Es noticia
Menú
Así es el Volkswagen ID.Buzz eléctrico: de 'furgo-hippy' a servir de batería para la casa
  1. Motor
  2. Eléctricos
En 2023 llegará una versión más larga

Así es el Volkswagen ID.Buzz eléctrico: de 'furgo-hippy' a servir de batería para la casa

En mayo se pone a la venta el ID.Buzz, un eléctrico con versiones de pasajeros y de transporte, unos 500 kilómetros de autonomía y recarga bidireccional, pues podrá alimentar viviendas con su batería

Foto: El ID.Buzz mide 4,71 metros de longitud y 1,94 de altura. (Volkswagen)
El ID.Buzz mide 4,71 metros de longitud y 1,94 de altura. (Volkswagen)

Pocas veces la gestación de un vehículo ha sido tan larga como la del ID.Buzz, una furgoneta 100% eléctrica que Volkswagen acaba de presentar tras más de 20 años de 'embarazo', pues fue en 2001 cuando la firma alemana presentaba su Microbus Concept, un prototipo que causó sensación en su día porque representaba la reedición de todo un clásico en la marca: la 'furgo Volkswagen', un vehículo comercial con alternativa para el transporte de pasajeros que acabó convirtiéndose en icono pop de los 60 y 70, ligada a la cultura hippy pero también a un estilo de uso familiar que con el paso del tiempo desembocó en el nacimiento de dos monovolumen: el Chrysler Voyager, referente al otro lado del Atlántico desde finales de 1983, y el Renault Espace, el primero de este tipo en Europa cuando apareció a comienzos de 1984.

placeholder Corría el año 1968, y la Volkswagen T2 Bus ya se proponía como opción de transporte familiar.
Corría el año 1968, y la Volkswagen T2 Bus ya se proponía como opción de transporte familiar.

Desde aquel Volkswagen Microbus Concept del 2001 hasta hoy ha habido muchos pasos intermedios, con sucesivos prototipos que evolucionaban la idea a nivel estético, y que dejaban clara una cosa: el fabricante de Wolfsburg quería volver a tener un modelo de ese estilo. Además, durante esta larga gestación en Volkswagen decidieron que su mecánica no sería de combustión, y si aquel primer 'concept car' diseñado en California y desvelado en Detroit en 2001 montaba un V6 de gasolina con 231 CV, sus sucesores ya apostaban por la tecnología eléctrica: el Bulli de 2011, el Budd-e de 2016 y, finalmente, un prototipo bautizado ID.Buzz que se presentó en el Salón de Fráncfort de 2017.

placeholder Más de 21 años han pasado desde que apareciera el Microbus Concept. Ahí empezó todo.
Más de 21 años han pasado desde que apareciera el Microbus Concept. Ahí empezó todo.

Y cuatro años y medio después ya tenemos entre nosotros el ID.Buzz definitivo, un monovolumen/furgoneta fabricado en la planta germana de Hannover que se pondrá a la venta en nuestro país en mayo y cuyas primeras unidades serán entregadas a clientes en otoño. Clientes, por cierto, que podrán escoger entre dos variantes, una para pasajeros con cinco plazas y gigantesco maletero de 1.121 litros y otra, denominada ID.Buzz Cargo, con dos o tres plazas en la fila delantera y zona de carga de 3,9 metros cúbicos de capacidad separada por una mampara. En ambos casos con dimensiones exteriores de 4.712 milímetros de longitud por 1.985 de anchura y 1.937 de altura, aunque para 2023 se esperan las variantes, tanto de pasajeros como de transporte, con carrocería alargada, que será precisamente la que sirva de base al ID.Buzz destinado a Norteamérica a partir de 2024, aunque allí inicialmente solo se vendería la opción de pasajeros.

placeholder El ID.Buzz equipa dos puertas a cada lado, la trasera, corredera.
El ID.Buzz equipa dos puertas a cada lado, la trasera, corredera.

El ID.Buzz recurre a la conocida plataforma MEB del grupo Volkswagen, que compartirá con otros eléctricos de la marca como ID.3, ID.4 e ID.5, pero también con el Cupra Born, los Skoda Enyaq iV o los Audi Q4 e-tron. Y la marca ha elegido como batería la de 82 kWh de capacidad útil (77 kWh útiles), fabricada por LG Chem pero que en este caso estrena algunas mejoras importantes, como una mayor potencia de carga máxima, pues podrá alcanzar picos de 170 kW (los modelos antes citados anuncian ahora potencias máximas de carga de 125 y 135 kW) para que una carga del 5 al 80% pueda realizarse en 30 minutos. En cuanto a la carga doméstica, no hay cambios en la potencia máxima, que es de 11 kW.

Sirve de batería para el hogar

Pero en relación a la carga, el ID.Buzz estrena también soluciones no usadas hasta ahora en un Volkswagen eléctrico, como la función 'Plug & Charge', que nos permitirá cargar energía en estaciones públicas sin necesidad de usar aplicaciones en el smartphone o programar una pantalla en el poste: será llegar, enchufar y empezar a cargar, y para ello solo tendremos que darnos de alta previamente en ese servicio con una tarjeta de crédito, un método similar al de los Supercargadores de Tesla y que será compatible con las estaciones de Ionity, BP o Iberdrola, entre otras.

placeholder La instrumentación es una pequeña pantalla digital, pero la central puede ser de 10 o 12 pulgadas.
La instrumentación es una pequeña pantalla digital, pero la central puede ser de 10 o 12 pulgadas.

