La pifia de 'Pasapalabra': cómo Telecinco perdió el liderazgo y entró en pánico
  1. Televisión
¿Fin de una era?

La pifia de 'Pasapalabra': cómo Telecinco perdió el liderazgo y entró en pánico

Tras una década triunfal, la cadena amiga sufre una crisis de audiencia por la fortaleza de las tardes de Antena 3. Vasile pone toda la carne en el asador para salvar septiembre. Miedo al sorpaso

placeholder Foto: Jorge Javier, Vasile y Roberto Leal. (EC Diseño)
Jorge Javier, Vasile y Roberto Leal. (EC Diseño)

Usted se da un golpe en la cabeza por error, pero sigue con su vida. Diez años después, caminando por la calle, cae redondo. Ha tenido que desplomarse para comprender los efectos del golpe de hace una década...

A Telecinco le está pasando algo parecido estos días con su audiencia. Antena 3 la superó en agosto (en la 'foto-finish') y la supera en septiembre por medio punto (13,9% contra 13,4% en los primeros 20 días del mes). Podría ser coyuntural, pero quizá sea estructural: Antena 3 ya venía ganando el 'prime time' durante 2021, y una serie de cambios recientes en las tardes (desgaste de 'Sálvame' y tirón del culebrón turco 'Tierra amarga') le han permitido asaltar el liderazgo mensual. Se avecina el curso televisivo más caliente en una década.

Telecinco lleva sin perder el liderazgo dos meses seguidos desde noviembre de 2013, hace casi ocho años. En Mediaset, se verbaliza ya la palabra tabú, 'sorpaso', aunque sea para negar tal posibilidad, y algunos se lamentan ahora de uno de los mayores errores estratégicos de la historia de la cadena amiga: el 'pasapalabrazo'.

En 2010, Telecinco inició una guerra judicial contra los dueños del formato original de 'Pasapalabra', la británica ITV, alegando que su versión del programa difería del original. Pero Telecinco salió trasquilada y el programa acabó en Antena 3 (2020). La sensación que dejó el conflicto en la industria fue que la cadena amiga tensó demasiado la cuerda: si el objetivo era pagar menos por 'Pasapalabra', el resultado fue engordar a la competencia. Tiro en el pie.

"No debieron permitir nunca el cambio de cadena de 'Pasapalabra", cuenta uno de los rostros más populares de Telecinco.

Minuto de oro

Es un mantra clásico en la Telecinco de Paolo Vasile, pero también en otras cadenas: "Quien gana las tardes, gana el mes". Si las mañanas no mueven tanta audiencia para ser decisivas en el global mensual, y el 'prime time' nocturno varía según el día, las tardes son decisivas en la carrera de fondo del liderazgo, al combinar fidelidad diaria (los programas son siempre los mismos entre semana) con cifras relevantes de audiencia. Tras una década 'telecinquera' prodigiosa con la locomotora 'Sálvame' + 'Pasapalabra', la fórmula de Antena 3 —culebrones turcos + 'Pasapalabra'— cambió en agosto la correlación de fuerzas vespertina.

Foto: Züleyha, protagonista de 'Tierra amarga'. (Atresmedia)

¿Qué papel ha jugado el cambio de cadena de 'Pasapalabra' en la lucha por el liderazgo? "Pasapalabra' es un elemento más dentro de la oferta global de Antena 3, que, gracias a su calidad y aceptación entre el público, alcanza datos millonarios todas las tardes liderando sin excepción”, cuenta José Antonio Antón, director adjunto de Contenidos de Atresmedia TV, para el que la subida de la cadena es una mezcla de "calidad", "variedad" temática y cubrir la “máxima cobertura de público”.

Desde que 'Pasapalabra' saltó a la competencia, en la primavera de 2020, Antena 3 ha ido poco a poco ganándole terreno a Telecinco en las tardes, en el 'prime time' y en los números totales. 'Pasapalabra' ha generado efecto mancha de aceite. Ejemplo: el informativo de Vicente Vallés y 'El Hormiguero', que ya iban bien, se han visto favorecidos por el tirón del concurso presentado por Roberto Leal.

"Telecinco no debió permitir nunca el cambio de cadena de 'Pasapalabra"

'Pasapalabra', que acostumbra a hacer el minuto de oro del día con el rosco (superando las altas audiencias que hacía en Mediaset), ha pasado por encima de todos los concursos que Telecinco ha colocado a su paso: 'El tirón', 'El precio justo', 'Alta tensión'... Según iban cayendo, Telecinco optó por prolongar 'Sálvame' una quinta hora para frenar la sangría, decisión que generó "tensiones internas en el programa", según un conocedor de los entresijos de la cadena.

Como locomotora de la cadena, que 'Sálvame' dé muestras de desgaste es especialmente inquietante para Telecinco. En efecto, se ha escrito mucho sobre la genialidad retroalimentadora de Telecinco, en que los programas se nutren unos a otros, pero en cuanto la base de la pirámide ('Sálvame') se ha erosionado un poco, todo el edificio ha empezado a temblar. "La audiencia de 'Sálvame' es recuperable y mantener el liderato de esa franja no es complicado", asegura la fuente citada de Telecinco.

