Es noticia
Menú
Sevilla reclama su Ley de Capitalidad tras evitar durante años un conflicto con Málaga
  1. España
  2. Andalucía
hubo dos intentos anteriores

Sevilla reclama su Ley de Capitalidad tras evitar durante años un conflicto con Málaga

El actual alcalde es el tercero que abre el debate para conseguir un régimen especial que permita a la ciudad ‘privilegios’ económicos por ser ya la capital de Andalucía y la cuarta ciudad de España

Foto: El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz. (EFE/Raúl Caro)
El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz. (EFE/Raúl Caro)

Fuera complejos. El alcalde de Sevilla, el socialista Antonio Muñoz, ha reabierto un debate que ha sido utilizado durante años como elemento de confrontación política: la necesidad de una Ley de Capitalidad para Sevilla. Ya hubo dos intentos anteriores, uno del PSOE en 2005 y otro del PP en 2012, que sólo sirvieron para agudizar los agravios con otra ciudad andaluza, Málaga, que se ha reivindicado tradicionalmente como capital económica de la comunidad frente a la administrativa, que sería Sevilla. Y horas después de conocerse la propuesta, su alcalde respondió en la misma línea rechazando el reconocimiento porque favorecería un “beneficio exclusivo” para la ciudad hispalense.

Foto: Francisco de la Torre y Juan Espadas, este miércoles en Sevilla. (EFE)

“Madrid, Barcelona, Pamplona, Zaragoza, Mérida, Mallorca, Logroño y Valencia en proyecto. Todas tienen leyes de capitalidad que dan más financiación, competencias y capacidad de inversión. ¿Sevilla tiene que ser menos?”, apunta por su parte Muñoz, que oficializará este jueves en un pleno extraordinario la propuesta que quiere elevar a la Junta de Andalucía y también al Gobierno central. Lo hará a ambas administraciones porque aunque el marco legal sería autonómico, el Estado también podría configurar un régimen especial para el municipio.

Esa fue precisamente la primera reivindicación que se planteó en Sevilla en 2001 por parte del ex alcalde socialista Alfredo Sánchez Monteseirín, que forzó el debate de la capitalidad para que el Gobierno la incluyera en la Ley de Grandes Ciudades. Luego promovió sin éxito que este reconocimiento para Sevilla figurase en una reforma del Estatuto de Autonomía de Andalucía. Tampoco prosperó la iniciativa del popular Juan Ignacio Zoido en defensa de esa ley, de cuyo planteamiento discrepó su sucesor, el socialista Juan Espadas, que optó por fabricar un eje con Málaga, una sinergia donde no había hueco para este enfrentamiento.

Foto: Guerra ‘civil’ entre Sevilla y Málaga por la ley de capitalidad andaluza

Hoy el PSOE pide lo mismo que pedía el PP porque, aunque parece paradójico, la cuarta ciudad más poblada de España está reconocida como capital de Andalucía en el Estatuto de Autonomía, pero realmente carece de un régimen diferenciado. El objetivo no es otro que tener un mayor nivel de competencias y de autonomía económica básicamente para competir con el resto de España, pues este marco legal permitiría a la ciudad tener una línea abierta para reclamar financiación y medios sin pasar por la cola de las distintas administraciones.

Si Sevilla consiguiera este régimen especial multiplicaría sus ingresos que recibe del Estado

Según algunos cálculos municipales, si Sevilla consiguiera este régimen especial multiplicaría sus ingresos que recibe del Estado, por ejemplo, algo básico para servicios sociales que se mantienen ahora gracias a fondos europeos. Y hay algo más, la Ley de Capitalidad reforzaría los argumentos de Sevilla para albergar sedes de nuevos organismos que se adjudicarán en el proceso descentralizado iniciado por Madrid y en el que la capital hispalense pelea por atraer a la Agencia Espacial Española, por ejemplo.

Los argumentos esgrimidos para obtener ‘privilegios’ por ser capital real de Andalucía son varios. El primero tiene que ver con la población y para ello el gobierno de Muñoz apela a la realidad metropolitana en la que la capital se encuentra inmersa: 1.539.018 habitantes, de los que algo menos de la mitad residen formalmente en la capital, donde el porcentaje de ‘metropolitanización’ es superior al de Madrid, Valencia, Zaragoza o Málaga.

placeholder El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. (EFE/Íñigo Álvarez)
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. (EFE/Íñigo Álvarez)

“La pujanza económica del área metropolitana de Sevilla es compartida por el conjunto de los 46 municipios que la conforman y tiene efectos directos en cada uno de ellos”, advierte el PSOE en su propuesta. Quizás el efecto más claro se produce en los transportes, pues cerca de la mitad de los vehículos que a diario circulan y buscan aparcamiento en Sevilla proceden del área metropolitana y los habitantes de esta corona realizan un uso intensivo en menor o mayor medida de los servicios urbanos de la capital. La falta de una Ley de financiación del trasporte público es una asignatura pendiente que el Gobierno central sigue sin abordar y que urge ahora que priman los criterios de sostenibilidad.

De la Torre ya propició una agria polémica cuando el también popular Juan Ignacio Zoido hizo la misma solicitud en 2012

El alcalde entiende que por su tamaño, por ser un eje geográfico en la región y por las obligaciones derivadas de su condición de sede de las instituciones, Sevilla merece este marco especial que le permita impulsar grandes proyectos y atraer talento. “Traducir dichas realidades en textos legislativos no puede interpretarse como un subterfugio que tienda a generar comparativas o desazones entre ciudades hermanas; sino desde la sana naturalidad de adaptar en la medida de lo posible el escenario legislativo a la realidad de cada urbe. La cooperación entre ciudades se ha demostrado ampliamente ventajosa, véase la existente entre las grandes metrópolis andaluzas, Sevilla, Málaga, Granada y Córdoba; como ejemplo alianza 'Andalusian Soul' para la promoción en mercados de media y larga distancia en el marco de la reactivación turística”, explica el alcalde que se adelanta para desmentir que la capitalidad sea el pretexto para generar estructuras administrativas vacías ausentes de utilidad.

El alcalde de Málaga dice que es “absurdo”

No está de acuerdo para nada el alcalde de Málaga, el popular Francisco de la Torre, que de nuevo ha apelado a los beneficios que el centralismo ha aportado a Sevilla, recordando que los servicios centrales de la Junta de Andalucía acogen a miles de funcionarios “que disfrutan de un nivel salarial más alto”. En declaraciones a ABC, el regidor ha calificado el posible reconocimiento como “un costo” que pagarían todos los andaluces sin beneficio exclusivo de Sevilla y ha pedido a su homónimo sevillano que haga planteamientos globales que afecten a otras ciudades con una población metropolitana también considerables.

Foto: talento-digitalizacion-mercado-internacional-bra

De la Torre ya propició una agria polémica cuando el también popular Juan Ignacio Zoido hizo la misma solicitud en 2012. El exalcalde justificaba la ley con el argumento de los inconvenientes y gastos que le ocasiona a Sevilla ser el centro de manifestaciones y movilizaciones, un “turismo de manifestación”, en palabras del malagueño que comporta también unos beneficios, porque los manifestantes que llegan a una ciudad a concentrarse “consumen, comen o beben algo”. De la Torre, una década después, sigue viendo mil aspectos positivos por uno negativo en la capital.

La intención de Sevilla, una vez lanzada la propuesta, es constituir un grupo de trabajo junto con representantes del Gobierno de España y la Junta de Andalucía que elabore un estudio dirigido a conocer las medidas legislativas que son necesarias para que Sevilla despliegue todo su potencial como gran capital del Sur de España. Este grupo evaluará las reformas normativas que se deban impulsar para desarrollar una Ley de Capitalidad en el ámbito de la comunidad autónoma y un régimen especial del municipio dentro de las competencias del estado. Además, se impulsará una Comisión Interadministrativa de Sevilla, como órgano permanente y estable en el que representantes de las tres administraciones podrán cooperar y coordinar sus políticas en defensa de los intereses de la ciudadanía sevillana.

Reunión en San Telmo

Red completa de Metro, tasa turística y ahora capitalidad. Son los tres grandes temas que articulan el mensaje que Antonio Muñoz trasladará en la primera reunión que mantenga a la vuelta del verano con el presidente andaluz, Juanma Moreno, tras la constitución del nuevo Ejecutivo. Un discurso reivindicativo en la línea de la gestión que está realizando el actual alcalde, desde que en enero tomó el relevo a Juan Espadas.

Foto: Juan Espadas, en el Parlamento andaluz. (EFE / Julio Muñoz)

El objetivo del socialista, a escasos meses ya de las elecciones municipales, no sólo es desbloquear grandes asuntos pendientes, también sentar las bases para que Sevilla cuente con más recursos y manos tendidas para abordar las asignaturas pendientes de la capital el próximo mandato, con la esperanza de que el PSOE revalidará en la Alcaldía.

Muñoz ya ha mantenido también algunas conversaciones con representantes del Ejecutivo central para avanzar en la capitalidad de Sevilla. La intención es lograr respaldo, al igual que espera de los distintos grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Sevilla, cuyo Pleno debatirá este jueves la propuesta. El mayoritario, el PP, aplaude y comparte la iniciativa, aunque reprocha su “olor electoral”.

Fuera complejos. El alcalde de Sevilla, el socialista Antonio Muñoz, ha reabierto un debate que ha sido utilizado durante años como elemento de confrontación política: la necesidad de una Ley de Capitalidad para Sevilla. Ya hubo dos intentos anteriores, uno del PSOE en 2005 y otro del PP en 2012, que sólo sirvieron para agudizar los agravios con otra ciudad andaluza, Málaga, que se ha reivindicado tradicionalmente como capital económica de la comunidad frente a la administrativa, que sería Sevilla. Y horas después de conocerse la propuesta, su alcalde respondió en la misma línea rechazando el reconocimiento porque favorecería un “beneficio exclusivo” para la ciudad hispalense.

Sevilla Málaga