Fracasa la moción de Murcia por el voto contrario de los tránsfugas de Ciudadanos
  1. España
NO HUBO SORPRESAS

Fracasa la moción de Murcia por el voto contrario de los tránsfugas de Ciudadanos

Los diputados expulsados de Vox negocian la Consejería de Educación y el pin parental. El debate en la Asamblea culmina con duros reproches entre PP, PSOE y Cs y acusaciones de corrupción

placeholder Foto: La vicepresidenta y ex de Ciudadanos, Isabel Franco, con el presidente Fernando López Miras, del PP. (EFE)
La vicepresidenta y ex de Ciudadanos, Isabel Franco, con el presidente Fernando López Miras, del PP. (EFE)

Se cumplió el guion esperado. La Asamblea de Murcia rechazó este jueves la moción de censura contra el presidente regional Fernando López Miras (PP) presentada por los grupos parlamentarios de PSRM-PSOE y Ciudadanos tras descabalgarse de la disciplina de voto y del propio documento que firmaron la vicepresidenta del Ejecutivo regional, Isabel Franco, y los nuevos consejeros Francisco Álvarez y Valle Miguélez.

La moción solamente obtuvo el respaldo de los 17 representantes socialistas, los dos de Podemos y dos parlamentarios de Ciudadanos, la coordinadora autonómica y aspirante frustrada a la presidencia Ana Martínez Vidal y el portavoz Juan José Molina, pues el presidente de la Asamblea, Alberto Castillo, optó por la abstención. Las 16 actas del PP, los cuatro diputados de Vox (tres de ellos expulsados del partido) y los tres fugados rechazaron respaldar la iniciativa.

Ahora queda por despejar el resultado de la moción del Ayuntamiento de Murcia y si el socialista José Antonio Serrano sustituirá actual alcalde, José Ballesta. La sesión está programada para el próximo 25 de marzo.

Foto: El consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. (EFE)

López Miras sale vivo, no sin recibir fuertes críticas por la captación de los tránsfugas, de una operación que tuvo su origen en el deterioro de la relación con el socio naranja, con el que pactó en 2019 para repetir al frente del Gobierno de la Región de Murcia. Por su parte, socialistas y naranjas queda muy tocados políticamente por un intento fallido de cambiar el gobierno en una moción que no tenían atada internamente, como ha quedado en evidencia, y que ha sido el detonante de una profunda crisis en el partido de Inés Arrimadas.

placeholder La diputada de Ciudadanos en el parlamento murciano y candidata fallida a la presidencia de la Comunidad de Murcia Ana Martínez Vidal. (EFE)
La diputada de Ciudadanos en el parlamento murciano y candidata fallida a la presidencia de la Comunidad de Murcia Ana Martínez Vidal. (EFE)

En clave de gobierno, el Miras ha tenido que sostener las tres carteras de los tránsfugas y puede que que tenga que ceder una cuarta a alguno de los parlamentarios de Vox. El periódico 'La Verdad' de Murcia adelantaba tras conocerse el resultado de la moción un borrador de negociación que situaba a Mabel Campuzano al frente de la Consejería de Educación y Cultura. Es un puesto clave para implantar el llamado pin parental, que hasta ahora PP y Cs se negaban a aplicar. El pacto implicaría a cambio la reforma de la ley para que López Miras pudiera volver a presentarse en 2023 y el respaldo a los presupuestos.

"Estamos hablando de un documento más de las distintas propuestas que llevamos trabajando en los últimos días. Dentro de ese proyecto en común que se ha iniciado desde el PP con los diputados independientes se está elaborando un programa con propuestas concretas, y en ese marco de trabajo no descartamos nada", explicaban a El Confidencial desde el Gobierno murciano sobre ese borrador.

El debate de la segunda jornada parlamentaria de la moción fue especialmente duro. López Miras acusó a socialistas y Ciudadanos de pasar por encima de la pandemia para "colocarse en un sillón". "Se han retratado. Han demostrado cuáles son sus prioridades y han demostrado que el bienestar y la vida de los ciudadanos no lo son". El presidente murciano acusó Martínez Vidal de irresponsable y reprochó al líder regional de los socialistas, Diego Conesa, de perder los papeles y "amedrentar" y "usar las peores armas de las mafias" contra los consejeros" del Gobierno. "Ha hablado de corrupción cuando es usted el único imputado de esta cámara".

La candidata, Martínez Vidal, acusó al PP de no pedir perdón por lo que calificó de prácticas "corruptos". "Sus prácticas mafiosas les pasarán factura", le lanzó a López Miras, al que reclamó que convocase elecciones. "Parece que el PP ha abierto la caja B y está dispuesto a lo que haga falta para comprar a cargos de Ciudadanos y otros partidos", señaló. "Valle, tú volverás al Partido Popular, yo nunca", le lanzó a la nueva consejera de Empresa, Valle Miguélez.

El PSOE bautizó como 'francazo' la fuga de los tres parlamentarios expulsados de Cs al Gobierno

Diego Conesa, portavoz y secretario general del PSRM-PSOE, no dudó en bautizar como 'francazo' la fuga de los tres parlamentarios expulsados de Ciudadanos tras ser integrados en el gabinete autonómico. "La mejor tierra del mundo será la mejor cuando desterremos la corrupción", dijo Conesa, muy crítico con los fugados: "Señora Franco, señora Valle, señor Álvarez, la vergüenza les acompañará para siempre. ¿Creen ustedes que su firma y su palabra valdrán algo de ahora en adelante?".

El líder socialista pintó una autonomía contaminada por la corrupción tras 26 años de gobiernos populares, a los que acusó de actuar de forma "caciquil y chanchullera". "Han interiorizado el modus operandi y ya no distinguen lo que está bien de lo que está mal", dijo. "Está saltándose las normas. Ha comprado a personas con cargos de su gobierno y otras cosas", le espetó a López Miras. Según auguró, el acuerdo con los diputados expulsados de Vox liderados por Juan José Liarte llevará al presidente murciano a convocar elecciones en octubre.

Foto: José Ballesta (PP) y Mario Gómez (Cs) cuando firmaron el pacto del Gobierno municipal en 2019. (EFE)

Joaquín Segado, portavoz del grupo popular, no dudó en tildar a Conesa de "perdedor". "Se pusieron en manos de una traidora sin escrúpulos a la que solo le guía la ambición personal. Cuando se diseña una operación política de este tipo solo se diseña con un objetivo, ganarla". "El señor Conesa es un perdedor y su tono obedece a que ya sabe que nunca será presidente de la Región de Murcia. Son acusaciones de corrupción salidas de la boca de un imputado por prevaricar", le contestó al líder socialista. "Gracias a la moción se ha dado más estabilidad al Gobierno regional y alejamos la sombra de Pedro Sánchez de nuestra tierra. No lo podían hacer peor".

Segado también fue muy duro con Martínez Vidal, a la que acusó de cargarse su partido "por sus ansias de poder, un despacho y un coche oficial". "Esa es la realidad". "A usted ya no la quieren ni en su partido, donde su presidenta, Inés Arrimadas, no quiere saber nada de usted".

Juan José Molina, portavoz del grupo de Ciudadanos, subió a la tribuna con un "son ustedes unos sinvergüenzas", dirigido a los tránsfugas que le valió el reproche del presidente de la Asamblea, Alberto Castillo, diputado también naranja, pero que anunció abstención sobre la moción. Molina insistió en que la "compra de voluntades" de López Miras es un acto "injusto" y de "corrupción" que rompe con las normas democráticas.

Ciudadanos Partido Popular (PP) PSOE Noticias de Murcia
El redactor recomienda