"Los cordones sanitarios no tienen sentido. Hay que dialogar hasta con Esquerra"
  1. España
  2. Andalucía
Entrevista a Francisco de la Torre

"Los cordones sanitarios no tienen sentido. Hay que dialogar hasta con Esquerra"

El regidor de Málaga, el primer edil con mayor trayectoria del PP, analiza para El Confidencial la actualidad de su partido, se queja de la falta de información sobre los fondos europeos y recela de Espadas

placeholder Foto: Entrevista a Francisco de la Torre Prados. (Germán Pozo)
Entrevista a Francisco de la Torre Prados. (Germán Pozo)

A sus 78 años y con más de dos décadas al frente de la alcaldía de Málaga, Francisco de la Torre se ha convertido en un valor seguro para el PP y una voz autorizada que conoce las entrañas de un partido en fase de reconstrucción. Dice no sentirse una ‘rara avis’ por pactar con la oposición, se muestra partidario de hablar con todas las formaciones —“hasta con Esquerra”— y rechaza los cordones sanitarios. Es la visión de un político con trayectoria que percibe demasiada carga ideológica en las nuevas generaciones de dirigentes. Un hombre que, mientras dialoga con los malagueños que a primera hora de la mañana se cruza cuando pasea por la ciudad, seguro que le da vueltas a si se presentará a la reelección.

PREGUNTA. ¿Se va a presentar a las próximas elecciones municipales o este será su último mandato?

RESPUESTA. Estoy en otros temas, sinceramente. Mi dedicación y tiempo están en la gestión de los muchos asuntos que ahora Málaga tiene entre manos, como son los problemas sociales y económicos que la pandemia ha creado. No tengo ni un minuto de tiempo para pensar en ese tema.

"Llegará el momento en que tendré que afrontar si me presento a la reelección"

P. Ha dicho recientemente que no lo ha decidido. ¿Eso significa que lo sopesa?

R. Eso siempre cabe como reflexión de fondo, pero no tengo tiempo de pensar mucho en ello. Sé que llegará un momento en que habrá que abordar esta cuestión, aunque internamente tengo mucha presión en contra. Me refiero al plano familiar.

P. ¿Le ha llamado Pablo Casado o alguien de la dirección del partido para saber cuáles son sus intenciones?

R. Ningún contacto sobre este asunto.

P. ¿No saben lo que va a hacer usted?

R. Ni yo lo sé.

placeholder El alcalde de Málaga, durante la entrevista con EC. (Germán Pozo)
El alcalde de Málaga, durante la entrevista con EC. (Germán Pozo)

P. Sus dos grandes propuestas para el final del mandato son el Plan Málaga Litoral y la Expo 2027. ¿Qué proyecto dejaría en el tintero que le hubiese gustado culminar?

R. Hay muchas cosas que la ciudad necesita, no olvidemos el auditorio y otros asuntos pendientes en el plano cultural. Pero el Plan Málaga Litoral supone una apuesta clara por la ciudad-región, por facilitar que los malagueños que viven en el espacio metropolitano tengan la posibilidad de venir en transporte público a puntos estratégicos de la ciudad. Reforzaría la conectividad entre el recinto portuario y el mar, y apuesta por recuperar el paseo marítimo Ciudad de Melilla como gran espacio. Supondría 65.000 metros cuadrados libres peatonales. Un lugar de máxima calidad ambiental, muy alineado con los objetivos europeos y de desarrollo sostenible. Y sobre la Expo de 2027, es un proyecto internacional que debe hacer suyo el Gobierno central y que no es costoso si se tienen en cuenta sus beneficios. Creo que es una oportunidad de que España muestre ante el mundo la sensibilidad en materia de sostenibilidad ambiental, social y económica de las ciudades.

P. ¿Y la polémica torre del puerto? Usted se mantiene firme frente a paisajistas, urbanistas, arquitectos, el Gobierno y la propia Unesco. Trate de convencer a los que piensan que ese equipamiento turístico es una aberración que destruiría la imagen de la ciudad.

