"Hay que arriesgar más, apostar más... Es el momento de las ayudas directas del Gobierno"
  1. España
  2. Andalucía
Entrevista a Rogelio Velasco

"Hay que arriesgar más, apostar más... Es el momento de las ayudas directas del Gobierno"

El consejero de Economía de la Junta cree que es necesario intervenir ahora para salvar la economía hasta que lleguen los fondos europeos y apoya el debate sobre la semana laboral de cuatro días

placeholder Foto: Rogelio Velasco, consejero de Transformación Económica de la Junta de Andalucía. (EFE)
Rogelio Velasco, consejero de Transformación Económica de la Junta de Andalucía. (EFE)

El actual consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta de Andalucía, Rogelio Velasco, es catedrático de Economía y exprofesor de Emprendimiento en el IE. Cumple su segundo año en el Gobierno andaluz (fichado por Ciudadanos) con tanto empeño en transformar la región como poco interés en la política, salvo para llevar a cabo su hoja de ruta, que pasa por la simplificación de la burocracia para los empresarios en Andalucía. La pandemia lo ha trastocado todo, pero donde otros ven ruina él ve siempre una oportunidad.

PREGUNTA. La economía de Andalucía cayó en el "año covid" un 10,3%, siete décimas menos que la media nacional. ¿Eso es un consuelo?

RESPUESTA. Eso es lo que dicen los datos del INE. Hoy hemos conocido los datos de la Airef que varían levemente pero vienen a decir igualmente que el PIB de Andalucía cayó algo menos que el del conjunto del país, en torno a seis décimas. Ese dato de 2020 se debe sumar al de 2019, que nos indicó que Andalucía creció un 2,1%, una décima más que España. Por lo tanto, es el segundo año que crecemos algo más. Hay que ser prudentes pero creo que esos datos reflejan que empieza a manifestarse una mayor capacidad de crecimiento de la economía andaluza, un fortalecimiento y diversificación del tejido productivo regional. Sería una noticia buenísima de convergencia real hacia el conjunto de España.

"Empieza a manifestarse una mayor capacidad de crecimiento de la economía andaluza"

P. ¿Cómo es posible que Andalucía no haya caído más que el resto de España con su dependencia del sector servicios?

R. El sector servicios, tan importante en Andalucía, no solo incluye el turismo sino otras muchas ramas, desde peluquerías y gimnasios a servicios profesionales como abogados, asesoramiento, médicos, etc., que es cierto que tienen más importancia en Andalucía que en el resto de España. El comportamiento en su conjunto del sector servicios ha sido aquí menos malo que en el resto del país. Junto con ello, hay que tener en cuenta que la agricultura ha tenido un comportamiento magnífico, tanto la tradicional del olivar como la nueva agricultura de Almería, Huelva y la Costa Tropical de Granada y Málaga. La construcción también ha caído menos que en el resto de España. Y es verdad que el sector industrial ha caído más que en el resto del país porque incluye la energía, que no ha tenido un buen comportamiento.

P. Sin embargo, volvemos a alcanzar el millón de parados y nuestra tasa de paro está lejana de la española y de la UE… ¿Tenemos remedio?

R. Quiero ser optimista. Es cierto que el desempleo ha crecido y que la tasa de paro se encuentra como usted dice; pero en todos los ciclos económicos anteriores el empleo se hundía de una manera espectacular cada vez que caía el PIB, mientras que en esta crisis el aumento del paro ha sido menor. De todas formas, ahora hay que estudiar bien los datos para que no nos lleven al engaño, porque tenemos un muro de contención, que son los ERTE, que están manteniendo el empleo de una forma artificial, con casi 100.000 andaluces. Creo que es acertada la decisión de prorrogarlos hasta el 30 de junio porque este año la primavera, incluyendo la Semana Santa, no va a ser buena para el turismo, y después debemos ver cómo evolucionan la pandemia y la vacunación para tomar nuevas medidas.

"En esta crisis, la subida del paro en Andalucía está siendo menor que en otras caídas del PIB"

P. ¿Tiene evaluado a qué nivel de paro puede llegar Andalucía?

R. El año 2020 lo hemos acabado en un 22,7% de paro y nuestra previsión es que aún suba un par de puntos hasta final de año. Si esto fuera así yo firmaría ahora mismo, porque la incertidumbre económica es enorme y todo depende de cuándo tengamos esta pandemia controlada de una puñetera vez para que eso pueda insuflar optimismo tanto a las empresas, para que inviertan, como a las familias, para que gasten. Por eso, hacer previsiones sobre la tasa de desempleo es muy arriesgado.

P. El Gobierno central saca a debate la semana laboral de 4 días. ¿Qué opina?

R. Si eso sirve realmente para que se contenga la hemorragia del paro y contribuya a que el empleo se mantenga, sería favorable y sería positivo. Ahora bien, tendrían que ponerse de acuerdo patronal y sindicatos para ver qué niveles salariales se fijan, porque las empresas no están en condiciones para asumir una mayor carga salarial. Las ventas están hundidas para muchas empresas y no pueden tener más costes porque les daríamos la puntilla. Por eso, creo que podría ser positivo si es para mantener el máximo de empleo posible. Si antes ganaba 2.000 euros y ahora voy a ganar 1.500 tiene que ser a cambio de que se mantenga el empleo o se incremente en la empresa. En definitiva, sí a esa medida pero con cautela y un acuerdo sensato.

"La semana laboral de cuatro días es positiva si hay acuerdo entre patronal y sindicatos para que no suponga más coste para el empresario"

P. En el resto de políticas económicas, ¿también cree que está acertando el Gobierno central con sus recetas?

R. En el caso de los ERTE, digo tajantemente que sí. Es lo que se está haciendo en todos los países europeos, donde los fondos públicos para el mantenimiento del empleo han aumentado de manera enorme. En donde falta finura es en otras cuestiones: hay sectores enteros que están sufriendo la crisis con especial severidad y requieren un trato especial. Por ejemplo, el sector turístico necesita un plan de apoyo potente por parte del Gobierno central, que las autonomías podemos complementar, pero el grueso de las ayudas tiene que venir de los Presupuestos Generales del Estado. Es un tema urgente que en otros países ya han aprobado.

P. El presidente de los empresarios andaluces denunciaba hace unos días en El Confidencial que la segunda potencia turística mundial no tenga un plan de rescate. ¿A qué lo achaca?

R. El Gobierno ha ido dando pataditas adelante sin querer afrontar el problema por miedo a que la cantidad de recursos que prometa sean insuficientes. Pero ahora es el momento de ayudar a las empresas y de que el gasto público sirva para algo. No nos servirá dentro de seis meses cuando hayan cerrado los hoteles o desaparecido las empresas del sector. Países liberales en políticas económicas como Alemania, Reino Unido, Holanda... todos están poniendo en circulación unos recursos públicos enormes. España es el segundo país de la UE donde menos recursos públicos se están poniendo para combatir la crisis, según el Banco Central Europeo. Tenemos que salir de ese furgón de cola. Apostar más, arriesgar más… Cuando vuelva la situación económica a la normalidad, será el momento de ir retirando las ayudas poco a poco y generar superávit público para pagar la deuda que se está emitiendo.

"España es el segundo país de la UE que menos recursos públicos pone para salir de la crisis"

P. Los empresarios piden ayudas directas. ¿No son suficientes los avales y créditos ICO?

R. Es el momento de más ayudas directas. Los empresarios se ven estimulados a pedir créditos ICO si ven que hay un panorama positivo dentro de seis meses, pero ahora mismo no hay nada de eso y lo que ven es una tercera ola de la pandemia. Entonces piensan "no me voy a endeudar porque dentro de unos meses voy a tener que hacer frente al pago de unos préstamos ICO para los que no voy a tener recursos y voy a ir a concurso de acreedores…". La única vía para reanimar la actividad económica es una intervención directa con ayudas a fondo perdido, posponiendo pago de impuestos y de las cuotas de la Seguridad Social de autónomos y empresas que aligere la carga contributiva que soportan. Se trata de echar el resto ahora y esperar a que la actividad económica empiece a reanimarse en el segundo o tercer trimestre.

