Los andaluces castigan la radicalidad de la política española y premian la moderación
  1. España
  2. Andalucía
EL CIS ANDALUZ

Los andaluces castigan la radicalidad de la política española y premian la moderación

El barómetro del Centra muestra cómo el 46% de encuestados advierte de que la crispación “no beneficia a nadie” y ve más polarización en la política nacional

placeholder Foto: El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. (EFE)
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. (EFE)

Andalucía se ha convertido en un oasis de moderación en medio del desierto de crispación que reina en la política española. El 46% de los andaluces lo tiene claro: la radicalización no beneficia a nadie. Frente a ese dato, el 12,1% cree que beneficia a los políticos en general y el 5,4% considera que quien saca tajada es Vox. Es uno de los datos que arroja el Barómetro Andaluz del Centro de Estudios Andaluces, un estudio de opinión realizado entre el 18 y el 25 de marzo para recoger la valoración de los andaluces sobre temas de interés social que atañen a la actual situación económica y política. Se han realizado un total de 3.600 entrevistas a mayores de edad.

Una de las razones de que que en Andalucía no estén los ánimos tan caldeados puede ser que el PP de Juanma Moreno no da miedo. Un 29 por ciento de los encuestados asegura que no le votaría nunca. Es el porcentaje de rechazo más bajo. PSOE, Cs, Vox, Adelante Andalucía y Podemos superan el 30 por ciento, y algunos, el 50. El presidente de la Junta ha apostado por la moderación y la transversalidad y, a tenor de los números de este barómetro, lo está logrando. Es llamativo el reconocimiento social de esta estrategia porque las entrevistas se hacen cuando Isabel Díaz Ayuso había convocado las elecciones autonómicas y se había registrado la moción de censura, finalmente frustrada, en Murcia, que radicalizó aún más el panorama político.

La encuesta, con una estimación electoral que da ganador al PP, a más de siete puntos de distancia del PSOE, pronostica la continuidad del Gobierno de Juan Manuel Moreno, que necesitaría el apoyo de Vox para reeditar su mayoría. También ilustra cómo se vive en plena pandemia el actual clima de polarización política. Los andaluces, eso sí, perciben mucha más radicalidad en la política española que en la andaluza, y es uno de los factores que más benefician al PP como opción ganadora de gobierno, según esta encuesta, que depende en última instancia del Gobierno andaluz y la Consejería de Presidencia.

Foto: El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla. (Fernando Ruso)

Cuando se pide a los andaluces que califiquen la política andaluza en cuanto a capacidad de consenso del cero (nula) al 10 (alta), la media es del 4,90. Igualmente, cuando se interpela sobre cómo es la situación política andaluza de nada radical a muy radical, la media es del 4,62. Estos valores medios evidencian que los andaluces creen que la política andaluza se salva de la polarización más extrema que sí perciben en la política nacional.

Son datos en las entrañas de una encuesta que otorga una valoración mucho más alta al Gobierno de Moreno que al de Pedro Sánchez

A este respecto, ante cuestiones similares respecto a la política nacional, la valoración es de 7,42, mucho más cerca de la consideración de que la clase política española está muy crispada, que se sitúa en el 10. La situación entre nada radical (cero) y muy radical (10) es calificada en el 6,37.

Son datos en las entrañas de una encuesta que otorga una valoración mucho más alta al Gobierno de Moreno que al de Pedro Sánchez. Como ocurre con el CIS, los partidos en la oposición aseguran que la cocina del Gobierno inclina los datos de forma favorable para los partidos en la Junta de Andalucía. Con todo, los valores son claros. Si el 38,6% señala que ve negativo el rumbo de la política andaluza, ese dato se dispara al 62% al valorar la política nacional.