R. Es un proyecto del puerto, de entrada. Encaja en la legislación y es una oportunidad para la ciudad. Hay opiniones en contra, pero también a favor. Es la posibilidad de tener un hotel de un buen tamaño en cuanto a número de habitaciones, que no hay tantos en Málaga y que los operadores de congresos echan de menos. Un gran lujo que generaría empleo y valor añadido, que entiendo que tiene más ventajas que inconvenientes. Es otra altura, cierto, pero la suma total de edificabilidad construida de los bloques de La Malagueta es bastante superior. Sería como un apéndice del Muelle 1, Muelle 2 y la Estación de Cruceros, porque siempre se ha dicho que nos interesa no ser un puerto de paso para los cruceristas.

Foto: Vista del proyecto del hotel rascacielos del Puerto de Málaga

P. Pero el Gobierno ha entrado en escena…

R. Cuando alguien tiene una posición sensible o en contra, que respeto, y acude a una instancia como el Ministerio de Cultura para que haga un informe, es posible que inicialmente adopte una postura preocupada o negativa. Después, se dará cuenta de que no tenía motivos. De todas formas, sobre la posible influencia en la imagen de la bahía, siempre he creído que afecta más el muelle de contenedores. Esta es una edificación vertical y, en la medida de lo posible, se ha intentado que estéticamente sea lo mejor posible. Con lo cual, puede ser un elemento que no desentone, que complemente el paisaje. Estas construcciones no tienen por qué ser negativas, pueden suponer un plus. Lo veo como una oportunidad.

P. ¿No presentarse a la reelección implica abandonar la política? ¿Podría regresar al Senado o convertirse en diputado nacional?

R. No me veo haciendo otra cosa en política. Mi compromiso con la ciudad es de cuatro años, y en su momento necesité de un consenso familiar para sellarlo. Me apasiona trabajar por Málaga y, porque ya no tengo 20 años por delante, trato de que los proyectos vayan moviéndose. No tendría sentido que dijera no a una posible continuidad, que dependería de los malagueños, para dedicarme a otra cuestión en política.

"La torre del puerto podría ser un elemento que complemente el paisaje de la bahía"

P. Hay quien sostiene la teoría de que la figura de Francisco de la Torre es tan omnipresente en la gestión municipal que resulta muy complicado que un delfín o sustituto pueda destacar. ¿Baraja a algún sucesor?

R. No es un tema que dependa de mí. Es un asunto del partido, pero puedo decir que en el PP hay gente muy válida, dentro del equipo actual y fuera.

P. Después de las últimas elecciones municipales, alcanzó la mayoría absoluta tras incorporar a su Gobierno a los dos ediles de Ciudadanos, pero uno de ellos, Juan Cassá, se pasó al Grupo de No Adscritos y fue declarado tránsfuga por el pleno municipal. Aun así, ha seguido apoyando su gestión hasta la semana pasada, en la que se ha posicionado con la oposición tras adherirse a un proyecto político localista. ¿Cree que reventará su mandato antes de que concluya?

R. El señor Cassá, cuando toma la decisión de abandonar Ciudadanos, siguió una línea de continuidad, de compromiso, coherente con lo que esperaba su electorado después de sellarse un pacto de gobierno. Cuando dejó Ciudadanos, yo me encontraba de baja, y sé que hubo un silencio largo de los grupos de la oposición. Luego se supo que hubo escarceos, intentos de acuerdo. Haber aceptado eso sí lo habría convertido en tránsfuga, algo que no considero que sea y con lo que discrepo de la señora [Noelia] Losada [edil de Cs]. Si dijo no a esos acercamientos que hubiesen supuesto un cambio en la política local, creo que va a mantener esa postura de seriedad y responsabilidad.

placeholder Foto: Germán Pozo.
Foto: Germán Pozo.

P. ¿Ha hablado usted con él?

R. Hemos tenido una conversación y le he podido explicar las ventajas que tenía el proyecto de oficinas ‘coworking’ del que discrepaba. En esa charla, me di cuenta de la conveniencia en tener una fluidez a la hora de facilitar información al señor Cassá de los distintos temas que van a comisiones y pleno para que pueda tomar una decisión con sentido de responsabilidad.

P. Y viendo este cambio de postura, ¿cree que PSOE y Adelante Málaga impulsarán una moción de censura apoyándose en un tránsfuga?

R. El señor Cassá tuvo claro cuál era su compromiso electoral y lo que éticamente debía hacer, aunque dejara su partido.

P. Usted, al igual que Núñez Feijóo, ha sido de los pocos que no se han dejado comer terreno por el empuje de Vox y han aunado el voto del centro derecha. ¿Le ha llamado Pablo Casado para que le enseñe a convertir el PP en la casa común del centro derecha?

R. No, sobre ese tema no ha habido ningún diálogo. Lo que he hecho estos años es servir al bien común, al interés general. Es un tema esencial para la vida política, esencial para el partido que sea. Básico para la imagen de la democracia. Nunca he tenido reparos en quejarme, discrepar de una decisión, sea en el ámbito autonómico o estatal, gobierne quien gobierne, si no estaba en la línea de lo que considerase mejor para Málaga. No quiero estar en posesión de la verdad y siempre estoy abierto al diálogo. Si planteas las cosas así, es lógico que la gente te valore y se sumen apoyos. Es muy estimulante que te apoyen votantes de otros espacios.

"El discurso es claro en mi partido, y no está hecho mirando a izquierda y derecha"

P. ¿Cree que la dirección de su partido se equivoca no marcando una estrategia definida frente al partido de Abascal?

R. El PP tiene marcado su modelo de política, objetivos, lo que quiere para el país. Una sociedad donde la libertad se desarrolle en plenitud, sin cortapisas, con separación de poderes claros, con un bienestar basado en la educación y la salud; pero también productiva, económicamente de vanguardia, donde haya facilidades para emprender. Este discurso es muy claro en mi partido, y no está hecho mirando a izquierda o derecha, sino hacia lo que cree mejor para el país. No lo veo condicionado.

P. ¿Francisco de la Torre se siente ofendido cuando les llaman derechita cobarde?

R. No me siento aludido. Cuando hay que reivindicar nuestro amor a España, nuestro concepto de nación y la igualdad de los españoles, lo hacemos con toda plenitud de fuerza. Tengo claros los valores con los que me identifico.

placeholder Foto: G. Pozo.
Foto: G. Pozo.

P. Pero pareciera que la dirección de su partido no sabe cómo reaccionar ante la agresividad del discurso de Vox y eso provoca dudas en posturas sobre temas que parecían claras. ¿Les perjudican reacciones silentes como la de Casado cuando el exministro Ignacio Camuñas expuso una particular teoría sobre el inicio y la legitimidad de la Guerra Civil?

R. Igual se pudo haber matizado, pero fue en un contexto, creo que en un curso de verano, que puede ofrecer una visión incompleta del tema.

P. En un Parlamento tan fraccionado, y teniendo en cuenta la agónica caída de Ciudadanos, las posibilidades de pactar de su partido son mínimas. ¿De la Torre es partidario de hacerlo con Vox o establecer el insistente cordón sanitario que reclaman la izquierda y la extrema izquierda?

R. En política, no tiene sentido decir que no se puede dialogar con tal o cual fuerza política. Y cuando digo todos, incluyo a todos. A Esquerra también. Abordando cualquier aspecto, pero respetando el poder judicial y dejando claro que Cataluña debe cambiar las cosas hacia la lealtad. No tiene sentido que se pueda negar el diálogo a una fuerza política, desde la extrema derecha a la extrema izquierda. ¿Para qué? Para hablar de temas de importancia para el país. No tiene sentido establecer cordones sanitarios en ningún espacio.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), enseña al presidente de la Generalitat, Quim Torra (d), la fuente en la que el poeta Antonio Machado se citaba en secreto los fines de semana con Guiomar. (EFE) Opinión

P. Usted está gobernando con unos Presupuestos pactados con el PSOE, algo que parecería inconcebible en este contexto de polarización. ¿Se considera una ‘rara avis’ en el panorama político actual?

R. Habrá alguno más por ahí. Creo que, aunque no se necesite porque se tengan los apoyos suficientes, hay que tratar de alcanzar acuerdos con la oposición en temas importantes para la ciudad. Para sacar adelante proyectos como el Plan Málaga Litoral y la Expo 2027, es básico sentir que no vas solo en el intento. Si hay lealtad recíproca, se puede conseguir.

P. ¿Cree que los jóvenes, de cualquier signo, que se adentran en la esfera política son más intransigentes ideológicamente?

R. Puede ser. Es bueno que en la acción política no estén solo los militantes. Las formaciones deben abrirse a independientes, no nutrirse solo de los afiliados de base, con todos los respetos hacia ellos. Pero los partidos también son los votantes y los simpatizantes.

"Es bueno que en la acción política no estén solo los militantes"

P. ¿Las primarias han sido perjudiciales para la política?

R. Los líderes que salgan de esas primarias deben tener la mente abierta y la capacidad de diálogo con los partidos rivales, no enemigos. Y los militantes valorarán que así sea.

P. En las primarias en las que Casado fue elegido secretario general de su partido, usted apoyó inicialmente a María Dolores de Cospedal. ¿Cómo califica sus tres años al frente de la dirección del PP?

R. El PP está más sólido, más fuerte y con más prestigio que hace tres años. Es una realidad en todos los planos. Casado es un hombre muy trabajador, muy entregado, que tiene un pilar sólido en Teodoro García Egea. Creo que el balance es positivo.

placeholder Foto: G. Pozo.
Foto: G. Pozo.

P. Encuestas al margen, ¿qué opciones concede a su partido de cara a las próximas generales? ¿Cree que su mensaje está calando?

R. Es pronto todavía para contestar con seguridad a esa pregunta, queda mucho tiempo para las elecciones generales. Hay que ver cómo se van desarrollando las cosas, si el PSOE va a estar a la altura de la gestión de los retos que suponen la pospandemia y la administración de los fondos europeos, si lo hace con la apertura de miras y la participación necesaria de las autonomías y los ayuntamientos, y cómo gestiona el tema catalán. Son muchas cuestiones. Lo que hace falta es que el PP, como formación alternativa, sin dejar de plantear una posible colaboración con el Gobierno, vaya definiendo bien una alternativa que sea lo más sólida e ilusionante posible.

P. ¿Le parece buena idea la opa hostil que ha lanzado su partido contra Ciudadanos y que se personifica en la figura de Fran Hervías? Sobre todo por perder un posible aliado que, salvo la excepción de Murcia y Granada, se ha mostrado colaborador.

R. Políticas como las que se hacen en Andalucía a nivel autonómico me parecen bastante acertadas, basadas en un respeto entre ambas fuerzas, sabiendo que juntos gobiernan con solidez y afianzándose como partidos. Con independencia de que Ciudadanos haya pasado una situación de crisis provocada por el intento de moción en Murcia, a nivel andaluz está funcionando bien. Dependerá de cada territorio, pero la lealtad debe llevar a un respeto máximo. Yo no plantearía a nivel local lo que usted ha llamado una opa hostil.

