Primera cumbre bilateral en 32 años

Sánchez pincha con los grandes del Ibex para completar su viaje relámpago a Cuba

Viaje histórico a Cuba. Desde Felipe González, ningún presidente del Gobierno de España había pisado suelo de La Habana con motivo de una cumbre bilateral

Foto: Imagen de una mujer tendiendo una colada de servilletas en La Habana. (EFE)
Imagen de una mujer tendiendo una colada de servilletas en La Habana. (EFE)

Pedro Sánchez sigue sin cautivar al Ibex 35. El presidente del Gobierno ha tenido dificultades para cerrar una comitiva de primeros espadas empresariales para su viaje de esta semana próxima a Cuba, pese a que se trata de una cita cargada de simbolismo, por ser la primera de un presidente español después de 32 años, tras la última cumbre bilateral realizada por Felipe González. A solo unos días de la cita, la agenda de encuentros bilaterales estaba sin cerrar, con pocos pesos pesados entre el empresariado, según han confirmado fuentes próximas a la organización del evento.

Uno de los principales reparos para un desplazamiento de esas características tiene que ver con la agenda. Primero, por la celeridad en la organización: se gestó a finales de septiembre y se confirmó a mediados de octubre. Y segundo, por lo efímero de la estancia: se vuela el jueves 22 y se regresa el viernes 23. Poco más de 24 horas para participar en una cena y en los actos de una mañana, según explica uno de los invitados. Un viaje relámpago que permitirá a Pedro Sánchez fotografiarse con el nuevo presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, y desbloquear la relación oficial entre ambos países.

Aunque el viaje es de índole meramente política, el presidente del Gobierno ha querido seguir los pasos de François Hollande en su día e incorporar una parte de agenda económica paralela. Para ello, el equipo de la Moncloa puso en manos de la Cámara de Comercio de España la identificación de los potenciales invitados entre la clase empresarial, dado que no existe como tal una cámara de comercio entre España y Cuba, como si ocurre con otros muchos países (EEUU, Francia, Italia, Reino Unido, Colombia, México, China, Suecia, Portugal, Japón, Dinamarca…).

De entrada, Moncloa se ha garantizado una representación de compañías cotizadas, todas con intereses en el país, como son las vinculadas al turismo como IAG (Iberia), Meliá o Amadeus. También irá una representación de la semipública Aena, después de que Francia se llevara hace un par de años la ampliación del aeropuerto de La Habana, o Banco Sabadell, que cuenta allí una oficina de representación comercial. También asistirá un número destacado de mediana empresa, dado que "los negocios en cuba son lo que son. No hay grandes nombres, pero tampoco habría que esperarlos".

Sin embargo, desde Moncloa se ha trabajado para que hubiera algún patrón del Ibex 35 que diera caché empresarial al viaje. En concreto, parte de esos esfuerzos se realizaron para que Ignacio Sánchez-Galán, presidente de Iberdrola, se sumara a la comitiva, de la que no formará parte "por problemas de agenda". En el horizonte, el posible plan cubano para el desarrollo de energía renovable en la isla y reducir así la dependencia del petróleo, antes procedente de Venezuela y ahora de China. Sin embargo, este potencial negocio no ha sido suficiente para que la eléctrica se suba al viaje relámpago.

A pesar de las dificultades, Sánchez ha completado un equipo de mínimos. Parte de ese trabajo ha recaído en Jaime García-Legaz, secretario de Estado de Comercio, además de presidente de CESCE y de Aena, durante el mandato de Mariano Rajoy (PP). Su participación se debe a su condición de presidente de la comisión bilateral España-Cuba existente en la Cámara de Comercio y también por la petición expresa del régimen cubano, con quien mantiene una estrecha relación de su etapa ministerial (visitó cuatro veces la isla), periodo en el que España condonó a Cuba cerca de 1.500 millones de deuda.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios