Es noticia
Menú
El PSOE centra en Málaga su oposición en Andalucía: franquismo, vivienda y ricos
  1. España
  2. Andalucía
CON EL APOYO DE MINISTROS

El PSOE centra en Málaga su oposición en Andalucía: franquismo, vivienda y ricos

En los últimos tiempos distintos dirigentes socialistas han puesto el foco sobre la provincia en la que se gestó el cambio de poder en la región con asuntos como la lucha de clases, vivienda o la investigación de Marbella

Foto: Daniel Pérez, la ministra Raquel Sánchez y Juan Espadas, ayer en Málaga. (PSOE Andaluz)
Daniel Pérez, la ministra Raquel Sánchez y Juan Espadas, ayer en Málaga. (PSOE Andaluz)

Pasó casi desapercibida, pero la escena fue reveladora. Daniel Pérez, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Málaga, y candidato en las próximas municipales, tomaba la palabra durante el último pleno. A lo largo de poco más de dos minutos expuso su negativa a la construcción de un hotel rascacielos en el puerto, pero antes de acabar se dirigió al alcalde, Francisco de la Torre, para espetarle con rostro serio: “Todos evolucionamos, y permítame que le diga, me voy a quedar con el Paco de la Torre de ahora, el que abrazó a la democracia, y no aquel que venía del franquismo”. Era su respuesta a unas declaraciones previas del regidor en las que recordaba los días en los que el dirigente socialista se mostraba partidario del polémico proyecto. Un ataque que el regidor encajó elegantemente: “Mi trayectoria ha sido impecable en cuanto a la expresión libre y en colaborar al cambio democrático en este país. Fuera del pleno se lo explico si quiere”.

Este episodio, que pocos entendieron, se sumaba a otros que están transformando en certeza lo que parecía una sensación: el PSOE ha puesto a Málaga en el centro de su labor de oposición en la comunidad andaluza. Para ello se despliega en todos los frentes, pero sobre todo en el ideológico, y replicando la estrategia del partido a nivel nacional. Dibuja una Málaga de ricos y pobres, donde se venden viviendas “a 1.200.000 euros” y en la que “6.000 malagueños han tenido que irse por no encontrar una casa asequible”. Una ciudad que es un banco de pruebas de supuestas políticas antisociales de un PP entregado a presuntos intereses especulativos”, donde la suciedad se extiende por los barrios y en la que la pobreza se oculta tras el brillo turístico y su apuesta cultural.

Foto: Una mujer comprando en una frutería del mercado de abastos de Dos Hermanas este lunes. (J. Z.)
"Somos trabajadores, no bobos": así conquistó el PP las plazas fuertes del PSOE andaluz
Carlos Rocha. Dos Hermanas Pablo D. Almoguera. Málaga Fotografía: Javier Zapata

Sobre el terreno, es Pérez el que se faja con los populares —Ley de Memoria Democrática, remunicipalización de servicios...—, aunque en la distancia cuenta con el apoyo del líder de los socialistas andaluces, un titubeante Juan Espadas que, por ejemplo, ha encontrado en el caso del marido y un hijastro de la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, un antídoto para tratar de contrarrestar el tsunami judicial de los ERE y lograr algo de visibilidad.

La presencia de ministros que de forma recurrente se trasladan a la capital malagueña es otra forma de tratar de impulsar la candidatura de Daniel Pérez. Aunque, a veces, el resultado final no es el esperado. Es lo que sucedió en la reciente visita del titular de Cultura, Miquel Iceta, que en unos minutos tiró por tierra el discurso urbanístico de su compañero de partido al avalar la construcción del polémico rascacielos en el puerto. Su bendición a la edificación de más de 100 metros de altura comprometió notablemente el argumentario del candidato socialista, que en los días posteriores se esforzó en repetir hasta la saciedad que ese no era su modelo de ciudad e incluso llegó a plantear los comicios locales del próximo mes de mayo como un plebiscito sobre el proyecto.

