El sector del agua pide inversiones por 4.900 M€/año para garantizar el servicio urbano
  1. España
  2. Andalucía
CUMBRE POR EL AGUA EN ANDALUCÍA

El sector del agua pide inversiones por 4.900 M€/año para garantizar el servicio urbano

La mitad de las redes tiene más de 30 años y necesita su renovación para mantener la eficiencia del abastecimiento y saneamiento en un futuro marcado por el cambio climático

Foto: Un grifo de agua.
Un grifo de agua.

Encender la luz o abrir el grifo del agua es algo tan habitual que nunca es noticia, hasta que llegan crisis como la del actual incremento del precio de la energía o llega una sequía y es necesario aplicar restricciones de consumo. En el caso del agua, este último escenario no está tan lejos de la realidad en Andalucía, a tenor del descenso en un 17% de las precipitaciones en el último año hidrológico, con los embalses a solo un 31% de capacidad, dos puntos por debajo del año 2020, y con indicadores de descenso semanal. De hecho, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir tiene previsto activar en un par de semanas el protocolo de sequía de la Administración central ante esta situación.

La mayor variabilidad del clima y la probabilidad de fenómenos extremos requieren mejorar la gestión de riesgos naturales y también la planificación, prevención, adaptación y coordinación institucional de un sector, el del agua, en el que tienen competencias todas las administraciones públicas, desde el Gobierno central a las comunidades autónomas, pasando por cada uno de los ayuntamientos del país, lo que hace especialmente compleja su gestión.

Foto: Embalse del Atazar en Madrid. (EFE)

Según el estudio 'Europe’s water in figures 2021', actualmente los servicios de agua urbana europeos gozan de buena salud. El agua para el consumo humano en Europa cumple los requisitos de calidad más estrictos del mundo y se somete a rigurosos controles, para lo cual los operadores de agua urbana emplean los métodos más avanzados y aplican las más modernas tecnologías.

Sin embargo, este mismo informe —realizado por la Federación Europea de Asociaciones Nacionales de Empresas Suministradoras de Agua y Servicios de Tratamiento de Aguas Residuales (EurEau)— pone de manifiesto la necesidad de realizar una mayor inversión en los servicios del agua en este continente para garantizar a las generaciones futuras los mismos niveles de calidad y servicio de los que disfrutamos en la actualidad. La reciente publicación de la nueva Directiva de Aguas de Consumo Humano representa un reto adicional que debe ser considerado por las diferentes administraciones públicas (central, autonómicas y locales).

Foto: España, una de las grandes perjudicadas por el cambio climático. (EFE)

En España, el presidente de la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS), Fernando Morcillo, lleva tiempo reclamando la urgencia de realizar un esfuerzo inversor sostenido en infraestructuras del ciclo urbano del agua, ya que actualmente la media anual de inversión real no alcanza el 50% de lo necesario. En ese sentido, el agua urbana necesita una inversión anual de 2.500 millones adicionales, hasta los 4.900 millones de euros, para garantizar la calidad, la sostenibilidad de los servicios y afrontar los retos futuros como el cambio climático o los más exigentes requerimientos regulatorios en materia de calidad del agua, potabilización, depuración y reutilización.

España cuenta con importantes infraestructuras del ciclo del agua urbana: con 23.789 kilómetros de red de aducción (tuberías destinadas a conducir el agua desde el punto de captación hasta la planta de tratamiento); 248.245 kilómetros de red de abastecimiento; 189.203 kilómetros de red de saneamiento; 1.640 estaciones de tratamiento de agua potable (ETAP); 29.305 depósitos; 456 tanques de tormenta, y 2.232 estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR).

Foto:

Andalucía es la comunidad que más volumen de agua suministra a la red de abastecimiento público, un 18% del total nacional; seguida de Cataluña, con un 14%, y Madrid, con un 13%. Esta región cuenta con más de 41.000 kilómetros de redes de abastecimiento; 30.883 kilómetros de redes de saneamiento; 248 ETAP, y 372 EDAR, además de unos 3.200 depósitos.

El inventario de infraestructuras del ciclo integral del agua en Andalucía tiene un valor total de 33.752 millones de euros, lo que da muestra de la dimensión de los servicios de aguas prestados a nivel regional.

