DE LA TORRE SE LO OFRECE A JUAN CASSÁ

Arrimadas rechaza que su exportavoz en Málaga entre en el Gobierno municipal

La dirección nacional, con la decisiva influencia del diputado Guillermo Díaz, rompe el acuerdo de Elías Bendodo, presidente del PP de Málaga, y Juan Marín, líder regional naranja

Foto: De la Torre y Juan Cassá, en 2015. (EFE)
De la Torre y Juan Cassá, en 2015. (EFE)
Adelantado en

En Ciudadanos nadie mueve un dedo sin el visto bueno de la dirección nacional. Y la crisis abierta en el Ayuntamiento de Málaga, con la renuncia a la militancia del partido naranja de Juan Cassá, su ex número uno municipal, y al mismo tiempo su intención de conservar su puesto como concejal, ha provocado un replanteamiento del tablero político local. El propio alcalde, Francisco de la Torre, ha puesto encima de la mesa una propuesta de revisión del pacto de PP y Ciudadanos que firmaron hace un año. Se trata de "buscar una fórmula" donde encaje Cassá.

La mayoría absoluta está en 16 concejales. El PP tiene 14 ediles y Ciudadanos tenía dos. Cassá es ahora un concejal no adscrito. "La decisión personal de Juan Cassá hace imposible cumplir en principio el acuerdo de 2019. El problema no lo hemos creado nosotros. Tratamos de buscar soluciones al incumplimiento que involuntariamente se ha producido por problemas internos en Ciudadanos", argumentó De la Torre.

“¿Tú qué quieres, Juan?”, le preguntó a Cassá Elías Bendodo, presidente del PP de Málaga y consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía. Lo que quería el político considerado “tránsfuga” por sus antiguos compañeros era conservar el acta de concejal y tener influencia no solo en el ayuntamiento sino en la Diputación de Málaga, donde está el grueso de su nómina y estaba relegado a un papel secundario.

Bendodo, con el consentimiento de Juan Marín, tenía claro que había que aceptar lo que quería Cassá para no poner en riesgo el Gobierno de la ciudad de Málaga y el de la Diputación de Málaga. En ambas instituciones, el voto de Cassá es clave para salvaguardar el pacto con el PP. Lo que Marín no había pensado es el movimiento de Guillermo Díaz, diputado malagueño en el Congreso de los Diputados.

"Lo han humillado y machacado"

Díaz, con hilo directo con Inés Arrimadas y Edmundo Bal, elaboró un argumento muy claro que elevó a la dirección nacional y contó con el respaldo de los principales dirigentes del partido: el grupo municipal de Ciudadanos no podía consentir que Cassá formara parte del equipo de gobierno. La tesis se fundamenta en que si Ciudadanos hubiera aceptado que su ex compañero se convirtiera en concejal o tuviera poder municipal, se hubiera ido al traste todo el discurso de regeneración democrática del partido naranja.

Fuentes próximas al ex líder municipal naranja explican a El Confidencial que Cassá mantenía unas “malas relaciones” con sus compañeros en el partido. “Lo han humillado, lo han machacado… Y ha llegado un momento en el que se ha hartado. No le hacían ningún caso y esto se trata de un problema interno de Ciudadanos. Juan no podía seguir así”.

"Lo que no entiendo es cómo De la Torre ha generado inestabilidad en el Gobierno de la ciudad. Lo considero una estrategia errónea"

En Cs Málaga no se explican cómo Cassá no ha cumplido con la carta ética que firmó y que le exigía entregar el acta. “La gente no ha votado a Juan, sino unas siglas. No entendemos cómo De la Torre puede preferir más a un tránsfuga que a un socio confiable como somos nosotros”, señalaron a este diario fuentes del partido naranja.

El hecho es que ahora mismo no se percibe en el Ayuntamiento de Málaga un clima de moción de censura que en un principio parecía que se podría plantear gracias a la buena sintonía personal en el anterior mandato municipal entre Cassá y Daniel Pérez, portavoz socialista.

"El alcalde tampoco es de fiar"

“Yo no tengo ninguna conexión con Cassá, no he hablado nada con él. Lo que no entiendo es cómo De la Torre ha generado inestabilidad en el Gobierno de la ciudad. Lo considero una estrategia errónea. Creo que el alcalde tampoco es de fiar”, explicó Pérez a este diario.

Las bases de Ciudadanos en Málaga capital y el rechazo del portavoz de Cs en la Diputación, Juan Carlos Maldonado, exalcalde de Mijas, a aceptar el cargo de Cassá como portavoz de Relaciones Institucionales de la institución supramunicipal, dejan clara la postura del partido naranja. Fuentes del PP en la Diputación informaron a este diario de que Maldonado ha sido “desde el primer momento” informado y partícipe de la negociación para la continuidad del apoyo de Juan Cassá al Gobierno bipartito de la institución.

También mostraron su sorpresa y asombro ante el “repentino malestar” del vicepresidente primero en el pleno del pasado miércoles y ante las “prisas y las urgencias” que han asaltado al grupo de Ciudadanos por destituir a un cargo eventual al que ahora vinculan con Cassá cuando el ex candidato de Ciudadanos dejó la formación naranja hace 53 días.

“Han tenido casi dos meses para pedir su cese y no lo han hecho, señal de que hasta ahora se encontraban cómodos con la situación", dice el PP

“Han tenido casi dos meses para pedir su cese y no lo han hecho, señal de que hasta ahora se encontraban cómodos con la situación”, destacaron las fuentes. En cuanto a la otra técnica señalada por su vinculación a Cassá, las mismas fuentes del PP explicaron que su contrato es responsabilidad exclusiva del grupo provincial de Ciudadanos y añadieron que si esos cargos corresponden a Cassá, como aseguran desde Cs, “habría que reestructurar el personal eventual”.

"Ajustes de cuentas internos"

Y añadieron las mismas fuentes: “Lo importante ahora es dedicarse a trabajar por los malagueños y aprobar los cambios presupuestarios del Plan Málaga para atender la crisis provocada por el coronavirus, incluidas las actuaciones del Área de Desarrollo Económico y Social, que dirige Juan Carlos Maldonado, y no enfrascarse en ajustes de cuentas internos de un partido que prometió estabilidad a las instituciones y de momento no la está aportando”.

Hay una máxima que cada vez está más clara: “La gente de Ciudadanos es más pro Inés Arrimadas que pro Juan Marín, que puede ser un barón del partido; hay que tener en cuenta que todo se decide en Madrid”.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios