Es noticia
Menú
Courtois, el portero al que le da más cariño Florentino que Ancelotti
  1. Deportes
  2. Fútbol
la excesiva dependencia del belga

Courtois, el portero al que le da más cariño Florentino que Ancelotti

Courtois es ambicioso y vanidoso. Le gusta que le valoren su trabajo y el elogio. Para el técnico es importante que esté acertado, pero tampoco es buena noticia que sea el más destacado

Foto: Thibaut Courtois sonríe durante una conferencia de prensa. (REUTERS/Gleb Garanich)
Thibaut Courtois sonríe durante una conferencia de prensa. (REUTERS/Gleb Garanich)

Florentino Pérez tiene lo que quería en la portería. Al mejor del mundo, con un reconocimiento unánime por ser uno de los guardametas que son capaces de ganar partidos. Lo viene demostrando en la Liga, la Champions y en la Supercopa de España (decisivo parando un penalti en la final al Athletic). El presidente del Real Madrid presume del excelente rendimiento de Thibaut Courtois desde que lo fichó en 2018 y el crecimiento en cada temporada. Florentino quería al mejor en la portería y al plan le falta el número uno en el ataque. Pero lo de Mbappé es otra historia.

El portero belga está en su mejor momento y es una de las esperanzas para el partido contra el Paris Saint-Germain en el Bernabéu. El mes de febrero ha sido brillante. Solo ha encajado dos goles en los seis partidos y han sido en los últimos minutos. El de Berenguer, en Bilbao, en el 89. Y el de Mbappé, en París, en el 93. A Messi le paró un penalti.

placeholder Courtois en el gol marcado por Mbappé en el Parque de los Príncipes
Courtois en el gol marcado por Mbappé en el Parque de los Príncipes

"No sé qué hay que hacer para marcar un gol a Courtois. Hay que rezar un poco más". Son las palabras de impotencia y también de admiración que pronunció Iván Balliu, futbolista del Rayo, tras la derrota contra el Real Madrid en Vallecas. Courtois consigue ser un portero que desmoraliza a los rivales. El belga dejó la portería a cero y son ya 16 partidos esta temporada sin recibir un gol. La dependencia del equipo con su portero para sacar adelante los partidos empieza ser excesiva y peligrosa. Por este motivo se puede entender que Carlo Ancelotti dijera que el partido contra el Rayo no lo ganaron por los paradones de Courtois sino por el trabajo del equipo.

La dependencia del belga

El análisis del entrenador del Real Madrid es injusto e interesado. Se entiende desde el miedo o los nervios que tiene el italiano en las últimas semanas a que se le caiga el equipo. El mejor Real Madrid, el más fiable y competitivo, se quedó en la final de la Supercopa de España. Ha pasado un mes y medio desde este partido en el que Courtois fue determinante con un paradón con el pie en el penalti lanzado por Raúl García. "Si meten el penalti quedaban siete u ocho minutos de infarto. Menos mal", dijo el portero del Real Madrid. De nuevo, fue el salvador. Desde ese 16 de enero, Ancelotti no consigue que el mejor de su equipo no sea Courtois. En unas semanas (20 de marzo) llega el Clásico en el Bernabéu y el Barcelona de Xavi mejora y el Real Madrid está atascado. Puede que no haya Liga, pero lo que sí hay es Clásico.

Courtois está encantado en el papel de salvador. Es la red del equipo en situaciones críticas. Ha conseguido que le señalen como una figura principal en los éxitos del equipo. Tiene un rendimiento regular y determinante y le ha sacado provecho. Convenció a Florentino Pérez para que le ampliara dos años más el contrato. El belga acababa en 2024 y pidió al presidente una prolongación hasta 2026. Lo hizo sin mejora salarial. El deseo era tener la seguridad de que podía estar más años en el Real Madrid y sentir la confianza total del club. "Soy madridista desde niño. Tenía un póster de Casillas en mi habitación", repite el belga. El gigantesco portero, apodado como el 'jirafa' en el vestuario, quiere ser una leyenda en el Real Madrid. Hacer historia como otros míticos guardametas.

Foto: Sergio Ramos hace estiramientos antes de un partido del PSG. (REUTERS/Gonzalo Fuentes)

Thibaut Courtois es ambicioso y vanidoso. Le gusta que le den cariño, que le elogien su trabajo. Tiene más de Florentino que de Ancelotti. Para el entrenador es importante que el trabajo del portero destaque, pero tampoco es la mejor noticia. Al Real Madrid le vendría bien hacer un partido sobresaliente sin que el mejor fuera Courtois. Puede ser este el motivo por el que Ancelotti no quiere destacar la dependencia que tiene el equipo del portero para sacar adelante los resultados. Courtois da seguridad atrás, pero no es suficiente para que los partidos discurran con más tranquilidad. Lo que le interesa y en lo que está el entrenador es que el equipo cambie el posicionamiento táctico para que el planteamiento asuma más riesgos ofensivos. Presionar en campo contrario, hacerlo con más continuidad, controlar mejor los partidos y ser más efectivos en las transiciones. Así se puede depender menos de Courtois.

El juego del Real Madrid necesita recuperar más intensidad, ritmo y verticalidad. En Vallecas salió adelante por una acción brillante de Benzema y Vinicius, que fue posible para ganar porque antes había tenido Courtois tres excelentes intervenciones. Ancelotti no salió ante la prensa para decir que el Courtois es el nuevo Casillas. No hace lo mismo que Xavi cuando sitúa a Pedri como el nuevo Iniesta. Cada futbolista tiene sus cualidades e identidad, las comparaciones solo sirven para meter más presión, pero sí hay un jugador que está marcando las diferencias esta temporada, ese es Thibaut Courtois.

Foto: Marcelo, capitán del Real Madrid, antes de un partido. (EFE/Robert Perry)

Lleva varios años a un nivel altísimo. Fue fundamental en la consecución de la Liga tras el confinamiento (20 goles en 34 partidos y el portero que menos goles recibió del campeonato con una media de 0,54 por encuentro). En esta Liga lleva encajados 20 goles en 26 partidos (27 en los 36 encuentros de toda la temporada). Sin lugar a dudas, la incidencia que tiene Courtois en el Real Madrid es igual o más importante que la que produce Benzema con sus 26 goles y 7 asistencias.

Este miércoles no pudo entrenarse en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. El belga llamó para decir que tenía síntomas de un catarro y la decisión del cuerpo técnico fue la de dar prioridad a que se recuperara en su casa. El jueves ya tuvo permiso para incorporarse al grupo. Un simple resfriado de Courtois pone en alerta al Real Madrid. Para que nos hagamos a la idea del peso del portero.

Florentino Pérez tiene lo que quería en la portería. Al mejor del mundo, con un reconocimiento unánime por ser uno de los guardametas que son capaces de ganar partidos. Lo viene demostrando en la Liga, la Champions y en la Supercopa de España (decisivo parando un penalti en la final al Athletic). El presidente del Real Madrid presume del excelente rendimiento de Thibaut Courtois desde que lo fichó en 2018 y el crecimiento en cada temporada. Florentino quería al mejor en la portería y al plan le falta el número uno en el ataque. Pero lo de Mbappé es otra historia.

Real Madrid Karim Benzema
El redactor recomienda