Susana Díaz cede el testigo, asume su marcha y pide que se cuente con "todos" en el PSOE
  1. España
  2. Andalucía
reunión del comité director del PSOE andaluz

Susana Díaz cede el testigo, asume su marcha y pide que se cuente con "todos" en el PSOE

“Estaré en los próximos años donde digan mis compañeros y siempre donde esté me voy a seguir entregando con la misma lealtad a estas siglas”, señala la socialista en una emocionada despedida

placeholder Foto: Susana Díaz y Juan Espadas. (EFE)
Susana Díaz y Juan Espadas. (EFE)

El PSOE andaluz reunió este lunes su Comité Director tras la victoria de Juan Espadas y para formalizar el acuerdo de que se adelanten las primarias para renovar la secretaría general, un proceso que está previsto que culmine el próximo 23 de julio. El próximo congreso regional será los días 6 y 7 de noviembre, tras el congreso federal de octubre. Fue una reunión que sirvió para que Susana Díaz formalizara su despedida al frente del partido.

El órgano se reunió por última vez en marzo de 2019 y Susana Díaz vivió entonces una rebelión interna que dejó constancia del deseo de cambio en una parte del partido. Una renovación que permitió a Espadas ganar las primarias del pasado junio y que señaló a Díaz la puerta de salida como referente del partido en Andalucía.

Foto: Susana Díaz. (EFE)

“Mi padre me enseñó que cada día tiene su afán, el futuro ya se verá, el destino ya dirá”, dijo Susana Díaz en su despedida de la secretaria general del PSOE andaluz. Parafraseó a Albert Camus (“La mayor generosidad con el futuro es entregarlo todo en el presente”) para decir: “Eso es lo que he hecho cada día. Entregar todo por el partido al que amo y la tierra a la que quiero”. Sobre su futuro repitió que estará donde la pongan y ya se sabe que Juan Espadas le ha ofrecido ser senadora por la comunidad autónoma.

“Estaré en los próximos años donde digan mis compañeros y siempre donde esté me voy a seguir entregando con la misma lealtad a estas siglas y a este equipo, que es mi familia”, señaló. “He dado todo y lo voy a seguir haciendo. No me arrepiento de nada de lo que he hecho pero he aprendido de los errores. A veces hay cosas que no se hacen bien aunque uno crea que sí”, agregó antes de terminar y dar las gracias. “Muchísimas gracias por vuestro cariño, por vuestro apoyo y por vuestra entrega. Gracias porque sois mi familia”, concluyó para dar la palabra a quien toma su testigo: “Ahora es tu turno, Juan”, le dijo a Espadas tras recibir un caluroso aplauso del Comité Director.

Foto: Juan Espadas. (EFE)

El alcalde de Sevilla y candidato socialista a la Junta insistió en reclamar unidad en las filas socialistas. “Os pido un ejercicio personal, individual, de pensar menos en nosotros mismos y un poco más en el partido, menos donde estaremos mañana y un poco más donde queremos que esté el PSOE de Andalucía”, advirtió Espadas, que tiene por delante el complicado reto de superar las heridas internas en un partido roto y al que las encuestas pronostican una caída en apoyos y otra legislatura de oposición.

El primer aplauso fue para el flamante alcalde de Granada, Paco Cuenca, que dos años después de haber ganado las elecciones municipales recupera el gobierno de la ciudad tras saltar por los aires el pacto de PP y Cs. El orden del día del Comité Director tenía un solo punto: el adelanto de las primarias para elegir al futuro secretario general del PSOE andaluz.

Foto: La expresidenta andaluza, Susana Díaz. (EFE)

La primera en tomar la palabra fue Susana Díaz, que recibió en Sevilla el cálido aplauso que le negó el Comité Federal, cuando se hizo el silencio tras la mención que le dedicó Pedro Sánchez. La expresidenta de la Junta rompió su tónica habitual y se valió de papeles para hacer su discurso. Su discurso apeló a la “unidad” pero no a la “uniformidad”. “Todos somos necesarios si queremos gobernar en Andalucía”, señaló pidiendo que no haya exclusiones en la futura dirección del PSOE andaluz y no se vete a la cuota ‘susanista’.

Díaz recordó lo que dijo la noche de las primarias, el pasado 13 de junio, cuando dejó claro que daba un paso al lado y que correspondía a Espadas dirigir la política. “No es momento ni de banderas ni de ‘ismos’ y el único que cabe es el del socialismo”, señaló tras años de divisiones entre el ‘susanismo’ y el ‘sanchismo’.

Foto: Juan Espadas. (EFE)

La expresidenta andaluza admitió que ha vivido momentos “difíciles y complicados” y agradeció el apoyo de su ejecutiva. “Hoy entregamos el testigo de un partido con más de un millón de votantes”, defendió Díaz, que reivindicó que el PSOE andaluz es la primera fuerza de Andalucía, ganó las últimas elecciones autonómicas, pese a que ahora las encuestas señalan que sería el segundo partido de la comunidad. Agradeció el trabajo de las ocho direcciones provinciales, con las que ha coincidido y con las que no, aclaró, porque la mitad de sus secretarios provinciales apostaron por Espadas.

También tuvo palabras de agradecimiento para “el grupo de los 33”, nombre del grupo de Whatsapp de los diputados socialistas. Cuando un sector del partido le reprocha que no haya hecho una oposición eficaz, Díaz defendió que han registrado unas 26.000 iniciativas y que en estos últimos dos años han conseguido reconciliar al PSOE con muchos sectores sociales que se habían alejado del partido.

“Mi agradecimiento más sincero a toda la militancia del PSOE de Andalucía, no voy a tener tiempo para devolver todo lo que me han dado, ocho años al frente de esta organización, eso no tiene precio, no voy a tener vida para devolverlo”, señaló Díaz visiblemente emocionada. Eso, dijo, son sus “superpoderes”. “Mi superpoder es que cada mañana, incluso en los momentos más difíciles, siempre tengo muchos Whatsapp de compañeros, energía, fuerza y me recuerdan que merece la pena luchar”, dijo. A su pareja, a su familia, a sus hijos, fueron destinadas también las palabras que más trabajó le costó pronunciar sin quebrarse.

Susana Díaz PSOE
El redactor recomienda