el peor escenario ya está puesto en precio

Inversor, ¿escucha el rugido del motor de la industria automovilística europea?

La lluvia de datos económicos, unida a la incertidumbre por el Brexit y las previsiones anunciadas por Fiat, peores de lo esperado, han vuelto a ahuyentar a los inversores

Foto: Carrera de Formula 1. (Reuters)
Carrera de Formula 1. (Reuters)

El sector del automóvil europeo ha vuelto a estar esta semana en el punto de mira tras un fuerte arranque de año. No en vano, la lluvia de preocupantes datos económicos, unida a la incertidumbre por el Brexit y las previsiones anunciadas por Fiat, peores de lo esperado, han vuelto a ahuyentar a los inversores de los principales fabricantes de coches de la región.

Las caídas más sonoras, como no podía ser de otra manera, han sido para la casa italiana, que entre el lunes y el viernes ha acumulado pérdidas del 12%. El contagio a los demás ha sido inevitable y Renault se ha dejado casi un 7%, BMW más del 5% y Volkswagen otro tanto.

Pero no solo el sector europeo se encuentra en el ojo del huracán. De hecho, la india Tata Motors se ha llegado a desplomar este viernes hasta un 30% en la bolsa de Bombay, la mayor en 26 años, después de rebajar en 3.100 millones de libras la valoración de su inversión en Jaguar Land Rover, en parte por la desaceleración económica, en parte por el riesgo del Brexit para la compañía, ya que toda la fabricación de sus coches se realiza en Reino Unido.

Soplan vientos en contra para un sector especialmente cíclico. Por un lado, la desaceleración de la economía mundial. El Fondo Monetario Internacional anticipa una expansión global del 3,5% en 2019, dos décimas menos de lo previsto el pasado mes de octubre y puso el foco China que moderará el crecimiento al 6,2% y en Europa, con una previsión del 1,6% lastrado, principalmente por Alemania, Italia y el Brexit.

Y, por otro la caída de la demanda por diferentes factores. Al cambio de hábito de consumo con la penetración del coche eléctrico se le suma la caída de las ventas. Así, según las estimaciones, en Estados Unidos se situarán por debajo de los 17 millones de vehículos por primera vez desde 2014 como consecuencia del final de las ayudas fiscales y la subida de los tipos de interés.

Pero, lo más importante está en el gigante asiático, que por primera vez en 28 años las ventas en China no van a crecer, en parte por el enfriamiento económico y en parte como consecuencia de la guerra comercial con Donald Trump. Un frenazo que no es, precisamente, menor para el sector, teniendo en cuenta que se trata del mayor mercado de coches del mundo que acapara entorno al 30% de la demanda global.

Fuertes caídas en bolsa

Una foto que desanimaría a cualquier inversor y, sin embargo, tanto fondos como analistas están apostando con fuerza por las automovilísticas europeas. Una de las razones fundamentales es el precio. No en vano, 2018 ha sido una sangría para el sector en bolsa. Ningún valor ha registrado pérdidas inferiores a dos dígitos: Así, mientras que Volkswagen, Fiat y BMW han perdido un 14%, el desplome de Renault ha alcanzado el 32% —también afectado por el escándalo de su CEO Carlos Ghosn el pasado mes de noviembre—. Fuera del Viejo Continente, la fotografía no es mucho mejor: General Motors (-10%), Hyundai (-21%), Ford (-40%).

Esto se traslada a los PER de las principales compañías de la industria. El PER es uno de las ratios clave para el análisis fundamental y la gestión 'value' que se obtiene de dividir el precio de una acción por el beneficio por acción medio de los últimos 10 años. Y ninguna registra más de un 10. De hecho, en compañías como Renault apenas supera el PER 3 o BMW el 5,5.

"Creemos que el pesimismo por Europa ya está descontado y en precio, aunque los datos cada vez peores", asegura Michael Metcalfe, jefe de estrategia macro de State Street Global Markets. Y la postura de State Street es mayoritaria entre los analistas.

Tanto es así que el consenso lo tiene claro, hay que comprar. Y es que si se atiende al potencial medio de revalorización de las acciones de estas compañías de cara a los próximos doce meses, el premio es jugoso para cualquier inversor. Volkswagen debería recuperar un 43% hasta los 202 euros, con lo que acumula un 79% de recomendaciones de compra. Renault un 38% hasta los 79,2 euros, BMW un 21% hasta los 85,4 euros y Fiat un 26% hasta los 16,6 euros.

Apuesta de los fondos españoles

Un testigo que ya llevan tiempo cogiendo los principales fondos de inversión españoles, especialmente los llamados value, que prefieren atender a los fundamentales apartando el ruido geopolítico o macroeconómico.

Por ello, Francisco García Paramés ha vuelto a defender su apuesta por el sector en su última presentación. El discurso de Cobas es el mismo: "Todo el sector de automoción está barato, en general, debido a la preocupación por el ciclo: pico en ventas en algunas regiones como EEUU y Reino Unido; el mercado chino, saturado y muy competitivo; incertidumbre causada por futuras olas disruptivas como el vehículo eléctrico, autónomo y conectado".

También Magallanes, tanto que Iván Martín, director de inversiones de la gestora, ha descrito la valoración de Renault como "aberración financiera".

El fabricante galo es una de las principales apuestas de Cobas Selección, con un peso del 4% de su cartera y del Internacional con el 4,48%, Magallanes European Equity con el 5,37% o Bestinver que entre Bestinfond y el Internacional tiene una exposición superior al 2%.

Pero no son los únicos, Metavalor apuesta por el sector, por su parte, a través de BMW con el 4,85% del peso; Mientras que Porsche también se encuentra entre las principales apuestas de Magallanes (6,3%) o Cobas Grandes compañías (5,79%).

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios