Por qué 'Los Simpson' pueden predecir el futuro: el misterio, resuelto por los expertos
  1. Televisión
  2. Series TV
DÍA MUNDIAL DE 'LOS SIMPSON'

Por qué 'Los Simpson' pueden predecir el futuro: el misterio, resuelto por los expertos

Una experta en televisión, un filósofo y dos politólogos analizan uno de los grandes misterios de 'Los Simpson' tras más de 30 años en antena

placeholder Foto: Imagen de 'Los Simpson'. (Disney)
Imagen de 'Los Simpson'. (Disney)

Hoy lunes 19 de abril es el Día Mundial de 'Los Simpson', y si te preguntas por qué, la respuesta es sencilla: aunque la que ya es más que una serie (un manifiesto filosófico, una reflexión sobre la condición humana) se estrenó en 1989, la primera aparición televisiva de los personajes se emitió tal día como hoy en 1987, en 'El show de Tracey Ullman'. Dicho de otra manera, la familia amarilla cumple 34 años. Y precisamente por esa gran trayectoria es complicado contar sobre esta eminencia de la animación algo que no sepa (casi) todo el mundo.

Porque 'Los Simpson', como decíamos, es más que una serie: es una especie de espejo en el que miramos retratado nuestro mundo. Uno de los grandes fenómenos en torno a la ficción de Fox, que actualmente emite su temporada 32, lo forman sus predicciones. O mejor dicho, su acierto para adelantarse a eventos que hemos vivido después, de la candidatura presidencial de Donald Trump al descubrimiento del bosón de Higgs pasando por una inquietante referencia al 11-S.

"Las predicciones quieren decir que ya retrataron críticamente esta realidad social"

Ninguna otra serie ha sido jamás capaz de algo así. Si acaso, 'Friends', a la que también recurrimos cuando nos sucede algo, como si fuera un 'déjà vu'. No olvidemos que en esto hay un factor industrial. Por un lado, 'Los Simpson' lleva más de 30 años en antena y ha emitido más de 700 episodios. Por otro, se trata de una serie de animación cuyos guiones tienen que prepararse con casi un año de antelación para que después se diseñen los dibujos. Pero ¿es eso todo? ¿O es que 'Los Simpson' tiene una maestría especial para contar cosas, y para que nosotros las escuchemos?

placeholder 'Los Simpson'. (Fox)
'Los Simpson'. (Fox)

La sátira como espejo que deforma la realidad

“Mi teoría sería que precisamente porque es una sátira social aciertan tanto. Es decir: sus predicciones no son realmente predicciones, sino comentarios sobre el presente y sobre el pasado reciente”, nos explica Eudald Espluga, filósofo y crítico cultural. “Es cierto que han tenido aciertos espectaculares, pero lo de predicción se ha convertido en un 'meme' y en la mayoría de casos, cuando decimos 'Los Simpson' ya lo predijeron', queremos decir 'Los Simpson' ya retrataron críticamente, irónicamente y empáticamente esta realidad social'. E incluso se produce el efecto inverso: pasa algo y tratamos de buscar paralelismos en 'Los Simpson' para elaborar nuestro propio comentario, crítico, irónico y empático, sobre algo que acaba de pasar”.

En eso coincide Helena Galán Fajardo, doctora en Comunicación Audiovisual y profesora de la Universidad Carlos III de Madrid. “Es cierto que de 'Los Simpson' se ha dicho que es una especie de máquina del tiempo que anticipa lo que está por venir. Pero me resulta difícil hablar de predicciones, porque eso implicaría tratar de adivinar las intenciones y conjeturas de los creadores a través de sus creaciones. En este caso, se combinan dos aspectos: por un lado, una mirada aguda y muy informada sobre temas de actualidad, sociales y políticos, y por otro, el proceso de descodificación desde el tiempo presente que da sentido a lo anterior y une cabos, creando deducciones más o menos lógicas. Pero esto es algo que aporta el espectador”.

placeholder Lisa Simpson y Kamala Harris. (Fox)
Lisa Simpson y Kamala Harris. (Fox)

Es el momento perfecto para volver a un término mencionado por Eudald, el de sátira, como género que deforma y exagera elementos y reflexiones sociopolíticas para que las entendamos mejor. Helena aporta lo siguiente: “Los Simpson' denuncia, desnuda y ubica frente a un espejo no solo a los ciudadanos estadounidenses sino a los espectadores de la serie, y ello tiene sentido en una sociedad globalizada. Nos identificamos por comparación, en este caso, desde una posición de superioridad con el protagonista, el patán Homer Simpson, que reúne en su persona todos los defectos de la sociedad de bienestar, consumista, individualista y neoliberal”.

En este sentido, no está de más mencionar que, más allá de Homer, 'Los Simpson' nos presenta un universo basado en el nuestro: existen los mismos políticos, las mismas estrellas de la música… Y a la vez son muchos universos. ¿De cuántas formas nos han contado la misma historia? “A la hora de hacer un retrato del presente, no solo utiliza esas referencias como adorno, sino que se alimenta intertextualmente de otras narraciones, y lo hace de forma explícita”, reflexiona Eudald. “Al no desarrollar diacrónicamente la historia de los personajes, ya que no hay una trama que hacer avanzar, se dedican a reinventar circularmente una misma cotidianidad desde diferentes géneros y estéticas”. Piensa en esos homenajes a películas y series, tan populares como sus predicciones.

