconadas de Vinícius: cuando en el Real Madrid lo ven como un bendito problema
  1. Deportes
  2. Fútbol
el brasileño coge fama de villano

Las bravuconadas de Vinícius: cuando en el Real Madrid lo ven como un bendito problema

Vinícius tiene en jaque a los adversarios por un comportamiento en el campo que califican de provocador y con maldad. En el Real Madrid deciden que no tiene que cambiar su actitud

Foto: Vinícius protesta en una acción del partido contra Osasuna. (Reuters/Isabel Infantes)
Vinícius protesta en una acción del partido contra Osasuna. (Reuters/Isabel Infantes)

Vinícius está en demasiadas polémicas. Se dispara la animadversión hacia un joven de 22 años que ha alcanzado el estatus de estrella en el Real Madrid. En su combativa personalidad influye lo que le ha costado llegar hasta aquí. El problema es la sensación que transmite, la de un futbolista que no tiene humildad y se desempeña como un canalla en el césped. El fútbol, como la vida, no la entiende sin la diversión y la ambición. Vinícius pone en jaque, indigna y es molesto. No ya solo por sus acciones de regates desequilibrantes y los goles, sino también por sus bravuconadas.

En los tres últimos partidos de Liga (Mallorca, Atlético de Madrid y Osasuna) ha pasado por un sinfín de episodios que provocan rechazo. Su comportamiento en el césped abre el debate de cómo una estrella tiene que cuidar las formas, cumplir con unos códigos o los límites que le tiene que imponer el club. Lo que está sucediendo es preocupante, porque la imagen de villano empieza a eclipsar las virtudes futbolísticas. Sus acciones con los jugadores rivales, entrenadores, árbitros y la grada ponen el foco en lo pendenciero por delante de lo virtuoso. Vinícius no es Modric. El croata, en el final de su carrera, sale aplaudido de los campos como un señor. Al brasileño todavía le queda una larga trayectoria y parece desenvolverse con maldad.

placeholder Vinícius celebra un gol en un partido del Real Madrid.
Vinícius celebra un gol en un partido del Real Madrid.

Contra Osasuna, menospreció a David García, levantando la mano para decirle adiós, en la expulsión. Las cámaras captaron cómo se dirigía al árbitro Cuadra Fernández con un "eres malísimo". Venía de un derbi tenso en el Metropolitano. Un partido antes, contra el Mallorca en el Bernabéu, las disputas con Javier Aguirre, Maffeo y Raíllo. La crítica es la de un futbolista con una actitud chulesca, provocadora, teatrero y tribunero. Indigna que supere los límites con mofas. ¿Y qué hace el Real Madrid con un jugador que coge fama de conflictivo? La respuesta es protegerlo y reforzarlo.

Demasiados líos con los rivales

En el Real Madrid consideran que lo de Vinícius es un bendito problema. Es el joven talento que sufrió mofas de aficionados, rivales y prensa en sus primeros años y que ahora es víctima de marcajes más agresivos, permisividad arbitral y provocaciones. Nadie en el club se ha propuesto darle un toque de atención. Ni siquiera sus compañeros dan una importancia mayor a estos conflictos que forman parte de este deporte y se acentúan con un futbolista que agita el juego y perturba con sus regates. A Kroos se le vio recomendarle que siguiera jugando en uno de sus líos contra el Mallorca. Lo mismo hizo Benzema contra Osasuna. Nada más. Nadie quiere estropear la personalidad de un futbolista que se come el balón. Ni el propio Ancelotti, que dice que es un jugador especial y no tiene que cambiar nada de su actitud.

Foto: Amancio Amaro saluda a aficionados del Real Madrid. (EFE/Mariscal)

Antonio Raíllo, capitán del Mallorca, quiso destapar quién es realmente Vinícius y cómo se comporta en un partido: "Vinícius comete muchas faltas de respeto dentro del campo. Que baile, pero no insulte. Que no menosprecie a los compañeros de profesión. Luego, cuando se le tilda de provocador, usa el comodín del racismo". Las declaraciones, en el 'Diario de Mallorca', fueron duras y en los despachos del club blanco lo ven como una maniobra más para amedrentar y desprestigiar al joven futbolista.

Con Vinícius, lo que hace el Madrid es protegerle más que darle un toque de atención. Animarle a que siga encarando y se atreva con todo. Se le recomienda que tenga más picardía y no entre en todo tipo de batallas y pueda verse perjudicado por las protestas. Sobre todo las arbitrales. Si algo tienen claro en el Real Madrid con la polémica que rodea al temperamento de Vinícius es que no hay un motivo de peso por el que cambiar la esencia de un futbolista que en su descontrol tiene más cosas positivas que negativas.

Prima el descaro

Lo que se pone en valor es el descaro por encima de las bravuconadas. Tener un futbolista con un altísimo compromiso y una progresión que hizo que la temporada pasada llegara a disputar 52 encuentros, marcara 22 goles y fuera el autor del tanto en la final de la Champions, es un éxito en la política de jóvenes talentos por la que apuesta el club. Florentino Pérez saca pecho con Vinícius. Lo hizo en la reunión con los socios compromisarios para preparar la asamblea y lo manifestó públicamente tras ganar la Champions. "Vinícius va a ser Balón de Oro. No tengo ninguna duda, como pienso que ahora va a ser Benzema y como lo ha sido Modric. Yo creo que el Real Madrid es el cesto adecuado para los grandes jugadores y Vinícius es un gran jugador. Hemos tenido paciencia, pero algunos se ponían nerviosos", manifestó en 'El Chiringuito'.

Foto: Tchouaméni, Rodrygo y Benzema en el partido contra Osasuna. (Reuters/Isabel Infantes)

La opinión del presidente es que el brasileño es un potencial Balón de Oro. Habla con orgullo de un futbolista que no se achanta y denuncia la violencia de los marcajes, las patadas que recibe. Vinícius también cree que en el Real Madrid puede ganar el Balón de Oro. Este es el camino que ha escogido para conseguirlo y hacer historia en el Real Madrid.

Esta temporada ha perdido a Marcelo, con el que compartía confidencias y la persona que más le ayudó a adaptarse a la exigencia de ser jugador del Real Madrid. Marcelo es de los que le animaban a comerse el mundo, a ser valiente y no amilanarse en el césped. Esta es la explicación de por qué Vinícius parece un agrandado. Quiere hacer historia en el Real Madrid.

Vinícius está en demasiadas polémicas. Se dispara la animadversión hacia un joven de 22 años que ha alcanzado el estatus de estrella en el Real Madrid. En su combativa personalidad influye lo que le ha costado llegar hasta aquí. El problema es la sensación que transmite, la de un futbolista que no tiene humildad y se desempeña como un canalla en el césped. El fútbol, como la vida, no la entiende sin la diversión y la ambición. Vinícius pone en jaque, indigna y es molesto. No ya solo por sus acciones de regates desequilibrantes y los goles, sino también por sus bravuconadas.

Vinicius Junior Karim Benzema
El redactor recomienda