La otra gran novedad es la carga bidireccional, pues el ID.Buzz no solo tiene el cable para recibir electricidad, sino también para darla. Es decir, podremos cargar otros vehículos o cualquier aparato, como una televisión o herramientas de trabajo, pero también nos serviría para almacenar en casa el exceso de producción de nuestros paneles solares para que después el vehículo devuelva esa energía a la vivienda. Y ante averías o cortes en el suministro de nuestra compañía, el ID.Buzz supondría una reserva de electricidad muy útil.

placeholder Solo cinco plazas, aunque en 2023 llega un ID.Buzz más largo que podría ofrecer tres filas.
Solo cinco plazas, aunque en 2023 llega un ID.Buzz más largo que podría ofrecer tres filas.

Del mismo modo que la nueva 'furgo-Volkswagen' dispondrá solo de la batería de 77 kWh útiles, con una autonomía que a falta de la homologación oficial se acercará a 500 kilómetros, la oferta de motores será también única: 150 kW, es decir, 204 CV. Transmitida solo a las ruedas traseras (el motor es posterior), parece suficiente potencia para alcanzar sin problemas los 145 km/h de velocidad máxima autolimitada, lo que hace con ayuda de una buena aerodinámica, pues se anuncia un índice de penetración Cx de 0,285.

placeholder La segunda fila es corredera por secciones asimétricas, y cada parte del respaldo puede abatirse.
La segunda fila es corredera por secciones asimétricas, y cada parte del respaldo puede abatirse.

En el interior, el salpicadero tiene ciertas similitudes con otros eléctricos de la marca, como la pequeña instrumentación digital sobre una pantalla de 5,3 pulgadas o la gran pantalla central táctil del sistema multimedia, de la que habrá dos alternativas: Discover, de 10 pulgadas, y Discover Pro, de 12. Pero siempre con servicios conectados que permitirán gestionar o controlar el vehículo de forma remota, y con compatibilidad con Apple Carplay y Android Auto.

placeholder El ID.Buzz Cargo es la versión de transporte, con idénticas dimensiones que el de pasajeros.
El ID.Buzz Cargo es la versión de transporte, con idénticas dimensiones que el de pasajeros.

Si pasamos a la fila posterior, a la que se accede mediante sendas puertas laterales correderas, encontramos tres plazas dispuestas en un asiento corrido, aunque dividido asimétricamente en una proporción 60:40 y con posibilidad de desplazar longitudinalmente cada sección hasta 15 centímetros o de abatir por completo cada parte del respaldo, que también cuenta con ajustes de inclinación. No obstante, Volkswagen solo ofrecerá en un primer momento el nivel de terminación Pro, que incluye de serie llantas de 19 pulgadas, faros Full LED, sensores de aparcamiento delante y detrás, sistema multimedia Discover y climatizador de dos zonas, entre otros elementos; aunque más adelante podría llegar un nivel de acabado más básico, denominado Pure.

placeholder La versión Cargo tiene una zona trasera de 3,9 metros cúbicos separada por una mampara.
La versión Cargo tiene una zona trasera de 3,9 metros cúbicos separada por una mampara.

En lo que se refiere a la dotación de seguridad, el ID.Buzz ofrecerá frenada autónoma de emergencia en ciudad con detector de peatones y ciclistas, alerta de fatiga o somnolencia en el conductor, un sistema de estacionamiento semiautomático con función de memoria capaz de 'recordar' las maniobras necesarias para aparcar en nuestra plaza habitual, un dispositivo que ayuda a evitar obstáculos forzando un pequeño giro autónomo del volante o el Travel Assist Plus, que combina el ACC (control de crucero adaptativo) y el mantenimiento activo de carril para guiar el coche por el centro del carril y guardando las distancias de seguridad (conducción autónoma Nivel 2), aunque siempre con la participación activa del conductor.

placeholder El ID.Buzz Cargo tiene un interior más sobrio, y podrá elegirse con dos o tres plazas.
El ID.Buzz Cargo tiene un interior más sobrio, y podrá elegirse con dos o tres plazas.

Cuando se anuncien su precios en mayo, el Volkswagen ID.Buzz estará disponible con siete colores de carrocería a elegir (blanco, plata, amarillo, naranja, verde, azul y negro), aunque también se ofrecerán varios acabados bicolor. Y el interior también será personalizable, pues el cliente podrá optar entre cinco ambientes distintos, siempre coloristas. En cambio, para el ID.Buzz Cargo se ha previsto un interior más sobrio, aunque también con la instrumentación digital de 5,3 pulgadas, la pantalla multimedia central táctil y todas las funciones de conectividad.

Pocas veces la gestación de un vehículo ha sido tan larga como la del ID.Buzz, una furgoneta 100% eléctrica que Volkswagen acaba de presentar tras más de 20 años de 'embarazo', pues fue en 2001 cuando la firma alemana presentaba su Microbus Concept, un prototipo que causó sensación en su día porque representaba la reedición de todo un clásico en la marca: la 'furgo Volkswagen', un vehículo comercial con alternativa para el transporte de pasajeros que acabó convirtiéndose en icono pop de los 60 y 70, ligada a la cultura hippy pero también a un estilo de uso familiar que con el paso del tiempo desembocó en el nacimiento de dos monovolumen: el Chrysler Voyager, referente al otro lado del Atlántico desde finales de 1983, y el Renault Espace, el primero de este tipo en Europa cuando apareció a comienzos de 1984.

Industria automóvil Desarrollo sostenible Movilidad del futuro Energía Energía fotovoltaica Tecnología Transporte
El redactor recomienda