¿Es Marge Simpson un icono feminista?
  1. Televisión
  2. Series TV
ANÁLISIS DE 'LOS SIMPSON'

¿Es Marge Simpson un icono feminista?

El libro 'Yo sonreiré por las dos', de Lalo Tovar, repasa la vida y el pensamiento de la matriarca de 'Los Simpson'. ¿Es un símbolo feminista o una mujer relegada por los demás?

placeholder Foto: Imagen de 'Los Simpson'. (Disney)
Imagen de 'Los Simpson'. (Disney)

'Los Simpson' es una serie de la que es prácticamente imposible contar algo nuevo. Se ha analizado a nivel argumental y temático, también creativo y artístico. Se ha analizado desde el punto de vista de la sociología, de la politología, incluso de la filosofía. Hasta se ha analizado si es capaz de predecir el futuro, basándose en su trayectoria y en el ingenio de sus guiones y de su humor.

Pero ¿qué hay de la perspectiva de género? Hablar de feminismo y desigualdad todavía asusta a muchos, y por ello el libro 'Yo sonreiré por las dos: La vida en femenino según Marge Simpson' (Roca Editorial), de Lalo Tovar, tiene tanto valor. ¿Es la matriarca de los Simpson un icono feminista o una mujer relegada por los demás? Charlamos de todo esto con el propio Lalo Tovar y con Helena Galán Fajardo, doctora en Comunicación Audiovisual y profesora de la Universidad Carlos III.

Lalo Tovar, periodista y también investigador en Comunicación Audiovisual, nacido en 1988, nos cuenta que creció viendo 'Los Simpson' en la tele, y que ya de adulto entendió la multitud de lecturas que la serie de animación lanza sobre el mundo y la sociedad. 'Yo sonreiré por las dos' es el resultado de una tesis doctoral que sirve además para analizar "el cambio de paradigma de las mujeres en el camino entre el siglo XX y el siglo XXI".

placeholder Imagen de 'Los Simpson'. (Disney)
Imagen de 'Los Simpson'. (Disney)

'Los Simpson', desde una perspectiva feminista

"Seguramente por ser los personajes que la rodean mucho más expansivos, el papel de Marge pasa más desapercibido pero, también por ser más sosegada, más tranquila, representa con mayor fidelidad un segmento de nuestra sociedad, el de las mujeres occidentales nacidas en el entorno de los años 50", explica Lalo. "Marge escribe en su currículum que es 'ama de casa desde 1980 hasta el día de hoy' y, con sus actos, con su vida y su forma de entenderla y vivirla, nos coloca ante lo evidente: que ser ama de casa es cientos de miles de cosas. Marge Simpson conjuga elementos que todos podemos reconocer en nuestras madres".

Teniendo en cuenta esos elementos, ¿podemos considerar a Marge Simpson como un icono feminista? "Puede serlo, sí. Desde luego, es una mujer inspiradora", opina Tovar. "'Los Simpson' es, al final, una serie costumbrista, y el de Marge es el retrato de una toda una generación. Ejemplifica un modelo de vida muy marcado por una educación concreta; acierta, crece y ayuda a crecer. También se equivoca. Y, de la misma forma, nos acompaña, con sus actos, por sus decisiones y las consecuencias. Marge es un ejemplo de vida. De vida en femenino".

Helena Galán Fajardo nos concede otro punto de vista sobre este tema. De Marge "me gusta su sentido del humor, su forma de dar la vuelta a las situaciones, su inteligencia emocional y empatía. Creo que son las armas que muchas mujeres de esa generación desarrollaron para poder sobrellevar el día a día. Por otro lado, Marge es una pieza fundamental de la familia. Y la familia es la base de 'Los Simpson'. Sin ella todo sería un desastre".

placeholder Imagen de 'Los Simpson'. (Disney)
Imagen de 'Los Simpson'. (Disney)

Marge, una mujer de su tiempo

A pesar de esto, la experta cuestiona su condición feminista. "Por más que represente a toda una generación de mujeres que trataron de hacerlo lo mejor posible, la veo lejos de ser un icono feminista. Para empezar, ¿qué significa ser un icono feminista? Marge es una buena mujer, acata las decisiones del marido, prioriza el interés de la familia sacrificando los deseos propios, vive bajo la tutela de un hombre que administra económicamente su patrimonio".

"Esos rasgos, en la definición tradicional de patriarcado, son los que definen a la mujer sometida", continúa Helena. "Puede defender algunos valores progresistas, haber tenido una juventud donde se interesó por el feminismo pero, en su día a día, acata el 'statu quo'. Por eso es un personaje 'mainstream' y bien aceptado, que gusta. Para mí, su progresismo estaría en la capa superficial. Eso no quiere decir que no tenga otra escala de valores".

Marge Simpson representa lo que los expertos y expertas en psicología y feminismo describen como trabajo emocional y por qué este recae en las mujeres. Aunque es una profesión infravalorada, ser ama de casa implica dominar no solo labores organizativas, logísticas y económicas, sino también emocionales; deben cuidar, enseñar y acompañar a niños y mayores. Y en ello podemos reconocer a muchas de nuestras madres y abuelas.

Helena Galán Fajardo: "Veo a Marge lejos de ser un icono feminista"

"Ella es hija de un emigrante francés y de una mujer estadounidense. Nació y creció en un hogar tradicional, con todos los condicionantes que el concepto 'tradicional' conllevaba en ese contexto. Marge recibió, como Homer, una educación concreta, en unos valores y con unos patrones muy determinados, y desempeña de la mejor manera que entiende el papel que la sociedad dibujó para ella", coincide Lalo.

"Aunque es cierto que Marge es también una mujer permeable a los cambios sociales y que procura adaptarse a ellos para, más allá, tratar de facilitarles a sus hijos, y, en especial, a su hija Lisa, quien recogerá el testigo de las mujeres en la sociedad, las herramientas para poder desarrollarse como personas de su tiempo. Es una bisagra entre dos épocas, como millones de mujeres y de madres del mundo".

placeholder Imagen de 'Los Simpson'. (Disney)
Imagen de 'Los Simpson'. (Disney)

Marge y Homer, un matrimonio desigual

"El trabajo doméstico, que tradicionalmente ha recaído en las mujeres, ha sido la base de la división sexual del trabajo y de la estructura patriarcal. Kate Millet, en su conocido libro 'Política Sexual', se centra en el análisis del contrato social, que ella define como sexual, basado en la institución del matrimonio y todo lo que implica. Por eso cuando hablamos de estos temas, la perspectiva debe ser estructural e histórica, para no sesgar", aporta Galán Fajardo.

Uno de los aspectos más frustrantes de todo esto es que Marge siempre pierde. En casi todos los capítulos basados en un conflicto entre Homer y su esposa, es él quien se disculpa y ella quien se sacrifica y perdona. Y aceptamos que así está bien. "Esta es también la consecuencia de tratar siempre de desempeñar de la mejor forma que le enseñaron el papel que alguien dibujó un día para ella", admite Lalo Tovar.

Y continúa: "Marge es una mujer valiente, luchadora, también sensible, emocionalmente y frente a las artes, por ejemplo. Es aficionada al cine, al teatro, tiene un don para la pintura... Durante su juventud, enarboló la bandera de aquel feminismo de los 70, quemando incluso un sujetador a las puertas de su instituto mientras lanzaba proclamas contra el patriarcado. Pero la sociedad le explicó que sus aspiraciones debían quedar en equilibrio con su rol de esposa, madre y mantenedora de su hogar".

Lalo Tovar: "La sociedad enseñó a Marge a equilibrar sus deseos con su rol de esposa"

"La palabra 'disculpa' procede etimológicamente del prefijo latino 'dis' (negación o contrariedad) y del sustantivo 'culpa'. Hace referencia a la 'razón que se da para justificar una acción'. La educación sentimental, en una cultura altamente patriarcal y judeocristiana, ha estado basada en la culpa, que ha pasado a ser un dispositivo de regulación y de control, una forma de conducir a la mujer al lugar 'que le corresponde', aunque sea con pequeñas libertades. Y eso se consigue también a través de la manipulación emocional", apunta Helena.

"No es lo mismo asumir la culpa que asumir la responsabilidad. No creo que una relación conyugal basada en la culpa y en la disculpa sea positiva. Creo más en la toma de responsabilidad. Eso sí me parece progresista", reflexiona la experta sobre el matrimonio entre Marge y Homer. "La responsabilidad implica compromiso, correspondencia con lo prometido y, por tanto, implica un cambio a futuro, un 'no volver a repetir'".

placeholder Imagen de 'Los Simpson'. (Disney)
Imagen de 'Los Simpson'. (Disney)

¿El divorcio es una opción?

Con todo esto sobre la mesa, ¿por qué no se divorcia Marge de Homer? Es una hipótesis que de vez en cuando surge en los debates en torno a 'Los Simpson'. ¿Funcionaría en la serie? "Cuando se elucubra sobre el final, se apunta a ello. Muchos consideran que el broche de la serie debería ser el divorcio del matrimonio Simpson. Es verdad que Marge y Homer han estado separados en varias ocasiones. También han tenido tentaciones, uno y otro, de ser infieles a su pareja. Nada que no ocurra en la vida real", asegura Lalo. "Aún así, creo que nunca se dará el caso de una ruptura total. Los dos están profundamente enamorados y son, a su manera, felices".

"Es complicado tratar a los personajes como seres reales, de carne y hueso. Son construcciones que proponen modelos ideológicos, más allá del entretenimiento", incide Helena. "Me encanta 'Los Simpson', es una serie brillante, ingeniosa, divertida, pero también, en mi opinión, conservadora. Si nos basamos en el argumento, esta hipótesis se viene abajo, pero no lo hace si profundizamos en su discurso, en el juego que propone. Al final, la familia es lo más importante, lo justifica todo".