"Podemos tener una presencia más sólida en el constitucionalismo catalán"

P. Si el PP no obtiene mejores resultados en Cataluña y el País Vasco, ¿podrá volver a gobernar el país?

R. Supongo que sí. El ideal es contar con buena implantación en todas partes, pero si defender el interés general de todos, y un concepto claro de la unidad de España, implica una situación más débil en Cataluña, seguro que lo van a valorar en otras partes del país. Compensa una cosa con otra, aunque lo ideal es tener presencia y prestigio en todas partes. No olvidemos que en Cataluña hay una fractura y más de la mitad se siente plenamente española y constitucionalista, no pensemos que son independentistas en bloque. En ese espacio, el PP puede tener una presencia cada vez más sólida.

P. ¿Qué opinión tiene de la propuesta de 'desinflamación' que dice estar aplicando el Gobierno de coalición en Cataluña?

R. Seré elegante con el Gobierno y diré que es pronto para juzgar. Me gustaría equivocarme y que diera resultado, pero entiendo que la forma en que se ha hecho condiciona mucho toda negociación que se plantee.

P. Viendo la trayectoria de Pedro Sánchez al frente del Gobierno central, ¿el cambio vertiginoso de postura ha dejado de estar penalizado en la política actual?

R. Parece que no tiene importancia decir una cosa un día y la contraria al siguiente. Se percibe la falta de una línea coherente, constante y creíble, y eso no es bueno para la democracia.

"En Pedro Sánchez se percibe la falta de una línea coherente, constante y creíble"

P. Usted tiene una larga trayectoria en la gestión pública. ¿Había conocido un caso como el de Sánchez? ¿Esto se hubiese permitido hace 20, 30 o 40 años?

R. Seguro que lo hay, pero yo no lo recuerdo ahora mismo.

P. Hablando del Ejecutivo central. ¿Los ayuntamientos saben algo sobre cómo se van a repartir los anunciados fondos europeos? ¿Les han transmitido cuándo llegarán las primeras partidas?

R. Hemos enviado proyectos que están en Madrid desde hace meses y falta mucho diálogo e información. Ni vía Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ni directamente. Sería bueno que, al igual que hay reuniones con las autonomías, debiera haber una representación de ayuntamientos, 20 o 30 alcaldes y representantes de las diputaciones. El Gobierno no debe olvidar la capacidad de acción que tienen las corporaciones locales.

placeholder
Foto: G. Pozo.

P. ¿La comunicación está siendo fluida?

R. Hay poca comunicación. La que hemos tenido ha sido indirecta.

P. Si el Gobierno aparta a los ayuntamientos de gestionar estos fondos, va a tirar por tierra el mensaje del nuevo responsable del PSOE-A, Juan Espadas, que ha abrazado su principal bandera: el municipalismo…

R. Sería contradictorio. El señor Espadas, que ha sido consejero autonómico, sabrá hasta qué punto hemos sufrido la falta de sensibilidad municipal de la Junta de Andalucía. Lo sabe muy claramente y muy directamente. Y esas cosas se deben evitar. Si puede influir, debe hacerlo, por el bien de todos.

P. ¿Qué piensa de Espadas? Ustedes llegaron a fraguar alianzas.

R. Vamos a hablar con claridad de ese tema. Ha tenido un recorrido muy cortito, no vayamos a magnificar el llamado eje Málaga-Sevilla, porque a la hora de la verdad no ha sido tal. Y voy a poner el ejemplo de cuando solicitamos la Agencia Europea de Medicamentos, allá por 2016. No solo no hubo un apoyo directo, claro, de la Junta, sino que a los dos meses salió la candidatura de Granada, para mí, activada por la presidenta Susana Díaz para decir que había dos opciones. Que ni la Junta ni los alcaldes de Granada, Sevilla o Córdoba lo vieran demuestra que el eje era débil. ¿Creían en él? Si no hay una visión capaz de ver lo regional más allá de lo local, de ver lo global más allá de lo local, no solo lo tuyo, el espacio en el que estás, ¿adónde vamos?

