Los candidatos del PSOE andaluz pasan de puntillas sobre los indultos del 'procés'
  1. España
  2. Andalucía
PRIMARIAS SOCIALISTAS

Los candidatos del PSOE andaluz pasan de puntillas sobre los indultos del 'procés'

Susana Díaz, Juan Espadas y Luis Ángel Hierro consiguen los avales para concurrir a las primarias y todos tratan de marcar distancias con Pedro Sánchez en una etapa complicada

placeholder Foto: La secretaria general del PSOE andaluz, Susana Diaz. (EFE)
La secretaria general del PSOE andaluz, Susana Diaz. (EFE)

La campaña de las primarias en el PSOE de Andalucía empieza formalmente el próximo domingo, aunque lleva ya muchos días en marcha, y este martes tres candidatos cruzaron el Rubicón de avales necesarios para concurrir a las elecciones en las que 46.577 militantes socialistas, según el censo oficial, elegirán el próximo domingo 13 de junio quién será el candidato a la Junta de Andalucía. En la carrera están Susana Díaz, Juan Espadas y Luis Ángel Hierro, profesor de universidad y el candidato menos conocido, aunque ya concurrió en 2011 y 2012 en primarias socialistas frente a Alfredo Pérez Rubalcaba.

Foto: Oriol Junqueras. (EFE)

En el momento de pulsar el botón de inicio, un asunto político monopolizaba el debate: los indultos a los políticos catalanes condenados por el ‘procés’, un asunto sobre el que el Supremo se ha pronunciado en contra este mediodía en un duro informe.

La concesión de los indultos es una cuestión complicada de digerir para los socialistas andaluces, que siempre han tenido una relación en España de fiel de la balanza con Cataluña y el PSC, y que saben que en el electorado del sur, un granero clásico del PSOE, ese tipo de debates generan rechazo. De hecho, Ferraz activó las primarias en Andalucía, tras casi dos años lidiando con las peticiones de los sanchistas y detractores de Susana Díaz, cuando sus sondeos internos alertaron de una caída de los apoyos en Andalucía y de un aumento del rechazo a Pedro Sánchez, de lo que culparon a Díaz, pero no leyeron como fruto de las políticas del Gobierno y de sus alianzas con los independentistas catalanes y vascos.

Foto: Susana Díaz y Juan Espadas, en una foto de archivo. (EFE)

Ferraz es consciente de lo que puede distorsionar un asunto de esta envergadura las primarias andaluzas. Cuando se pregunta a miembros de la dirección federal, aseguran que los indultos a los catalanes secesionistas no interferirán en las primarias porque la decisión no se tomará en el Consejo de Ministros hasta que se superen todos los trámites; y eso lo sitúa, explican, después del 13 de junio. Sin embargo, la controversia sí que ha estallado y acapara todo el debate político. El PP ya ha dejado claro dónde centrará su oposición, conocedor del rechazo y el coste que genera la decisión de los indultos en una parte importante de la sociedad española.

Mientras que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, proclamaba que “la venganza no es un valor constitucional”, caminando hacia la normalización de los condenados por el 1 de octubre, los candidatos del PSOE andaluz participaban en actos públicos obviando este asunto. No se sabe cómo lidiarán con este tema, aunque desde los equipos de los candidatos aseguran que intentarán no entrar en los indultos porque “nada tiene que ver con lo que se decide en estas primarias”.

"Nada tiene que ver"

Desde el entorno de Juan Espadas dejan claro que “un candidato a la presidencia de la Junta tiene que presentar un proyecto para su gobierno y para Andalucía”, así como “propuestas para recuperar” la Junta. Aunque admiten que se trata también de “fortalecer el PSOE andaluz, recuperar peso, uniendo al partido, apostando por la cohesión y la convivencia interna”, insisten en que eso, por ahora, no toca. “Hay que distanciarse de los temas que roban el protagonismo que ahora tiene que tener el debate de Andalucía, de esto va, no de Cataluña”, señalan fuentes de su equipo.

Foto: La candidata a las primarias del PSOE andaluz, Susana Díaz. (EFE)

Los candidatos en las primarias del PSOE señalan que no se ha pronunciado el Supremo, ni la Fiscalía, ni el Gobierno, y lo subrayan para intentar aplazar un debate que ya está abierto, porque la decisión de Pedro Sánchez de asumir el coste que supone dar esos indultos ante una parte de la sociedad ya está tomada, dejó claro en Bruselas.

Espadas, que presentó sus avales lanzando una foto de unidad con militantes que le dan su apoyo y que vestían camisetas declarando que en las primarias de 2017 apoyaron a Pedro Sánchez, Susana Díaz o Patxi López, en un mensaje claro de que él es la ‘tercera vía’ para superar aquella batalla interna, tiene por delante una campaña para demostrar que no es el candidato de Ferraz designado desde Madrid, como le reprochan sus adversarios. Cuando le preguntan de asuntos del Gobierno o temas nacionales, lo que ha tenido que afrontar en su reciente gira por los platós de televisión, intenta no profundizar. Ni defiende ni ataca al Ejecutivo de Pedro Sánchez y en esa especie de distancia se mantendrá, explican quienes participan en su campaña.