P. ¿Qué espera de los fondos Next Generation?

R. Esos fondos no van a llegar, al menos, hasta la segunda mitad de este año. No van a servir para la reactivación de la economía en el corto plazo. Son fondos que están pensados para el panorama a medio plazo. Pueden contribuir enormemente a dos ejes fundamentales para la economía andaluza y sus empresas. El primero es la digitalización entendida no solo en la extensión de la tecnología 5G y la fibra óptica (donde ya estamos por delante de países europeos como Alemania o Francia) sino referida al uso intensivo de las nuevas tecnologías digitales para las empresas tanto del sector industrial como las de servicios. El segundo eje es todo lo relacionado con el medio ambiente. El planeta se está deteriorando a un ritmo considerable, no podemos permitir que siga así y ya estamos llegando tarde para evitar algunas consecuencias irreversibles. Me gusta el mensaje de la UE de que esto es absolutamente prioritario. Ahí se abren muchas posibilidades para las empresas españolas, y para las andaluzas en particular, que tenemos que aprovechar para contribuir a la transformación del tejido productivo.

"Los fondos Next Generation no llegarán, al menos, hasta el segundo semestre del año"

P. Otro sector estratégico para Andalucía es el aeronáutico…

R. Es otro de esos sectores que requiere ese apoyo directo del que hablaba y que es estratégico no solo para Andalucía, con sus polos de Sevilla-Cádiz, sino también para Madrid, Castilla La Mancha, Castilla y León y País Vasco. Es un sector que genera nuevas tecnologías, con un I+D extraordinario y con empleo de calidad mejor pagado. El valor agregado por trabajador de este sector es tres veces superior a la media, lo que implica mayores beneficios para la empresa y mayores salarios. Si desaparece una empresa aeronáutica ahora es más difícil que se cree otra, que requiere tecnologías muy avanzadas y mano de obra muy cualificada, para competir con las principales empresas del mundo.

P. Pero el Gobierno ha aprobado esta semana un plan para este sector. ¿No le parece suficiente?

R. Es un primer paso. Creo que el sector va a necesitar más apoyo, pero bienvenido sea. Espero que se inicien esos pasos para que el sector reciba cuanto antes las ayudas que le permitan sobrevivir tanto a las empresas tier 1 (los grandes proveedores de Airbus o Boeing) como las empresas tier 2, que se encuentran con una mayor vulnerabilidad. Es el momento de esos fondos directos y estar continuamente monitorizando el sector, algo que no es complicado porque no son muchas empresas, aunque son estratégicas. En Andalucía solo hay 160. Son empresas rentables en situación de normalidad y no hay empresas zombis.

P. El Plan estratégico regional para este sector sigue sin presentarse. ¿Por qué?

R. El covid ha retrasado su presentación pero dentro de muy pocas semanas va a ser aprobado por el Consejo de Gobierno.

P. ¿Qué puede avanzar de su contenido?

R. El Plan tendrá dos ejes fundamentales. El primero es el apoyo al I+D. Es un sector en el que es absolutamente fundamental que las empresas dediquen buena parte de sus beneficios a las actividades de investigación, desarrollo e innovación porque es un sector donde el cambio tecnológico es continuo. El segundo eje será para implantar planes de formación potentes. El sector se enfrenta a una transformación tecnológica muy profunda y hay que estar preparados para la revolución de lo que viene (desde la huella de carbono cero a energías nuevas como el hidrogeno verde, por ejemplo).

"El Plan aeronáutico andaluz apostará por la inversión en I+D+i y en planes de formación"

P. El pasado año, usted impulsó un gran decreto de simplificación administrativa en la Junta de Andalucía. ¿Es pronto para preguntarle cómo va su aplicación y si está funcionando?

R. Lo que hicimos el año pasado fue suprimir o dejar en la mínima expresión 100 procedimientos administrativos distintos. Esto se está evaluando, se está revisando y se va a ampliar para quitar más. Le recuerdo que hay hasta 872 procedimientos que estamos analizando, así que hay mucho campo en el que avanzar. Sigue siendo fundamental mejorar la relación entre la Administración y los administrados para facilitar la inversión en Andalucía.

P. Ahora ha impulsado una gran agencia pública, Andalucía TRADE, que fusiona cuatro entes públicos ya existentes. ¿Cuál es su objetivo?

R. Seguir avanzando en esa idea de tener una Administración más ágil, más ligera para acelerar las inversiones empresariales. Es una ventanilla única que va a ser muy importante para Andalucía. La Agencia Pública Empresarial para la Transformación y el Desarrollo Económico de Andalucía (Andalucía TRADE) unirá la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), la Agencia Andaluza del Conocimiento (AAC), la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda) y la Fundación Andalucía Emprende.

P. Esas empresas fusionadas forman parte de la "Administración paralela de la Junta" que este Gobierno prometió cerrar y que llegó a calificar de "chiringuitos". ¿Por qué ese cambio?

