Es noticia
Menú
Juanma Moreno inaugura la precampaña en Sevilla con plenos poderes y el PP unido
  1. España
  2. Andalucía
Elecciones andaluzas 19-J

Juanma Moreno inaugura la precampaña en Sevilla con plenos poderes y el PP unido

Los populares arrancan el camino al 19-J con el líder andaluz ejerciendo de presidente y en contraste con el protagonismo que asumió Pablo Casado en las elecciones de 2018

Foto: Juanma Moreno, en un acto en Córdoba. (EFE/Rafa Alcaide)
Juanma Moreno, en un acto en Córdoba. (EFE/Rafa Alcaide)

Un mes y medio después del congreso de Sevilla, Juanma Moreno y Alberto Núñez Feijóo vuelven a coincidir en la capital andaluza para dar el pistoletazo de salida a la precampaña de las elecciones del 19 de junio. El camino que emprenderán los líderes andaluz y estatal del PP será muy distinto del que Moreno compartió con Pablo Casado en 2018, cuando el exdirigente popular tuvo una presencia constante en Andalucía en las semanas previas a los comicios del 2 de diciembre. La principal diferencia es que, entonces, las expectativas del hoy jefe del Ejecutivo andaluz no eran las más halagüeñas. Ahora se enfrentará a las urnas como favorito en las encuestas y en plena sintonía con Génova, donde tiene más presencia que nunca.

El acto de este miércoles en Sevilla será un encuentro con un gran número de empresarios en la sede de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), la CEOE regional. Será un nuevo capítulo de la reconciliación que emprendió Alberto Núñez Feijóo con la patronal desde su llegada a la cúpula del PP estatal. El gallego podrá imitar en esto a su compañero andaluz, que ha cultivado una magnífica relación con el empresariado en sus tres años y medio de mandato. El presidente de la CEA, el malagueño Javier González de Lara, es vicepresidente de la patronal estatal que dirige Antonio Garamendi y es el anfitrión de Moreno y Feijóo en esta vuelta a Sevilla, que sirve a los populares para iniciar su camino al 19 de junio.

Foto: El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Lavandeira)

El acto de este miércoles en Sevilla será uno de los pocos que compartirán el presidente de la Junta y su jefe de filas en lo que será una vuelta a la tradición de las campañas del PP que se rompió en 2018 por la omnipresencia de Casado. El exlíder de la oposición acudió al inicio de la campaña con Moreno y Elías Bendodo —hoy número tres de Génova— en Málaga, había estado los dos fines de semana previos y, después, recorrió Andalucía en una caravana propia y con un discurso de marcado enfoque nacional.

No hay que olvidar que las listas que el PP llevó a aquellos comicios estaban trufadas de afines a Pablo Casado, que ahora han desaparecido casi en su totalidad de las candidaturas, elaboradas por Moreno y su equipo sin la intervención de Génova. La sintonía entre el presidente de la Junta y su jefe de filas es ahora total, a pesar de la marejada que han provocado las palabras de Bendodo sobre la plurinacionalidad del Estado, que el propio Feijóo ha tenido que corregir.

La diferencia entre ser candidato y presidente

Esa es la principal diferencia de esta campaña electoral y la que el PP afrontó hace tres años y medio. "Juanma Moreno es el presidente de la Junta y no el candidato de la oposición, como en 2018; no necesita que el líder del PP venga para darle visibilidad", relata una fuente popular. No obstante, la visibilidad que aportó entonces Pablo Casado tenía una doble vertiente. Primero, colocaba las andaluzas como una previa de unas hipotéticas generales y el primer reto de Casado desde su llegada a Génova después de unas primarias inéditas en el PP. Y, sobre todo, el líder popular estaba preparado para sustituir a Moreno, que apoyó a Soraya Sáenz de Santamaría en aquella pugna, en caso de que el resultado fuera malo. Lo fue hasta el punto de ser el peor del PP con esa denominación, pero la suma con Ciudadanos y el apoyo externo de Vox permitieron a Moreno hacer historia y colocarse como el primer presidente no socialista de Andalucía.

Foto: El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Xoán Rey)

Una vez superada la anomalía, el PP retoma sus campañas clásicas, como las que ya tuvo el propio Feijóo en Galicia con Mariano Rajoy. Lo habitual es que el líder nacional comparta dos o tres actos con el candidato autonómico y eso es lo que ocurrirá, explican desde San Telmo, aunque también aclaran que todavía no está cerrado el calendario de campaña. Desde Génova, aseguran que el líder nacional del PP está "a disposición" de las necesidades del barón andaluz, en coherencia con la estrategia de dar total autonomía a los territorios.

Como ya ha avanzado el propio Juanma Moreno, la campaña se centrará en su figura como presidente y la presencia de líderes del resto del país estará muy tasada. Si acude Alfonso Fernández Mañueco, cuentan en el entorno del presidente, será en zonas rurales. Cuando Isabel Díaz Ayuso haga lo propio, irá donde pueda marcar el territorio a Vox. Alberto Núñez Feijóo es "transversal y siempre aporta", explican estas fuentes, por lo que no está claro en qué tipo de acto estará presente.

El hecho de que Juanma Moreno sea presidente tiene también una consecuencia puramente institucional. Hasta el 19 de junio, día de las elecciones, el Gobierno andaluz está en pleno funcionamiento, por lo que en las dos semanas de campaña el malagueño tendrá que presidir, al menos, dos consejos de gobierno. "No puede estar todo el día de mítines, hay que gobernar", plantean en su entorno. Eso sí, tendrá que ser prudente en diferenciar su papel de jefe del Ejecutivo del de presidente del PP. La Junta Electoral de Andalucía apercibió el lunes a Moreno por la publicación de una entrevista en una cuenta institucional de una red social después de que Adelante Andalucía, la coalición que lidera Teresa Rodríguez, presentase una queja. Según el escrito, el líder popular debe extremar "su deber de cuidado para evitar la realización de declaraciones o manifestaciones con incidencia electoral" desde las tribunas del Ejecutivo.

Un mes y medio después del congreso de Sevilla, Juanma Moreno y Alberto Núñez Feijóo vuelven a coincidir en la capital andaluza para dar el pistoletazo de salida a la precampaña de las elecciones del 19 de junio. El camino que emprenderán los líderes andaluz y estatal del PP será muy distinto del que Moreno compartió con Pablo Casado en 2018, cuando el exdirigente popular tuvo una presencia constante en Andalucía en las semanas previas a los comicios del 2 de diciembre. La principal diferencia es que, entonces, las expectativas del hoy jefe del Ejecutivo andaluz no eran las más halagüeñas. Ahora se enfrentará a las urnas como favorito en las encuestas y en plena sintonía con Génova, donde tiene más presencia que nunca.

Juanma Moreno Elecciones Andalucía
El redactor recomienda