Foto: Susana Díaz y Juan Espadas. (EFE)

No es ningún secreto que durante las últimas municipales, en las que Espadas ganó con holgada mayoría un nuevo mandato en la alcaldía de Sevilla, el dirigente socialista marcó una clara distancia con el PSOE de Pedro Sánchez. Se le acusó de haber ocultado el logo socialista y de haber potenciado perfil propio, en un momento, mayo de 2019, en el que Sánchez trataba de formar un Gobierno con Podemos que conllevaba una complicada amalgama de partidos políticos, incluidos los independentistas catalanes y vascos. Espadas no ha arremetido contra los pactos con ERC o con Bildu, que siempre han inquietado a los socialistas más veteranos y desconcertado a un electorado como el andaluz, muy lejos de los discursos del independentismo catalán, pero tampoco cerró en su momento filas.

placeholder El candidato a la Secretaría General del PSOE en Andalucía Juan Espadas estrecha la mano de un afiliado en un acto en Granada. (EFE)
El candidato a la Secretaría General del PSOE en Andalucía Juan Espadas estrecha la mano de un afiliado en un acto en Granada. (EFE)

Sondeos como el último barómetro andaluz del Centro de Estudios Andaluces, algo así como el ‘CIS’ de la comunidad, dan cuenta de un asentado antisanchismo entre los ciudadanos de la región, preocupados por la “radicalidad” del Gobierno de la nación, al que un 69% reprochaba una gestión "mala o muy mala". Ante este tipo de cuestiones, quienes están en el puente de mando de las primarias dejan claro que estas son unas elecciones internas, un proceso orgánico en el que se pronuncian los militantes socialistas y que nada tiene que ver con una campaña de unas elecciones autonómicas.

La estrategia de Díaz

Ahora simplemente Espadas tratará de evitar ese debate porque sería, creen, “entrar en la estrategia de Susana Díaz”, a la que acusan de haberse convertido en oposición al Gobierno de PSOE y Podemos. Es cierto que la expresidenta de la Junta arrancó las primarias atacando decisiones como el cobro de peajes en las autovías o pidiendo autocrítica por el fracaso socialista en las autonómicas madrileñas del 4-M, aunque después la mayoría de sus mensajes internos evitan los asuntos que erosionan al Gobierno y se centran en defender “la libertad” del PSOE andaluz y de sus militantes y en pedir “respeto”, dando a entender que hay injerencias de Ferraz en el proceso y presentándose como víctima de quienes quieren echarla a "empujones".

Díaz no dijo nada sobre los indultos y desde su candidatura tampoco desvelaron por dónde irá su discurso. En boca de la secretaria general se han oído posiciones muy diferentes según el momento y su proximidad o no a la dirección federal y a Sánchez. En 2018, cuando las heridas de las primarias aún estaban abiertas, Díaz consideraba, en una entrevista en Telecinco, “un disparate” hablar de indultos a los políticos catalanes cuando aún estaba desarrollándose el juicio. Dos años después, ya en el inicio de 2021 y en una entrevista en TVE, fue mucho más moderada. Entonces, cuando ya se sabía que el Gobierno de Sánchez valoraba ese gesto y en campaña de las elecciones catalanas, Díaz declaró que confiaba “plenamente” en que la concesión de indultos por parte del Ejecutivo estaría “siempre sujeto” a la pretensión de favorecer “la reconciliación, pero cumpliendo con la Constitución y el Estado de derecho”. Apuntó que tenía la “tranquilidad” de que así sería.

Foto: La secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz. (EFE)

Díaz ha evitado estos meses desde su papel de líder de la oposición en Andalucía entrar al trapo al PP y Ciudadanos, que la han acusado reiteradamente de guardar silencio ante los pactos con ERC o Bildu para congraciarse con Pedro Sánchez y salvar su cargo en el partido. “Ni los votantes socialistas saben ahora mismo dónde está el PSOE”, repiten con fruición en las filas del PP, en un intento de atraer al electorado centrista que en algún momento escogió la papeleta socialista. Posiblemente el jueves, en el transcurso de la sesión de control al Gobierno en el Parlamento andaluz, el presidente, Juan Manuel Moreno (PP), vuelva a tirarle el capote para que se pronuncie sobre los indultos del 'procés'. No se sabe si Díaz será combativa con Sánchez o seguirá muda frente a ese tipo de acusaciones, que no es, ni de lejos, la primera vez que escucha.

La campaña ha comenzado con temas muy ‘calientes’ en el escaparate de la actualidad política y no se sabe cómo lidiarán con ellos los candidatos. El corte de los avales en esta ocasión no sirvió para medir los apoyos con los que parte cada candidatura, como ocurrió en 2017, cuando en ese punto se desveló que Pedro Sánchez competía con posibilidades frente a una Susana Díaz, que contaba con el apoyo de todo el aparato socialista. Ahora se fija un máximo del 4% del censo oficial, 1.863 avales. A ese tope y evitando la guerra de cifras llegaron Díaz y Espadas, mientras que Hierro pasó por los pelos: tras anular el comité de garantías alguno de los avales que llevó en papel y sumar otros conseguidos por correo electrónico, alcanzó el 2% mínimo necesario (932 firmas). Tampoco se sabe cómo afectará esta tercera candidatura y si restará votos a la renovación que postula el actual alcalde de Sevilla.

Susana Díaz Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Primarias PSOE Parlamento de Andalucía Tribunal Supremo Indulto PSOE Pedro Sánchez
El redactor recomienda