"Vamos a hablar con claridad, el eje Málaga-Sevilla tuvo un recorrido cortito"

P. ¿Es el candidato más peligroso para que Juanma Moreno revalide mandato?

R. Creo que Juanma Moreno, como presidente, está muy consolidado. Está haciendo una magnífica gestión, sabiendo mantener muy bien cohesionados a los consejeros de las dos formaciones, está llegando a la gente como un hombre moderado, porque lo es, un hombre sensible a los problemas sociales, pero con las ideas claras en la economía. Ser malagueño le ayuda, y no porque haya nacido aquí, sino porque conoce lo que hemos conseguido en Málaga estos años y que puede ser extrapolable a gran parte de Andalucía. Evidentemente, son planos distintos, pero esa experiencia orienta. Espadas tiene su entidad, pero Juanma Moreno, hoy por hoy, le supera ampliamente.

P. Si Juanma Moreno le pidiese consejo, ¿le recomendaría adelantar las elecciones?

R. Creo que no. Mientras más tiempo esté gobernando, más se consolida su situación política. No veo razones.

P. Usted ha vivido etapas muy complicadas con el PSOE al frente de la Junta de Andalucía, exigiendo mayores dosis de autogobierno, denunciando que afrontaba competencias autonómicas que el Ejecutivo regional no atendía e incluso llegando a plantear lo diferente que le iría a Málaga si fuese comunidad interprovincial. ¿Ha cambiado la situación con la llegada del PP a San Telmo?

R. De la noche al día. De no saber nada, a poder saber. De no tener información sobre inversiones territoriales, a tenerlas. De no contarnos nada sobre inversiones europeas, a conocerlas. De no saber nada de las obras del metro, a saberlo todo. De la noche al día. Es el ejemplo de una Administración leal, que colabora y que entiende que la política debe ser así. Eso es lo que consolida a un gobernante, por eso digo que Juanma Moreno, que actúa igual con Málaga, Granada, Córdoba, Sevilla y el resto de provincias, no hace distingos, se está consolidando como un grande, porque está actuando como deben hacerlo los grandes.

"Espadas sabe directamente cómo hemos sufrido la falta de sensibilidad de la Junta"

P. Lo que parece es que, al contrario que el PSOE, que por ejemplo parece haber amortizado el escándalo de los ERE, los cursos de formación o el gasto de fondos de la Faffe en un club de alterne, a su partido le resulta imposible sacudirse los casos de corrupción del pasado…

R. Puede dar esa sensación, pero no conozco esos casos con detalle. Sé que implicaron una muy mala gestión desde el punto de vista del respeto a los fondos públicos, no se manejaron bien y entraron en juego criterios políticos, en vez del bien común y el interés general. El dinero público es sagrado y debe buscarse que sea eficaz para la sociedad.

P. ¿Rajoy gestionó bien la corrupción?

R. No lo sé, no conozco los detalles, ni el alcance de las distintas crisis.

"Pablo Casado no tiene ninguna mochila" de casos de corrupción

P. ¿Y lo está haciendo Casado?

R. Pablo Casado es ajeno a esas situaciones y no tiene ninguna mochila. No le afectan estos temas, al menos en el plano personal. Las otras cuestiones habrá que ver cómo se desarrollan en los tribunales, porque en un Estado de derecho es así como hay que funcionar.

P. ¿Ha hablado con Cospedal últimamente?

R. No. No hay temas comunes sobre los que hablar.

P. ¿Le preocupa quién puede ser el próximo candidato del PSOE a la alcaldía de Málaga?

R. Como no estoy en la dinámica de pensar si voy a ser candidato, tampoco me planteo la otra derivada.

P. Y si finalmente no se presenta a revalidar mandato, ¿qué nota pondría a estos más de 20 años de gestión?

R. No soy quién para ponerme nota. Sé que la gente me tiene aprecio, que muchos valoran lo que hemos venido haciendo, y con eso me basta.

Francisco de la Torre Málaga Partido Popular (PP)
El redactor recomienda