"Hombres y mujeres fueron educados para responder a determinados roles"

Otra posibilidad que se plantea en ocasiones es la de que los guionistas exploren otras facetas de Marge Simpson, como la laboral (y no de forma episódica, sino habitual), u otras fuera del hogar y de su relación con su familia. "La hemos visto en esos escenarios, pero es cierto que de manera puntual. Como te decía, Marge es permeable y se enfrenta a miles de realidades. No sería extraño que terminase trabajando de forma estable fuera de su casa, nadie le pondría ningún problema. Aunque terminaría imperando otra realidad: deberá, en todo caso, compaginar su trabajo fuera de casa con el que la sociedad le ha indicado que debe ser su trabajo también dentro de casa. De nuevo, la realidad…", propone Lalo.

"Es complicado juzgar a las mujeres de otras generaciones desde una lógica presentista. Hay que entender que tanto hombres como mujeres fueron educados para responder a determinados roles. Tenían toda una maquinaria discursiva operando en torno a ellos desde diferentes instituciones: medios de comunicación, escuelas, universidades, núcleo familiar, sistema legislativo…", comenta Helena.

placeholder Imagen de 'Los Simpson'. (Disney)
Imagen de 'Los Simpson'. (Disney)

Marge y Lisa, la relación más importante

"Lo importante es lo que Marge ha hecho con Lisa, lo que le ha inculcado quizás desde sus propios deseos frustrados. También le podría haber transmitido precisamente eso, la frustración. Sin embargo, su legado ha sido el valor de la educación, el cultivo de la inteligencia, la empatía, la independencia. Pero no olvidemos que todo esto no lo ha hecho Marge sola. Si Lisa ha podido ser lo que Marge no pudo no solo ha sido gracias a su importante apoyo, sino a que la transformación de las instituciones y de la sociedad lo han permitido. Y eso fue gracias a todas esas mujeres que sí se atrevieron a romper, a pesar de las consecuencias, y su acción nos ha beneficiado a muchas otras. Es importante recordarlo".

Helena adelanta así uno de los grandes temas de 'Yo sonreiré por las dos': la relación entre Marge y Lisa. "La frase que da título al libro forma parte del diálogo más elocuente que Marge mantiene con su hija Lisa en toda la serie. La niña está deprimida por no saber cómo encajar con sus compañeros de clase, y su madre comparte con ella un consejo que ella misma recibió de la suya en su niñez: que, independientemente de cómo se sintiera por dentro, ella debía siempre sonreír", explica Tovar.

"Marge comparte este consejo con su hija pero, al ver que el resto se aprovecha de esta vulnerabilidad, retrocede y corrige. Le dice: si quieres estar triste, estate triste. Si quieres sonreír, sonríe. Se fiel a tus sentimientos. Desde ahora, tu madre está dispuesta a sonreír por las dos. Ella no quiere que su hija incurra en los mismos errores que ella cometió, inducida por su entorno… Quiere que Lisa crezca y se desarrolle como una mujer libre, independiente, autónoma y, en definitiva, del siglo XXI. Y quiere ayudarla a hacerlo, sirviéndole de apoyo. De nuevo, el papel de millones de madres del mundo, ¿verdad?".

placeholder Imagen de 'Los Simpson'. (Disney)
Imagen de 'Los Simpson'. (Disney)

El cambio social, a través de la serie

Esta reflexión nos sirve para lanzar algunas ideas finales sobre cómo 'Los Simpson', como serie, y no solo Marge, se ha adaptado con el tiempo a los cambios sociales. Recordemos, por ejemplo, las críticas al racismo del personaje de Apu. "'Los Simpson' son sátira, crítica y humor, y para ello el estereotipo es fundamental. Creo que Apu, de la misma forma que nadie puede entender que Homer haga apología de la obesidad, no es un personaje con tintes racistas", advierte Lalo.

"Se puede entender que lo es si uno se queda en la superficie pero, también, se puede entender justo lo contrario: quizá lo que 'Los Simpson' pretendan es hacer reflexionar al estadounidense medio sobre la forma de vida que los inmigrantes indios se ven en muchas ocasiones obligados a asumir cuando llegan al país. Después de todo, 'Los Simpson' te premian cuando le prestas atención… Tampoco diría nadie, 'a priori', que Marge es un personaje con una dimensión tan profunda como la que hemos ido repasando y la que yo he procurado plasmar en el libro. Para recibir el premio, hay que tratar de ver más allá, hay que prestar atención".

Helena: "No considero que 'Los Simpson' sea una serie progresista. Es conservadora"

"Aquí pasan dos cosas. Por un lado, tenemos una sociedad que cada vez juzga más fácilmente, que es más moralista. En esto creo que han influido mucho las redes sociales, esa facilidad para esconder el rostro y tirar la piedra. Se tiende a juzgar rápido y de forma superficial desde criterios del presente", opina Helena Galán Fajardo.

"Más que cambiar los discursos, censurarlos, prohibirlos, creo que es importante entender por qué y cómo hemos cambiado, tomar conciencia para no volver a repetir, desarrollar una capacidad crítica con el fin de discutir determinadas representaciones que están ahí, que nos han construido y que hemos construido. En cualquier caso, no considero que 'Los Simpson' sea una serie progresista. Puede parecer progresista en sus enunciados, pero después en su resolución y construcción de valores, es conservadora. Por eso es 'mainstream', duradera en el tiempo y tolerada", concluye.

Televisor
El redactor recomienda