Foto: Encuesta de intención de voto en las elecciones autonómicas andaluzas. (EC)

La gestión realizada por el Gobierno de PP y Cs en Andalucía es para un 29,9% buena, frente a un 31,1% que la tilda de mala y un 10,5% de muy mala. Si se pregunta por la gestión del Gobierno de PSOE y Podemos en España, el 13% la considera buena, frente a un 33,3% que la califica de mala y un 35,7% que directamente la señala como muy mala. La gestión de Juanma Moreno, según este barómetro, es buena para el 33,7%, mala para el 25,8% y muy mala para el 9,1%. En el caso de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, el 13,5% califica su gestión de buena, el 31,5% de mala y el 36,4% de muy mala.

El análisis del Gobierno andaluz subraya que estos valores confirmarían que el gran logro del PP andaluz ha sido eliminar el rechazo hacia su marca electoral, que durante años ha arrastrado en Andalucía, y que el presidente Moreno ha conseguido un perfil institucional que se percibe como poco radical y capaz de consensos, por lo que no motiva tampoco rechazos ni oposición frontal. Respecto a la situación política de Andalucía, el 29,1% de los andaluces la califica como buena o muy buena. Un 33,7% considera que el rumbo actual de la política andaluza es positivo para el futuro de la comunidad. En cambio, consultados sobre la política española, el 62% considera que su rumbo es negativo para el futuro de Andalucía.

Foto: El presidente andaluz, Juanma Moreno (d), junto al vicepresidente Juan Marín. (EFE)

Políticos anónimos

El sondeo de la Fundación Centra pregunta también por el grado de conocimiento de algunos dirigentes políticos con resultados sorprendentes, por el escaso índice de notoriedad. La más conocida es Susana Díaz (92,3%), seguida de cerca por Juan Manuel Moreno (91%) y Juan Marín (67,8%). La exlíder de Podemos Andalucía Teresa Rodríguez es un rostro conocido para el 56,6% de los encuestados. A partir de ahí, los índices se desploman. Por ejemplo, el 58% no conoce al portavoz de Vox en el Parlamento andaluz, Alejandro Hernández, el 68% no tiene ni idea de quién es Martina Velarde, la actual líder de Podemos Andalucía, y el 61% no identifica a la portavoz de Vox en el Congreso, Macarena Olona, que se baraja como candidata en unas autonómicas andaluzas. El 52,6% asegura no conocer a la actual ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno de la nación, María Jesús Montero, el 74,9% desconoce al diputado socialista Felipe Sicilia, que ha sido portavoz de los críticos frente a Susana Díaz en los últimos meses, y el 54,5% desconoce al actual alcalde de Sevilla y futuro candidato en unas primarias, Juan Espadas.

Foto: La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz. (EFE)
Susana Díaz se estanca: MJ Montero y Juan Espadas tienen mejor valoración
Isabel Morillo Itziar Reyero Gráficos: Marta Ley

Respecto a la valoración de estos mismos líderes políticos, Moreno obtiene un 5,64, Susana Díaz un 3,48, Juan Marín un 4,90 y Teresa Rodríguez un 3,58. Díaz recibe peor nota que sus rivales internos en las filas socialistas: Montero recibe un 4,02, Espadas un 4,76 y Sicilia un 4,08.

Al ser preguntados por quién prefiere que ocupe actualmente la presidencia de la Junta de Andalucía, uno de cada tres andaluces elige a Moreno (33,96%) frente a otros líderes de otras formaciones políticas. El 70,7% de los andaluces considera que no se deberían adelantar las elecciones autonómicas en Andalucía.

Más de la mitad de los andaluces, el 52,2%, cree que la vacunación masiva es la medida más urgente para salir de la crisis provocada por el coronavirus. Otro 15,7% considera que la medida más urgente es intensificar o aumentar las ayudas directas a empresas, comercios y autónomos. Sin duda, lo que más preocupa a los andaluces es el paro, que un 60,3% sitúa como el principal problema.

Barómetro del CIS Parlamento de Andalucía
El redactor recomienda