La Superliga se maquilla para gustar a todos: menos privilegios y formato abierto
  1. Deportes
  2. Fútbol
En mitad del conflicto judicial

La Superliga se maquilla para gustar a todos: menos privilegios y formato abierto

El proyecto planea cambios para hacer más atractivo su formato de cara a los aficionados. No habrá puestos fijos para ningún equipo, que tendrán que ganarse el clasificarse

Foto: Protesta en contra de la Superliga en Manchester. (Reuters)
Protesta en contra de la Superliga en Manchester. (Reuters)

Solo tres miembros continúan de manera oficial en su camino a la Superliga: Real Madrid, FC Barcelona y Juventus de Turín. Pero lo que parecía una derrota contundente por parte del mundo del fútbol (encabezada por la UEFA y las principales ligas europeas) era solo el principio de un largo conflicto. La nueva competición avanza firme en su litigio frente al máximo organismo futbolístico del continente, pero esta no es la única vía de crecimiento del proyecto, que continúa perfilando su formato para hacerlo más atractivo para el gran público.

Foto: Florentino Pérez celebra la victoria del Real Madrid en la final de la UEFA Youth League. (Cordon Press)

El cambio más significativo de la nueva Superliga será eliminar el término y las condiciones de los socios permanentes. Seguirá habiendo fundadores del formato, pero estos no tendrán acceso garantizado año tras año a la competición. Habrá que ganárselo en el césped. Todos los equipos que se clasifiquen para el torneo lo harán en función de los resultados que obtengan en sus ligas domésticas, en busca de un sistema “100% abierto” para todos los clubes europeos. El medio alemán ‘WirtschaftsWoche’ fue el primero en acceder al contenido del documento en el que se detallan las directrices de estos cambios y que la Cadena Ser amplió esta madrugada.

placeholder Florentino Pérez, presidente de la Superliga. (Efe)
Florentino Pérez, presidente de la Superliga. (Efe)

Según la información filtrada, el torneo contará con 20 clubes donde todas las ligas europeas tendrán la oportunidad de ganarse un puesto a través de una fase de clasificación. También existirá una competición paralela a modo de segunda división. Esta giro de los acontecimientos coincide con la versión que el propio Joan Laporta, presidente de uno de los clubes impulsores, afirmó en una entrevista con ‘Sport’: “No está aparcada, al contrario, sigue viva y abierta al diálogo con todos los agentes del fútbol, así se está trabajando con la sociedad que tiene esta misión y ahí estamos la Juve, el Madrid y el Barça mientras seguimos ganando todos los procedimientos judiciales”.

Son varios los puntos que señala el sumario del documento de la nueva Superliga en contra de la UEFA: sistema agotado y desfasado, el rol del organismo genera conflictos estructurales, control ineficiente en materia económica, bajón de partidos de alto nivel, falta de transparencia por parte de la institución… E incluso la afirmación de que la Unión Europea está perdiendo gradualmente el mando del fútbol. Según el medio alemán, el texto tiene ocho páginas, fue dirigido a los eurodiputados y a la Comisión de la UE, y se hará público en cuanto haya novedades del litigio en manos del Tribunal Europeo de Luxemburgo, que podría llegar en los próximos días.

Los impulsores de la Superliga, capitaneados por su presidente, Florentino Pérez, también mandatario del Real Madrid, dieron cuenta de los problemas de comunicación que su primera propuesta generó en el pasado mes de abril. Fue la masiva respuesta de los aficionados ingleses -actualmente, el mercado más importante del fútbol europeo- la que acabó por echar atrás el proyecto. Este nuevo formato trata de maquillar la competición en búsqueda de la aprobación por parte del gran público, que pedía igualdad de condiciones para todos los equipos. De momento, la Superliga ve encaminado a su favor el conflicto legal y continúa el lavado de imagen para lograr la aceptación de los hinchas.

El Gobierno español se posiciona en contra

La Abogacía del Estado envío este martes alegaciones al Tribunal de Justicia de la Unión Europea en contra de la competición. En el documento remitido el Gobierno español se alineó con la UEFA, así como con el resto de federaciones que integran la oposición a una Superliga sin méritos deportivos. En su momento, el anterior ministro de Cultura y Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes, dejó claro que la posición del ejecutivo de Pedro Sánchez en la polémica deportiva era contraria al formato. “Se rompe el modelo de deporte, de fútbol competitivo abierto basado en el mérito, que el grande y el pequeño se puedan enfrentar y que el pequeño pueda ganar de vez en cuando”, advirtió Uribes. Esta connotación de “competición cerrada” es precisamente el cambio deslizado desde la Superliga en su nueva versión, donde se aboga por la igualdad de condiciones a la hora de entrar en el torneo.

Foto: Aitor Elizegi, en el centro, con Florentino Pérez en San Mamés. (EFE)

En España, el rostro contrario a la Superliga ha sido Javier Tebas, presidente de LaLiga, quien ha mostrado durante meses una fuerte oposición al formato al considerar que va en contra de los intereses de los clubes, a excepción del Real Madrid y Barcelona. “El concepto de la Superliga está muerto", aseguró Tebas este mismo martes, en el debate 'Thinking Football Summit', junto a su homólogo portugués: "¿Hay que pagar más a los jugadores para que en vez de 7 tengan 10 Ferraris?".

Superliga Unión Europea UEFA
El redactor recomienda