señalado por tener sobrepeso

La filtración que no gusta ni a Marcelo ni en el vestuario del Real Madrid

Primero fue Isco y ahora Marcelo los que han sido acusados de estar fuera de forma y con sobrepeso. El lateral brasileño está molesto con esta situación y aparecen las sospechas

Foto: Marcelo, en un calentamiento con el Real Madrid. (Reuters)
Marcelo, en un calentamiento con el Real Madrid. (Reuters)

Marcelo anda mosqueado con las informaciones que defienden que tiene sobrepeso y, en concreto, las que aseguran que le sobran siete kilos. Una noticia que siembra la sospecha en el vestuario del Real Madrid por creerse que es una filtración. Se desconoce de dónde ha salido y cuál es la intención. Lo que no se puede negar es que este tipo de informaciones hace daño al grupo y, sobre todo, al afectado. La imagen de Marcelo sufre un desprestigio cuando se le acusa de no cuidarse y las cámaras de televisión fijan sus objetivos en la búsqueda de esos michelines que puedan captar para justificar su bajo estado de forma.

La posible filtración de cuál es el peso y cómo se cuidan los jugadores es algo que tiene en alerta a la plantilla. Primero fue Isco y ahora es Marcelo. El malagueño se rebeló ante unas imágenes en la televisión que aludían a las ‘cartucheras’ que tenía en los costados. Fue en el cambio del partido contra el Valencia en el Bernabéu cuando se quitó la sudadera y su cintura dio que hablar. Isco no se calló y en las redes sociales pasó al ataque para hacer una encuesta: “¿Estoy gordo? ¿Sí o no?”. La acompañó con una imagen de su silueta. Ahora, el afectado por el tema del sobrepeso es Marcelo.

En la plantilla sienten que deben cuidar la privacidad y evitar las filtraciones. El hecho de que Solari haya dejado de contar con el brasileño en los dos últimos partidos —Betis y Sevilla— alimenta los comentarios sobre el estado de forma del lateral. Marcelo es el primero que acepta y reconoce a sus compañeros que no está en su mejor momento y que ha sufrido despistes defensivos. Solari le ha señalado, con sus decisiones, en la derrota contra la Real Sociedad cuando le quitó en la segunda parte y dio entrada a Reguilón. Después, en los partidos contra el Leganés, por hacerle jugar en el centro del campo y no contar con él ante el Betis y el Sevilla.

Lo peor que puede suceder entre Marcelo y Solari es que aparezca (y se instale) la desconfianza. El entrenador ha argumentado su suplencia como algo puntual, pero también ha lanzado una advertencia. Quiere a todos los jugadores con las piernas frescas. Lo que le ha llevado a justificar que lo más justo era sentar a Marcelo para apostar por Reguilón en un partido contra el Sevilla en el que salió reforzado el entrenador, porque se vio un equipo más agresivo y ordenado cuando no tenía la pelota y cuando la recuperaba en la presión. Después de este encuentro, el comentario dentro del club blanco ha sido: “¿Cómo es posible que Reguilón le quite el puesto a Marcelo?”.

Isco, saliendo de los vestuarios. (EFE)
Isco, saliendo de los vestuarios. (EFE)

La diferencia con Isco

Al brasileño se le vio en su papel de segundo capitán en la ‘penitencia’ que le tocó vivir en el banquillo durante el partido contra el Sevilla. Se sentó en las primeras butacas del banquillo, animó a los compañeros, saltó de alegría con los goles de Casemiro y Modric y celebró un importante triunfo. Todo lo contrario a Isco. Metido en la parte trasera del banquillo, pensativo y poco participativo. Hasta que le tocó salir y tampoco prestó mucha atención a las instrucciones de Solari. Al finalizar el partido, fue el primero en meterse en los vestuarios.

A la filtración del sobrepeso, más la suplencia, ha acompañado el incierto futuro de Marcelo en el Real Madrid y que se hable de una salida al final de temporada. Provoca sorpresa y dudas en un jugador que lleva en el Madrid desde 2007, se siente comprometido y asegura que “hay Marcelo para rato”. Hace casi año y medio, renovó hasta 2022. En este contexto, han aparecido nombres como el de Junior Firpo, lateral izquierdo del Betis, como posible relevo cuando el Madrid tiene cedidos a dos laterales: Theo en la Real Sociedad y Achraf en el Borussia Dortmund. Marcelo, con 30 años, no considera que esté en el final de su etapa en el Madrid. Otra cosa es que el club ya empiece a dar por agotado su ciclo...

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios