Es noticia
Menú
Una comida breve, fría y con retrasos entre Florentino Pérez y Nasser Al-Khelaifi
  1. Deportes
  2. Fútbol
antes del partido

Una comida breve, fría y con retrasos entre Florentino Pérez y Nasser Al-Khelaifi

El encuentro entre los dos presidentes duró menos de lo habitual, sufrió retrasos y cambió de restaurante. Un acto protocolario de dos clubes enfrentados por Mbappé y la Superliga

Foto: Florentino Pérez en el estadio Parque de los Príncipes. (Reuters/Gonzalo Fuentes)
Florentino Pérez en el estadio Parque de los Príncipes. (Reuters/Gonzalo Fuentes)

El protocolo es cruel cuando dos personas tienen que cumplir con un encuentro que no es agradable. Es lo que sucedió en la comida entre el Paris Saint-Germain y el Real Madrid antes del partido en el Parque de los Príncipes. Fue más breve de lo que es habitual, fría y sufrió varios retrasos. Lo normal cuando la relación de dos instituciones está deteriorada. El PSG y el Real Madrid están enfrentados por Mbappé y la Superliga y estos dos asuntos ponían el morbo al encuentro entre el presidente del club francés, Nasser Al-Khelaifi, y Florentino Pérez.

La comida apenas duró una hora y 20 minutos. Todo fue rápido y protocolario. No hubo, evidentemente, sobremesa. No está la situación para perder el tiempo con dos asuntos en los que las posturas y las distancias están alejadas y son insalvables. Florentino persiste en el proyecto de la Superliga y es tenaz en el objetivo de fichar a Mbappé. Nasser Al-Khelaifi es visto en el club blanco como el aliado de Aleksander Ceferin y con la UEFA el conflicto está en los juzgados. Lo de Mbappé es un asunto que depende del jugador y, de momento, se mantiene firme en su idea de no renovar. Desde el club francés filtran que todo es posible y no tiran la toalla. No lo dan por perdido. Florentino tampoco. Ofreció 200 millones de euros a finales de agosto y ahora puede llegar libre en junio.

placeholder Mbappé durante un partido del Paris Saint-Germain.
Mbappé durante un partido del Paris Saint-Germain.

En este escenario frío y distante, se celebró una comida que cambió de fecha, hora y restaurante. En un principio iba a ser en el superlujoso restaurante Guy Savoy (el menú más básico tiene un precio de 530 euros) y, finalmente, se celebró en el lujoso restaurante del Pabellón Ledoyen (en los Campos Elíseos y con un menú que no baja de los 248 euros). El PSG ejercía de anfitrión y cambió los planes. En un primer momento, iban a cenar el lunes en el Savoy y lo pasaron a la comida del martes en Ledoyen. Problemas de agenda, es lo que alegó el club francés. Florentino Pérez llegó media hora tarde a la comida. Problemas de agenda y tráfico, alegó el club.

El enfado con Leonardo

El presidente del Real Madrid llegó el último y se hizo esperar. Dentro del restaurante estaban Nasser Al-Khelaifi y Leonardo, director deportivo del PSG. Los siguientes en llegar fueron José Ángel Sánchez (director general ejecutivo del Real Madrid) y Emilio Butragueño (director de Relaciones Institucionales). La frialdad, la distancia que marca el Real Madrid con el PSG, está también motivada por el ataque de Leonardo. "Desde hace dos años, el Madrid ha tenido un comportamiento no correcto, ilegal, contactando con el entorno del jugador. Ha sido inaceptable. Nada correcto hacia nosotros. Y la prueba de esa estrategia es la de presentar una oferta a siete días del final del mercado y a un año de su contrato. La oferta no es suficiente desde nuestro punto de vista. Era menos de lo que pagamos", son las palabras con las que se sintieron atacados en el Real Madrid.

Foto: Sergio Ramos con gesto serio antes de un partido del PSG. (Reuters/Craig Brough)

Florentino llegó, saludó, hubo intercambio de palabras protocolarias y nada más. Ni una declaración a los medios que cubrieron un encuentro que ha levantado expectación. Al-Khelaifi salió del restaurante más serio que Florentino. Todavía queda una segunda cita en Madrid, para el partido de vuelta, y, por lo visto en París, será igual de fría. Años atrás, cuando las relaciones eran fluidas y no había tensiones, se prolongaban más este tipo de reuniones. El Real Madrid y el PSG hacían operaciones conjuntas, como el traspaso de Keylor Navas y la cesión de Areola. Esto ha cambiado por el pulso con Mbappé y la Superliga.

"Casi no tenemos relación con el Real Madrid. No lo voy a ocultar. No voy a recordar lo que pasó. Yo creo en el fútbol accesible para los clubes pequeños y ellos no piensan lo mismo", declaró Nasser Al-Khelaifi minutos antes del partido en el Parque de los Príncipes a Canal Plus Francia.

El protocolo es cruel cuando dos personas tienen que cumplir con un encuentro que no es agradable. Es lo que sucedió en la comida entre el Paris Saint-Germain y el Real Madrid antes del partido en el Parque de los Príncipes. Fue más breve de lo que es habitual, fría y sufrió varios retrasos. Lo normal cuando la relación de dos instituciones está deteriorada. El PSG y el Real Madrid están enfrentados por Mbappé y la Superliga y estos dos asuntos ponían el morbo al encuentro entre el presidente del club francés, Nasser Al-Khelaifi, y Florentino Pérez.

Florentino Pérez Kylian Mbappé
El redactor recomienda