Moreno tranquiliza a los empresarios: "Andalucía será un refugio para la inversión"
  1. España
  2. Andalucía
ASAMBLEA DE CESUR

Moreno tranquiliza a los empresarios: "Andalucía será un refugio para la inversión"

Los presidentes de grandes compañías critican que, “a día de hoy, no sabemos a qué ventanilla del Gobierno acudir para los fondos europeos”

placeholder Foto: Juanma Moreno, flanqueado por los directivos de Cesur.
Juanma Moreno, flanqueado por los directivos de Cesur.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, acudió ayer a la clausura de la VI Asamblea de la Asociación de Empresarios del Sur de España (Cesur) para darles el mensaje que este colectivo llevaba toda la mañana reclamando: “Andalucía agotará la legislatura hasta diciembre de 2022”, lo que, a su juicio, supone que “Andalucía es un refugio seguro para la inversión y para la generación de riqueza, bienestar y empleo frente a la tormenta que existe en otros puntos de España".

El máximo representante de la Administración regional llegó al acto directamente desde el Consejo de Gobierno de los martes para anunciar el acuerdo que había firmado con su socio de Gobierno, Ciudadanos, con el objeto de evitar el terremoto político que ha sacudido el país y que ha elevado la tensión entre populares y naranjas a nivel nacional.

Foto: El presidente, Juanma Moreno (PP), y su vicepresidente, Juan Marín (Cs). (EFE)

"Somos un Gobierno de cooperación, moderado y donde existe estabilidad, colaboración y confianza. Andalucía y España necesitan tiempos de serenidad, de hablar y no chillar para generar seriedad, estabilidad confianza y así generar recuperación. Necesita momentos de aparcar diferencias y pensar en grande y con las luces largas porque vivimos un momento histórico que requiere de altura de miras", insistió.

Además, anunció que el lunes presentará un nuevo plan de ayudas directas para colectivos especialmente afectados por la pandemia, como comerciantes y hostelería, que lleva varias semanas negociando con empresarios y sindicatos, a la vez que volvió a reclamar al Gobierno central que para el reparto de las ayudas europeas use los mismos criterios de población, PIB y desempleo que aprobó la UE.

El presidente andaluz consiguió así calmar algo los ánimos que se vivían en esta jornada empresarial sobre “Los Fondos Europeos para la reconstrucción del sur de España”, y en la que todos los intervinientes mostraban su preocupación por la incertidumbre añadida al covid y a la crisis sanitaria que supone la nueva tormenta política nacional.

Así lo pusieron de manifiesto públicamente en una mesa redonda los presidentes de algunas de las principales empresas regionales: Ángel Haro, de la sevillana Prodiel (energías renovables); Dámaso Quintana, de la cordobesa Cunext (transformación del cobre); Ignacio Osborne, de la gaditana Osborne (alimentación), y Manuel Contreras, de la sevillana Azvi (construcción), que suman más de 2.500 millones de facturación.

Los empresarios reclamaron a los políticos que estén más pendientes de lo realmente importante en estos momentos, como es la salida de la crisis, que de sus batallas internas, y volvieron a lanzar una denuncia clara: “Hoy por hoy un empresario no sabe qué papel tiene que presentar y en qué ventanilla” para los famosos fondos europeos.

Ignacio Osborne recordó que “hay muy poco tiempo” para conseguir que estas propuestas se envíen a Bruselas y llegó a proponer un “ministerio o consejería de simplificación”. En ese sentido, Manuel Contreras lamentó que “un político crea que se mide su éxito por el número de leyes aprobadas, cuando debería ser al revés”, mientras que Ángel Haro denunciaba que la aprobación de una planta fotovoltaica puede llegar a tardar cinco años de burocracia por lo que ironizaba que “a veces, le pido a la Administración que mejor no haga nada y nos deje hacer a nosotros”.

El presidente de AZVI también criticó que el Gobierno siga sin modificar la Ley de Desindexación de la Economía Española que fija unos topes de beneficios para las empresas contratistas que está impidiendo la colaboración público-privada y la ejecución de inversiones millonarias en infraestructuras.

