Es noticia
Menú
La mujer que ha convertido un país en el mayor experimento bitcoin: "La banca está obsoleta"
  1. Tecnología
Dir. de Asuntos Tecnológicos en El Salvador

La mujer que ha convertido un país en el mayor experimento bitcoin: "La banca está obsoleta"

Mónica Taher ha sido una de las artífices de que el país latinoamericano se haya convertido en el primero en adoptar el bitcoin como moneda legal, una idea tan pionera como polémica. Así lo ha conseguido

Foto: Mónica Taher, durante la entrevista con El Confidencial. (Ana Beltrán)
Mónica Taher, durante la entrevista con El Confidencial. (Ana Beltrán)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

¿Es posible adoptar un medio de pago 100% digital en un país en el que internet llega al 50% de la población? El Gobierno de El Salvador tiene claro que sí. El pasado septiembre, convirtió al país latinoamericano en el primero del mundo en adoptar el bitcoin, la criptomoneda por excelencia, en todo su territorio. Eso es solo una parte de su plan. La otra es la compra de cientos de bitcoins y el lanzamiento de los bonos volcánicos, que usan estos activos para financiarse sin pasar por el filtro de organismos como el Fondo Monetario Internacional o las grandes agencias de calificación de deuda.

Mónica Taher ha sido una de las personas más involucradas en este proyecto. Es la directora de Asuntos Tecnológicos y Económicos Internacionales para la Secretaría de Comercio e Inversiones de El Salvador desde noviembre de 2019, fecha en que pasó a formar parte del Ejecutivo de Nayib Bukele. Antes había sido empresaria, inversora y 'coach'. Además de haber montado un par de compañías propias, también ha trabajado en puestos de responsabilidad para compañías como Getty Images o IBM, para la que buscaba nichos de negocio en países como Argentina, México o Brasil.

Foto: Nayib Bukele. Foto: Reuters.

Esta semana, Taher ha hecho una gira para reunirse con inversores del sector de los criptoactivos en España. Durante su paso por Madrid, ha atendido a El Confidencial para hablar sobre los primeros meses de implantación de un proyecto tan pionero como polémico.

PREGUNTA. Las criptomonedas son un mundo desconocido para gran parte de la población. ¿Cómo le explicaría a alguien que apenas sabe sobre este tema lo que están haciendo en El Salvador?

RESPUESTA. Lo explicaría de la misma forma que se explicó lo que era una tarjeta de crédito allá por los años setenta, cuando mucha gente aún ni las tenía. Es simplemente un activo digital, una moneda digital, que se puede utilizar para hacer cualquier tipo de transacción, como comprar, vender, ahorrar e invertir. Va a llevar un tiempo que haya adopción masiva tanto en El Salvador como en cualquier otra parte del mundo. El punto clave es la educación, y es algo que estamos haciendo desde antes de que entrara la ley en vigor, no solamente como Gobierno, sino como triple hélice junto a la academia y el sector privado.

P. El Gobierno ha organizado un gran plan para normalizar el bitcoin entre los 6,5 millones de habitantes de El Salvador. Ha creado 50 sucursales, 200 cajeros automáticos y ha repartido 4.000 formadores en distintos puntos del país para responder dudas de los interesados. ¿Cuál ha sido su papel en este proceso?

R. Después de que la ley bitcoin tomara efecto en septiembre, ha habido una avalancha de compañías queriendo abrir oficinas en El Salvador. No hemos dado abasto desde que empezó. Mi rol ha sido hacerles lo que conocemos como 'on-boarding' y enfocar la atracción de inversión tecnológica para las compañías que quieren invertir en bitcoin, Blockchain, NFT, etcétera, en El Salvador. Es decir, nos enfocamos en la naturaleza de la compañía y el tipo de inversión que quiere hacer. Básicamente, les abrimos la puerta y les hacemos la vida más fácil. Una vez entran al país, se les explica cómo incorporar una compañía, es decir, una sociedad anónima de capital variable, y cuáles son los beneficios fiscales que tendrían.

placeholder Mónica Taher, durante la entrevista con El Confidencial. (A. B.)
Mónica Taher, durante la entrevista con El Confidencial. (A. B.)

P. Casi medio año después de que entrara en vigor la ley bitcoin, ¿cómo está yendo la implementación a nivel estatal? ¿Cuánta gente está pagando con criptomonedas? No sé si hay algunos datos de uso que nos pueda ofrecer al respecto.