R. En primer lugar, la simplificación del sector público andaluz lo estamos haciendo desde hace dos años. Se han cerrado ya 48 entes de distinta naturaleza porque no tenían razón de ser o actividad, y otros en los que participaba la Junta. Vamos a dejar en la mínima expresión la actividad pública empresarial. En este caso de Andalucía Trade, hemos de decir que en estos momentos las relaciones de las empresas con la Administración andaluza son complejas. Por eso, se trata de crear ahora una gran ventanilla única que aglutinará toda la actividad de apoyo al sector empresarial para favorecer la transformación económica, la promoción de las inversiones, la internacionalización, la innovación, el fomento de la I+D+i, la transferencia de conocimiento, el emprendimiento y el autoempleo.

P. Pero unas empresas públicas que ustedes han criticado abiertamente por su ineficacia, ¿las pueden convertir ahora por su fusión en la gran agencia de vanguardia y agilidad que nos cuenta?

R. Nosotros creemos que sí. La reorganización que se va a llevar a cabo va a mejorar la eficiencia, utilizando menos recursos, y va aumentar la eficacia, es decir, el impacto sobre la economía. Ahora son empresas públicas que están descoordinadas y separadas pero tras su unión van a crear sinergias que las harán más eficaces para prestar servicios que hoy no podemos.

P. ¿Como cuáles?

R. Por ejemplo, vamos a lanzar herramientas financieras potentes para proyectos de grandes empresas que deseen invertir en Andalucía que hasta ahora no teníamos. También vamos a potenciar los nueve parques tecnológicos que hay en la región, como el de Cartuja de Sevilla o el Málaga Tech Park para atraer esas inversiones de fuera o de los propios emprendedores andaluces. Vamos a facilitar mecanismos para todo eso. Hay un margen muy grande de mejora desde el punto de vista de la Administración.

"Vamos a lanzar herramientas financieras potentes para proyectos de grandes empresas"

P. Extenda es un ente pequeño pero de gran prestigio empresarial. ¿No puede quedar lastrada o diluida en esa macroagencia con 1.400 empleados y 350 millones de presupuesto?

R. Todo lo contrario. Extenda es uno de los pilares fundamentales para promover el crecimiento de la nueva economía andaluza. Si algo vamos a hacer, es fortalecerla en Andalucía Trade. Vamos a seguir buscando nuevos mercados, potenciando la internacionalización de nuevos productos, de nuevas empresas exportadoras estables…

P. Ayer se aprobó la transferencia a la Consejería de Hacienda de la empresa pública Veiasa, encargada de las ITV y objeto de deseo por parte empresarial. ¿Por qué ese cambio y qué va a hacer la Junta con ella? ¿La va a privatizar?

R. En estos momentos no está en la agenda de este Gobierno privatizar Veiasa, en absoluto. No quiero hacer futuribles y no sé lo que pasará el año que viene. Pero si miramos alrededor, hay pocas empresas públicas que hagan este servicio en España. No creo que sea misión de un Gobierno ponerse a inspeccionar vehículos sino suministrar salud, educación, pensiones, infraestructuras, etc. Para el resto de servicios, lo lógico es que haya un concurso competitivo al que se presenten las empresas especializadas de ese sector y que gane la mejor. Lo que sí depende de los gobiernos es establecer un marco regulatorio adecuado que explote el negocio.

P. Hay miles de conductores andaluces circulando con la ITV caducada por la lentitud de este servicio con el protocolo covid. ¿Cómo lo van a solucionar esas listas de espera interminable?

R. Hemos puesto los medios a través de contrataciones extraordinarias para que la lista de espera que hay ahora para las ITV vaya reduciéndose progresivamente como ya está ocurriendo. Las inspecciones de vehículos se vieron interrumpidas durante el estado de alarma, ya que el Gobierno no la consideró actividad esencial, lo que provocó una acumulación de tareas. Con el fin de regularizar y normalizar esa situación, la empresa prevé continuar con este proceso de refuerzo en la dotación de personal, de forma que, a corto plazo, esa cifra se pueda incrementar y alcanzar las 280 incorporaciones para poder llegar hasta un total de 443 contrataciones dirigidas a cubrir los picos de mayor demanda.

Pandemia Agricultura Málaga Desarrollo económico Sector público Sector industrial PIB
El redactor recomienda