Lo mejor y lo peor | Laporta no tiene valor de echar a Koeman tras tocar fondo en el Clásico
  1. Deportes
  2. Fútbol
el daño que hace perder contra el madrid

Lo mejor y lo peor | Laporta no tiene valor de echar a Koeman tras tocar fondo en el Clásico

El rumbo es malo. Koeman echa balones fuera, no se hace responsable y sigue sin hacer un bloque fiable. El presidente revive sus peores pesadillas con la derrota en el Clásico

Foto: Ronald Koeman, cabizbajo, en un momento del Clásico. (EFE)
Ronald Koeman, cabizbajo, en un momento del Clásico. (EFE)

Joan Laporta es un presidente desesperado, nervioso y aturdido. Lo que le piden el cuerpo y la cabeza desde hace muchísimos meses es quitarse de encima a Koeman. Pero no tiene valor ni dinero para hacerlo. Lo ratificó antes del partido contra el Atlético de Madrid, cuando había filtrado a la prensa amiga que estaba en la cuerda floja, y lo tiene que mantener contra su voluntad tras perder el Clásico.

El Barcelona toca fondo con la derrota contra el Real Madrid en otro partido que deja una sensación de impotencia en el equipo culé. No tiene nada o muy poco con lo que pensar que está para plantar cara a un equipo de talla. Esta temporada acumula la goleada del Bayern de Múnich, el repaso del Benfica y las derrotas contra el Atleti y el Real Madrid. Llegó al Clásico con una victoria agónica contra el Dinamo de Kiev y gracias a un gol de Piqué, que es junto con Buquets de los pocos que demuestran tener vergüenza y amor propio. No es una derrota más. Es otro día negro para Laporta. La relación está más deteriorada después del Clásico y, aunque queda mucha temporada por disputar, el rumbo es malo. Koeman echa balones fuera, no se hace responsable y sigue sin hacer un bloque fiable. Va a la deriva.

Lo mejor | Ancelotti, en manos de Casemiro, Kroos y Modric

Lo mejor del Clásico es la reacción que ha experimentado el Real Madrid. Eran dos citas para examinar el trabajo de Carlo Ancelotti. Si realmente estaba perdido con sus experimentos o había encontrado las soluciones para armar un equipo más sólido en defensa y recuperar el gol perdido. Venía de tres partidos sin ganar (Villarreal, Sheriff y Espanyol) y ha tenido una semana grande con la goleada al Shakthar y el triunfo contra el Barcelona.

Foto: Luka Modric celebra junto a Rodrygo el pase de gol a Vinicius en Kiev. (Efe)

El Real Madrid vuelve a recuperar el pulso, sabe a lo que juega y es contundente en las dos áreas. Ancelotti se ha puesto en manos de sus jugadores y entiende que el sistema con el que están más cómodos es el 4-3-3. Hay orden, equilibrio, seguridad atrás y permite lanzar los contraataques. Es efectivo. El técnico italiano deja de improvisar y va a lo seguro. Casemiro, Kroos y Modric son una garantía en el centro del campo y con ellos hay que contar, como hacía Zidane, hasta que la gasolina esté en la reserva. Ancelotti los ha exprimido en la semana grande y le ha salido perfecto. Los niños tienen que seguir aprendiendo. El relevo generacional no es tan sencillo como imaginaban en el club. El Madrid es más competitivo cuando se hace fuerte en el centro campo.

Lo bueno | David Alaba confirma que puede ser un líder

Lo bueno para el Real Madrid, una de las mejores noticias que deja el Clásico, es que tiene en David Alaba a un líder. El vacío que dejó Sergio Ramos es importante y se esperaba a partidos de este calado para comprobar qué nivel tenía el austriaco y qué tipo de responsabilidades asumiría. Alaba resultó decisivo en la jugada del primer gol, por su atrevimiento y por asumir riesgos para robar una pelota y lanzar un contraataque. Definió con un zapatazo magistral.

placeholder David Alaba celebra el gol en el Camp Nou. (EFE)
David Alaba celebra el gol en el Camp Nou. (EFE)

El austríaco hizo un partido completo con balón y sin él. Muy bien acompañado por Militao. Alaba desactivó a Ansu Fati y Memphis. Los empequeñeció. Estuvo a la altura del mejor Sergio Ramos y esto son palabras mayores. Es un defensa con alma de delantero, como el sevillano, y se marca su primer gran partido en el Real Madrid por su liderazgo, jerarquía, carácter y personalidad para irse a ganarlo desde el primer minuto.