R. El proceso de adopción masiva va a ser paulatino, como cuando El Salvador adoptó el dólar americano en sustitución del colón. Es un proceso educativo y se está conllevando desde diferentes frentes. Por ejemplo, las compañías que han llegado a situarse en el país están poniendo de su parte para educar a la población y, en muchos de los casos, completamente gratis. No solamente sobre bitcoin, sino también sobre NFT, Blockchain y todo tipo de innovación que tenga que ver con criptomonedas. La academia también ha sacado cursos y carreras relacionadas con el sector. Creo que va a haber una tendencia donde vamos a ver que en las zonas urbanas la adopción es más rápida por razones obvias, como la educación académica o que hay más acceso a negocios que ya están aceptando bitcoins.

P. Ya ha habido algunos problemas a nivel de implementación tecnológica. Por ejemplo, el Gobierno regala a cada ciudadano el equivalente a 30 dólares en bitcoins para fomentar su uso, pero solo se pedía nombre y documento de identidad, así que ha habido numerosas suplantaciones.

R. Hay un equipo que está viendo todas las reacciones de la población en redes sociales y tomando cartas en el asunto. Sé que han estado en comunicación con algunas personas que han tenido problemas con su billetera, es algo que se está viendo a diario.

P. Uno de los proyectos más ambiciosos es la Bitcoin City. ¿En qué consiste?

R. La idea es crear un municipio nuevo donde muchas empresas que quieran venir a invertir al país van a poder situarse ahí y estar libres de impuestos, como ganancias de capital e impuestos municipales, en cualquier tipo de negocio. Por ejemplo, por muy cómico que suene, está interesado en venir un zoológico que ha sido fondeado solamente con bitcoins. Los animales han sido comprados solamente con bitcoins y quieren llegar a situarse ahí porque saben que no habrá impuestos. Queremos situar a todo aquel inversionista que quiere utilizar bitcoins en esa área y revitalizar el oriente del país, que ha estado olvidado por mucho tiempo. Ahí también se planea construir el segundo aeropuerto internacional de El Salvador, el tren del Pacífico y otros proyectos que se tienen en mente.

Foto: Uno de los asistentes a 'LaBitConf' se hace un selfi con el presidente Nayib Bukele de fondo. (EFE/Rodrigo Sura)

P. Si el país no recauda nada de estas inversiones, ¿cuál es el beneficio para El Salvador?

R. No es que no recaude nada. Por ejemplo, desde que se adoptó la ley, ha habido un incremento del 30% en turismo, que está muy vinculado al surf y las playas. Esta actividad lleva asociados gastos colaterales. No podemos verlo desde ese punto de vista porque no vayan a pagar impuestos municipales o de ganancias. Eso es una cosa, pero estas actividades siempre inyectan capital a la economía.

P. Bukele era uno de los líderes más populares de Latinoamérica poco antes de hacer el anuncio y, aunque lo sigue siendo, su popularidad ha bajado ligeramente desde entonces. Hay sondeos que apuntan que el 90% de los salvadoreños se inclina por el dólar o que el 53,5% considera "nada acertada" la adopción del bitcoin como moneda legal y el 24% poco acertada, algo que también se ha visto reflejado en las manifestaciones contra el bitcoin. ¿Puede ser un tiro en el pie para el propio Gobierno?

R. No creo que tenga que ver con la aprobación del presidente, que sigue siendo de las más altas de Latinoamérica. Por otro lado, siempre va a haber oposición con respecto a cualquier tema, en cualquier país, incluso lo vemos en España todos los días. Eso se llama democracia y es sano. Yo pienso que es bueno que se pongan diferentes puntos en la mesa y escuchar diferentes opiniones, pero no creo que afecte a la aprobación del presidente.

P. Otro de los aspectos criticados es que se haya implementado en un país donde el 25% de la población está en situación de pobreza y el 70% no tiene acceso al sistema financiero. Además, la penetración de internet es del 50% y solo el 40% tiene 'smartphone', según un informe publicado por el Banco de España.

R. El porcentaje de adopción de 'smartphones' es incorrecto. Entre el 80 y el 85% de la población lo tiene. Con respecto al resto, es cierto que el 70% de nuestra población no está bancarizada y que hay niveles de pobreza, como en muchísimos otros países en América Latina y del mundo. Sin embargo, son esas mismas características las que nos impulsaron a tomar esa decisión, porque estamos hablando de inclusión financiera. Queremos que ese 70% tenga acceso, por ejemplo, a préstamos en bitcoins, como ofrece una compañía que ya ha entrado en el país. Antes no hubiesen podido ir al banco a solicitar un préstamo, sino que usualmente irían con un usurero, donde el porcentaje de la tasa de intereses es superalto. Ahora, al tener esa opción, les cambia la vida y se la facilita.

placeholder Mónica Taher, durante la entrevista con El Confidencial. (A. B.)
Mónica Taher, durante la entrevista con El Confidencial. (A. B.)

