Es noticia
Menú
El 'cedido' Mbappé: la presión del emir de Qatar y el recibimiento del Bernabéu
  1. Deportes
  2. Fútbol
el psg insiste en un gran proyecto

El 'cedido' Mbappé: la presión del emir de Qatar y el recibimiento del Bernabéu

Florentino Pérez no subestima el músculo económico ni las maniobras del emir para conseguir que Mbappé juegue en el PSG hasta, por lo menos, después del Mundial de Qatar

Foto: Kylian Mbappé durante el partido entre el PSG y el Nantes. (REUTERS/Stephane Mahe)
Kylian Mbappé durante el partido entre el PSG y el Nantes. (REUTERS/Stephane Mahe)

De Kylian Mbappé dicen, fuentes cercanas a Florentino Pérez, que juega 'cedido' en el Paris Saint-Germain esta temporada. Como broma está bien. Pero la decepción puede ser mayúscula como el francés acabe aceptando la megaoferta de renovación. Es una forma de transmitir tranquilidad y tener la certeza de que el jugador no se va a echar para atrás. Hay más optimismo entre los cercanos al presidente que en el propio Florentino. La maquinaria de Qatar se ha puesto en marcha, a los más altos niveles, para evitar la fuga.

Florentino Pérez no bromea con este asunto. No subestima el músculo económico ni las maniobras seductoras para conseguir de cualquier manera que Mbappé juegue en el PSG hasta, por lo menos, después del Mundial de Qatar 2022. El emir tiene dinero para pagar la comisión más alta de la historia del fútbol (gastó 222 millones de euros para sacar a Neymar del Barça), el mayor sueldo y los contactos políticos-deportivos suficientes para conseguirlo. Qatar pisa el acelerador e involucra a Macron y a la familia de Mbappé con lo que se califica como un asunto de Estado.

placeholder Mbappé en la acción que marca el gol al Real Madrid en el Parque de los Príncipes
Mbappé en la acción que marca el gol al Real Madrid en el Parque de los Príncipes

No se puede ir de Francia porque es un referente para los niños, dice el presidente del país galo, y no puede dejar tirado a Qatar como imagen que explotar para el Mundial. El precio de su marcha haría daño al emir y lo que le trasladan a Mbappé es que se lo repiense. Con calma, pero si es posible sería bueno que diera una contestación antes del 9 de marzo, el día del partido de vuelta contra el Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu. Aunque no sea oficial. Pero viajar a Madrid sin nada avanzado o apalabrado es una pérdida de tiempo y tiene riesgos.

El emir mueve ficha

El orgullo de Qatar y el de los dirigentes del Paris Saint-Germain que se tienen que sentar en el palco del Bernabéu no soportaría un recibimiento cariñoso del Bernabéu a Mbappé. El presidente Nasser Al-Khelaifi y el director deportivo Leonardo son las personas que vivirán en directo el nivel de deseo de los aficionados del Real Madrid. También de las autoridades que acudan al palco del Bernabéu y, como ha reconocido Al-Khelaifi, las relaciones entre los clubes son algo más que frías. La breve comida en un restaurante de París antes del partido en el Parque de los Príncipes confirmó las tensiones. Cumplieron con el protocolo.

Cualquier cosa puede suceder, pero lo que buscan evitar en Qatar es que Mbappé se presente en el Bernabéu sin haber movido ficha. Le dan trato preferencial y presentan, de nuevo, un proyecto deportivo y económico más potente que el que ha recibido del Real Madrid. La pelota vuelve a estar en el tejado de Mbappé. Al Madrid le presentan como un intruso. Porque en el Paris Saint-Germain no olvidan ni perdonan que el Real Madrid haya hecho maniobras ilegales para ficharle. Tienen demasiado claro que están detrás de las dudas que les plantea Mbappé para aceptar cualquier fórmula de renovación.

Foto: Mourinho durante el partido de la Coppa de Italia en San Siro. (REUTERS/Alberto Lingria)

Tamin Bin Hamad Al Thani, emir de Qatar y propietario del PSG a través del fondo inversor Qatar Sports Investments, es un duro negociador. Con Mbappé no hay tensiones, pero sí considera que el jugador tiene que aceptar el compromiso de renovar. Apostó por él y pagó 180 millones de euros al Mónaco. Lo hizo con un proyecto en el que era considerado como un jugador franquicia para el club y Qatar. Un referente y un futbolista con el que los franceses tienen que identificarse. Las presiones a Mbappé para que acepte la renovación no son únicamente económicas.

Antes que Haaland

La 'operación Mbappé' no tiene más vueltas para el Real Madrid. Ha hecho todo lo que se puede hacer e ir por las buenas. Demostró que buscaba una negociación para pagar un traspaso millonario (200 millones de euros) en su último año de contrato. No ha tenido respuesta del PSG. Mbappé también tiene en su tejado la pelota del Real Madrid. Ahora solo queda esperar y ver cuál chuta. Los movimientos más inteligentes que pueden hacer desde la casa blanca es demostrarle que es el deseado, el fichaje principal, por delante de Haaland.

Los otros movimientos son dedicarle palabras de admiración y en este papel estuvo sobresaliente el entrenador. A Carlo Ancelotti le preguntaron, en su peor noche como entrenador del Real Madrid, tras la derrota en París por Mbappé. Con el enfado de la derrota fue inteligente: "Es el mejor de Europa. Hemos intentado controlarlo, pero siempre puede inventar algo". Estuvo más torpe Mauricio Pochettino. Su entrenador dijo que "el mejor del mundo es Messi". Con todo esto, Florentino Pérez todavía no da por hecho el fichaje de Mbappé, pero sí hay expectación entre los dirigentes en cómo será el recibimiento del Bernabéu y las caras que pondrán Al-Khelaifi y Leonardo.

De Kylian Mbappé dicen, fuentes cercanas a Florentino Pérez, que juega 'cedido' en el Paris Saint-Germain esta temporada. Como broma está bien. Pero la decepción puede ser mayúscula como el francés acabe aceptando la megaoferta de renovación. Es una forma de transmitir tranquilidad y tener la certeza de que el jugador no se va a echar para atrás. Hay más optimismo entre los cercanos al presidente que en el propio Florentino. La maquinaria de Qatar se ha puesto en marcha, a los más altos niveles, para evitar la fuga.

Kylian Mbappé Florentino Pérez
El redactor recomienda