Arcelor (+70%) y Sacyr (+40%), estrellas de la recuperación del Ibex desde mínimos
  1. Mercados
EL ÍNDICE SE ANOTA EL 12% DESDE FEBRERO

Arcelor (+70%) y Sacyr (+40%), estrellas de la recuperación del Ibex desde mínimos

La recuperación del Ibex desde los mínimos del 11 de febrero tiene dos grandes estrellas: ArcelorMittal, que ha remontado un espectacular 72%, y Sacyr, con un alza del 41%

Foto: Planta de ArcelorMittal cerca de Marsella, en Francia (Reuters)
Planta de ArcelorMittal cerca de Marsella, en Francia (Reuters)

El Ibex 35 hizo mínimos en 7.746 puntos (justo por encima del soporte vital de 7.500) el 11 de febrero. Desde entonces ha remontado un 12% pese al recorte de ayer, y ha superado niveles importantes como los 8.500, lo que afianza la idea de que ha hecho suelo, al menos a corto plazo. Pero esta remontada general esconde cifras que quitan el hipo: ACS y OHL han recuperado más del 30% (e Indra y Repsol andan cerca), Sacyr supera el 40% y ArcelorMittal es el rey indiscutible con una espectacular subida del 72% que lo sitúa como el mejor valor del Ibex en 2016, con más del 15% de ganancia en el año.

La subida generalizada de la bolsa desde mínimos tiene detrás una menor percepción del riesgo sistémico general, que era lo que había provocado el batacazo inicial del año. Los CDS (seguros contra el riesgo de impago) se han relajado mucho porque el mercado se ha convencido de que no vamos a asistir a 'defaults' generalizados, dado que ya no concede tantas probabilidades a una recesión global. Y si no va a producirse esa recesión, los sectores más perjudicados en ese escenario -principalmente las materias primas y las constructoras- tienen que ser los que más recuperen puestos tras haber sido los más castigados.

ArcelorMittal, siderúrgica que nació de la compra de la europea Arcelor por la india Mittal hace ahora 10 años, se encuentra este año en el peor escenario de su historia: la conjunción del exceso de oferta (incluyendo las exportaciones de acero barato de China) y de debilidad de la demanda por el escenario económico ha tumbado los precios del acero, lo que ha multiplicado por siete sus pérdidas en 2015 hasta 7.900 millones de dólares; por ello, ha anunciado una nueva ampliación de capital de 3.000 millones, la tercera desde 2009; previamente, ya había suprimido el dividendo.

¿Cómo puede subir un 70% con este panorama? Pues precisamente porque descontaba en precio el peor mundo posible, y ante las expectativas de que no sea tan horrible, tenía que recuperar con mucha fuerza. Ya se sabe, a grandes caídas, grandes rebotes. Además, su presidente, Lakshmi Mittal, ha dicho en una entrevista con 'Financial Times' que el mercado ha tocado suelo y que se está incrementando la diferencia entre el precio de las materias primas y el de venta del acero elaborado, es decir, su margen. En todo caso, no hay que perder de vista que, pese al rebote, se encuentra en niveles de 4,6 euros cuando en junio del año pasado estaba por encima de 10. Para volver a esa cota tendría que subir otro 120% adicional.

Sacyr: el mercado premia asumir la realidad

También es llamativo lo ocurrido con Sacyr, que podría calificarse como un baño de realidad. El hundimiento del crudo y de su participada Repsol -de la que depende su futuro- habían llevado al valor a mínimos, por el temor a que continuaran aumentando las pérdidas sin provisionar en esa posición y a que la petrolera recortara el dividendo, lo que le impediría atender la deuda con la que financió la compra del 9% de su capital.

El mercado premia a las empresas que han asumido por fin la realidad y han tomado medidas para enfrentarse a ella, como Sacyr, Repsol o ACS

Pero cuando ha decidido empezar a tomar el toro por los cuernos y asumir la realidad, el mercado se lo ha tomado muy bien: ha provisionado 400 millones para el deterioro de la posición (todavía falta mucho por dotar pero es un comienzo), ha recomprado sus bonos de alto rendimiento ('high yield') y Repsol ha recortado el dividendo, pero menos de lo que se temía. Gracias a estas noticias, el valor ha recuperado más del 40% desde los mínimos anuales, lo que le ha permitido entrar en positivo en el conjunto de 2016 después de haber llegado a perder el 20%.

Repsol y ACS también bajan a la Tierra

También ha remontado con ganas la propia Repsol, animada por esa reducción del dividendo (que se interpreta, de nuevo, como dejar de negar la realidad) y el rebote del precio del petróleo desde la zona de 30 dólares por barril a la de 40. Asimismo, destacan las recuperaciones de otras constructoras con serios problemas de solvencia, como ACS y OHL.

El primer caso es otro ejemplo de asunción de la realidad mediante un 'profit warning' por parte de Florentino Pérezl. En el segundo, los resultados anuales, la escenificación del relevo de Villar Mir en su hijo y las compras de Deutsche Bank han compensado su aparente implicación en otro caso de corrupción en Madrid. Completa el grupo la tecnológica Indra, cuyos resultados -los primeros bajo su nuevo presidente, Fernando Abril-Martorell- han gustado mucho al mercado.

Ahora bien, en todos los casos estos fuertes rebotes no bastan ni mucho menos para recuperar todo lo perdido desde los máximos de junio del año pasado. Y se fundamentan en factores que son muy vulnerables: una recaida de las materias primas, unas mayores provisiones o menores dividendos, un deterioro del entorno económico o nuevos 'profit warnings' pueden dar al traste con esta recuperación. Y en ese caso, las cotizaciones pueden volver a mínimos tan rápido (o más) de lo que lo hicieron en enero o febrero.

Ibex 35 ArcelorMittal Noticias de Sacyr Mercados Noticias de Indra Noticias de OHL Noticias Grupo ACS Repsol Inversiones Inversores
El redactor recomienda