Susana Díaz pacta su adiós con Juan Espadas: asumirá en julio las riendas del PSOE andaluz
  1. España
  2. Andalucía
ACUERDO PARA LA TRANSICIÓN

Susana Díaz pacta su adiós con Juan Espadas: asumirá en julio las riendas del PSOE andaluz

Pacta con Susana Díaz adelantar las primarias, habrá Comité Director el 12 de julio y se podría proclamar líder el 23 de julio si no se abren las urnas o el 5 de septiembre si se vota

placeholder Foto: Juan Espadas. (EFE)
Juan Espadas. (EFE)

Susana Díaz y Juan Espadas comparecieron este lunes en la sede del PSOE andaluz, en San Vicente, para mostrar la hoja de ruta pactada tras la victoria del alcalde de Sevilla en las primarias para candidato a la Junta de Andalucía. Dos semanas después de que las urnas dieran a Espadas un apoyo del 55% de la militancia andaluza, ambos comunicaron que se aceleran los plazos para que el futuro candidato del PSOE en unas autonómicas asuma también la secretaria general del PSOE andaluz.

Se celebrará un Comité Director el próximo 12 de julio donde se aprobará que se adelante el proceso de primarias para elegir al futuro secretario general. Ya se solicitó ese adelanto para elegir al candidato a la Junta. Si no hay más aspirantes, Espadas podrá ser proclamado secretario general el próximo 23 de julio. Si surgieran rivales internos el proceso se alargaría hasta el 5 de septiembre, ya que habría que hacer campaña y abrir las urnas. Hasta entonces, Susana Díaz seguirá siendo la líder del PSOE, algo que ha pedido el propio Espadas para evitar que se monte una gestora, como ocurriría en caso de que dimita ahora mismo.

Julio o septiembre, máximo

Espadas ya manifestó la noche de las primarias su intención de concurrir a ese procedimiento orgánico. La bicefalia en el partido acabará en julio o septiembre, Espadas será candidato y si todo sale según lo previsto se convertirá también en secretario general del partido. La previsión es que no haya más aspirantes y Espadas obtenga el liderazgo del partido en un proceso sin rivales que sea un paseíllo tras las primarias a la candidatura a la Junta, donde se enfrentó a Díaz y Luis Ángel Hierro en un proceso lleno de tensión e incertidumbre. Pero eso es imposible de controlar, admiten fuentes socialistas porque alguien puede dar un paso al frente y recoger los avales necesarios. El congreso regional se celebrará a final de año, tras el federal previsto en la Comunidad Valenciana a mediados de octubre.

"Voy a ayudar a Juan (Espadas) en todo lo que necesite y esté en mi mano", dijo Susana Díaz en varios momentos en la comparecencia, la primera que hacía desde la derrota en las primarias, dejando claro que cumplirá lo que dijo la misma noche de las primarias y remarcando que él decide y manda y ella se limita a asumir sus directrices. "Es mi manera de entender mi lealtad al partido", agregó. De momento seguirá siendo diputada en el Parlamento andaluz y acudirá al próximo pleno. "Estoy a disposición de mi partido", insistió, dejando abierta la posibilidad de un relevo. En el equipo de Espadas llevan días dando por hecho que lo más lógico es Díaz se vaya al Senado, como miembro por designación del Parlamento andaluz. De momento eso no se ha despejado. "No haré nada más que currar", dijo la expresidenta de la Junta.

Ambos dirigentes insistieron en apartar "intoxicaciones" y "filtraciones" para dejar claro que van de la mano en esta transición. En eso consistía sobre todo la comparecencia conjunta de ambos este lunes en San Vicente, en escenificar unidad. "Aquí los actores somos nosotros", subrayó Espadas, convencido de que pese a los agoreros que aseguraron que sería imposible una transición pacífica y pactada es lo que están haciendo.

Puede haber más aspirantes

Según los estatutos del PSOE, en las federaciones regionales o provinciales la secretaria general tendrá que decidirse en primarias. Para lograr la consideración de candidato, será necesario conseguir, en el caso autonómico, un 2% de los avales de los militantes y afiliados directos. No obstante, se contempla la opción de que un único militante alcance el número mínimo de avales, y, en ese caso, "el órgano verificador de avales le proclamará secretario general sin necesidad de votación", rezan las normas internas.

"Desde la noche del 13 de junio me puse a disposición del ganador a candidato a la presidencia de la Junta, Juan Espadas. Le correspondía a él tomar las decisiones y dirigir la política autonómica y hemos hecho un trabajo importante entre los dos desde la discreción y diálogo constante. Nuestra intención es que hubiera un proceso de transición tranquilo y que el partido saliera reforzado y unido", señaló Díaz en esta primera comparecencia pública tras la noche de las primarias. "Necesitamos unir al PSOE y no fracturarlo. Juan me va a tener para unir al PSOE y reforzarlo", agregó, lamentando las "filtraciones" interesadas en estos días. Se refería al relato trazado por sus enemigos internos que aseguraban que ella se estaba resistiendo a dimitir y se había atrincherado en el cargo y que el propio Espadas salió a desmentir el jueves tras un ultimátum de la dirigente andaluza, advirtiendo de que tenía que aclarar los términos en los que estaban negociando su sucesión.

"Aquí no ha habido prisas, sino una firme voluntad de tomar decisiones consensuadas", resaltó Espadas, que admitió que ahora toca unir al partido y volver a trabajar para ganar unas elecciones y gobernar Andalucía. "Agradecerle a Susana Díaz que se haya puesto a mi disposición desde la misma noche y cada uno de los días siguientes. En primer lugar, supo darme autonomía y capacidad para ordenar este proceso", subrayó insistiendo en ese clima de total colaboración que, insistió, se ha extendido también a los ocho secretarios provinciales del PSOE andaluz. Espadas ha mantenido estas dos semanas una doble vía de diálogo, con Susana Díaz y con Ferraz para tratar de controlar la transición a su manera y evitar la intervención de la dirección federal con una gestora hasta el próximo congreso andaluz de finales de año.

PSOE Susana Díaz Pedro Sánchez
El redactor recomienda