'Sálvame' entró en crisis en agosto tras ser superado por el culebrón turco 'Tierra amarga', que ha dado el impulso final a las tardes de Antena 3. La ironía histórica está servida: durante la última década, Antena 3 ha gastado gran cantidad de recursos para superar a Telecinco, y al final lo ha logrado... con un producto insospechado, los culebrones turcos (en Antena 3, prefieren llamarlos "series"), que han revolucionado su 'prime time' contra todo pronóstico.

Foto: Jordi González, presentador de 'La noche de los secretos'. (Mediaset)

A Telecinco, en definitiva, se le acumulan los problemas. Sus series de ficción han arrancado el curso en caída libre. La segunda temporada de ‘El pueblo’ empezó con un 10,3% de 'share', pero el lunes bajó hasta el 6,3%; y la vuelta de ‘Madres’, con Belén Rueda, arrancó con un 5,1% (el curso pasado hizo 12,2% de media). Datos pésimos para el ‘prime time’. La cadena ha decidido retrasar ambas series (a más allá de las 11 de la noche) en favor de los ‘realities’.

La chistera de Vasile

Telecinco cumple en 2021 una década como líder de audiencia. En los últimos 17 años, solo ha perdido el liderazgo anual tres veces. "Las series turcas han hecho daño, pero se pondrá remedio. No creo en el sorpaso. Telecinco ganará este mes también", afirma el rostro popular de las tardes de Telecinco.

Foto: Imagen de la serie 'El pueblo'. (Mediaset)

En efecto, Telecinco aún puede ganar septiembre. No es la primera vez que se la da por muerta precipitadamente, pero estamos ante la lucha por la audiencia más apretada en años, y la cadena ha empezado a tomar decisiones extrañas que reflejan nerviosismo...

"Las series turcas han hecho daño, pero se pondrá remedio. No creo en el sorpaso"

El pasado 9 de septiembre, Telecinco anunció con fanfarria que adelantaba su 'prime time' a las ocho de la tarde, medida sin muchos precedentes, interpretada mayormente como una ocurrencia arriesgada para frenar la sangría de 'Pasapalabra'. El pasado martes, Telecinco emparedó el 'reality' 'Secret Story' antes del telediario de Pedro Piqueras. ¿Pretende Telecinco que acostemos a los niños a las ocho para poder ver tranquilamente nuestro 'reality' favorito? ¿Por fin llegaban a España los horarios europeos? No exactamente...

Cuchillo entre los dientes

Al final hubo 'recule': el adelanto del 'prime time' solo se aplicó a 'Secret Story', pero lo importante es que Telecinco había decidido morir matando. Desde finales de agosto, la programación es un no parar de volantazos sorprendentes y contenidos explosivos para revitalizar la audiencia.

En un metagiro solo a la altura de los más grandes, 'Sálvame' está utilizando la crisis de audiencia como cebo para agitar sus aguas, purgando en directo a colaboradores cuyo 'share' no está a la altura de este trance histórico, como el bailarín Antonio Canales. Cuando se le reprocharon sus bajas cifras para despedirle, Canales alegó que 'Sálvame' tampoco estaba para tirar cohetes: "No estamos en época de buenas audiencias para el programa. Lo que no hay que hacer es un programa aburrido como el que estamos haciendo... Hay que reinventarse, hay que escuchar a la audiencia para no agotarla... Cuando baja la audiencia y la gente hace 'zapping', es porque algo no estaremos haciendo muy bien. Nos están ganando hasta las teleseries".

placeholder Bigote, faraón de la guasa.
Bigote, faraón de la guasa.

En 'Secret Story', el nuevo 'reality' salvador, hemos visto a Bigote Arrocet haciendo cucamonas disfrazado de faraón, pero por lo que sea, el programa comenzó regular (vapuleado por los seriales turcos los domingos), aunque los jueves ya es líder (raspado), impulsado por la maquinaria retroalimentadora de la cadena.

Para rematar, Telecinco lanzó el pasado miércoles por sorpresa otro 'reality': 'La última tentación', que lideró el 'prime time' sin arrasar. Es insólito que la cadena estrene dos 'realities' al mismo tiempo; lo normal es uno por trimestre, porque si funcionan, ocupan tres noches del 'prime time'. Simultanear dos 'realities' huele a miedo al sorpaso.

Foto: Christofer y Estefanía, en 'La última tentación'. (Telecinco)

El remedio de Telecinco contra su crisis, por tanto, es meterse una sobredosis de Telecinco. Al fin y al cabo, les lleva 15 años funcionando de maravilla, y activar un plan B igual no es una opción: según fuentes de la industria, "cuando tu modelo es una sucesión de magazines y 'realities' que se retroalimentan durante horas, no es tan sencillo urdir una alternativa sin cargártelo todo". ¿Es Telecinco un tigre de papel? "Lo único claro es que entramos en una nueva era de audiencias apretadas".

Vasile ha sacado los tanques a la calle. Eso sí, si Telecinco vuelve a salvar el 'match ball' de la audiencia este curso, igual hay que ponerle una estatua a Vasile por sus servicios al negocio de la televisión celtibérica.

Pasapalabra
El redactor recomienda