su país le da la puntilla

Los días más duros de Marcelo (olvidado por Brasil) en el Real Madrid

Marcelo paga las consecuencias de no jugar con regularidad en el Madrid y se ha quedado fuera de la convocatoria de Brasil. Un palo para el lateral, que ya no oculta su mosqueo

Foto: Marcelo se lleva las manos a la cabeza durante un calentamiento con el Real Madrid. (EFE)
Marcelo se lleva las manos a la cabeza durante un calentamiento con el Real Madrid. (EFE)

La situación de Marcelo va a peor. Al lateral zurdo del Real Madrid le ha dado la puntilla el seleccionador brasileño Tite al no convocarle para los dos encuentros amistosos del mes de marzo. Marcelo vive sus peores días desde la llegada de Solari y ahora se suma que no entra en los planes del combinado nacional de Brasil. Es un momento complicado para un veterano de la plantilla que está mosqueado porque se ha filtrado que tiene sobrepeso. Reclama jugar para coger el ritmo de la competición. Empezó llevando la suplencia con una actitud positiva y cada vez tiene menos paciencia. En el partido contra el Barcelona, de vuelta de las semifinales de Copa en el Bernabéu, ni calentó. Le está siendo muy difícil disimular su enfado. Su responsabilidad, por el rol de segundo capitán, le obliga a no exteriorizar cualquier gesto que se pueda interpretar como una falta de compromiso.

Las consecuencias de no jugar habitualmente en el Real Madrid las ha pagado con la selección. Marcelo solo ha disputado dos partidos de los siete del mes de febrero. Sin duda, un mes negro para el lateral, que ha visto cómo el entrenador apuesta por Reguilón. Los dos únicos encuentros en los que ha participado han sido la ida de las semifinales de Copa en el Camp Nou y el de la Liga contra el Girona en el Bernabéu. En ambos se le señaló por sus errores y, de nuevo, por estar fuera de forma. En el Camp Nou tardó en bajar en la jugada del gol del empate de Malcom y en la derrota contra el Girona le superó la velocidad de Portu.

No ha jugado ni un solo minuto en la victoria contra el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano ni la vuelta de Copa frente al Barcelona. Tampoco contra el Alavés, Ajax de Ámsterdam y Levante. Demasiados partidos sin competir para un futbolista que necesita no perder el ritmo y la intensidad de la competición. Su actitud en el banquillo es más inteligente que la de Bale o Isco. Aunque contra el Levante llamó la atención que, como capitán, no fuera capaz o quisiera llamar al orden al galés cuando se sentó en el banquillo durante el calentamiento y protagonizó un acto de desobediencia con el preparador físico –Antonio Pintus—. Marcelo no pone mala cara, sonríe lo que puede, pero cada vez está más desconectado por verse en el banquillo y ni siquiera calentar para ser uno de los tres cambios.

Marcelo pugna por un balón con Arturo Vidal. (EFE)
Marcelo pugna por un balón con Arturo Vidal. (EFE)

Reunión con el club

“Si el Real Madrid no me quiere, que me pague y todo arreglado”, dijo en un medio de comunicación brasileño —'Esporte Interactivo'— el 12 de febrero. Marcelo matizó en esta entrevista que no se le pasa por la cabeza dejar el Real Madrid, pero se abrió una puerta a que se diera un escenario que le perjudica si se prolonga su suplencia y continúa Solari. Días después de estas declaraciones tuvo una reunión con el director general del Real Madrid José Ángel Sánchez en la que pudieron analizar diferentes puntos de vista. La secuencia de los hechos se completa con una noticia —tras la charla con el ejecutivo blanco— en Italia. El diario que más y mejor información maneja de la Juventus abrió en portada con la seria posibilidad de que Marcelo fiche por la Juventus y vuelva a jugar con Cristiano Ronaldo. No solo se reencontraría con el portugués. En el plan estaría cambiar el entrenador y que Zidane se haga cargo del equipo italiano. Cristiano, Marcelo y Zidane otra vez juntos.

Marcelo no es un jugador más en el Real Madrid. Lleva 13 temporadas en el club, llegó con 17 años en 2006, se ha ganado el respeto y el derecho a decidir si tiene otros desafíos. Si se marcha, tiene sustitutos: Theo Hernández y Reguilón. Incluso Achraf u otro fichaje. Pese a que tiene contrato hasta 2022, está en un momento delicado por ser suplente y se agrava con la ausencia en la convocatoria de Brasil. La selección carioca jugará dos partidos amistosos para preparar la Copa de América que se disputa en su país —del 14 de junio al 7 de julio—. Brasil juega frente a Panamá —23 de marzo— y República Checa —26 de marzo—, y Tite ha dejado fuera al lateral del Real Madrid. Ha convocado a Filipe Luis Atlético de Madrid, Danilo Manchester City, Alex Sandro Juventus y Dani Alves Paris Saint-Germain. Una lista que tiene como principal novedad la primera convocatoria de Vinícius. Además de Casemiro. Es el contraste en el Real Madrid: se cae Marcelo de la selección por no jugar y entra Vinícius, el ‘ojito’ derecho de Solari.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios