el índice tiene el per más bajo en cinco años

Rebajas en bolsa: el Ibex está más barato que nunca desde 2013

La ratio de precio sobre beneficios (PER) está en mínimos de cinco años tras las caídas en bolsa de este año y las expectativas de mejora de los resultados empresariales

Foto: Bolsa de Madrid. (EFE)
Bolsa de Madrid. (EFE)

Los inversores españoles pueden comprar al mismo precio acciones ahora, con el beneficio de las empresas creciendo a doble dígito, que en 2013, cuando España dejaba a duras penas la recesión. La renta variable a veces deja estas paradojas. La valoración del Ibex 35 está en mínimos de cinco años. Es decir, más barata que nunca en este ciclo de crecimiento.

El múltiplo más reconocido para valorar si el mercado está caro es el PER, que recoge el número de veces que el precio multiplica al beneficio por acción. Es decir, lo que una empresa cotizada tarda en generar ganancias que cubran el precio del título adquirido. Cuanto más bajo, más barata está una cotizada. Las bolsas desarrolladas se han movido históricamente en torno a las 15 veces.

En el caso del Ibex 35, el PER cayó hasta las 11,4 veces en octubre, según los últimos cálculos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), desde las 12,1 veces de julio. Así lo muestra el supervisor en su informe trimestral sobre estabilidad financiera, en el que señala que es el nivel de PER más bajo desde la primera mitad de 2013. Dicho de otra manera, el Ibex está más barato que nunca desde hace cinco años.

Esta caída se produce por un doble efecto. Por una parte, por el retroceso de las cotizaciones, con el Ibex 35 en los 9.100 puntos al cierre de este miércoles, un 9% por debajo del nivel en que terminó el año pasado. Sin embargo, las expectativas de beneficios empresariales son totalmente contrarias, ya que se mantiene “el crecimiento esperado”, señala la CNMV.

Ataques bajistas

En este contexto, a lo largo de octubre hubo un repunte progresivo de las posiciones cortas, hasta el 0,9% de la capitalización del Ibex, después de una leve relajación a mitad del año. Aun así, sigue por debajo del 1%, umbral que sobrepasaron tanto en octubre de 2016 como en el inicio de este año, con la histórica apuesta del ‘hedge fund’ Bridgewater, comandado por Ray Dalio, contra Santander, BBVA, Iberdrola y Telefónica.

En cualquier caso, los inversores de renta variable siguen sufriendo pérdidas generalizadas este año, en contra de las recomendaciones de analistas y vendedores, que apostaban por productos de bolsa frente a la renta fija, penalizada por las expectativas de subidas de tipos de interés. En este sentido, la incertidumbre política y, como derivada, la fiscal no ha ayudado.

No en vano, los italianos y españoles son los que se muestran más preocupados por la inestabilidad política de sus países entre los inversores europeos, según el estudio anual ‘Global Investment Survey’, de la gestora Legg Mason, entre 1.000 inversores de cada país con al menos 10.000 euros para invertir. La encuesta señala además que el 55% de los inversores españoles ha realizado o se ha planteado modificaciones en sus carteras en 2018 por los diferentes acontecimientos políticos.

Otro elemento crucial para el momento delicado del Ibex 35 es la banca, que pesa más del 30% del selectivo. El Ibex 35 Bancos, que aglutina a las seis entidades del índice, cae un 22,5% en 2018, y algunos grandes bancos cotizan con las valoraciones más bajas desde el peor momento de la recesión. Varios factores están detrás. Hay uno que es para toda la banca europea, y es el retraso a finales del primer trimestre de las expectativas de que el Banco Central Europeo (BCE) suba los tipos de interés desde marzo de 2018 hasta no antes de septiembre, lo que penaliza a todo el sector.

Por otra parte, la banca española se ha visto amenazada por la fiscalidad del Gobierno de Pedro Sánchez. Tanto por la posibilidad de un impuesto especial, que al final quedó en un mínimo del 18% en el tipo efectivo de sSociedades, como por pasar a ser el sujeto pasivo del impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) en hipotecas después de un mes de caos en el mercado hipotecario por las decisiones del Tribunal Supremo. Además, bancos como BBVA o Banco Santander han sufrido en bolsa por su exposición a emergentes como Turquía, México o Brasil.

Miedo en renta fija

En cualquier caso, la CNMV considera que el riesgo de mercado “más significativo” sigue estando en los activos de renta fija, “especialmente en los plazos más largos y en los activos de mayor riesgo”. Aunque se haya alterado el calendario esperado por los inversores para que el BCE mueva ficha, hay una perspectiva de endurecimiento de la política monetaria, ralentización económica e inflación creciente. Este contexto “presionaría al alza las rentabilidades exigidas a la deuda, especialmente en los países europeos de la periferia, así como a aquellos de plazos más largos”, dice el supervisor.

Es decir, España y otros países del sur de Europa se enfrentan a un encarecimiento de las obligaciones de deuda pública, mientras que los inversores institucionales o particulares con bonos soberanos sufrirán importantes pérdidas por la relación inversa entre precio y rentabilidad. Ya en las últimas semanas, explica la CNMV, se ha producido este efecto con la incertidumbre italiana y el endurecimiento monetario de la Reserva Federal (Fed) en Estados Unidos.

Estos efectos ya encarecen el coste de financiación de las empresas, con “ligeras alzas en los rendimientos”, señala la CNMV. Estos se alejan de sus mínimos históricos “como consecuencia de la desaparición del impacto positivo del programa de compras, de la perspectiva de un giro de la política monetaria y del incremento del riesgo soberano”, agrega el organismo presidido por Sebastián Albella.

Por otra parte, Albella ha reconocido que el resultado de los esfuerzos para atraer empresas del sector financiero de la City londinense aprovechando el Brexit "no va a ser espectacular”. En su participación en la apertura de la Convención de la Asociación de Mercados Financieros (AMF) 2018, ha culpado a los problemas relacionados con Cataluña y a una falta de coordinación de las autoridades con el sector privado. Por otro lado, ha mostrado “cierta preocupación” por la creación de una autoridad de protección del cliente financiero, que cree que debería estar integrada en la CNMV. No obstante, admite que la reforma “puede ser positiva” si sus responsabilidades y actuaciones están coordinadas.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios