Es noticia
Menú
¿Por qué las empresas de EEUU no encuentran empleados? La ideología no tiene la respuesta
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
la pandemia ha cambiado el mercado laboral

¿Por qué las empresas de EEUU no encuentran empleados? La ideología no tiene la respuesta

Hay millones de ofertas laborales vacantes en EEUU a medida que se mitiga la pandemia, pero los motivos son más complejos que los que sostienen aquellos con una agenda partidista en uno u otro bando

Foto: Foto: EC.
Foto: EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Todo lo que se ha escrito sobre por qué las empresas no consiguen contratar a trabajadores no llega a explicar lo que está sucediendo en el mercado laboral.

Los economistas esperan que el informe sobre empleo del viernes señale que la economía creó 706.000 puestos en junio, un paso más que los 559.000 de mayo, y lo que en condiciones normales sería una gran cifra. Sin embargo, estas no son condiciones normales. EEUU sigue con 7,6 millones de puestos menos que antes de que golpeara la pandemia del covid-19 y a principios de año había esperanzas de que, a medida que más estadounidenses se vacunaban, el mercado laboral cerrara esa brecha mucho más rápido de lo que lo ha hecho.

El problema no es una escasez de empleo. A finales de abril había 9,3 millones de ofertas de trabajo según el recuento del Departamento de Trabajo, y empresas de todo el país están reivindicando lo difícil que es conseguir trabajadores. Algunas de las explicaciones más populares son que unos beneficios por desempleo reforzados y ampliados han reducido los incentivos de los beneficiarios para buscar trabajo y que las dificultades actuales para conseguir cuidado infantil han disuadido a muchas mujeres en particular de volver al trabajo.

Foto: EC
Guerra por los empleados 'low cost': Amazon, McDonald's y otras suben los salarios
The Wall Street Journal Sebastián Herrera Heather Haddon

Los argumentos que echan la culpa a lo uno o a lo otro se enmarcan en líneas ideológicas predecibles, pero hay pruebas de que ambos están lastrando el mercado laboral. Puede haber más de una afirmación válida sobre el mercado laboral al mismo tiempo y, teniendo en cuenta las circunstancias excepcionales que ha provocado la pandemia, podría haber otros factores favoreciendo las dificultades de contratación.

Una encuesta reciente llevada a cabo por el sitio de búsqueda de empleo Indeed ha descubierto que, entre los demandantes de empleo parados que afirmaron no estar buscando trabajo de forma urgente, el mayor obstáculo eran las preocupaciones continuas sobre el covid-19. Además de responsabilidades familiares y beneficios por desempleo, mencionaron el empleo de los cónyuges y colchones financieros como motivos de su falta de urgencia.

"Podría haber otras razones en juego", dice Lawrence Katz, economista de la Universidad de Harvard. Una es que puede que muchas empresas quieran que las cosas vuelvan a ser como eran antes de la pandemia, mientras que puede que muchos trabajadores tengan otra cosa en mente. “Es un desajuste entre expectativas y aspiraciones”, apunta.

Podría haber cuestiones de medición, dado que la pandemia ha alterado los patrones de contratación corrientes

La pandemia ha sido traumática para algunas personas, y puede que estas necesiten tiempo para procesar las cosas antes de embarcarse en la búsqueda de empleo, mientras que para otras ha sido simplemente agotadora y, si pueden, es probable que quieran disfrutar del verano antes de buscar trabajo. Además, solo saber que hay muchas ofertas ahí fuera podría disuadir a muchas personas de buscar a fondo —parece probable que las opciones fáciles sigan estando ahí—.

También podría haber desajustes geográficos entre las zonas en las que están contratando las empresas y los sitios donde solían trabajar los desempleados. Algunos de ellos podrían darse no solo entre fronteras estatales, sino dentro de áreas metropolitanas. Con muchas oficinas aún cerradas, los restaurantes en distritos comerciales están sufriendo, por ejemplo, mientras los que están cerca de zonas más residenciales están prosperando a medida que la gente recupera el tiempo sin salir. Redistribuir a empleados de restaurantes céntricos a esos nuevos puestos podría llevar tiempo.

Puede que haya límites sobre lo rápido que pueden contratar las empresas, y estos podrían verse agravados por el elevado índice de dimisiones en busca de otras oportunidades últimamente. Una cosa es cubrir tres puestos vacantes en un mes y otra cubrirlos además de los puestos de otros tres empleados que acaban de irse. También podría haber cuestiones de medición, dado que la pandemia ha alterado los patrones de contratación corrientes. Algunos economistas creen que el informe de este viernes podría ser sólido, por ejemplo, dado que la caída del empleo formativo de finales de curso podría ser menor de lo habitual.

Foto: Comisión de Empleo de EEUU (EFE)

La buena noticia es que muchas de las cosas que podrían estar detrás de las limitaciones de contratación deberían relajarse en los próximos meses. La mayoría de colegios volverán a la educación presencial este otoño, lo que podría solucionar los problemas de cuidado infantil, mientras que los beneficios por desempleo ampliados finalizarán en septiembre, y la temporada de verano habrá terminado. Cuando se trató de cosas que les impulsarían para intensificar sus esfuerzos de búsqueda de empleo, los encuestados del estudio de Indeed situaron la creciente vacunación entre los primeros puestos.

Pero puede que eso no solucione los problemas de contratación de todo el mundo. La pandemia ha cambiado muchos aspectos del mercado laboral. Aunque está bien esperar que las cosas vuelvan a la normalidad con el tiempo, todavía no sabemos qué es la normalidad.

*Contenido con licencia de ‘The Wall Street Journal’.

Todo lo que se ha escrito sobre por qué las empresas no consiguen contratar a trabajadores no llega a explicar lo que está sucediendo en el mercado laboral.

Wall Street Journal Paro
El redactor recomienda