TRAS LOS RESULTADOS DE LAS MUNICIPALES

Estas son las claves del éxito de Paco de la Torre en Málaga, el superalcalde del PP

El primer edil de la segunda ciudad andaluza lleva en el cargo desde 2000. Ha ganado en votos respecto a los comicios de 2015. Tiene claro que este será su último mandato

Foto: El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, en la celebración de la victoria de ayer en la sede del PP malagueño (EFE).
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, en la celebración de la victoria de ayer en la sede del PP malagueño (EFE).

Málaga es el ejemplo claro de que los resultados de unos comicios no pueden ser extrapolables. La alerta llegó en las andaluzas y en las generales (quedó incluso como tercera fuerza en la capital) se confirmó la tendencia negativa para el PP de Málaga. En los cuarteles de la Avenida de Andalucía, la sede de los populares malagueños, tenían que ponerse en acción. Peligraba la Alcaldía de Francisco de la Torre, primer edil de la ciudad desde 2000, tras suceder a Celia Villalobos. El PP consiguió anoche 14 concejales y podría gobernar con los 2 de Cs.

El plan diseñado por el equipo de campaña de De la Torre pasaba por centrar el discurso en la persona del alcalde. “La mejor manera de pensar que éramos la mejor opción eran los hechos, lo que ha venido cambiando la ciudad y lo que podíamos seguir cambiando”, cuenta Carlos Conde, teniente de alcalde de la ciudad y cerebro de la campaña, en la noche electoral cuando se fondo suena ‘We will rock you’. Cuando salieron para celebrar la victoria, De la Torre y Elías Bendodo, presidente del PP de Málaga, sonaba 'Don't stop me now', la misma que en la apertura de campaña. La pieza de Queen simboliza la línea del cambio y evolución que querían ofrecer para Málaga: "La ciudad está avanzando: no la pares ahora".

Se trataba de consumir una política de hechos realizados. Eran conscientes en el PP que el voto de centro derecha estaba muy disperso. ¿Qué hicieron? Lanzaron una campaña específica en los colegios electorales donde había vuelco del PP a Ciudadanos y Vox. Tomaron la base de datos de los resultados y, urna a urna, se detectaba, calle a calle, los puntos débile. Se hizo una fuerte presencia física de los equipos y el alcalde, un político que cumple 77 años en diciembre, y votado por ciudadanos incluso de la izquierda.

'Mailing' personal

Se elaboró una carta personal del alcalde buzoneada en todos los domicilios en el que se invitaba a reflexionar a seguir cambiando Málaga. “Se trataba de poner en valor no tanto la ideología, sino las buenas personas, con un alcalde dispuesto a trabajar 24 días y 7 días a la semana. Nuestro programa electoral, de 272 páginas, se elaboró de abajo hacia arriba”.

Los grupos de Whatsapp también han sido claves. Con una línea personal se podría volcar una petición y las dudas se analizaron "o incluso resolvieron si eran solucionables". “Esa implicación personal ha servido con los malagueños par hacer que transcendiera la idea de que queríamos contar con todos ellos”, señala Conde.

Y otra idea que se antoja fundamental, según la estrategia del PP. Si De la Torre había conseguido convertir a Málaga en una “ciudad de moda”, habría que imaginarse, explica Conde, una administración como la Junta de Andalucía con un color y una cercanía política que “no teníamos antes”. “Con la Junta, Málaga se puede salir del mapa”. Juanma Moreno, presidente de la Junta, es malagueño y empezó en la política en 1995 como concejal de Juventud del Ayuntamiento de Málaga.

Es la una de la madrugada y De la Torre sale de la sede del PP acompañado de su esposa, Rosa Francia, y del parlamentario andaluz Miguel Ángel Ruiz, a quien se le ofreció ir en la lista municipal. “Yo me dedico a trabajar por el bien común. No creo que sea un éxito personal. Uno solo no puede triunfar”, dice a El Confidencial el candidato popular. “Su sinceridad es importante”, apunta Francia.

“El cambio no es el cambio del Gobierno municipal, sino el que se está habiendo en la ciudad, un cambio efectivo y visto con admiración desde fuera"

El ‘briefing’ de campaña se diseñó el pasado mes de enero con estas claves: no se puede huir de la idea de cambio. “El cambio hay que hacerlo inteligentemente; no es el cambio del Gobierno municipal, sino el que se está habiendo en la ciudad, un cambio efectivo y visto con admiración desde fuera”.

“El cambio que verdaderamente importa, y que sigue produciéndose, y la única garantía, es continuar votando a Paco de la Torre. El cambio de la ciudad pasa porque sea el alcalde de todos los malagueños”, especifica el diseño de la campaña.

Omnipresente

¿Las claves de su éxito? Uno de sus más estrechos colaboradores resalta: “Es un alcalde omnipresente. En 2011 lanzamos en la campaña el eslogan alcalde 25 horas y en 2015 ‘Para que Málaga siga avanzando’. No tiene ni un ápice de sectarismo o radicalidad. Es accesible y no le gustan las loas. Él habla con todo el mundo y le da igual tratar con el embajador de Reino Unido que con el presidente del comité empresa de Limasa [empresa municipal de limpieza]. La clave es su trato y cercanía y no lo digo por crear mitos”.

El mito Paco de la Torre existe. Un cerebro de campaña de un partido de la competencia dice: “Lo de De la Torre es brutal”. En principio, no se presentará el próximo mandato, pero con este político nunca se sabe…

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios