¿Qué entiende la Fed por pleno empleo? De ello depende la economía de EEUU
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
objetivos del mercado laboral pospandemia

¿Qué entiende la Fed por pleno empleo? De ello depende la economía de EEUU

La pandemia del covid-19 ha complicado la tarea de la Fed de determinar cuándo alcanza la economía el máximo empleo y cuándo aumentar los tipos de interés

Foto: EC.
EC.

Autoridades de la Reserva Federal han ampliado el debate sobre cómo definir un concepto difuso —el máximo empleo— que influirá en gran medida en su reflexión sobre cuánto tiempo deben mantener los tipos de interés próximos a cero.

Unas condiciones de contratación favorables, como se observa en niveles sin precedentes de ofertas de trabajo y renuncias, sugieren que “los solicitantes de empleo deberían ayudar a la economía a cubrir el enorme terreno restante para alcanzar el máximo empleo”, declaró el presidente de la Fed, Jerome Powell, en un discurso en la conferencia anual sobre política económica de la Fed en la ciudad de Kansas el pasado viernes.

Las autoridades de la Fed se guiaban por un modelo que decía que la inflación aumentaría cuando el desempleo cayese

Determinar el nivel de máximo empleo, a menudo descrito como la tasa de desempleo compatible con una inflación estable, será una tarea difícil para la Fed, porque los funcionarios concluyeron, en retrospectiva, que la sobreestimaron durante la última expansión y probablemente elevaron los tipos de interés demasiado pronto.

Ahora, su deliberación será más difícil por cómo la pandemia del covid-19 ha trastocado la actividad económica habitual —por ejemplo, haciendo que sea más difícil averiguar cuántas personas que salieron de la fuerza laboral el año pasado volverán—.

“Seguimos teniendo el mismo desafío que la década pasada —de hecho, un desafío mayor— de decidir cuál es el máximo empleo por la gran alteración en el mercado laboral”, declaró Julia Coronado, economista que participó en las presentaciones virtuales del viernes pasado, donde la dinámica del mercado laboral fue un elemento esencial.

Foto: Foto: EC.

Las autoridades de la Fed, inversores y otros interesados analizarán de cerca un informe que el Departamento de Trabajo publicará esta semana con detalles sobre el crecimiento de la fuerza laboral, el desempleo y las contrataciones en agosto, cuando la variante delta del covid-19, de rápida expansión, provocó de nuevo incertidumbre sobre las perspectivas económicas.

Durante décadas, las autoridades de la Fed se guiaban por un modelo que decía que la inflación aumentaría cuando el desempleo cayese por debajo de un cierto nivel, y a medida que la tasa de desempleo se acercaba a dichas estimaciones, aumentaban los tipos de interés para evitar la inflación.

En la conferencia de la Fed del año pasado, Powell presentó una nueva estrategia, diseñada para evitar repetir el error precedente de la Fed exigiendo que el banco central permitiera que el desempleo cayera lo máximo posible siempre que los precios no subieran muy por encima del objetivo del 2% de inflación de la Fed.

placeholder Jerome Powell, presidente de la Fed. (EFE)
Jerome Powell, presidente de la Fed. (EFE)

Para reforzar su nuevo enfoque el año pasado, la Fed estableció tres criterios que tendrían que cumplirse antes de elevar los tipos. Primero, la inflación tendría que crecer hasta el 2%. Segundo, se tendría que esperar que la inflación se situase ligeramente por encima del 2%. Tercero, el mercado laboral tendría que acercarse a condiciones coherentes con el máximo empleo.

Los precios se han disparado este verano debido a alteraciones en las cadenas de suministro, déficits y un repunte de los viajes, cumpliendo cómodamente la primera condición de la Fed, y las autoridades cada vez confían más en que cumplirán la segunda. La mayoría de ellas esperaba que llevase años en vez de meses conseguir los dos criterios de inflación y no esperaba estar debatiendo sobre cómo es el máximo empleo tan pronto.

Foto: EC.

El mes pasado, Powell declaró que el banco central tiene en cuenta un amplio conjunto de datos a la hora de determinar lo que constituye el máximo empleo, incluidas tasas de desempleo entre diferentes grupos de edad y tasas de participación en la fuerza laboral. “Estamos claramente en camino hacia un mercado laboral muy sólido con una alta participación, un nivel de desempleo bajo, un índice de empleo alto y salarios que ascienden por todo el espectro”, dijo Powell el mes pasado.

Varios cargos de la Fed, incluido el vicepresidente, Richard Clarida, han declarado que creen que EEUU podría alcanzar el máximo empleo el año que viene. La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, expresidenta de la Fed, está de acuerdo con esas proyecciones.

A principios de mes, Clarida declaró en intervenciones públicas que espera que la oferta laboral aumente este año a medida que los niños vuelven a las clases presenciales, los beneficios por desempleo finalizan y las preocupaciones por el virus desaparecen. Pero también ve el riesgo de que los trabajadores no vuelvan, lo que podría llevar a las empresas a aumentar los precios a medida que impulsan los salarios y a la Fed a considerar un ritmo más rápido para aumentar los tipos. “Mis compañeros y yo tendríamos que estudiarlo muy atentamente si ese es el caso”, dijo.