Bitcoin, o cualquier otra criptomoneda, significa inclusión financiera, significa saltarse al tercero, llamémosle industria bancaria tradicional, que está manejando tu propio dinero. Por ejemplo, ¿cuánto se gasta en tasas que tienes que pagar cuando necesitas un cajero electrónico y no es el de tu banco, pero necesitas su dinero? Hablamos de un sistema bancario que cada vez está más obsoleto. Bitcoin para El Salvador significa esperanza.

P. El informe del Banco de España fue especialmente duro y señalaba aspectos como la brevedad de la ley bitcoin, con tres folios y 16 puntos. En concreto, decían que "carece del carácter técnico que sería, 'a priori', esperable". Además, se hizo con muchísima rapidez, entre el anuncio y la aprobación de la ley pasaron dos días. ¿Por qué todo fue tan rápido y no se explicó más detalladamente algo tan importante?

R. El Banco de España forma parte de una banca tradicional que, repito, cada día se está volviendo más y más obsoleta. El Gobierno cuenta con una supermayoría en el Congreso, así que la ley se aprobó tan rápido porque había los votos necesarios para ello. Así de simple, y ha sucedido muchísimas otras veces. Una ley con los puntos que se marcaron y que cubra las necesidades desde un punto de vista legal para nuestro país es lo que nos interesa a nosotros. Siempre va a haber críticas de parte de otros países, en este caso específicamente del Banco de España, pero nosotros vamos a seguir adelante.

P. ¿Y qué opina sobre esta crítica? Fue una ley de tres folios para implantar un medio de pago en todo un país, es algo muy importante.

R. Si queremos ver el proceso de la ley como efecto desde un punto de vista tradicional, entonces podemos debatir lo que estás comentando. Si lo queremos ver desde un punto de vista de innovación futurista, entonces es muy simple.

[Al acabar la entrevista, un miembro de la embajada de El Salvador en España puntualiza que, si bien la ley tiene esa extensión, después se desarrolló en un reglamento más extenso. Fue publicado casi tres meses después de la aprobación de la norma y unos días antes de su entrada en vigor.]

Foto: Kathryn Haun durante una charla Ted. (Ted)

***

Cuando se aprobó la ley bitcoin, el Gobierno también aseguró haber comprado un total de 550 bitcoins. Primero compró 400 y, a los pocos días, el precio se hundió, así que compraron 150 más para 'aprovechar' la caída. Para muchos analistas, la mala situación económica de El Salvador, con una deuda disparada, es la que ha provocado este gran abrazo a los criptoactivos.

De hecho, el anuncio de la ley bitcoin tuvo lugar cuando el país estaba en plenas negociaciones con el FMI para recibir una ayuda de unos 1.300 millones de dólares. Casi al mismo tiempo, anunció los ya mencionados bonos volcánicos. En su primera oferta, prevén recaudar una cantidad cercana a la que pedían, precisamente, a la institución de Kristalina Gueorguieva, aunque la cantidad no se destinaría a financiar deuda, pero sí podría sentar un precedente si llegara a buen puerto.

***

P. Uno de los aspectos más controvertidos de la adopción del bitcoin fue la rapidez del proceso. Bukele llevaba ya un par de años en el poder y apenas se había hablado de criptomonedas. De repente, apareció en mitad de una conferencia del CEO de Strike [una especie de Bizum o PayPal con criptomonedas] para anunciar que el bitcoin sería una moneda de curso legal. Dos días después, la ley bitcoin estaba aprobada. ¿Por qué se decidió dar ese giro tan repentino a la política monetaria del país?

R. Tenemos una Agenda Digital preparada desde antes de que el presidente tomara el cargo. Se puede acceder a ella en la web de Presidencia. En ese plan se pueden ver los planes en que la Administración se iba a enfocar. Dentro de los pilares, están las criptomonedas, aunque no aparece específicamente que El Salvador iba a adoptar el bitcoin como moneda de curso legal. Eso es una cosa, pero las criptomonedas estaban dentro del plan.

[Este periódico ha consultado la Agenda Digital 2020-2030 de El Salvador y no aparece ninguna mención a las criptomonedas o derivados. En cambio, sí se nombra al sector 'fintech', que puede funcionar o no mediante criptoactivos, como uno de los pilares para "propiciar la innovación financiera". Entre sus propuestas, están coordinar "el proceso de desarrollo e implementación de pasarelas electrónicas de pago y transferencias financieras" y "coordinar desde el Estado la implementación de programas para incrementar la bancarización y el uso de instrumentos financieros".]

Foto: Animación de Nayib Bukele durante la "Bitcoin Week". (Reuters)

P. El FMI se ha mostrado reticente a este proceso, que tiene lugar justo cuando están negociando su deuda con ellos. ¿Tienen miedo de que este giro pueda provocar represalias?

R. Hoy en día, lastimosamente, no puedo comentar nada al respecto.

P. Hace unos días, la agencia de calificación Fitch rebajó la deuda de El Salvador a CCC; es decir, que la probabilidad de impago es alta. Los intereses de la deuda pública están en torno al 13%, mientras que los bonos volcánicos saldrían con un 6,5%, pese al alto riesgo del que advierten estas entidades. ¿Son productos financieros pensados para la comunidad cripto?

R. Bueno, en realidad puede invertir cualquier persona.

P. Quizás un inversor más tradicional no se atreva con un tipo tan bajo, sabiendo que el interés de la deuda es del doble.

R. Cualquier ciudadano podría tener acceso a estos bonos al invertir, por ejemplo, 100 dólares, que es el mínimo. Además, hay pláticas de incrementar la cantidad de bonos que se pueden emitir, tal vez no en la primera emisión, pero sí en una segunda y tercera.

placeholder Mónica Taher, durante la entrevista con El Confidencial. (A. B.)
Mónica Taher, durante la entrevista con El Confidencial. (A. B.)

P. Desde el Gobierno, se hizo una gran compra de bitcoins, pero todo lo que se sabe sobre esta es a través de anuncios gubernamentales, no hay una 'wallet' [cartera digital de criptoactivos] pública y transparente en la que se pueda consultar cuántos bitcoins tiene el Estado, cuáles son o cuánto valen.

R. Cuánto valen sí, porque se anuncian con el valor en el que estaban ese día. De hecho, ahora ha subido el bitcoin y ya estamos en negro.

P. Casi 14 años después de que el bitcoin comenzara a operar, casi nadie lo usa como medio de pago, ya que la alta volatilidad hace que sea más atractivo para especular que para otra cosa. ¿Es posible la convivencia entre estas dos adopciones?

R. Claro que sí. Hoy en día, existen 'stablecoins' también. De hecho, la adopción de estas divisas es algo que se está analizando en El Salvador. En cualquier caso, estamos viendo día a día cómo la población está utilizando el bitcoin para hacer transacciones normales, como ir a una tienda del barrio y hacer una compra muy sencilla.

P. Pero la volatilidad es muy alta. ¿No le preocupa que el medio de pago tenga una valorización tan arbitraria?

R. Cuando lo usas para pagar, por ejemplo, un café en cualquier restaurante, en realidad la volatilidad no te afecta en ese momento, porque estás pagándolo en 'satoshis' [una especia de 'céntimo' de bitcoin] que corresponden al valor en dólar americano, nuestra otra moneda. Si compras como inversión, la volatilidad podría tener un impacto tal vez negativo en ese aspecto, pero por eso las monedas estables se pueden utilizar para contrarrestar.

Foto: Portada del libro 'La filosofía de bitcoin'. (Imagen cedida)

P. ¿Han implementado algún tipo de 'stablecoin'?

R. No lo estamos utilizando en este momento, pero estamos analizando la posibilidad de adoptarlo.

P. Cuando hicieron aquella compra masiva de bitcoins, el desplome de las criptomonedas fue generalizado, aunque ahora parece que se vuelven a recuperar. Más allá de una hipotética 'stablecoin', ¿hay algún plan para estabilizar la economía del país o va a depender de cómo fluctúe el bitcoin?

R. Por un lado, tenemos los bonos volcánicos, que van a salir en cualquier momento. Se van a emitir unos 1.000 millones y tenemos aproximadamente 500 millones en promesas de compra verbales, incluyendo el CEO de Bitfinex y muchísimas otras personas que están dentro del mundo cripto. Por otro lado, hemos empezado a minar [proceso de generación de nuevas criptomonedas] con energía geotérmica en una planta en el este del país. La meta es tener un total de 10 hacia finales de 2022 y que se utilice el 50% de lo obtenido con esos bonos para hacer crecer nuestra industria de minería de bitcoin.

P. Si todo saliera como está planeado, se podría considerar un experimento exitoso de alternativa a entidades como el FMI. Pero si el modelo falla, ¿hay algún plan B?

R. No puedo comentar al respecto.

¿Es posible adoptar un medio de pago 100% digital en un país en el que internet llega al 50% de la población? El Gobierno de El Salvador tiene claro que sí. El pasado septiembre, convirtió al país latinoamericano en el primero del mundo en adoptar el bitcoin, la criptomoneda por excelencia, en todo su territorio. Eso es solo una parte de su plan. La otra es la compra de cientos de bitcoins y el lanzamiento de los bonos volcánicos, que usan estos activos para financiarse sin pasar por el filtro de organismos como el Fondo Monetario Internacional o las grandes agencias de calificación de deuda.

Monedas Fondo Monetario Internacional (FMI) Agenda digital Inversores Banca
El redactor recomienda