“En cierto modo, 'Los Simpson' son una máquina de triturar creativamente arquetipos literarios y cinematográficos, de modo que no hay casi ninguna emoción, situación o experiencia humana que no haya sido ya escenificada y parodiada en la serie”, apunta Espluga. “Por eso es tan fácil leer retrospectivamente el presente en 'Los Simpson'. Es como si Matt Groening y los guionistas hubieran entendido mejor que nadie eso de que 'la historia se repite primero como tragedia y después como farsa' y jugaran con las distintas variantes de esa farsa que es nuestra historia”.

placeholder Imagen de 'Los Simpson'. (Disney)
Imagen de 'Los Simpson'. (Disney)

Un escenario político más loco que 'Los Simpson'

Tiene sentido plantear también el hecho de que en la situación política internacional actual, tan radicalizada, que está siendo retratada en series y películas distópicas y de ciencia ficción, la sátira de 'Los Simpson' sea tan acertada. De ello hablamos con Ana Manso Acosta, politóloga, y Juan Manuel Vizuete Calafell, consultor en comunicación política, ambos fans de la serie, sobre este aspecto. “La historia es cíclica y justamente tomarla como punto de partida es lo que hacen los guionistas de la serie. No hay duda de que detrás de 'Los Simpson' hay unas mentes brillantes. Conocen bien la historia y utilizan ese conocimiento. Con este bagaje, hay muchas probabilidades de predecir”, propone Manso Acosta.

“Si algo nos ha enseñado la historia son dos cosas. Primero, no invadir Rusia en invierno. Segundo, la historia es cíclica y tiende a repetirse”, coincide Vizuete Calafell. “Los Simpson' son una serie tan buena precisamente porque hacen sátiras fantásticas de situaciones pasadas, de momentos históricos de la humanidad. Como la historia tiende a repetirse, vemos episodios de 'Los Simpson' que fueron inspirados en hechos pasados pero que son de rabiosa actualidad ahora mismo”.

Juan Manuel: "Sus guionistas podrían haber sido unos asesores políticos excelentes"

“¿Visionarios o simple casualidad? Es difícil acertar con 'Los Simpson', continúa Juan Manuel. “Lo que es cierto es que sus geniales guionistas han sido capaces de entender la corriente de nuestra sociedad y saber hacia dónde se dirigía. En consultoría política es fundamental hacer este ejercicio, el ver venir la ola y saber cuándo subirse a ella antes de que te arrastre al fondo. Creo que los guionistas de 'Los Simpson' podrían haber sido unos asesores políticos excelentes”.

“El humor y la ciencia ficción nos permiten explorar ciertas cuestiones, anticipar probabilidades”, incide en esto Galán Fajardo. “Ambas se colocan en escenarios hipotéticos y los resuelven desde universos que subvierten las reglas del mundo referencial, bien sea desde el absurdo o desde las hipótesis científicas llevadas al límite. En cuanto a lo de acertar, usando el caso de Trump, imagino que estaba en las probabilidades, dado que manifestó sus intenciones de presentarse como candidato a la presidencia, pero nadie se lo tomaba en serio. ¿Trump presidente? Pues mira”.

placeholder El Capitolio, en llamas en 'Los Simpson'. (Antena 3)
El Capitolio, en llamas en 'Los Simpson'. (Antena 3)

¿Y si somos nosotros quienes buscamos explicaciones?

También sobre esto se pronuncia Eudald. “Creo que quien mejor entendió el radicalismo de 'Los Simpson' fue David Foster Wallace, quien, de hecho, también acabó apareciendo retratado en la serie. Creo que en su ensayo sobre la televisión titulado 'E Unibus Pluram' afirmaba algo así como que no tenía sentido seguir hablando de la literatura posmoderna como radical y experimental cuando 'Los Simpson' estaba cada día en antena doblando la apuesta por la ironía, la intertextualidad y las bromas metanarrativas. 'Los Simpson' es un producto artístico que ha sabido interpretar y cuestionar críticamente la sociedad estadounidense con mucha más inteligencia que otros productos supuestamente clarividentes como, no sé, los documentales de Michael Moore”.

"En la ficción, encontramos muchas respuestas a nuestros conflictos cotidianos"

Pero, ¿y si el argumento más mágico y bonito fuera que somos nosotros, los espectadores, quienes recurrimos a 'Los Simpson' para que nos explique la vida y el mundo? Volvamos al ejemplo inicial: solo dos series, 'Los Simpson' y 'Friends', han logrado que, cuando nos sucede algo, vayamos a ellas. “Somos animales narrativos que solo nos podemos entender y explicar a nosotros mismos a través de estas historias, y hay algunas narraciones que tienen más fuerza que otras a la hora de conformar nuestra identidad. Decía el filósofo Odo Marquard: ‘Cuanto más moderno es el mundo moderno, más imprescindible resulta la narración. 'Narrare necesse est'. Porque los seres humanos somos nuestras historias y las historias tienen que narrarse”, sentencia Eudald Espluga.

“En la ficción encontramos muchas respuestas a nuestros conflictos cotidianos y nos permite hablar sobre determinados temas”, reflexiona Helena Galán Fajardo. “Tendemos a buscar las razones de lo que nos ocurre y nos ayuda a entender el mundo en que vivimos. Pero no hay texto sin interpretación. El sentido se lo ponemos nosotros cuando lo vemos. Por eso puede ir cambiando según las épocas y los contextos. Que predigan qué va a suceder en las próximas elecciones y luego acierten no deja de ser una mera anécdota. No creo en las predicciones pero sí en la intuición. Lo importante es qué nos cuenta con esa predicción, por qué y para qué lo hace y cómo nos llega a nosotros a través del capítulo de una serie. Hay que desmontar el juguete para ver cómo funciona. Eso sí lo podemos hacer. Lo demás se quedará en el terreno de las conjeturas”.

FOX
El redactor recomienda