Lo normal | Mendy es la solidez que necesitaba la defensa

La clave en la reacción del Real Madrid para volver a ser un equipo sólido y equilibrado es la recuperación de Ferland Mendy. Con el lateral izquierdo de vuelta, el equipo tiene seguridad atrás y gana en orden. Es más competitivo, como se ha visto en Kiev y Barcelona. Mendy estuvo cinco meses de baja por una lesión y ha llegado a tiempo para entrar en los planes de Ancelotti tras un amago de crisis. El técnico se volvió loco en el partido contra el Sheriff cuando puso a Camavinga en el lateral izquierdo y Fede Valverde en el derecho. Hizo cosas raras. No tenía tampoco a Carvajal, pero con Mendy se vive de otra manera. Es una roca y el Barcelona se asustó por su banda. Koeman incidió en que había que atacar más por la zona de Lucas Vázquez, más frágil que Mendy, y ni así le dio a los azulgranas para hacer daño.

Foto: Laporta abraza a Ansu Fati tras firmar la renovación. (@FCBarcelona)

Lucas Vázquez, a la espera de que esté más rodado Carvajal, se ha hecho fuerte en el lateral derecho y en el Camp Nou volvió a demostrar que es un jugador sacrificado y sobrado de energías. Sujetó a Memphis, batalló, ganó duelos y fue el artífice del segundo gol en una jugada de contraataque en el minuto 92. Ganó la disputa a Eric García.

Lo malo | Mingueza queda empequeñecido con Vinícius

Koeman señaló a Mingueza en el descanso. Lo quitó porque Vinícius le estaba dando la tarde. El brasileño era una pesadilla y no había manera de frenarle. También porque necesitaba un cambio más ofensivo y metió a Coutinho. Mingueza sale muy mal parado del Clásico. Le fue imposible desactivar la jugada de contraataque que acabó en el gol de Alaba. En la primera parte todo el peligro del Real Madrid llegaba por la zona que defendía Mingueza y en una acción individual de Vinícius, con caño incluido al azulgrana, se produjo una acción polémica. A Mingueza se le escapó el brasileño y en el contacto por frenarle dentro del área le tiró al suelo. Se libró de que el árbitro no pitara penalti. Pero quedó claro que en el duelo había uno que iba como una moto y otro en bicicleta. Vinícius mareó a Mingueza.

Lo peor | No funciona el efecto Ansu Fati y no hay gol

"En ataque hay que mejorar cosas", dijo Koeman tras el Clásico. Obviedades. El Barcelona empezó con Ansu Fati y Memphis y acabó con el Kun Agüero y Luuk de Jong (pitado por la afición). No generó peligro a Courtois. Solo pudo batirle el Kun en el 96'. El Clásico sirve para bajar de la nube a Ansu Fati tras un regreso de la lesión en el que entró con entusiasmo y voracidad. Pero empezar de inicio contra el Real Madrid, con lo que había enfrente, requiere una mejor condición física y tener más carga de partidos. Ansu tuvo una mala tarde y se retiró con molestias en la rodilla. No funcionó el efecto de su renovación, pero lo más importante es que necesita tiempo para alcanzar su mejor nivel y dejarse de entrar en los fuegos artificiales presidenciales.

placeholder Ansu Fati se lamenta en el partido contra el Real Madrid. (EFE)
Ansu Fati se lamenta en el partido contra el Real Madrid. (EFE)

Memphis lleva una temporada extraña. Va de más a menos. Empezó siendo incisivo, haciendo goles, cogiendo responsabilidad en el ataque, pero se ha diluido y en el Clásico volvió a mostrar que para jugar en esta delantera hay que tener más colmillo. La esperanza es el Kun, que hizo su primer gol como azulgrana y necesita partidos. El argentino, si coge la forma, marcará las diferencias porque sí tiene gol. Este Barcelona es inofensivo y una de las claves del Clásico fue el fallo garrafal de Dest en la primera parte. Si hubiera adelantado a su equipo podría haber sido otro partido, o no, porque el Real Madrid demostró que está más hecho. Con sus irregularidades, pero tiene más claro a lo que juega.

Vinicius Junior Ansu Fati
El redactor recomienda