Por su parte, Dámaso Quintana también se refirió a la necesidad de que se potencie la fabricación de bienes de equipo aquí “y no dejarlo todo para Asia”. En ese sentido, recordó que el 1% del cobre mundial se produce en Andalucía, pero hace falta generar industria tractora para que el valor añadido se quede en esta tierra.

Contreras subrayó que en Andalucía no hay más de 20 empresas con más de 1.000 millones de euros de facturación, lo que calificó de “patético, porque lo que necesitamos son más de 100”. Osborne incidió en la necesidad de crecer reconociendo que “la facturación de mi empresa es solo un 10% del beneficio neto de mi competidor mundial, la multinacional Diageo”.

El presidente de la cordobesa Cunext Group, cuya facturación es superior a los 1.000 millones, también se refirió a la importancia de que empresas de su tamaño ejerzan su compromiso social para facilitar la recuperación y anunció que van a acelerar las inversiones previstas en su plan estratégico de 2025 a este próximo año y que también está creando una sociedad vehicular para participaciones accionariales.

Otro de los temas expuestos fue la necesidad del cambio de cultura en la sociedad andaluza para que los jóvenes dejen de querer ser funcionarios y sueñen con emprender. A juicio de Ignacio Osborne, “querer enseñárselo en la universidad es llegar tarde; cualquier padre sabe que tus hijos no te hacen caso a partir de los 15 años, por lo que deben aprenderlo antes”.

Tras la mesa redonda empresarial llegó el turno de la visión de la Administración regional, en la que participaron tanto la vicepresidenta y consejera de Hacienda de la Junta de Extremadura, Pilar Blanco-Morales (PSOE), como el consejero de Hacienda y Financiación Europea de la Junta de Andalucía, Juan Bravo (PP), quienes mostraron una gran afinidad hasta el punto de que el andaluz reconoció ante los empresarios que “Extremadura lo ha hecho mejor que nosotros en materia de energías renovables, gracias en buena medida a la labor de su vicepresidenta, y tenemos muchas cosas que aprender de ellos”. Ambos coincidieron en la necesidad de agilizar los trámites burocráticos para que las administraciones sean más ágiles y resolutivas. “Nunca ha habido tanto dinero sobre la mesa, pero hay que ejecutarlo”, sentenció Bravo, quien reconoció que la oficina andaluza de los fondos Next Generation “está un poco parada porque aún no sabemos cómo actuar”.

Previamente, intervino través de videoconferencia Inés Bardón, secretaria de Estado de Hacienda, quien destacó la importancia la doble dimensión, ecológica y digital, que han de tener las iniciativas que se presenten a estos fondos europeos. Bardón también ha definido a los Fondos Europeos como “la mayor oportunidad de la historia para transformar la economía de España”.

Por su parte, Daniel Calleja, director general del Servicio Jurídico de la Comisión Europea, destacó que: “Estos fondos tienen que acompañar inversiones de futuro, inversiones que puedan permitir a Europa recuperarse con unas condiciones sanas, estables, sólidas, y sostenibles”.

En esta jornada se procedió al relevo de la presidencia de Cesur, que durante los últimos tres años ha ejercido el empresario sevillano de la construcción Ricardo Pumar, propietario de la firma Insur (Inmobiliaria del Sur). En su lugar ha sido nombrado Juan Francisco Iturri, dueño de la firma del mismo nombre dedicada a la industria de Defensa (vehículos y vestuario).

La Asociación de Empresarios del Sur de España, CESUR, es una asociación sin ánimo de lucro que agrupa a más de 150 empresas, andaluzas y extremeñas, lo que la convierten en la mayor asociación empresarial por número de socios del país. CESUR aglutina, por volumen de facturación de sus empresas asociadas, la tercera parte del PIB de Andalucía y el 30 por ciento del PIB del sur de España (Andalucía y Extremadura).

PIB Pandemia Sindicatos Hacienda PSOE Paro Multinacionales Noticias de Andalucía
El redactor recomienda