[Consulte aquí los principales datos macroeconómicos]

En enero de 2020, antes de que la pandemia afectase a la economía, la inflación se situaba ligeramente por debajo del objetivo de la Fed, a pesar de que la tasa de desempleo había caído hasta un mínimo en 50 años del 3,5%, muy por debajo de las estimaciones de las autoridades del máximo empleo. En julio de este año, la tasa de desempleo cayó a un 5,4% desde un 5,9% en junio.

Powell declaró a comienzos de año que la economía debería ser capaz de volver a las tasas de desempleo que prevalecían antes de la crisis, pero últimamente ha eludido sugerir que EEUU también puede volver a las tasas de participación en la fuerza laboral que alcanzó antes de la crisis.

Foto: EC
Guerra por los empleados 'low cost': Amazon, McDonald's y otras suben los salarios
The Wall Street Journal Sebastián Herrera Heather Haddon

En las últimas semanas, varios funcionarios de la Fed han advertido de que podría ser difícil volver a las condiciones de la fuerza laboral prepandémicas. En una entrevista reciente, Robert Kaplan, presidente de la Reserva Federal de Dallas, declaró que piensa que EEUU “ha perdido entre cuatro y 4,5 millones de trabajadores” debido a jubilaciones o crecientes necesidades de cuidados. “Eso ha ajustado la fuerza laboral más rápido de lo que sugieren las cifras de los titulares”, afirma.

Kaplan cree que eso podría conducir a presiones sobre los precios más persistentes a medida que la pequeña y mediana empresa, en especial, divulgan aumentos salariales. La preocupación empresarial por la dificultad a la hora de contratar trabajadores con los salarios actuales “no va a ser algo a corto plazo. No se va a resolver en otoño”, declara.

A algunos empresarios les ha costado tanto contratar que han acudido a la automatización y la externalización como opciones para reducir definitivamente su dependencia de la mano de obra estadounidense.

Un grupo paralelo en la Fed declara que es demasiado pronto para concluir que habrá cambios radicales en el mercado laboral

Forever Floral, que vende flores sintéticas, decidió contratar a cerca de 10 empleados en EEUU, en lugar del objetivo anterior de 100, después de que una escasez de personal en mayo acabara con las ventas de la empresa del Día de la Madre, según el cofundador y director ejecutivo interino, Mehtab Bhogal. “Sentimos que era más seguro crear esa capacidad en el extranjero en lugar de dentro de EEUU”, dice. Este planteamiento conlleva otros riesgos. Bhogal declara que la capacidad productiva de la empresa fue duramente golpeada por el brote de covid-19 en India esta primavera.

Un grupo paralelo de funcionarios de la Fed declara que es demasiado pronto para concluir que la pandemia alterará de forma radical el mercado laboral. Los debates actuales se asemejan a los que siguieron a la crisis de 2007-2009, cuando muchos economistas argumentaron que los trabajadores habían perdido competencias y no era probable que volvieran a la fuerza laboral, según declaró la presidenta de la Reserva Federal de San Francisco, Mary Daly, a principios de mes.

Foto: United States flag. (Reuters)

Ese grupo temía que la caída del desempleo provocara que la inflación creciera en exceso, y declaró que la Fed debía elevar los tipos de interés para evitar que eso sucediera. En cambio, a medida que el mercado laboral se ajustaba, muchas personas se reincorporaron a la fuerza laboral y la inflación se mantuvo por debajo del 2%.

Hubo “muchas teorías sobre por qué habíamos alcanzado el pleno empleo, incluso aunque ahora sepamos, 'a posteriori', que eso era totalmente falso”, declaró Daly en una entrevista reciente.

La experiencia de la expansión anterior sugiere que el “mercado laboral es mucho más elástico”, dijo Daly. Cuando la demanda de empleo aumenta, “descubrimos que el pleno empleo es mucho mayor de lo que podríamos suponer si simplemente miramos ahí fuera y decimos: ‘¿Quién está trabajando hoy?”.

La tasa de participación laboral —porcentaje de adultos que tienen o buscan trabajo— cayó durante la primera mitad de la expansión de la última década, cuando individuos desmotivados y estadounidenses envejecidos dejaron de buscar empleo. Eso se revirtió en 2016.

Para los trabajadores de entre 25 y 54 años, la tasa de participación se ha recuperado parcialmente de una gran caída el año pasado. Se situó en un 81,8% el mes pasado, desde un 79,8% en abril de 2020, pero por debajo de su nivel prepandemia, del 83%, en enero de 2020.

*Contenido con licencia de ‘The Wall Street Journal’.

Autoridades de la Reserva Federal han ampliado el debate sobre cómo definir un concepto difuso —el máximo empleo— que influirá en gran medida en su reflexión sobre cuánto tiempo deben mantener los tipos de interés próximos a cero.

Mercado laboral Reserva Federal Inflación
El redactor recomienda