De hecho, es la única comunidad que cuenta con un ente que aglutina a la práctica totalidad del sector, tanto público como privado. La Asociación de Abastecimientos de Agua y Saneamientos de Andalucía es una organización profesional de marcado carácter técnico que cuenta con 86 asociados que abastecen a 500 municipios, con más de ocho millones de habitantes (el 95% de la población andaluza).

placeholder Germán Ayora, Pedro Rodríguez y Carlos Irigoyen, de ASA. (J. L. L.)
Germán Ayora, Pedro Rodríguez y Carlos Irigoyen, de ASA. (J. L. L.)

Su presidente, Pedro Rodríguez, también insistió ayer en la necesidad de que en Andalucía se duplique la inversión actual para alcanzar los 360 millones de euros anuales, lo que permitiría, “al menos, la renovación de la red actual y evitar la obsolescencia, el envejecimiento progresivo y las carencias en las infraestructuras del ciclo del agua”.

En ese sentido, recordó que más del 50% de las redes de abastecimiento y alcantarillado tiene más de 30 años, y un 30% de ellas más de 40 años, con una tasa de renovación decreciente en los últimos años. Además, le recordó a la Junta de Andalucía la necesidad de mantener y potenciar las inversiones previstas en el 'canon del agua', que empezó a aplicar en el año 2010 y con el que la Administración autonómica ha recaudado más de 700 millones de euros que deben destinarse a la construcción de unas 300 depuradoras. De ellas, aún falta por poner en marcha un 25% aproximadamente.

De los 360 millones anuales de inversión que demandan en Andalucía, 64 estarían destinados a redes de abastecimiento; 192 millones a redes de saneamiento; 18 millones para ETAP; 22 millones para depósitos, y 49 millones para EDAR.

La asociación ha organizado la primera Cumbre Empresarial y Profesional del Sector del Agua en Andalucía, Aquan’21, cita al máximo nivel del sector que tendrá lugar en el Palacio de Congresos de Sevilla (Fibes) el próximo 11 de noviembre. Allí se reunirán más de 400 representantes tanto de las administraciones públicas como de las empresas privadas que operan en el sector.

En España existen unas 3.100 empresas dedicadas a la captación, distribución y depuración de aguas. En el ejercicio 2019 la facturación agregada obtenida por las empresas de agua en el área de abastecimiento alcanzó un importe en torno a los 3.680 millones de euros, tras un incremento del 1,19% respecto al ejercicio 2018.

El impacto de la pandemia en el ejercicio 2020 hizo caer el consumo en clientes industriales, comerciales y de servicios, y en abonados domésticos de zonas turísticas, aunque aumentó lógicamente en residencias habituales debido al confinamiento. Estamos hablando de un retroceso en la facturación en torno al 5,5%, es decir, 3.480 millones de euros.

Los socios de ASA en Andalucía generan más de 20.000 empleos directos y facturan más de 1.100 millones de euros anuales. Entre ellos, destacan grandes empresas públicas como Emasesa (Sevilla), Emasa (Málaga) o Giahsa (Huelva), pero también importantes compañías privadas como Aqualia, Hidralia o Acciona.

Foto: Presa El Atazar (Madrid). (Pablo López Learte)

El presidente de esta organización regional ha hecho especialmente hincapié en la permanente disposición y colaboración de esta asociación ante las administraciones públicas competentes, para facilitar la ejecución de iniciativas y proyectos que permitan garantizar la mejora continua de los servicios de agua y su sostenibilidad. En este sentido, se ha puesto en valor la tecnificación, conocimiento y capacidad sectorial para acometer obras, actuaciones y proyectos que favorezcan la prestación de estos servicios esenciales, y con ello la calidad de vida de los ciudadanos como fin último.

Desde ASA Andalucía, se ha destacado el papel clave que juega el agua en el presente y a futuro como sector estratégico y vector de recuperación económica, social y medioambiental; y la necesidad de potenciar una comunicación más eficiente sobre los servicios de agua, de manera que se comprenda mejor por qué son esenciales en los objetivos de sostenibilidad medioambiental, económica y social.

Agua Administraciones Públicas Inflación
El redactor recomienda