Se trata de equiparar a Málaga con el PP cuando la izquierda se quedó a un sólo edil de gobernar

“Falta modelo de ciudad, señor De la Torre”, insistía Pérez, una y otra vez, durante el pleno del pasado jueves. Este martes, cinco días después, junto a Juan Espadas, ejercía de anfitrión de la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, en un foro llamado Modelo de Ciudad. Sánchez, que repite este miércoles con la inauguración del evento ferroviario Rail Live! 2022, habló de “fondos buitre” y de “unos poderes que hay en este país a los que representa la derecha”. “Nosotros, conscientes de la necesidad, la urgencia en materia de vivienda, estamos sentando las bases y desarrollando políticas que intentan revertir esa situación”, declaró, antes de recomendar “vender” la gestión del Gobierno central en este ámbito para que no se apropie de ella la Junta de Andalucía.

La ministra animó a Daniel Pérez a “encontrar” en su ministerio “un referente” para “desarrollar ese modelo y proyecto de ciudad que estás defendiendo”. “Es tu momento, Dani, es el momento de los malagueños y las malagueñas, porque no pueden esperar más. Y porque, oye, mira, de verdad, estamos en un momento duro, pero también de grandes oportunidades. Es tan importante lo que estamos haciendo los socialistas en este país”, agregó Raquel Sánchez.

La ‘cuna’ del actual PP andaluz

La intensa oposición que el aparato socialista desarrolla en Málaga tiene una gran carga simbólica. Por un lado, de esta provincia procede el núcleo duro que dirige el PP andaluz desde la llegada de Juanma Moreno a la presidencia, y que cargos malagueños han ocupado y ocupan puestos relevantes en las dos legislaturas del primer presidente andaluz no sevillano. Y por otro, la capital malagueña —con más de 20 años de mandato ininterrumpido del PP— se ha convertido en una quimera electoral del PSOE.

Cuestionar la forma de crecimiento y desarrollo de la ciudad es desdibujar la gestión de los populares y contraponer estilos. Se trata de equiparar a Málaga con el PP sin tener en cuenta que la izquierda se quedó a un sólo concejal de gobernar en las pasadas municipales con una propuesta menos beligerante. Y todo esto cuando en las filas socialistas se pretende asimilar la figura del alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, con la del regidor malagueño.

La conexión aérea con Nueva York o la Ley de Capitalidad han sido otros elementos de confrontación de construcción de un discurso que paralelamente avivaban el sentimiento de agravio.

Foto: Juan Espadas, en el Parlamento andaluz durante un pleno. (EFE/José Manuel Vidal)

El último ejemplo de esta dinámica que se ha instaurado en las filas socialistas lo dejaba Daniel Pérez. El candidato no dudaba en hablar de “drama habitacional” para interpelar a Moreno y De la Torre. Acopañado por Espadas, y durante un paseo por el barrio de La Luz, declaró que “no se puede permitir que siga la escalada en los precios del alquiler y compraventa”. “Urgen ya medidas como desgravaciones fiscales para ayudar a las familias que lo están pasando mal por la subida de sus hipotecas”, reclamaba el líder de los socialistas andaluces.

“Exigimos, tanto al presidente de la Junta de Andalucía, como al alcalde de Málaga, que se pongan a trabajar en políticas de vivienda pública”, exigió Pérez, que obvió la parte de responsabilidad de su partido cuando estuvo al frente del Ejecutivo regional y ni mencionó el fiasco del plan de las tecnocasas que se extendía por 70 solares del Centro.

Pasó casi desapercibida, pero la escena fue reveladora. Daniel Pérez, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Málaga, y candidato en las próximas municipales, tomaba la palabra durante el último pleno. A lo largo de poco más de dos minutos expuso su negativa a la construcción de un hotel rascacielos en el puerto, pero antes de acabar se dirigió al alcalde, Francisco de la Torre, para espetarle con rostro serio: “Todos evolucionamos, y permítame que le diga, me voy a quedar con el Paco de la Torre de ahora, el que abrazó a la democracia, y no aquel que venía del franquismo”. Era su respuesta a unas declaraciones previas del regidor en las que recordaba los días en los que el dirigente socialista se mostraba partidario del polémico proyecto. Un ataque que el regidor encajó elegantemente: “Mi trayectoria ha sido impecable en cuanto a la expresión libre y en colaborar al cambio democrático en este país. Fuera del pleno se lo explico si quiere”.

PSOE Partido Popular (PP) Málaga Política Noticias de Andalucía Juanma Moreno