282 millones solo en un año con granados

El juez investiga si OHL financió al PP con el Metro Ligero y el tren a Navalcarnero

La Guardia Civil se llevó este lunes de la Consejería de Transportes una treintena de adjudicaciones a OHL relacionadas con la presunta financiación ilegal del PP de Madrid

Foto: La expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre (d), el exvicepresidente Ignacio González (c) y el exconsejero de Presidencia Francisco Granados. (EFE)
La expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre (d), el exvicepresidente Ignacio González (c) y el exconsejero de Presidencia Francisco Granados. (EFE)

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, instructor del caso Púnica, está analizando una treintena de contratos que la empresa OHL del Grupo Villar Mir ganó en adjudicaciones licitadas por la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid entre 2004 y 2013, por su presunta relación con la financiación ilegal del PP regional. Entre las adjudicaciones investigadas destacan el Metro Ligero a Pozuelo de Alarcón, que costó 92 millones de euros, y el fallido tren de Cercanías a Navalcarnero. Francisco Granados, exconsejero de Transportes, está considerado uno de los cabecillas de la trama. El juez también acaba de imputar a Javier López Madrid, consejero de OHL y consejero delegado del Grupo Villar Mir, por el pago de donaciones ilegales al PP durante la época de Esperanza Aguirre. Los contratos salpican a siete consejeros del PP: Granados, María Dolores de Cospedal, Elvira Rodríguez, Manuel Lamela, José Ignacio Echeverría, Antonio Beteta y Pablo Cavero.

El magistrado ha encontrado las pruebas en la ya conocida como agenda morada que le fue decomisada a Francisco Granados en octubre de 2014, durante la primera fase de las pesquisas. En la agenda aparecieron las siglas de dos nombres que David Marjaliza, otro de los principales imputados, socio y amigo de Granados, ha ayudado a identificar. Se trata de López Madrid y Beltrán Gutiérrez Moliner, exgerente del PP de Madrid y uno de los máximos hombres de confianza de Aguirre. La Guardia Civil ya registró la semana pasada los domicilios y despachos de López Madrid y Moliner.

Una de las líneas de Metro Ligero Oeste.
Una de las líneas de Metro Ligero Oeste.

Un funcionario se llevó la lista este lunes

Velasco y los investigadores de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil buscan ahora los nexos de unión entre estas adjudicaciones que se llevó OHL en esos años y la posible financiación irregular del partido en Madrid. El periodo analizado es amplio. No se han producido registros en la sede de la Consejería de Transportes. Un funcionario de la Audiencia Nacional y agentes de la UCO se presentaron el pasado viernes en la sede con un listado con los contratos que querían examinar y el lunes de esta semana pasaron a recogerlos. "Ha habido total colaboración por parte del Ejecutivo", señala una fuente del actual Gobierno regional presidido por Cristina Cifuentes: "Se han llevado contratos variados".

OHL cazó sus mayores contratos durante los primeros meses del periodo que está siendo ahora investigado. Durante la etapa de Granados en la Consejería de Transportes, entre noviembre de 2003 y diciembre de 2004, la Comunidad de Madrid puso en marcha el plan 2003-2007 para la ampliación de la red de Metro, que contó con un presupuesto inicial de 1.922 millones de euros. La constructora del Grupo Villar Mir fue una de las que más adjudicaciones se llevaron del programa, con un total de 284.278.624,52 euros.

Entre esos contratos se encuentra la prolongación de la línea 2 de Metro hasta el barrio de La Elipa, al este de la capital. La firma de López Madrid se llevó el 100% de la obra con una dotación total de 54,8 millones de euros. Granados fue el encargado de pilotar la tramitación del concurso desde su despacho en la Consejería de Transportes. Los trabajos concluyeron en 2007 y la infraestructura fue inaugurada por Esperanza Aguirre justo antes de las elecciones autonómicas de ese año.

También en ese periodo consiguió OHL la adjudicación para ejecutar el tramo 2B (4.969 metros de longitud) de la prolongación de la red de Metro hacia el norte de la comunidad de Madrid, un proyecto que contó con un presupuesto inicial de 137 millones de euros. Granados también fue el encargado de licitar esta obra, otorgada oficialmente a la constructora del Grupo Villar Mir el 22 de noviembre de 2004 mediante su anuncio en el BOE.

El contrato del Metro Ligero

El presunto cabecilla de Púnica también intervino en el último gran contrato que logró OHL en ese periodo, aunque María Dolores de Cospedal fue la encargada de formalizar la adjudicación. La secretaria general del PP sustituyó a Granados al frente de la Consejería de Transportes el 20 diciembre de 2004 y, solo un mes después, el 27 de enero de 2005, el BOE anunció que la constructora de López Madrid había consegido la licitación para construir la línea de Metro Ligero Oeste hasta la localidad de Pozuelo de Alarcón por un importe de 92,3 millones de euros. Este es uno de los contratos analizados. OHL también se quedó con la concesión de la infraestructura durante un periodo de 30 años y logró que Esperanza Aguirre le aumentara el canon para cubrir el déficit que generaba el consorcio por transportar a menos pasajeros de lo que preveía en un principio.

Juan Miguel Villar Mir (a la derecha), fundador del grupo.
Juan Miguel Villar Mir (a la derecha), fundador del grupo.

OHL siguió recibiendo suculentas adjudicaciones de la Comunidad de Madrid durante la siguiente legislatura de Aguirre (2007-2011). En octubre de 2007, el ente público Madrid Infraestructuras del Transporte (Mintra) concedió a la compañía del Grupo Villar Mir la construcción de una nueva línea de Cercanías que debía recorrer los 14,6 kilómetros que separan las localidades de Navalcarnero y Móstoles. El proyecto contó con una dotación de 362 millones de euros y la construcción de la línea arrancó en 2008. Sin embargo, OHL paró los trabajos solo dos años después por sus problemas financieros y el replanteamiento de los proyectos urbanísticos de la zona. La compañía preveía en un principio que la línea transportaría a 20.000 pasajeros diarios, pero tras la crisis rebajó esa cifra hasta los 4.000 pasajeros. Como adelantó El Confidencial, OHL reclama ahora a la Comunidad de Madrid que le pague 285 millones por los trabajos que ha realizado, a pesar de que la infraestructura no está terminada.

Esos son los contratos más importantes, pero fuentes cercanas a la investigación aseguran que en la lista de adjudicaciones reclamadas por el juez Eloy Velasco también figuran contratos de menor cuantía, como algunos para la construcción y mantenimiento de carreteras y otros de los departamentos de Vivienda o Infraestructuras, que en algunos periodos han estado integrados en la Consejería de Transportes, como ocurre en la actualidad. 

Los 'papeles de Bárcenas' ya situaron a Villar Mir como uno de los principales mecenas del PP, con pagos que sumaron 530.000 euros entre 2004 y 2008.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios