Es noticia
Menú
Feijóo corrige el "error" de Elías Bendodo: "España no es un Estado plurinacional"
  1. España
"COMPROMISO" CON LA CONSTITUCIÓN

Feijóo corrige el "error" de Elías Bendodo: "España no es un Estado plurinacional"

El PP se enreda con las 'nacionalidades' tras los guiños de su líder al catalanismo. El presidente rectifica a su coordinador general y trata de zanjar la polémica: "El debate no existe"

Foto: El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Lavandeira)
El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Lavandeira)

La apuesta de Alberto Núñez Feijóo por la "nacionalidad catalana", en un intento de reanimar la marca en Cataluña, ha dado que hablar, tanto dentro como fuera del partido. La nueva dirección del PP obvió las críticas que llovieron desde Ciudadanos y Vox y cerró filas con el discurso de su líder por el cumplimiento "estricto" de lo establecido en el artículo 2 de la Constitución, en el que se cita textualmente "el derecho a la autonomía de las nacionalidades y cuestiones". Un "error", como lo califican en el partido, del coordinador general del PP, Elías Bendodo, ha vuelto a encender el debate: en una entrevista con 'El Mundo', el dirigente andaluz defendió que "España es un Estado plurinacional", que Cataluña "no es una nación dentro de España" pero sí "una nacionalidad" dentro del Estado, "como cualquier otra comunidad autónoma".

La rectificación por parte del propio Elías Bendodo no tardó en llegar, pero, por si acaso, este martes el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha corregido el "error" de su camarada subrayando que "España no es un Estado plurinacional". "Ni lo es ni lo será", ha zanjado durante una rueda de prensa en Ceuta. Ha sido el escenario escogido para subrayar hasta en tres ocasiones el "compromiso" del PP con la Constitución. "El debate no existe", ha ahondado, censurando que haya quien se ha "aprovechado de un error", en alusión a las críticas de sus homólogos de Vox y Ciudadanos en plena precampaña de las elecciones andaluzas.

Feijóo ha visitado Ceuta este martes para reunirse con autoridades y empresarios, coincidiendo con la reapertura parcial de las fronteras de Marruecos y justo cuando se cumple un año de la crisis migratoria que sacudió la ciudad autónoma, con una oleada de hasta 12.000 inmigrantes ilegales. Desde allí, el líder del PP ha tratado de zanjar un debate que comenzó con sus guiños al catalanismo en el Cercle de Barcelona, un giro de timón estratégico en Cataluña que ha derivado en un embrollo discursivo del que el PP trata ahora de salir airoso. "La Constitución garantiza la indisoluble unidad de la nación española y garantiza el derecho de las autonomías y de las nacionalidades que la integran", repasaba el líder gallego que, con todo, no dará un paso atrás en la defensa de las 'nacionalidades' tal y como estipula la Carta Magna. "El único ideario del PP es la Constitución", zanjaba.

En paralelo, el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, elevaba el tono de la crítica contra el líder del PP, al que acusaba de "asumir" el "nacionalismo" de Podemos, ERC o PNV con sus "cesiones" al independentismo. "Es un camino lamentable", censuraba. "Al PP le pedimos coherencia", instaba el líder de Vox, Santiago Abascal, cuyo partido también se levantó contra el 'catalanismo' de Feijóo en Cataluña. "Este tipo de declaraciones demuestra su poca fe en la nación", criticaba.

El PP se desmarca de los audios de Cospedal

El líder del PP ha respondido desde Ceuta a diferentes cuestiones de actualidad. Entre ellas, Feijóo ha sido preguntado por la publicación de unas conversaciones entre María Dolores de Cospedal y José Manuel Villarejo desveladas por el diario 'El País', en las que la ex secretaria general del PP pide ayuda para frenar las investigaciones sobre los papeles del extesorero del PP Luis Bárcenas. El líder popular se ha puesto de perfil sobre la polémica, aunque ha deslizado que se trata de asuntos del pasado que salen a la luz de manera interesada en el marco de la campaña del 19-J.

"Si se quiere traer a colación grabaciones de hace una década, es evidente que cada uno está en su derecho de traerlas", manifestaba Feijóo, que ha reivindicado el "absoluto respeto" del PP al "Estado de derecho" y las "investigaciones judiciales", sin mencionar en ningún momento a María Dolores de Cospedal. Este lunes, el coordinador general del PP, Elías Bendodo, sí iba un paso más allá y desvinculaba al PP de Feijóo, que acaba de aterrizar en Génova, de asuntos del "pasado".

Foto: María Dolores del Cospedal durante su comparecencia. (EFE/Mariscal)

Feijóo ha valorado también el pistoletazo de salida que ha dado este martes el Consejo de Ministros de la ley del aborto. Aunque no ha entrado al detalle de la norma, sí ha declarado que el PP se posiciona en contra de que las jóvenes menores de edad puedan abortar sin permiso de sus progenitores, un supuesto que contempla la nueva ley del Ministerio de Igualdad. En todo caso, ha repetido la tesis de que la nueva normativa es una "cortina de humo" para deslucir debates como el de la economía y diluir los "problemas" del Gobierno, que ha salido malparado tras la última crisis con sus socios independentistas.

La apuesta de Alberto Núñez Feijóo por la "nacionalidad catalana", en un intento de reanimar la marca en Cataluña, ha dado que hablar, tanto dentro como fuera del partido. La nueva dirección del PP obvió las críticas que llovieron desde Ciudadanos y Vox y cerró filas con el discurso de su líder por el cumplimiento "estricto" de lo establecido en el artículo 2 de la Constitución, en el que se cita textualmente "el derecho a la autonomía de las nacionalidades y cuestiones". Un "error", como lo califican en el partido, del coordinador general del PP, Elías Bendodo, ha vuelto a encender el debate: en una entrevista con 'El Mundo', el dirigente andaluz defendió que "España es un Estado plurinacional", que Cataluña "no es una nación dentro de España" pero sí "una nacionalidad" dentro del Estado, "como cualquier otra comunidad autónoma".

Alberto Núñez Feijóo