Ferraz desembarca en Andalucía para entronizar a Espadas y presionar a Díaz
  1. España
  2. Andalucía
ARRANCAN SU 'PRECAMPAÑA'

Ferraz desembarca en Andalucía para entronizar a Espadas y presionar a Díaz

A la espera de que Susana Díaz dimita y deje el camino libre al ganador de las primarias, la dirección federal programa varios actos para entronizar al que ya declaran líder del PSOE-A

placeholder Foto: El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (c), junto al alcalde de Sevilla, Juan Espadas (d). (EFE)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (c), junto al alcalde de Sevilla, Juan Espadas (d). (EFE)

Ferraz desembarca en Andalucía para reivindicar la victoria de Juan Espadas y el nuevo tiempo en el PSOE andaluz tras la derrota de Susana Díaz. La dirección federal está organizando varios actos en la comunidad andaluza. Superado el lance de las primarias, preparan además el camino para el congreso federal de octubre, al que Pedro Sánchez llegará sin contrapesos en su liderazgo orgánico y con más poder que nunca en el partido. El primero de los actos organizados desde Madrid será este domingo en Sevilla y reunirá a los alcaldes socialistas alrededor de la figura de Espadas, alcalde de la capital de Andalucía, la ciudad más importante en manos del PSOE.

Durante estas semanas, según confirman fuentes socialistas, la dirección de Pedro Sánchez se ha mantenido, por petición expresa del candidato, en un discreto segundo plano, para no avivar la idea central de la campaña de su contrincante, que repetía en cada mitin que Espadas era el candidato de Ferraz y el PSOE andaluz peligraba porque podía convertirse en “una sucursal” sin autonomía para tomar sus propias decisiones. Cerrado ese capítulo, desde Madrid avisan de que intensificarán la presencia en Andalucía convencidos de que, pese a que el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno (PP), descarta un adelanto electoral, este se producirá. Insisten en que el partido ha vivido con las primarias para elegir candidato a la Junta “un revulsivo”, que el proceso ha tensionado a la militancia "como hacía años que no ocurría" y creen que es el momento de conectar con las bases andaluzas y lanzar ya la precampaña. Andalucía no es solo la federación socialista más numerosa, también fue la más influyente, sino que la comunidad, que aporta 61 diputados al Congreso, es un bastión esencial para quien aspire a estar en la Moncloa.

Foto: Juan Espadas, felicitado por Susana Díaz. (EFE)

La dirección federal ha comunicado sus planes al todavía aparato de Susana Díaz en San Vicente. Tras el acto de este domingo con mensaje municipalista, una de las banderas de Espadas en sus discursos de campaña, preparan otro acto en Torremolinos (Málaga) sobre diversidad, aprovechando el día internacional del Orgullo LGTBI. Y un tercero de reivindicación del feminismo en Granada. Díaz deslizó durante la campaña que el PSOE era un partido machista y que a ella la retiraban pese a haber ganado las elecciones cuando a otros compañeros no se lo hicieron. El mensaje sentó muy mal y desde el partido admiten que quieren quitarse esa espinita. El silencio que pidió Espadas y la recomendación de no intervenir más en la campaña de las primarias, para no exponer tanto a Pedro Sánchez ante una eventual derrota, hicieron que nadie contestara a esas insinuaciones de Díaz.

Reunión con Díaz

El refuerzo de la agenda de Ferraz en Andalucía contrasta con lo ocurrido hasta ahora, cuando se diseñó un plan para que se intensificara la presencia de ministros, pero la dirección federal del PSOE ha movido hilos desde un segundo plano. Ahora el tiempo es otro y Espadas es un hombre de su total confianza que, eso sí, ha pedido gestionar la transición con sus formas y sin ansiedad.

Espadas tiene previsto un encuentro con Susana Díaz a final de semana que será clave para saber qué epílogo tienen estas primarias. Aunque muchas voces en el PSOE andaluz, también en la dirección federal, insisten en que Díaz no lo va a poner fácil y se atrincherará para reivindicar el 38% que obtuvo en las primarias, sus "14.000 votos", no es eso lo que trasladan desde su círculo más estrecho. El mensaje sigue siendo que Díaz dimitirá como secretaria general y también dejará el escaño si Espadas se lo pide. El alcalde de Sevilla quiere pilotar estos meses hasta el congreso regional que se celebrará a finales de año, al que concurrirá para ser secretario general del PSOE andaluz, sin bicefalias y sin interferencias.

Está asumido que Díaz no se quedará en el Parlamento porque sería muy complicado estar en tercera fila tras haber sido presidenta

Está asumido que Díaz no se quedará en el Parlamento porque sería muy complicado permanecer en tercera fila tras haber sido presidenta. Hay algo más de temor en el núcleo duro de Espadas sobre si la todavía líder del PSOE andaluz dará facilidades para retirarse del todo del poder orgánico y dimitirá de la secretaría general. Lo cierto es que las personas más próximas a Díaz dan por hecho que no ofrecerá resistencias e incluso apuntan a que convocará un comité director, máximo órgano entre congresos, para poner punto, no se sabe si final, a su carrera política en el que consideran que es el escenario más adecuado. Sus partidarios piden una salida digna en tiempo y forma. La mayoría de sus fieles creen que ella encontrará un sitio en el sector privado e incluso aseguran que tiene ofertas que ya está calibrando.

Díaz tejió una tupida red de contactos durante su etapa en la presidencia de la Junta y fue la favorita declarada del Ibex 35 para ponerse al frente del PSOE en lugar de Pedro Sánchez. La dirigente socialista está recibiendo muchas llamadas, aseguran quienes hablan con ella, pero son pocos a los que ella coge el teléfono en estos duros momentos. Ha optado por digerir el revés, que todos entienden que ha cerrado su carrera política, rodeada de su familia y recluida en su casa. Muchos de sus amigos políticos le aconsejan una salida en el sector privado. Podría renunciar al escaño y cobrar la cesantía que le corresponde por los años que ha sido diputada andaluza, algo que podría compatibilizar con un puesto nato como expresidenta en el Consejo Consultivo, aunque este no es remunerado aparte de las dietas. No es esa, admiten los suyos, la salida que ella baraja. Tiene 46 años y una larga vida profesional por delante, recuerdan sus fieles.

Aterrizaje en el Parlamento

Espadas ya ha trasladado al grupo parlamentario algunas indicaciones. Él no tiene escaño en el Parlamento andaluz y será importante en quién delegue el foco de la Cámara y la sesión de control frente a Moreno cada 15 días. Aún no se ha formalizado, pero lo cierto es que sería una sorpresa que esta tarea no recayera en la diputada jiennense Ángeles Ferriz, que en algunos momentos incluso sonó como la candidata del PSOE de Jaén, clave en estas primarias, para desbancar a Díaz. En la próxima sesión de control, que será la semana que viene, la pregunta al presidente de la Junta será sobre las ayudas a los ayuntamientos para gestionar la pandemia de covid-19. Espadas ha denunciado públicamente en muchas ocasiones que la Junta ha dado la espalda a los municipios durante la crisis y ahora también con la gestión de los fondos europeos. Un ninguneo que también reprochó al PSOE andaluz y que, como alcalde de Sevilla además de candidato a la Junta, piensa revertir.

Foto: Juan Espadas, felicitado por Susana Díaz. (EFE)

Susana Díaz no ha vuelto a emitir ninguna señal pública desde que el pasado domingo compareció noqueada tras su sonora derrota y anunció que no volvería a presentarse a la secretaría general del PSOE-A. Una dimisión en diferido que inquietó en las filas del ganador, donde hay muchos socialistas convencidos de que “morirá matando” y se atrincherará antes de asumir su nuevo papel. Incluso la misma noche de las primarias hubo voces que pidieron una gestora inmediata para liquidar el susanismo en Andalucía. Una opción que descartó el secretario de Organización, José Luis Ábalos, tras la ejecutiva federal del lunes.

Espadas nunca quiso ese cierre para su victoria, contundente como para no alargar la guerra interna. Y defiende que quiere gestionar a su manera la transición, con una gestora de común acuerdo, que se podría constituir solo tras la dimisión de Díaz como secretaria general. El alcalde de Sevilla y su equipo barajan varios nombres para presidir esa gestora, se descarta que sea Espadas, que optará a las primarias de final de año para la secretaría general. Aseguran que no serán sanchistas destacados de los que llevan años enfrentados a la expresidenta, porque no concordaría con el mensaje de integración que quieren transmitir. Insisten además en que darán sitio en esa dirección a personas de la confianza de la todavía secretaria general.

Ferraz desembarca en Andalucía para reivindicar la victoria de Juan Espadas y el nuevo tiempo en el PSOE andaluz tras la derrota de Susana Díaz. La dirección federal está organizando varios actos en la comunidad andaluza. Superado el lance de las primarias, preparan además el camino para el congreso federal de octubre, al que Pedro Sánchez llegará sin contrapesos en su liderazgo orgánico y con más poder que nunca en el partido. El primero de los actos organizados desde Madrid será este domingo en Sevilla y reunirá a los alcaldes socialistas alrededor de la figura de Espadas, alcalde de la capital de Andalucía, la ciudad más importante en manos del PSOE.

Susana Díaz PSOE Pedro Sánchez Parlamento de Andalucía Consejo Consultivo Primarias PSOE
El redactor recomienda